Blogs

Archivo de la categoría ‘champions league’

El Madrid en un pim, pam, pum

Jueves, 24 Abril 2014

 Benzema-celebra

“Tener la posesión no significa nada”. Franz Beckenbauer volvió a recordar a Pep Guardiola que el Bayern no es un banco de experimentos. No en un club que ha aplastado enemigos como Atila mediante el temido rodillo alemán. Hace semanas que el kaiser y Oliver Kahn, gurús de Munich con licencia para dar palos, sospechan de la revolución renacentista que pretende implantar el técnico catalán. “El fútbol alemán ataca como un ejército de panzers blindados: seguros atrás y a cañonazos arriba”, dice el gran Bodo Illgner, ex campeón alemán en Italia 90. La pulcritud del exitoso estilo Guardiola colisiona con la cuadriculada mentalidad alemana que concibe este deporte como un juego de artillería por tierra, mar y aire. Anoche, el Bayern recordó durante un puñado de minutos al Barça cuasi perfecto, mareando el balón de un extremo del campo a otro, pero con un pequeño gran matiz: no encontraba un plan de ejecución. Ancelotti aprovechó la ocasión para reivindicar su vena italiana y dibujó en su pizarra una telaraña en la que todos los futbolistas del Bayern quedaron atrapados, incluido un Robben al que Coentrao y su ayudante de turno (Xabi, Modric o el generoso Isco) le soltaron un poco de correa para luego apretársela. La victoria táctica de Carletto le da curriculum contra quienes le habían acusado de entrenador inerte que arenga a su vestuario con un simple ‘ jugar como sabéis’. A Del Bosque también se le acusó de esa supuesta apatía en su etapa merengue.

El Madrid se ha sacudido ese reciente tópico de que no ganaba a un gigante europeo desde hacía siglos y a la vez ofrece otra corriente artística a la exaltación del ‘tíqui taca’: contraatacar en un pim, pam, pum. Manolo Sanchís defiende hasta la saciedad la  ”posesión efectiva”,  tocar el balón para lanzarlo vertiginosamente a la portería; y en esa especialidad, los madridistas han patentado el libro de estilo. Jugadores como Cristiano, Bale, Di María o Benzema son guepardos que necesitan la pelota en carrera, su ergonomía está hecha para trenzar jugadas en un par de garabatos. Ni Mourinho en el pasado, ni ahora Ancelotti ni quien venga en el futuro necesita un delantero centro rematador ni inventar ‘falsos nueves; el Madrid se ha buscado un modo de vida espídico, siempre volando de un lado a otro del césped.

Pero, sobre todo, la descomunal generosidad en el esfuerzo de los blancos les otorga un papel hasta ayer sólo atribuido al señor equipo de Simeone. Como Los Vengadores en la película,  el Madrid ha comprendido que no puede vivir del chispazo de sus estrellas, debe unir las fuerzas de todos sus súper héroes  si quiere salvar al madridismo. Y a tenor de lo ocurrido en el Bernabéu, tiene los mismos quilates un disparo de Cristiano, una internada de Coentrao, anoche súblime, o un despeje de Pepe. Todo sumó para ganar el primer asalto entre las dos grandes moles del continente. Si el Bayern se mueve por el ring con el garbo de Apollo Creed, los blancos ofrecen el aguante de Rocky y su pegada de pocos golpes pero directos a las costillas. En el Allianz Arena sucederá la misma historia, con los bávaros buscando grietas y el Madrid escondido en la guarida en busca de una mordedura mortal. Entonces, Guardiola quizá se dé cuenta que a su nuevo público le impacienta demasiado llevar la pelota hasta la misma raya de gol. Beckenbauer dixit.