Blogs

Archivo de la categoría ‘forlan’

Atlético lampedusiano

Jueves, 23 Junio 2011

gil.jpg

“Cambiar todo para que nada cambie”…el autor de El Gatopardo,  Giuseppe Tomasi di Lampedusa, bien podría haber escrito el incierto devenir del Atlético de Madrid. Su máxima afloró ayer en los despachos del Vicente Calderón, en otra reunión estrambótica cuyas conclusiones todavía enredan más la gestión del club. A Enrique Cerezo se le pide que deje de salir a la palestra por convertir cada charla en un pitorreo y su misión pública se ajustará  a actos institucionales tipo RFEF, UEFA y si cae alguna audiencia de Zarzuela, mientras que Gil Marín ostentará todo el poder, tendrá la última palabra en fichajes, ventas y el negocio general del club. Así que sólo Caminero y Manzano aparecerán en los medios, junto a los jugadores. El planteamiento es limpio, pero es poco creíble que Cerezo se vaya a alejar de las cámaras y micrófonos; obviamente, siendo el dueño número dos, la fama del mundillo es demasiado tentadora como para desaparecer sine die.

Al menos, la reflexión vino de dentro: el tercer máximo accionista del club, Fernando García Abásolo, habló claro en la COPE después de su pequeña subversión en el consejo de administración….”propuse que Gil Marín o Cerezo, uno de los dos, asumiese todo el poder”. Sin bicefalia. Porque aunque Cerezo se lo toma como una chorrada, la opinión pública y, sobre todo, la afición, dudan si el presidente lo es sólo por cargo honorífico o realmente pinta algo en el mando ejecutivo. La sensación es que Gil Marin actúa con o sin sentido en la sombra, y Cerezo vale para intentar justificar los eternos despropósitos del Atlético: el problema es que casi nunca los aclara porque, sencillamente, casi nunca sabe nada o eso dice. Po eso, Tomás Guasch, con su atinado gracejo siempre le saca lo de “Pero, ¿usted es presidente del Atlético de Madrid o del Orihuela? Y como todo huele a sainete allí dentro, al presidente pues no se le toma en serio. Quizá por eso, Abásolo amagó con dar un puñetazo en la mesa. Puede que no sea el último, aunque sí ha sido el primero. Buen indicio, pero con el Atlético siempre hay que estar en guardia.

Y después viene la traca de las salidas…Ujfalusi se ha esfumado en un pispás, Reyes y Forlán seguirán recibiendo ofertas tan tentadoras como la del Galatasaray y el efecto Kun ha perdido la chispa con la que encendió este mercado veraniego. Al final, puede que Agüero se marche a la Juventus en reconstrucción, ya que el Madrid se ha enomarado de Neymar, el Barça ignoró al argentino hace tiempo y el Manchester City tiene preparado el talón los ceros de los 40 millones por Alexis Sánchez, éste tan cerca y tan lejos del Barça. O puede que Agüero tenga que tragar quina y voltear demasiados ‘me quiero ir’. Caprichos del fútbol. El trasfondo del batiburrillo es curioso: ¿por qué el Atleti intenta deshacerse de sus estrellas? La urgencia de tesorería es evidente, pero si la consigna errónea continúa siendo la de vivir como el tercer equipo de España, no se entiende el poco mimo a los jugadores diferentes:

-Pretemporada de 1998…..Christian Vieri empieza su segundo curso colchonero después de haber sido pichichi el año anterior. El problema es que el Atlético ficha a Arrigo Sacchi de entrenador y su disciplina militar no contempla los desmanes del delantero italiano. Al final y a pesar de la sintonía entre Jesús Gil y Vieri, éste se marcha al Lazio previo pago de 4.200 millones.

-02 de septiembre de 1999 …Juninho, que deslumbró en el primer año hasta que Míchel Salgado le rompió el tobillo, pide salir del club…”Me voy con la idea de quedarme en el Middlesbrough. No pienso regresar al Atlético para vivir el mismo culebrón. No pienso vivir otro año sin jugar”. Tal fue la huella de Sacchi en Vieri y Juninho, los dos grandes activos que harían olvidar las reminiscencias de Futre y Schuster.

- Verano del 2007…El caso de Fernando Torres fue diferente. Se marchó porque el club de sus amores no aspiraba a nada. Y también porque no tenía acompañantes de cartel.

Ni siquiera el Atlético sabe si Agüero y Forlán vestirán de rojiblanco la primera jornada. Por el momento, la dirección se ha preocupado más de fichar gente trajeada que de traer a Borja Valero o guardar en la recámara un delantero que pueda mitigar la posible salida del Kun. Pues eso, otra reunión en la cumbre para el mismo Atlético lampedusiano, todo cambia…para nada. 

De Gea, Forlán, Kun…¿pero quién se queda?

Mircoles, 13 Abril 2011

de-gea1.jpg 

Un inciso: ¿Y si a Messi le dan el Balón de Oro 2011? Pues también lo habrá merecido. Lo ganó en la última edición, cuando España clamaba por Xavi o Iniesta, y al ritmo que el argentino mete goles no habrá muchas dudas para que repita…faltan los títulos de turno, claro. Pero él es el rey de la regularidad (al fin y al cabo es lo que debería contar): lleva 48 goles en ¡50 partidos! y además, es el máximo goleador para la Bota de Oro. Hay que remontarse a instantáneas en blanco y negro para rescatar a otro jugador que logró una bestialidad semejante: Telmo Zarra con el Athletic hace justamente sesenta años. Y para no atiborrarnos de más alabanzas, es una pena que no haya Mundial este verano; es la némesis que le queda por superar. Andrés Gimeno, excampeón de Roland Garros, me dijo una vez que todo lo que no fuera ganar para Roger Federer olía a fracaso. A Messi habría que aplicarle el mismo rasero, porque como se le ocurra bajar el pistón algún día, florecerán las sospechas. Y eso es muy injusto.

También es injusto que el Atlético haya moldeado a David De Gea para que el Manchester United se lo lleve blandiendo un talón por veinte millones en las narices de Gil Marín. Pero es lógico que el portero quiera firmar el contrato de su vida, aunque a tenor de las palomitas del cuarentón Van der Sar, Ferguson tiene la portería asegurada un par de años más. De todos modos, la hinchada rojiblanca no debería cabrearse: De Gea no ha disimulado en público su corazón atlético (“que estén tranquilos, llevo el club muy dentro” 23/11/10) pero ya se sabe que la idiosincrasia del club entiende de masoquismo hasta cierto punto. Fernando Torres también quería levantar copas y…perdón, creo que no he atinado bien con el ejemplo. El caso es que el Atlético ya ha activado el rastreador de sustitutos y suena con fuerza el parapenaltis Diego Alves, quien tiene un acuerdo personal con el Valencia porque el Almería lo quiere vender al mejor postor este verano. Pero me cuentan en el club que Joel, suplente de De Gea, es buenísimo hasta el punto que en la cantera mostraba más desparpajo. Sólo le falta una oportunidad para empezar carrera en Primera.

Para mayor escarnio, Forlán se ha hartado de su penitencia en el banquillo y el mercado huele más carnaza en el Manzanares. Diego Costa está sepultando por méritos propios la posible reválida del uruguayo, que en un año ha pasado de ser glorificado a defenestrado: ganó el ‘doblete’, se salió en Sudáfrica pero volvió medio fundido medio lesionado. Obviamente, le ha pasado factura. También Agüero levantará rumores, aunque este serial es prime time en el Calderón cada verano, ¡a ver que ‘megaoferta’ le seduce esta vez! Gil Marín está en Nueva York buscando nuevos patrocinadores (el próximo estadio exige exprimir nuevas vías de marketing) y si su poder de convicción cala en La Gran Manzana, quizá al Kun le monten un equipo más o menos solvente. Y también a Reyes.

Los tres o cuatro amagos al realista Martínez son el mejor y único anestésico a tanta lamentación. Si Ronaldo se quedó flipado no con Zidane o Figo sino con Guti, seguro que ningún compañero de Reyes apostaría por otro que no fuera él. La historia es la de siempre: hacen falta ver un buen puñado de partidos para asistir a un regate tan magistral. Guti dejó un tacón inolvidable en Coruña y salió del Madrid; Reyes se ha creído Garrincha y quizá ahora, en su fugaz esplendor, sea el momento de sacarlo a otro equipo. Recemos para que Gil Marín vuelva del otro lado del charco con buenas noticias.  

¿Forlán al Madrid? No creo que quiera él

Mircoles, 10 Noviembre 2010

1288968176_0.jpg

¿Forlán al Madrid? Lo que les faltaba a Higuaín, Benzema y Agüero. MARCA anuncia hoy el posible fichaje del uruguayo, que llegaría … para jugar en el banquillo, intuyo yo. Tiene gracia la historia porque el Madrid sí ha confesado más de una vez que Forlán fue un objetivo preferente durante el verano en el que acabó viniendo Benzema. Pero el uruguayo se ha hecho mayor y, a pesar de su extraordinario físico, su pegada ha envejecido; quizá sea por el estrés que le provoca arreglar casi siempre los entuertos de sus compañeros. Encima, todavía no le ha cogido el gustillo ni a la temporada ni a su compi Agüero. Es por ello, que el equipo está dando bandazos considerables en este arranque.

Forlán acabó empachado de Mundial. Tanta loa acabó extenuándole hasta el punto que no pudo disfrutar de un verano relajado. Obviamente, debía atender a los ‘ofertones’ del mercado. Pero no insistió mucho con sus pretendientes, debió pensar que la Europa League era la premonición de una etapa trufada de copas. Quienes no pensarán lo mismo serán los directivos, que habrán visto la oportunidad de equilibrar un poquito la balanza de pagos a cambio de un tío del que no esperan mucho más. Claro, les queda el Kun, otro que necesita espabilar con inminencia. Porque, aunque parezca extraño, la fragilidad del equipo este año viene de la delantera, no de sus defensas, que también han hecho de las suyas.

Entonces, supongamos que Forlán termina en el Madrid. Allí el cupo tiene overbooking. Cristiano es el delantero centro fantasma: juega inclinado en la izquierda, pero se atiborra a goles como si fuera el último jugador. Higuaín ha aprendido a marcar en partidos con cierta enjundia, como el de San Siro, y pronosticará más de veinte. Y Benzema merece el indulto de Mourinho; ha jugado más avispado en un puñado de partidos que en toda la temporada anterior. En el Madrid confían en él, de momento.

O sea que dudo que Forlán quiera exprimir sus últimos resuellos desde un banquillo. No obstante, a lo mejor vuelve a engatillar unos cuantos balones más y coge la racha estratosférica que le obsequió con la Bota de Oro. Aún así, debería agotar su carrera en un club que le prometiera de inicio ciertas bulas. En el Madrid podría desesperarse. Y no lo digo por la edad, porque si existe un émulo de Van Nistelrooy, quien marcó de todos los colores cumplidos los treinta, es precisamente el uruguayo. Pero en aquel Madrid, Ruud fue fichado para golear por delante de Raúl y Robinho. Hoy nada es igual.

Tocaba hablar del Atleti, ¿no?

Lunes, 6 Septiembre 2010

14.jpg

Me piden que haga un pequeño guiño al Atlético y pido perdón por la tardanza, sin duda se lo merece. Habría que frotarse los ojos para creerse cómo ha arrancado la temporada. Lo normal habría sido mandar a paseo al equipo después de un par de citas inaguantables; pero, no, atrás parecen haber quedado los proyectos verbeneros y ruinosos de Jesús Gil. El club ya no cambia docenas de jugadores por año; ahora los directivos se molestan en reunirse antes de verano (por lo menos una vez) y escudriñar qué vale y qué es desechable. Bien por el Atlético.

La confianza en Quique es lo mejor que ha podido gestionar Cerezo o Gil Marín, quizá al alimón. El míster llegó a las pocas jornadas del año pasado, cuando la descomposición prematura de la plantilla intuía una catástrofe de proporciones bíblicas. Quique no sacó conejos de la chistera, sino que su sentido común en una casa de locos revirtió una situación casi irreversible, ese estatus quo al que se suele resignar el Atleti.

Para el 2010-2011 continúan los mismos, antes criticados (como todos los que pasan por ahí) y ahora indispensables para las necesidades del club. La clasificación para Champions debe ser el único propósito de la temporada; después, lo podrán hacer bien o mal en Copa y Europa League, pero no dejará de ser residual. El Atlético no puede acostumbrar a su afición a UEFAS. Siempre dejará mejor sabor de boca un papel protagonista en el torneo de los mayores.

Por supuesto, no olvido felicitarles por la Supercopa europea. Como dijo Guardiola, este tipo de torneos son la prueba irrefutable de que las cosas se han hecho bien. Y por una vez en muchísimos años (casi desde el doblete), el Atlético ha antepuesto la cordura futbolística y empresarial a anomalías tipo ‘Pato’ Sosa, Richard Núñez, Venturín o exhibir títulos de pelis como Este poli es un panoli en sus camisetas. Esa imagen de chiste también parece haberse esfumado.

También espero que sigamos dando la vara con los debates de Forlán y su posible Balón de Oro, o las tropecientas ‘novias’ que salen a concurso cada verano para llevarse a Agüero. Tales gestos engrandecen y a la vez van mudando la reputación de la entidad. Y vale que Barça y Madrid se mantiene a años luz (el dinero es el dinero), pero un mínimo de constancia, alejada de la vehemencia con la que siempre ha actuado, puede llevar al Atleti a luchar por alguna Liga, quién sabe.

El caso es que el pistoletazo de salida ha sido impecable: un repaso estelar a un abusón como el Inter y un entrenamiento holgado con los del Sporting. Pero, por si acaso, seamos un poquito escépticos, el Atleti es…el Atleti.

 

Final incierta

Mircoles, 19 Mayo 2010

Quique Sánchez Flores no esperaba que el Comité hiciera la vista gorda con Negredo. Son cosas del fútbol y de la camaradería entre organismos federativos y clubes importantes. Del Nido ha metido el suyo en primera línea y, por tanto, goza de ciertas bulas de los que mandan. Pero, en fin, al margen de que a Negredo le hayan absuelto tras cagarse en uno de los linieres del Almería-Sevilla, el Camp Nou será el anfitrión de una de las finales más inciertas que se recuerdan. El Sevilla tiene más aplomo en citas de este calibre (la evidencia la puso Juande Ramos), aunque es el Atlético el que acaba de salir airoso de una.

Los rojiblancos han ido a por la final de Copa y ahí están. Con un camino más o menos expedito en el que sólo tuvieron que emplearse a fondo para remontar un 3-0 al Recreativo, se plantan en Barcelona con mucho que ganar y poco que perder. Nadie les reprochará nada si no alzan la Copa, la afición ya está contenta con la Europa League en una temporada que se intuía miserable.

Quizá sea la última oportunidad para saborear el dúo de pícaros Forlán-Agüero, porque mucho tendrían que cambiar las circunstancias actuales para que el Kun no sea seducido por el porrón de ofertas multimillonarias que se han presentado en el Calderón. Pero, quedémonos en la final de hoy, en la que el Kun quiere salirse, tal como lo hizo Forlán en Hamburgo. La gracia del partido la ponen ellos dos: Agüero intentará poner patas arriba a la defensa hispalense con quiebros, fintas y regates cerrados, mientras que el uruguayo tendrá armado el fusil cuando su socio le dé la asistencia perfecta. No me olvido de la versión mejorada de José Antonio Reyes. Su finura en el ataque servirá  como tercera distracción para el enemigo. Y es que viendo la munición atlética, es una pena que en la Liga no hayan apuntado mejor. En fin, es el Atleti, qué os voy a contar.

Sevilla entera se ha cruzado la diagonal de España para aterrizar en La Diagonal de Barcelona. Su clasificación agónica para la previa de Champions salva otro año prolijo. Una plaga tremebunda de lesiones ha dejado cojo al equipo desde pretemporada y la permanente sospecha sobre Manolo Jiménez, dejaron al equipo al borde del KO. Pero fue llegar Antonio Álvarez y los jugadores han recuperado la cordura con un juego sencillito y muy práctico. Hoy no jugará Luis Fabiano, el aguijón del Sevilla, pero sí estarán Kanoutè, quien ha vuelto a coger la forma, y el perdonado Negredo. Tampoco me olvido de Jesús Navas y Capel, las balas de las bandas que, presumiblemente, se van a divertir con Antonio López y Ujfalusi respectivamente.

Por cierto, tendría bemoles que los sevillistas no salieran como gladiadores esta noche, toda vez que fueron ellos y sólo ellos quienes se cargaron al todopoderoso Barcelona con doble oportunidad. Es lo menos que les exigen cuarenta mil tíos que se han tragado más de mil kilómetros en un día laboral.

La vuelta de un grande

Jueves, 13 Mayo 2010

bc6371ec4a6557acffd74471672a3ecc_extras_albumes_0.jpg

Pues sí, la vuelta de un grande que nunca debió desvanecerse…o inmolarse, como le ha sucedido esta década. Pero eso es historia; el presente, éste, aguarda un futuro muy jugoso para la entidad que dejó de creerse importante. Hasta anoche todo eran desarraigos, resignaciones y harturas. Quizá suene exagerado, pero la final de Hamburgo ha cambiado la contemporaneidad del Atlético o, por lo menos, es un grato indicio. También lo fue el ‘doblete’, aunque aquello vivió y murió en un solo año. Y no lo digo por la victoria en sí, una UEFA maquillada, sino por la sensación de que con buen gusto y a conciencia, los mandamases pueden armar un equipo con cositas para pugnar por más Copas, Ligas Europeas o puestos de Champions.

En un santiamén Quique Sánchez Flores ha inculcado sus chicos un nuevo talante, el de unos jugadores que debieron ver hace tiempo vídeos de Enrique Collar, Adelardo, Gárate, Futre o el gran Kiko Narváez. No lo hicieron y nadie se ha molestado en explicarles por qué todas las vitrinas de la sala de trofeos del Calderón rebosan de metales. Puede que los héroes de anoche cuenten batallas a las generaciones venideras que pisan fuerte en la cantera de Majadahonda. Para empezar, ya tienen una historia fascinante con la que deleitar a futuros colchoneros: la de su nuevo idilio con Europa veinticuatro años después.

Y con un hombre herido que se alzó sobre el resto. El que tenía que marcar los goles, cumplió y con creces. Se había dudado de su compromiso con el club por ciertos gestos imprudentes, pero Diego ‘U-RU-GUA-YO’ Forlán se ha empeñado en marcar goles agónicos en los últimos partidos. El de Anfield fue la pista que condujo al de anoche. Y como en el Atleti no hay dos sin tres, las casas de apuestas han bajado por los suelos la cotización de un supuesto gol postrero en la final de Copa de la semana que viene. Deberían contemplar otra apuesta que incluya cuántos regates hace Agüero en un metro cuadrado, ¡qué bárbaro! Los defensas del Fulham todavía no se ha bajado del tiovivo al que les montó el Kun: una, dos, tres y casi cuatro fintas cerradas intentó varias veces. La buena fue la última, la que permitió asistir a Forlán.

Claro que, jamás se entendería al Atleti sin las emociones de sus aficionados, angustiados por las constantes vicisitudes de sus ídolos. No, nunca se podrá obviar al número doce que lloró desconsolado aquella fatídica tarde de mayo del 99 en Oviedo; el mismo que se ilusionó viendo salir al ‘Mono’ Burgos de una alcantarilla un año después; que clamó contra el cielo cuando Fernando Torres dijo ‘basta’ y que hace unas horas, justo en el momento en el que Forlán mató el partido, sintió que merece la pena eso de ser del Atleti. Hasta Sabina lo ha cantado: ‘qué manera de perder,…. qué manera de ganar’. Hamburgo ha descubierto la nueva manera. Enhorabuena, atléticos.

“Llevo el fútbol en la sangre…¡vamos kun Agüero!”

Viernes, 19 Marzo 2010

aguero.jpg

Es el mejor jugador en un metro cuadrado y punto. A Agüero no hay quien le gane cuando tiene que zafarse de dos o tres jugadores en un palmo de terreno, ni siquiera Messi, que necesita más recorrido para accionar sus prodigiosas fintas. El José Alvalade de Lisboa enmudeció con el émulo de Romario; la verdad es que sus movimientos se asemejan mucho, quizá el Kun sea más explosivo. Pero lo trascendental es que el fútbol español da la bienvenida, otra vez, al futbolista de ‘dibujos animados’. Romario lo fue en su día, apadrinado por Valdano, y hoy es el Kun quien está haciendo los honores, aunque no sabemos por cuánto tiempo. Lo que importa es que el argentino, tal como canta en su canción, lleva el fútbol en la sangre y eso ya es mucho en la lobreguez de este Atlético.

Pero mientras el yernísimo esté aquí, que lo disfruten los colchoneros. El Kun se irá en verano porque su talento queda reprimido por la incertidumbre permanente de su club, aunque mola que Agüero sea del Atleti, le da un toque más fantástico, a lo Robin Hood. Y encima, está  mejorando a un equipo que hacía décadas que no se las había visto en una casualidad tan golosa.

El Atlético es el único que puede fardar en España de competir por dos títulos: la Copa espera una dichosa fecha, mientras que en la Europa League, todo es posible y más con el Kun en plan superhéroe. Quique, con su mano de hierro en guante de seda, ha dejado claro que su ‘10’ es imprescindible para las citas serias. En contraste, el míster ha detectado en Forlán una fatiga excesiva y, por tanto, no le queda más remedio que dosificarle en este esprint final. No obstante, este Atlético conserva mucha mordiente con Kun como punta único, asistido por Jurado de mediapunta. Pero, claro, tampoco se trata ahora de ignorar por completo al bota de oro.

Lo mejor para nosotros, para nuestro fútbol, es que no sólo el Kun fusila en Europa. En Alemania Villa también sacó su recortada para ametrallar al Werder. Y eso que los ché las pasaron canutas cuando los alemanes lanzaron su blitzkrieg  contra el monumental César. Al final, partidazo de 4-4 y el Valencia se carga a uno de los equipos señores del torneo. Así que con el Kun jugando a la playstation en Lisboa y Villa haciendo en Bremen de Harry, el ejecutor, que siga la fiesta de la Europa League.  

Urge psicólogo con titulación académica

Domingo, 25 Octubre 2009

El gesto de Quique Sánchez Flores es esclarecedor: el Atlético de Madrid es una abominación de los pies a la cabeza. Cuando creíamos haber visto todo tipo de esperpentos en el Calderón, los rojiblancos se marcaron contra el Mallorca otra función gloriosa. Las circunstancias del partido dejaron a huevo la segunda victoria atlética, pero sólo este equipo tiene la capacidad de cagarla cuando parece imposible. Raro es que sólo una minoría de la afición haya manifestado su hartazgo de una vez por todas. El resto sigue aguantando estoicamente.

Eché de menos la opinión de Quique después del partido. Si le hubiesen entrevistado, seguro que habría dicho que viene para inculcar a los jugadores confianza en ellos mismos, que ya es mucho. Lo que habría pensado, sin atreverse a confesarlo,  también es fácil de adivinar. El ex técnico del Getafe se ha metido en la boca del lobo, ¡ ni Capello revive este muerto ! Lo peor es que esta ruina no parece cambiante y todavía no ha tocado fondo. Gil Marín dice ahora que se desentenderá de la parcela deportiva, aunque eso no se sabe si es bueno o malo porque el problema continúa sin extirparse. El director deportivo, García Pitarch, no acierta con ningún fichaje y sigue llevándoselo crudo. Pero la culpa no es suya, sino de quien se lo permite. Y ahí, aparte de Gil Marín, entra Cerezo.  

Las estadísticas son demoledoras y el fantasma de la Segunda ha reaparecido a la fuerza. La diferencia es que hace una década el Atlético descendió con una plantilla lustrosa (Hasselbaink, Valerón, Baraja, Solari,…) y en esta época sólo el dúo Forlán –Agüero puede sacar pecho, aunque hoy no mucho. No sabemos si la dirección está ojeando posibles contrataciones o espera a su descomposición definitiva, quizá lo segundo. Lo que es seguro es que seis o siete nuevos no vendrán en navidades.

Hay gente en el club que se frota las manos con el talento de Quique para acabar con el totum revolutum. Que nadie piense que el flamante entrenador planteará cambios radicales, va a entrenar a los jugadores que la han pifiado con Abel. Simplemente extrañaría que los mismos que no han jugado a nada, sorprendan para bien a partir de ahora. Entonces, convendréis conmigo en que al Atlético no le urge entrenador, sino un psicólogo titulado por enésima vez.  

Raúl también vale en esta galaxia

Lunes, 31 Agosto 2009

raul-depor.jpg

La Castellana estaba engalanada para cortejar a los nuevos y el vasto mundo del fútbol se había acicalado para asistir al estreno de la segunda superproducción de ‘FP’. Sin embargo, un solo hombre, el de los récords, permanecía impasible ante tanta renovación. Él sigue a lo suyo, se esfuerza con denuedo (nunca ha dejado de hacerlo) y la recompensa siempre le llega. Marcó el primer gol de nuestra revitalizada Liga y ninguno de los flamantes galácticos parece que pueda toserle encima, de momento. El Bernabeu volvió a jalear al unísono el nombre de Raúl, el gran capitán, a quien la selección no le ha brindado aún otra oportunidad. Fue él quien inauguró la ‘reentré’ de Florentino y pudo alargarla si Cristiano le hubiese cedido la responsabilidad del penalti que sólo él se guisó. A partir de ahí, la brega y el sacrificio sempiterno: lo que nunca ha dejado de ansiar el público madridista. Raúl podrá salirse, pifiarla o no hacer nada, pero le queda cuerda para rato. Que continúe el debate.

A Cristiano por fin le llegó la hora: empezó timorato y acabó fulguroso. Cuando el partido exhalaba su último hálito, el portugués se inventó dos jugadas explosivas, de esas que tanto van a encandilar a su nueva afición. Además, Kaká y Benzema no desentonaron. Con todo, el arranque liguero ha dejado un poso de ilusión: este equipo puede hacer los goles que le dé la gana. Aquí chuta a portería hasta el apuntador. Y esta noche todos atentos al fax de las oficinas de la Liga, podría llegar el transfer de un francés del Bayer de Munich.

La cruz de la primera jornada le corresponde al Atlético de Madrid. Ya lo temía la parroquia colchonera: que si el Oporto les ha concedido una posible redención; que si la llave de los octavos de la Champions estará en Nicosia; que cuántas decenas de goles se hincharán a meter Forlan y Agüero. Al final, este club siempre lleva la penitencia consigo. Viajó a Málaga, recibió tres sopapos y se volvió como llegó: perezoso y desganado. Para colmo, el tiempo apremia y no se atisban grandes fichajes de última hora. El único que suena es un francés llamado Fanni, del que nunca hemos oído hablar pero que, al menos, ha sido internacional…¡ dos veces! Lo de este club es de traca: Cerezo sueña con su centrocampista platónico desde hace lustros y el director deportivo piensa traer al sustituto de Heitinga. Luego se cabrean cuando la gente se toma a chiste este Atleti.   

Vendetta

Viernes, 28 Agosto 2009

fase-de-grupos.jpg

Caprichos del destino: Eto’o regresará al Camp Nou para devolver su carta de repudio a Guardiola con copia a Laporta. El bombo de la Champions nos ha servido en bandeja la comparación definitiva entre Samuel e Ibrahimovic (ahora comprobaremos quién es más adecuado para el superBarça). Sin duda, el duelo estelar de fase de grupos lo viviremos vía Barcelona-Milán; Mourinho tiene cogida la medida al Barça y desde luego, sabe mejor que nadie desmontar el rodillo azulgrana. Quizá la saturación mediática que aguanten los dos arietes facilitará la aparición de Messi, Iniesta, Diego Milito o Balotelli. O quien sabe, a lo mejor Eto’o es borrado del mapa por el nuevo, Chygrynskyi, quien esta noche se enfrenta al Barcelona para inmediatamente después fichar por éste. Así son los negocios del fútbol.

Más suerte ha tenido el Madrid con el depauperado Milan, porque aunque antaño fue el ogro de los merengues con aquellos vapuleos que jubilaron a la ‘Quinta del Buitre’, hoy los milanistas apuestan sus posibilidades al talento resurgente de Ronaldinho, ¿conseguirá levantar otra vez al Bernabeu?,  y a su figura de relumbrón, Alexander Pato. Aparte de los ‘rossoneri’, el Madrid vivirá viejos reencuentros con Morientes y alguna rencilla con el despedido Heinze, ambos flamantes fichajes del Olympique de Marsella. No parece que los franceses vayan a inquietar demasiado pero su ímpetu en el Velodrome puede causar alguna que otra sorpresa. Su mejor hombre es el argentino Lucho González, objetivo pretendido por Ramón Calderón, y por tanto pifiado, cuando jugaba en el Oporto.

Precisamente, el Oporto propondrá nueva reválida al Atlético de Madrid. La eliminación de los colchoneros la pasada Champions sin haber perdido ningún partido fue el mayor de los desconsuelos y por ello, dejar a los portugueses en la cuneta en esta edición es el gran desafío. Más complicado será fastidiar al cuadriculado Chelsea, que no tolera errores con Ancelotti al mando. De todos modos, será bonito ver al dúo Forlán – Agüero contra el gigantón Drogba y el espigado Anelka.

Quien lo tiene todo de cara para meterse en octavos es el Sevilla. Negredo tendrá la oportunidad de lucirse ante equipos como el Glasgw Rangers o la cenicienta del grupo, el Unirea Urziceni rumano. Si los hispalenses dan la talla en el Pizjuán, no tendrán ninguna complicación para pasar como primeros. Sólo el Stuttgart, por aquello de que son alemanes, podría inquietar al equipo andaluz. Aunque la baza más temible de los teutones no es oriunda de allí sino de Rusia, el ‘delantero tanque’ Pavel Pogrebniak.