Blogs

Archivo de la categoría ‘Holanda’

La libreta de Van Gaal

Sbado, 14 Junio 2014

foto-iker.jpg

La pizarra de Van Gaal sentenció el partido. Siempre con su libreta secreta bajo el brazo, el técnico imitó la táctica de Ancelotti que pulverizó a Guardiola en Munich. La prensa advirtió que Holanda se blindaría con cinco defensas y así pareció al principio de partido. Pero no, ilusiones ópticas: David Albelda avanzó en Tiempo de Juego que Van Gaal había colocado tres defensas y cinco centrocampistas; poblando la medular ahogaría la esencia del tiqui-taca español, el genuino que siempre propusieron Xavi e Iniesta. Nada que ver esta Holanda con el finalista macarra que cosió a patadas a los españoles en 2010. Ni siquiera De Jong, que ayer también sacó la trilladora pero que se esmeró en jugar de coche-escoba. El gran público no conocía a la zaga oranje, casi toda construido por Ronald Koeman en el Feyenoord, y a tenor de lo visto, son jóvenes pero sobradamente preparados. Los papeles de Van Gaal nunca se filtrarán, pero no hace falta ser entrenador para intuir un garabato que pusiera ‘Robben y Van Persie vs Piqué y Ramos’. Ésa fue la clave de la carnicería.

El penalti de España, lejos de garantizar la posesión de ‘La Roja’, sobreexcitó a los holandeses, con Sneijder como mente del plan a perpetrar, y Robben y Van Persie de ejecutores. El propio Arjen todavía se ríe del apodo que le puso el Bernabéu: ‘Rodilla de cristal Robben’; su cintura todavía gira mejor que la de una gimnasta del Circo del Sol. Desafortunadamente, la de Piqué necesita por ahora engrasarse con tres en uno. El problema de Ramos no fue tanto físico como de despiste: el cabezazo de Van Persie le cogió la espalda y en ningún momento exhibió esa proeza genética que le ha convertido en uno de los centrales más decisivos del mundo. Partido para olvidar del madridista y punto. Los enviados especiales a la concentración española habían resaltado el estado de forma del sevillano y también de Silva. El grancanario subió el voltaje del juego y compitió con Iniesta en un concurso de pases estéticos; la pena es que toda España hubiese preferido que fusilase a Cillesen en vez de adornarse con una vaselina sólo apta para cracks mundiales.

Hablando de porteros, Casillas no escapa de las crónicas periodísticas. Empezó siendo el ‘santo’ y acabó en la barca de Caronte como un difunto reciente. Sus fallos estrepitosos sirvieron de carnaza para el sector cafre de twitter, en especial los llamados ‘yihadistas’. La memoria es frágil y olvida rápido que el mismo capitán de España conjuró milagros en las pasadas Eurocopas y en Sudáfrica (que se lo digan a Robben, hoy resarcido de aquel ¡uy! De Johannesburgo). Un muy buen amigo de Casillas, Xavi Hernández, también nos recordó que sus mejores momentos ya han pasado. Asumió los galones de capitán general el tiempo que le duró el poco combustible diesel que le queda; “ha sido la derrota más dura de mi carrera”, confesó el barcelonista en rueda de prensa. Y lo dice un futbolista con un palmarés que no cabe en las vitrinas de casi ningún club del mundo. En un ejercicio de sinceridad, todos asumieron el mea culpa delante de la televisiones. “Es una cagada mayúscula”, como dijo Schuster en COPE, pero remediable. El problema no es la goleada, que afectará a las matemáticas del golaverage, ni siquiera que el siguiente perro de presa sea Chile, la alarma roja la anunció Piqué: “Lo peor son las sensaciones”. De cansancio físico y embotamiento mental. Y ahí entra de lleno Del Bosque, como ayer lo hizo Van Gaal, el gran vencedor del 5-1.

Rescate en la Eurocopa

Sbado, 9 Junio 2012

0.jpg

“No creo que la crisis suponga más presión para nosotros, lo que sí haremos es una Eurocopa lo más digna posible”. La prensa española quería averiguar en boca de Iker Casillas si el problema más flagrante de España también era la comidilla en la concentración. La reflexión del capitán se produjo minutos antes de que el Gobierno anunciara el rescate de hasta cien mil millones de euros; Casillas cree que el fútbol ha sido una “vía de escape” y con esa intención se propone ganar el torneo, una vez que ya son campeones de todo. Por supuesto, no es un tema de guasa para la realidad española, pero entre los reporteros alemanes sí había coñas: “¿Si la selección española cae eliminada, quién la va a rescatar?”, comenta en tono jocoso un enviado especial del diario Bild. No os extrañe que el periódico sensacionalista saque el titular este domingo en portada formato XXL. Los hay más ingeniosos, sobre todo en Grecia, otro país en la división económica de España…”En 2004 campeón Grecia, en 2008 campeón España, ¿qué pobrecito ganará en 2012?” La gracia, que no tiene ninguna, la repite hasta la saciedad un fotógrafo griego que pulula por el estadio de Gdansk, donde debuta España, y al que sólo le queda el consuelo de reírse de sus problemas. Vamos, que a la espera de que España farde mañana de la única credencial que nos toman en serio con Rafa Nadal, Alonso y el fútbol, hoy la CNN nos ha hecho protagonistas mundiales retransmitiendo en directo la comparecencia del ministro de Economía, De Guindos.

Y de tanto menear la palabra rescate, la selección de Del Bosque abre fuego contra un equipo especialista en rescatarse a sí mismo. Tomás Guasch lleva mareando la perdiz del fatalismo varios días: “que si amaños de partidos, apuestas ilegales, el escándalo totonero….estos se mueven en el fango como nadie”. Y, ciertamente, tiene razón. Después del desastre de Sudáfrica 2010, Italia ya no puede vivir más de las rentas de su victoria en 2006 y, por eso, Prandelli se lo ha tomado muy en serio. Xavi Hernández dice que el catenaccio “pasó a mejor vida”, pero un perro viejo como Fabio Capello no se deja engañar por las nuevas tendencias: “Si Prandelli pretende alinear tres centrales, significa que va a defender con cinco”, comentó en COPE el pasado martes. Eso sí, todos coinciden que Andrea Pirlo sigue siendo demasiado joven para un vestuario en el que media Juventus pretende reivindicar un Calcio en descomposición absoluta.

Pero antes del España-Italia, la Eurocopa ya ha pegado un par de volantazos: la Grecia de mausoleo se aferra al espíritu de Portugal 2004 y pervive entre vaciles de ‘vieja’ e ‘inútil’. Y Holanda se ha buscado un buen problema, porque ha perdido contra Dinamarca, degollada de antemano, y el seleccionador Van Marwijk sigue empeñado en poner un delantero, cuando tiene a Van Persie y Huntelaar, que se han hinchado a goles en Arsenal y Schalke, respectivamente. Aquí, en Gdansk, los aficionados polacos flipan con el bofetón a Holanda, pues sí o sí ya la habían metido en semifinales, igual que a Alemania, que nunca falla salvo cuando se les cruza la camiseta roja.

Italia, siempre Italia

Martes, 17 Junio 2008

Con razón lo han llamado el grupo de la muerte. Italia y Francia agonizan a falta de un día para que se dilapiden sus escasas esperanzas de sobrevivir en la Eurocopa. O no. Todo dependerá de Holanda, del talante con el que afronte su pachanga contra Rumanía, el convidado que nadie ha tomado en serio y que puede mofarse de los vigentes campeones y subcampeones del mundo. Hoy será una jornada de suspicacias: a tenor de las declaraciones de los futbolistas holandeses, el partido contra los balcánicos pretende ser el broche de oro con el que Van Basten erija a su combinado como el rival a batir en el torneo. Repito, eso, siempre y cuando nos ciñamos a las manifestaciones de la ‘orange’. Pero no seamos ingenuos, Holanda busca avanzar por un camino expedito y en este trayecto sobran italianos y franceses, sobre todo los primeros.

Los italianos practican el funambulismo a las mil maravillas. Jugársela contra Francia, o quien sea, a vida o muerte no les inquieta para nada. Están acostumbrados, y más esta vetusta selección, que aún estando desvencijada de arriba abajo, sabe salir airosa de situaciones límite. Desde que me gusta el fútbol, no he parado de oír ese cliché tan trillado: “Los italianos siempre tienen potra”. Pues sí, casi nunca les ha faltado buena suerte, y a veces no la han necesitado, porque el oficio es el oficio y la experiencia es un grado, dos en el caso de la ‘azzurra’. Y como la cosa va hoy de refranes, no le habría venido mal a Donadoni aquello de renovarse o morir. Entiendo que el seleccionador italiano apostase por el grupo campeón de hace dos años, pero el fútbol avanza a pasos agigantados y repetir una gesta de tal dimensión es prácticamente imposible para un equipo que juega según lo que surja. De todos modos, no seré yo quien tilde a Italia de rácana porque, para sorpresa de los aficionados, ante Holanda y Rumanía salieron a atacar, más pendientes de colocar jugadores en campo contrario que de levantar una muralla en su propio área, como habríamos supuesto. ¿Qué ocurrió? Una maldición se ha apoderado de los transalpinos. Ahora resulta que logran hacer cinco o seis ocasiones de peligro, una hazaña en este caso, y no aciertan ni una, cuando lo normal es que Luca Toni o Del Piero marquen de chiripa, y consigan una renta suficiente para llevarse un partido. Pero mañana, si no es el gigantón del Bayer, el milagro lo tendrá que hacer otro mago, o más bien un bufón, ya veremos. Porque los bufones hacen bufonadas aunque algunas veces tengan talento para entretener y ese papel le corresponde a Cassano, genio y figura hasta la sepultura.

Italia ha traicionado sus principios. Ha querido jugar a lo que no sabe y de momento, se ha estrellado. Sin embargo, los italianos son eso, italianos, y un partido para ellos es media liga para un club. En un minuto la suerte les da la cara y asunto arreglado. Mañana, la Eurocopa entera rezará para que la maldición continúe persiguiendo a los campeones del mundo, nadie les quiere ver en cuartos de final. Y menos, nosotros, los españoles, que seríamos los pardillos que nos los encontraríamos. El remedio es sencillo: que el convidado del grupo de la muerte no se alinee con la Italia suertuda. Ánimo, Rumanía, ganad a los suplentes holandeses.