Blogs

Archivo de la categoría ‘Inter’

El personaje ‘Mou’ y la fanfarria del Barça

Mircoles, 28 Abril 2010

figo.jpg

Los dos personajes más odiados del barcelonismo se sentarán juntitos esta noche en el banquillo del Inter: ¿provocación? algún propósito habrá urdido Mourinho si ha decidido que Figo sea su confidente esta noche. La guerra dialéctica se la ha llevado el técnico portugués, más que nada porque Guardiola, después de su patochada de ‘los árbitros y la meseta’, ha vuelto a su extremo comedimiento. ‘Mou’, en su plan habitual, ha ignorado la cortesía profesional y políticamente correcta espetando que para su equipo jugar la final es un sueño, mientras que para el Barça es una ‘obsesión por su antimadridismo’. No le falta razón, incluso es una perogrullada decir que un culé jugaría sobreexcitado una final de Champions en el Bernabeu, tal como un madridista lo haría en el Camp Nou. Así que no creo que el barcelonismo se lo haya tomado mal.

Más mordaz estuvo ‘Mou’ cuando mostró su desconcierto por los preparativos de la remontada azulgrana. “El mejor equipo del mundo no necesita esto para levantar un 3-1”, soltó el lenguaraz protagonista de la rueda de prensa. Aquí se equivoca, porque en vez de haber sacado a paseo su sarcasmo, debería haberse congratulado que una ciudad entera casi haya declarado día nacional la visita de su Inter, o sea que algo de respeto (o temor) seguro que infunde. De todos modos, esta fanfarria preparada para los prolegómenos no tendría que ser  para tanto, ¿a qué equipo en la faz de la tierra no le puede meter dos golitos el Barça?

Los goles caerán si el Barça no se engaña a sí mismo, tal como reconoció ayer Guardiola. Este Barcelona, quizá no el de otras épocas, se basta con su fútbol, ése que tiene en exclusiva; no le hace falta ni la grada ni artimañas psicológicas. La otra versión (esperemos que no haya que recurrir a ella) es que el Inter marque un gol por casualidad. Entonces, comprobaríamos si los chicos de Pep saben interpretar cuentos épicos tan bien como el Madrid. Porque Guardiola entrenador nunca ha tenido que jugar a las remontadas; sí lo hizo de jugador con aquella famosa goleada al Chelsea por 5-1, que levantó el 3-1 adverso de la ida. No obstante, si se pone serio, el Barça le puede clavar al Inter los que le dé la gana.

‘Mou’, siempre ‘Mou’

Mircoles, 21 Abril 2010

c3f3330ce3bde0d0560ae39c4aa1dd8f_extras_albumes_0.jpg

¡Qué calladito se lo tenía el lenguaraz Mourinho! Detrás de esa facha arrogante y de su verborrea chulesca e impertinente, hemos descubierto a un estratega genial. Su pátina de entrenador amarreta y simplón se esfumó en setenta minutos, el tiempo que duró el baño del Inter al Barça. Y no fue porque los italianos mareasen la pelota; tampoco porque encañonasen la portería de Valdés cada dos por tres, sino porque los ‘peloteros’ azulgranas fueron maniatados hasta la desesperación. Xavi no se encontró a sí mismo porque ‘Mou’ le colocó un perro de presa como Pandev, apoyado por Cambiasso, otra tanqueta que arrasa con todo a su paso. Sin Xavi, debía ser Messi quien volviese a dar el do de pecho, pero Sneijder en primera línea y el eterno Javier Zanetti en retaguardia desmontaron todas y cada una de sus arrancadas. O sea que, con los dos mejores jugadores anulados, el Inter encontró por fin el único método para cargarse al campeón: rezagados atrás y a buscar la contra. Que no es estiloso que un campeonísimo italiano se agarre a ese juego, vale; pero que alguien se atreva a pedirle cuentas a Mourinho. Su fin siempre justifica lo que sea y punto.

Entonces, ahora el Barcelona tiene que volver a hacer un partido estelar en el Camp Nou. En la primera fase ya ganaron 2-0, aunque aquel Inter llegó pasota a Barcelona. Quizá en aquel momento Mourinho estuvo más preocupado en consolidar el liderato del Calcio que en gastar fuerzas en el inicio de la Champions. La próxima semana sí que será la definitiva para el Inter y su entrenador. Si quiere convencer a Florentino, el portugués debe culminar el magnicidio.

Además, la hombrada de ‘Mou’ es más loable si tenemos en cuenta que ha armado un equipo sólido como una roca con vestigios del pasado y jugadores repudiados de otros grandes. Del once titular de San Siro, sólo Maicon y Julio César preservan un caché premium. El primero es el mejor lateral del mundo (titular en Brasil en detrimento de Dani Alves) y el portero está de moda. Es decir, que Eto’o juega en el Inter porque Guardiola no quería aguantarle más; Diego Milito está aprovechando su segunda juventud; Sneijder ha demostrado que le echaron del Madrid por un borrón en el expediente, y luego están los de la ‘tercera edad’: Zanetti, Motta, Samuel y Lucio, que no se cansan de dar guerra. Está claro que Mourinho no es Capello; él no pide a los mejores para ganar, sino que adapta su estilo según los jugadores que le van cayendo. A su Chelsea le encantaba correr detrás del balón para ganar por empuje físico, mientras que a este Inter le da igual si lleva el balón, como si sólo lo toca en un contraataque. Me da que en el Madrid no le valdrá todo.

La venganza de Mourinho

Mircoles, 17 Marzo 2010

jose-mourinho1.jpg

A este ritmo la Champions va a ser coser y cantar para el Barça. Anoche cayó el Chelsea, el coco del torneo, el único que tosió a los azulgranas la temporada pasada y que le habría echado en semifinales de no ser por aquel nefasto árbitro Obrevo. Así que se apea Abramovich y sigue como un tiro Mourinho. El portugués, siempre en el ojo del huracán, amado por los suyos y odiado por los demás, ha ganado de una estacada el suficiente crédito para acabar en el Bernabeu este verano. Decían  que su Inter era un despilfarro de talento; una plantilla perfilada para dar guerra en la Champions pero que, por deméritos propios, le pasaba como al Madrid, que la pifiaba en octavos. En Stamford Bridge el talante de ‘Mou’ dio un vuelco asombroso: cuando sólo debía afanarse en lo que más le apasiona, defender un cero a cero, de repente se lanzó inopinadamente a por la eliminatoria. La osadía fue recompensada por Eto’o, siempre Eto’o, que sufre un Calcio aciago pero que la clava cuando urge (si Higuaín hiciese lo mismo…).

El llanto lo vuelve a entonar el multimillonario ruso, cuyos petrodólares están más depreciados que el peso mejicano cuando toca hablar de Champions. Año tras año se lleva sopapos de todos los colores: desde las batallas encarnizadas contra el Barça con injusticias divinas y terrenales por medio, hasta una final perdida por un resbalón de Terry, el supuesto culpable de la deriva de los ‘blues’. Fue desatarse su lascivia y el Chelsea no ha vuelto a dar una a derechas. No sabemos cuánto durará la bula papal de Ancelotti, aunque si Abramovich sigue emperrado en la Champions sí o sí, me da que el Chelsea va a tener más entrenadores que césares reinaron durante el ocaso del imperio romano.

Y si en Londres esperaban con miedo a Mourinho, la ciudad de Sevilla estaba acicalada con guirnaldas y pasacalles para dar la bienvenida histórica a los cuartos de final. Tendrán que posponerla para otra temporada porque el equipo evidenció, y es reincidente, que sufre vértigo cuando la Champions se pone seria. El CSKA es un grupo de rusos aplicados mas Honda, el japonés rubio que le pega a la pelota como si ésta le debiese dinero. Y por supuesto que a Palop no se le puede reprochar nada: una cantada entre doscientos paradones es aceptable. A quien ya no acepta de buen grado la afición hispalense es a Manolo Jiménez. Está por ver si el ojo clínico de Monchi con los fichajes vale también para los banquillos.

 

Ni fu ni fa

Domingo, 28 Febrero 2010

Pues eso, ni fu ni fa. Otra jornada de transición y una semana menos para el Madrid-Barça que deberá decidir la Liga (por lo menos, es lo que esperan los mandamases de este tinglado). La Liga es bipolar porque, sencillamente, el resto no existen y jamás lo hicieron. El año pasado también lo fue, pero gracias a Juande Ramos, quien consiguió que el Madrid enganchase una vuelta entera invicto. Esperemos que este campeonato sea un amago falso del dudoso porvenir que le espera al fútbol español. Si el Barça se mantiene en las alturas y el Madrid recurre a inyecciones económicas multimillonarias cada verano, los demás están aviados.

El Sevilla no puede depender toda la vida del ingenio de Monchi; el Valencia tardará en reclutar un trío tan formidable como el de Villa-Silva y Mata; el Villarreal no se ha repuesto del abandono de Pellegrini y el Atlético seguirá peleado consigo mismo, intentando redefinirse de una vez por todas. Ante este panorama,  ni la crisis más furibunda apeará a los dos grandes del título. No estaría de más que la LFP se replantease qué modelo de torneo quiere para el futuro. De lo contrario, seguirá arrumbando a dieciocho clubes preocupados por dos puestos de Champions, otros tantos de Europa League y los tres del fatídico descenso.

El caso es que nuestra liga dicotómica evidencia un importante contraste con los mejores campeonatos de Europa: en la Premier, los últimos traspiés de Chelsea y Manchester han aproximado al Arsenal a tan solo tres puntitos de los  de Ancelotti. Lástima que el Liverpool nunca tenga el fuelle suficiente para aguantar la batalla por el título.

En el Calcio menos roñoso de los últimos años, el Milan  ha puesto un poco de picante  después de que el Inter no haya ganado tres partidos consecutivos. Aún así, los ‘rossoneri’ están a cuatro puntos de Eto’o, Milito y compañía. A la Roma, que está a siete puntos del líder, le va a ser muy difícil reengancharse.

Pero los campeonatos más abiertos nos los ofrecen Alemania y Francia. La Bundesliga se está revalorizando a pasos agigantados. Los estadios están repletos y si el año pasado el Wolfsburgo dio la sorpresa, en el presente el recuperado Bayer de Munich, el sorprendente Leverkusen y el tapado Schalke optan a la victoria final. Por último, a la liga francesa le ha venido de lujo el final de la hegemonía del Lyon; el Girondins se postula como favorito, pero una buena ristra de perseguidores le hace sombra. Montpellier, Lyon, Lille y Marsella esperan un fallo del Burdeos.  

Ese engendro de Europa League

Viernes, 4 Diciembre 2009

trofeo-uefa.jpg

No le acabo de pillar el gustillo a la Europa League, ese engendro nacido de la ya atrofiada Copa de la UEFA. Por más que la miro y remiro no veo la gracia de empezar un torneo con eliminatorias previas para quitar a los más malos, después montar grupos a granel para seguir echando a equipos paquetes y luego volver al formato de play-off para embutir a los repudiados de la Champions. La extinta Copa de la UEFA sí que molaba, pero no la de las última década, sino aquella histórica en la participaban los subcampeones de liga, y que más tarde pasó a jugarse con terceros, cuartos y campeones de copa.

Ya me diréis cuál es el secreto de un torneo en el que van cuartos, quintos y sextos clasificados de liga, con algunos equipos invitados de gorra por ‘fair play’ y no sé cuántas milongas más. Todavía recuerdo aquellas ‘UEFAS’ con Juventus, Inter, Bayer, Manchester y Liverpool como ogros de la competición. Aquí, en España, vivimos martes espectaculares con Madrid o Barça en liza. El Atlético de Schuster y Futre o el Valencia de Penev también eran unos clásicos. En la mismísima Copa de la UEFA se inició la saga de aquel preciosista Paris Saint-Germain con Weah y Ginola; se forjó la leyenda popular de que los equipos italianos siempre llegaban a las finales y, sobre todo, descubrimos a un mito, Zinedine Zidane, por entonces, alma mater del modestísimo Girondins de Burdeos. Incluso, la ‘Quinta del Buitre’ dejó su impronta con dos Copas y sus archiconocidas remontadas en el Bernabeu.

Todo aquello se grabó en vídeos para el baúl de los recuerdos . En estos años la UEFA, sus mandamases, se ha despreocupado por revitalizar una copa con pedigrí y ha volcado denodadamente sus esfuerzos en potenciar la Champions y sus jugosos ingresos por derechos de tele. Encima, para que el fútbol no pare, se sacaron de una reunión la Intertoto, una aberración que interesa menos que el trofeo Carranza o el Teresa Herrera.

Los futboleros ochenteros echamos de menos la UEFA de toda la vida. Ésa que decían que era más difícil de ganar que la propia Copa de Europa. Por lo menos, la casualidad ha salvado a Platini esta temporada y le ha servido un engendro que en febrero contará con Liverpool, Bayer, Atlético, Roma, Lazio, Ajax, PSV, Valencia, Villarreal y un invitado de excepción, el Athletic. Algo es algo.

 

El ‘Circo del Sol’ prorroga sus funciones

Mircoles, 25 Noviembre 2009

pedrito.jpg

Pues sí que están preparados para el clásico del domingo. Huelga decir que el ‘Circo del Sol’ montado  por Guardiola realizó su mejor función de la temporada merced a la inestimable ayuda del vomitivo Inter de José Mourinho, ese fanfarrón al que nunca terminaré de escudriñar. Vino a Barcelona con su habitual y entretenida chulería, y vuelve a Milán después de reconocer inopinadamente su rendición  ante el buen fútbol. El míster portugués se ha tragado su soberbia y ha hincado la rodilla ante este equipo contra el que poco o nada se puede hacer. Si es Mourinho quien ha capitulado, el resto de técnicos de la Champions pueden estar temblando ante un inminente cruce con el vigente campeón.

Al Barça le hacía falta su enésima lección para acallar no sólo a quienes intuían un bajón de juego, sino también  a aquellos que menospreciaban el fondo de armario de esta plantilla. Claro, pocos han aventurado el fulminante ascenso de Pedro Rodríguez, otrora ‘Pedrito’.  Al habilidoso y descarado canario ya le podemos contar como uno más entre las decenas de chavales que se han aprendido el guión de Cruyff al dedillo. Los rectores de La Masía pueden descorchar su afamado cava catalán, tal como lo hicieron con el mismísimo Guardiola o  Xavi, Puyol, Valdés, Iniesta, Piqué, Busquets, etc. Todas las apuestas de Pep rulan de maravilla, excepto Chygrynskiy, del que supongo que algún día veremos algo medianamente plausible.

Guardiola ha vuelto a dar otro golpe maestro: ha mudado la fatalidad de las lesiones de Messi e Ibrahimovich en una reivindicación absoluta de sus jugadores menos rutilantes, los que trabajan entre bambalinas para sublimar el teatro Fútbol Club Barcelona.   Y al Inter despilfarrador de pasta gansa yo le diría que haga menos batidas por el mercado mundial y que dedicara un ratito al día a los niños de su fastuosa ciudad deportiva de Apiano-Gentille. No digo que vayan a fabricar ‘Iniestas’ en cadena, pero puede que algún día enseñen a un ‘Pedrito’, le hagan madurar como a Pedro Rodríguez y ganen millonadas con camisetas neriazurras de ‘PR17’.