Blogs

Archivo de la categoría ‘Jiménez’

Jiménez merece más

Mircoles, 24 Marzo 2010

Bye, Jiménez. El despido del míster del Sevilla era un secreto a voces, aunque el club podía haber tenido la deferencia de haberle ofrecido la salida dentro de dos meses. Su caso es curioso, porque subió al primer equipo para parchear la espantada de Juande Ramos al Tottenham y ha sabido aferrarse al banquillo durante dos años y medio. Jiménez siempre ha gozado de la complicidad de Del Nido y Monchi, tal confianza le ha mantenido en el puesto en numerosas ocasiones. Pero el reciente cúmulo de decepciones, con la desgraciada eliminación en Champions, ha servido de excusa para fulminarle.

Jiménez llegó por accidente y con una tarea archicomplicada: mantener la competitividad impulsada por Caparrós y dispara por Juande con un fútbol preciosista. La huida de este último se produjo en un clima de consternación por la muerte de Antonio Puerta; así que Monchi fío la dirección a uno de la casa, ¿para qué sondear el mercado si el mejor director deportivo apostaba por su propio criterio? Y, a fin de cuentas, Jiménez no lo ha hecho nada mal a pesar de las permanentes e impertinentes críticas en su contra.

La afición sevillista no tardó en encañonar al entrenador cuando el equipo empezó a flaquear. Sin embargo, se había olvidado que la misma plantilla que tuvo que sobreponerse a Puerta y a Juande, acabó en quinta posición y tuvo que lidiar en Champions, en la que el inesperado Fenerbache les echó. Después llegó la Liga del año pasado sin Dani Alves pero con Capel y Jesús Navas en plan estelar; el resultado fue un meritorio tercer puesto y otra buena ristra de descubrimientos (Konko, Zokora,…).

La ‘broma’ del Fenerbache de hace dos años debió haberse quedado en eso; el fastidio es que el CSKA ha hecho que sea de muy mal gusto. La ciudad hispalense se había acicalado para dar la bienvenida a los cuartos de Champions y el fracaso apuntó claramente a un hombre. Jiménez cerró su ciclo esa misma noche, aunque nadie esperaba que se precipitase. Quizá la afición debió entender que el cuento de hadas (el superSevilla de Juande) no podría durar siempre. Jiménez no hizo sino afanarse en lo suyo: trabajo, trabajo, trabajo y compromiso a raudales. El sevillismo se lo tiene que agradecer.