Blogs

Archivo de la categoría ‘Kaka’

Cristiano es este Madrid

Domingo, 6 Diciembre 2009

Pensaba contaros mis primeras impresiones del sorteo mundialista, pero el omnímodo Cristiano Ronaldo, que todo lo acapara, obliga a una pequeña reflexión. De Suiza, Honduras, Chile y el grupo de la muerte habrá tiempo para charlar detenidamente. El caso es que el de los 94 millones de euros la ha liado en todos los sentidos. Esta vez su peliagudo tobillo  no se ha resentido, sí lo ha hecho su carácter explosivo que devora todo lo que encuentra a su paso. Cristiano volvió a jugar noventa minutos y la conclusión unánime es que él solito es este Real Madrid y nadie más.

Cristiano lo hace todo: regatea, pasa, dispara, cambia el ritmo de juego, enciende a la grada… y también la caga. Así son los genios. Su vehemencia incontrolada, unida a esa épica milagrosa a la que se ha malacostumbrado el Bernabeu, le traicionó cuando él mismo ya había matado el partido. La consecuencia se antoja nefasta: el crack portugués no acudirá a Mestalla, donde el Madrid debe hacerse grande. Una derrota allí permitiría al Barcelona irse de pachorra al mundialito de clubes.

¿Y qué pensará Florentino?  Estará trinando con su nuevo prototipo galáctico. No pudo lucirse en Sevilla (lesión); en el Camp Nou le cortaron las alas por prescripción médica y el Valencia podrá suspirar sin su presencia. En resumen, el Madrid no debe siquiera empatar el próximo sábado, encima tiene que estar martirizado con el runrún de la ‘Cristianodependencia’ martilleando a la plantilla un día sí y otro también. Pero recalco el debate, mientras Kaká siga en el limbo y Cristiano no asuma su rol de tío imprescindible para todo, al Madrid sólo le queda encomendarse a Higuaín, lo más potable entre el resto.

Por último, siento ser pesado con el Barça por enésimo domingo, pero es que es una auténtica máquina casi imposible de escacharrar. Messi se salió en Riazor, haciendo méritos para la próxima edición del Balón de Oro, y hoy precisamente ha viajado a París para recoger el de esta temporada, el que se ha ganado. Otro que va a pujar fuerte para el siguiente galardón es Ibrahimovic. Anoche cerró el partido con un gol casi calcado al del Madrid pero con la zurda y precedido de un pase raso. De momento, se está cumpliendo lo que Guardiola vaticinó en verano: ‘Ibra’ se está divirtiendo como un enano.      

Ganó quien debía

Domingo, 29 Noviembre 2009

ibra.jpg

Al final no hubo ni baile ni goleada. El Barça tuvo que apretarse los machos para desmontar al Madrid más concentrado que se le recuerda en los últimos tiempos. Un Madrid, por cierto, que salió como demandaba la lógica del clásico: juntitos atrás y a esperar la ocasión. Y pronto llegó uno de los lances claves con el jugador clave, Cristiano Ronaldo. Su falló entronizó a Valdés y sus inquietantes amagos rescataron la figura de Puyol, el mejor de lejos.

El pufo por unanimidad, como no podía ser de otra manera, fue Marcelo, que si acaso acertó el uno por ciento de sus pases y controles. Jugadores como éste hay cientos en Europa, el problema es que el Madrid no tiene más interiores zurdos. Bueno, sí, estaba Robben, pero las ansias del club por equilibrar la balanza de pagos le obligaron a emigrar al Bayer.  

El dúo de menudos Xavi e Iniesta tampoco brilló como acostumbra porque un solo hombre se dedicó a perseguir y morder sus sombras. Ése no es otro que Lass, el pulmón de un grupo que se las tendría tiesas sin este perro de presa. Kaká dejó mucho que desear y el que aprobó con nota fue Ibrahimovic, la réplica culé a la millonada que se ha gastado Florentino el pasado verano. El sueco, todavía renqueante de una lesión muscular, salió y compensó al soci, cosa que aún no ha podido hacer Benzema con su grada.  

La sensación general es que el Madrid nunca pudo ganar el partido. Sus propósitos quedaron a expensas de la inventiva de los azulgranas, que tampoco fue mucha. Cierto es que los visitantes no iban a llevar la voz cantante, pero se esperaba mucho más de Pellegrini, primero, y el equipo, después, cuando Busquets se fue a la calle. La expulsión del canterano se convirtió en un arma de doble filo para el mister merengue: por un lado, el Barça bajaría el ritmo para proteger su gol como un tesoro, y por otra, uno menos en el campo exigía el talento del entrenador para encontrar la reacción. Pues nada de nada, el Madrid se difuminó por completo y ahí se acabó el choque.

Con todo, el Barça no engaña a nadie, mientras que el vencido ha ofrecido una versión más sobria. Pero, claro, no es lo mismo jugar para placar al rival que marearle con el balón, y ahí es donde el Madrid tiene que aplicarse. El presunto cambio empieza  esta semana.  

A lo tonto es el Barça quien se la juega

Domingo, 22 Noviembre 2009

No me negaréis que la mezcla resultante de este Madrid poliédrico va a ser, sin duda, morbosa. A falta del aprobado definitivo en el Camp Nou, el ya memorable ‘Alcorconazo’ ha espabilado a un equipo que todavía persigue la táctica ansiada. Anoche se gustó a ratos durante de la primera temporada, sobre todo porque Pellegrini se quitó ese corsé amarreta que tantos disgustos le ha costado entre la prensa y puso a Xabi Alonso como único administrador del balón. Así es como debe jugar el Madrid, lejos de pivotes, trivotes o estúpidos cuadrados mágicos al estilo Vanderlei Luxemburgo, ¿os acordáis?

Y claro, si al centrocampista donostiarra se le ha encargado hilar fútbol de abajo a arriba, Kaká debe dibujar el ataque  a espaldas de Benzema, Raúl o  de un Higuaín que seguirá dando codazos hasta conseguir la titularidad indiscutible. Para eso ha venido el brasileño y así le vio  Valdano en sus highlights de youtube. Lo más cachondo es que,  después de la somanta de palos que se ha llevado este Madrid por su simpleza y desidia, hoy es líder y visita al Barça con un Cristiano Ronaldo ávido de fintas, autopases electrizantes y goles, muchos goles.

Por otra parte, quien haya aventurado un plácido paseo del ‘tricampeón’ hasta primavera, cuando se decide todo, se habrá quedado boquiabierto con la cruda tesitura en la que se encuentran los chicos de Guardiola. Su preocupante autocomplacencia le jugó una mala pasada en San Mamés, y con Messi entre algodones, acecha el mortífero Inter de Mourinho. Los italianos son expertos en jugar a empatar y el Barça está obligado a darlo todo, aunque le deje secuelas para el clásico del domingo. Encima, vuelve Eto’o, de quien no descartéis un gol con posterior mirada desafiante al banquillo azulgrana  o al palco en busca de regodeo.

Así que pintan bastos para el Barça,  al que, por otro lado, las circunstancias le brindan una nueva ocasión para reivindicar su superioridad en Liga y Champions. Aquí, en España, le cuesta hacer goles fuera del Camp Nou y si además Ibrahimovic no está presente,  la referencia atacante desaparece por completo. En Europa, dos partidos aciagos contra el Rubin Kazan han puesto su clasificación para octavos en el alambre y a merced de los italianos, expertos como nadie en manejar situaciones límite. Pero apuesto por este Barcelona cuasi-perfecto, se ha ganado de sobra un amplísimo margen de confianza.  

Ganó el que jugó andando

Jueves, 22 Octubre 2009

pirlo.jpg

Corría el minuto diez de la segunda parte, Kaká se retrasa a la medular para buscar el balón, lo recibe, avanza veinte metros y de repente… no sabe qué hacer con la pelotita. Ése es el Real Madrid descompuesto de Pellegrini. A lo mejor Florentino tiene que hincar la rodilla ante la evidencia de que el chileno es muy buen entrenador pero no para el modelo del club merengue. De momento, el presidente se mantendrá impasible desde el palco, porque fulminar hoy a su primera gran apuesta de la segunda etapa sería bochornoso. Al míster se le ha agotado el plazo de adaptación y no parece que vaya a ser muy prorrogable, a tenor de lo que se avecina en noviembre (Milan, Atlético y Barcelona).

Ha quedado claro que el nudo gordiano del equipo es su galimatías táctico. Los jugadores insisten en que pronto llegarán a jugar como quieren. Pero, ¿qué fútbol quiere proponer el Madrid? Cuando emular al Barça parece imposible, la alternativa es dar velocidad al ataque aprovechando los perfiles de Cristiano, Kaká y Benzema. Aunque esto último también parece utópico visto el panorama. Anoche, el 1-0 momentáneo brindó a Pellegrini una oportunidad inmejorable de ordenar el partido sustituyendo a un delantero por otro centrocampista que cogiese el volante junto a Xabi Alonso y Lass. El chileno no lo debió ver claro, especuló con el reloj y la desidia del rival, y no cayó en la cuenta de que el enemigo era el Milan, italiano para más señas. Así le fue.

Este Milan, del que muchos nos habíamos mofado en la víspera, nos recordó ayer que ganó su séptima Champions hace tres años con el mismo equipo de geriátrico más Kaká. El Madrid, ingenuo como pocas veces se la ha visto, creyó que con un gol de ventaja, los Ronaldinho, Seedorf, Pirlo y compañía buscarían su oportunidad en San Siro. Y ahí salió a la palestra Pato, para descojonarse de Casillas, Ramos y compañía. De todos menos del de siempre: si algo le duele al madridismo es que su equipo echará a perder un partido en el que Raúl volvió a ser líder indiscutible. Su gol de ratón de área y el pase de pillo a Drenthe en el segundo es la enésima prueba de que incluso este Madrid de cientos de millones depende de un tío que lleva quince años.  

Insisto, quizá lo bueno es que el problema es puramente táctico y, después de infinidad de combinaciones, Pellegrini (o el que venga) dará con la fórmula mágica. No obstante, hay ciertos jugadores que salen inertes al campo, ajenos a cualquier lance del juego. El ejemplo más sonado es el de Sergio Ramos. El lateral ni está ni se le espera por mucho tiempo. Salió de una lesión hace unas semanas pero él mismo ha reconocido que ya ha alcanzado el ritmo de los demás. O sea, que su permanente crisis apunta a motivos psicológicos. Falta de confianza, reminiscencias de su penosa temporada pasada, distracciones variadas…quién sabe. La única evidencia es que ahora mismo al Madrid le urge Arbeloa por la derecha. A lo mejor, si Pellegrini manda a Ramos a la nevera unos cuantos partidos, veamos algún día la mejor versión del sevillano, ésa de la que pocos se acuerdan. Hoy jueves, en las charlas de barra de bar sólo se comenta que el Madrid perdió contra un equipo que jugó andando.

 

Fórmula fetiche=ganar

Mircoles, 30 Septiembre 2009

El profesor Pellegrini ya ha probado todo lo que debía probar, y quizá porque la cita ante el Olympique de Marsella lo requiere, apostará por su fórmula fetiche, bueno, la suya y la de Florentino, Valdano, Butragueño y todo el madridismo: la que suma a Kaká más Cristiano más Benzema más Xabi Alonso más Granero y el resto de los mejores. Como veis, no es una fórmula secreta pero, por lo menos, es ganadora, que ya es algo. Éstos mismos jugadores, salvo lesión, deben jugar también en Sevilla y el técnico chileno lo sabe. Le falta madurar el equipo y las rotaciones, más que ayudar, han sido óbice para llegar a esa utópica excelencia.

Para rotar, primero hay que jugar. Para que el portugués se entienda con el brasileño y éste guiñe el ojo al francés para que Granero lo interprete, hace falta que jueguen varios partidos todos juntitos desde el primer minuto. No vale que Cristiano descanse un día, Benzema dos y Kaká tenga que salir en la segunda parte para arreglar un desaguisado. Aunque, bueno, pensándolo bien, Guardiola también rotó a sus jugadores en el inicio de la temporada pasada y fijaos cómo resultó el experimento.

Quien no está para muchas probaturas es Abel Resino y su Atlético de Madrid. Esta noche en Oporto, primer match-ball de la Champions. El resbalón ante el Apoel de Nicosia y el nefasto comienzo liguero obliga a un lavado de cara, o más bien, una operación estética. Además, Cerezo ha vuelto a ratificar al técnico (van tres veces en una semana), supongo que la próxima vendrá seguida del despido.

Los colchoneros vuelven a Do Dragao, donde fueron eliminados de la pasada Champions. Así que por ánimo de revancha, por orgullo propio y por sentimiento rojiblanco, sólo vale ganar. Pero como el Atlético no responde a la lógica, que suene la flauta y que sea lo que Dios quiera.

¿Fútbol a las tres? Yo digo que sí

Jueves, 24 Septiembre 2009

Menos mal. Ya era hora de que alguien dijera sin remilgos que el fútbol español se puede jugar a mediodía. Parecía que los gerifaltes de la Liga habían obviado ciertas nociones de marketing: nuestro campeonato es, junto a la Premier, el mejor del mundo y como tal, hay que venderlo. Esta mañana el director general de nuestro preciado torneo, Francisco Roca, ha desvelado que la LFP contempla fijar partidos a las tres de la tarde para abrirse al mercado asiático. Valiente sugerencia que todavía no llega tarde, porque hoy más que nunca tenemos los iconos publicitarios más solicitados  en los equipos más atractivos. Bueno, quizá el tema de los horarios sí pudo enmendarse antes: Florentino Pérez propuso hace tiempo a la Liga jugar a mediodía para exhibir a sus galácticos desde Pekín a Tokio vía Shanghai.

El fútbol del siglo XXI se ha quitado el corsé chovinista para expandirse por todo el globo. Desde que el Manchester United abriese el melón de las giras asiáticas, un puñado de clubes españoles programa en sus pretemporadas alguna estancia en Asia. Allí son multitud y el fútbol les encandila. No hay más que ver el furor que causan los Cristiano, Kaká, Messi, Torres, Eto’o y compañía por el Extremo Oriente. Y la fatiga que supone para nuestros equipos tragarse miles de kilómetros por un par de bolos veraniegos se ve recompensada por jugosos estipendios. No en vano, las giras se han convertido en un lucrativo negocio que permite amortizar inversiones –Beckham, CR9- y afrontar gastos ordinarios – salarios de jugadores-.

Los folclóricos argumentarán que el fútbol en España camina de la mano de los toros: a las cinco o bien entrada la tarde. Cierto es que nuestras costumbres no comulgan con las anglosajonas, ni siquiera las italianas, pero el fútbol de hoy no está hecho para el graderío sino para los telespectadores. Si no, preguntaos de dónde vienen la mayoría de ingresos de los clubes. Es difícil creer que un Madrid-Barça a las tres no arrasaría en audiencias o abarrotaría el estadio. Claro que sí. Sólo hay que adaptarse a los cambios y son futbolísticos no cuesta nada. Haber traído  a los mejores y más caros jugadores responde a estrategias mercadotécnicas: no basta con meter goles, hay que ser telegénico y entregarse a cualquier público, sea español, chino o americano. Y es en este punto donde la Premier League camina a pasos agigantados.  ¿Fútbol a las tres? Yo digo que sí.  

Bendito galimatías

Mircoles, 23 Septiembre 2009

A Pellegrini le deben estar chirriando los oídos con tanto número. Que si 4-2-4, o mejor un 4-2-3-1 y por qué no decantarse por un 4-3-3.  El debate sobre la felicidad de Cristiano se ha desvanecido para dar paso al del ideal táctico. Florentino ha cumplido su parte del contrato trayendo a los mejores y ahora es el técnico chileno quien debe atinar con las fórmulas de su librillo. El club se ha gastado más de doscientos millones de euros para ganar algo más que títulos: el dispendio debe ser la llave para una apuesta futbolística interesante, cuanto menos.

La primera pizarra de Pellegrini ha durado un partido y, a tenor del desastre que originó, no parece que el entrenador se atreva de nuevo a dibujar tal garabato. Porque eso es lo que fue la disposición táctica del Madrid contra el modestísimo Xerez. Un 4-2-4 que se atoró en el centro (por dónde más tránsito debe  haber) y se ahogó en las bandas. El envite con Lass y Gago resultó fallido. Dos jugadores del mismo corte se entorpecen más que complementarse. El francés cumple su cometido como un autómata pero Gago sólo aporta fallos que sus compañeros deben enmendar. El argentino ayuda poco atrás y menos en ataque. Su desconcierto resquebraja el esqueleto del equipo. En consecuencia, sin flujo de balón en la medular Kaká y Cristiano tienen que retrasarse para coger el balón. O sea, más jugadores que regatear.

La ausencia de Xabi Alonso ante el Xerez difuminó la nitidez del centro del campo. Sin embargo, aun con el donostiarra en el once, Pellegrini debería probar con tres efectivos en esa línea. Con Lass de guardaespaldas omnipresente, Kaká se encontraría con un gran abanico de opciones, siempre y cuando Xabi sea su escudero. El brasileño juega como centrocampista pero tiene alma de delantero. Su inclinación natural es echarse adelante, una pequeña osadía tolerable si sus adláteres son el francés y el ex del Liverpool. Kaká se gusta de mediapunta y echado a la izquierda. Y como Cristiano se mueve como pez en el agua por cualquier banda, el ataque merengue acepta muchas sugerencias válidas.

Otra alternativa es el 4-2-3-1, aunque esta táctica requiere a Kaká, Cristiano y Granero sin discusión. Guti también puede pergeñar ofensivas pero necesita veinte metros más. Así que el madrileño actúa mejor en dúo. En fin, con tanta propuesta, bendito galimatías el que se le presenta a Pellegrini.   

El manicomio del Calderón

Mircoles, 16 Septiembre 2009

frlan.jpg

Cristiano Ronaldo debería montar una rueda de prensa para mofarse de aquéllos que han dudado de él. Que si tardaría en adaptarse; que si le ahogaría la presión por sus noventa y cuatro millones de P.V.P; que si no le salía nada…Pues tres partidos oficiales y cuatro goles. En los penaltis es una garantía y en las faltas lanza misiles tierra y aire que si no acaban en gol, son rebotados por los porteros para que Benzema, Raúl e Higuaín aprovechen el rechace. Anoche no hizo falta esta última opción porque el meta Leoni se unió a la bacanal merengue. El señor Platini, en vez de quejarse tanto de que le prensa española le atiza un día sí y otro también, tendría que montar unas oposiciones veraniegas a Champions para equipos de medio pelo. No es normal que una calamidad como el Zurich juegue en esta edición y encima le permitan el lujo de irse de rositas después de haber hinchado a patadas a Kaká, Ronaldo y compañía.

Quien sí habría superado un test previo del torneo es el Apoel de Nicosia. Llegaron al Calderón como una supuesta caterva de amigos y se fueron como los héroes chipriotas del año. Eso sí, respaldados por un penoso Atlético de Madrid. Vale que el traspié de Málaga fue eso, un accidente; aceptamos que el Racing también podría empatar en el Bernabéu o Camp Nou, pero dejarse dos puntos contra el cuarto clasificado de la isla de Chipre trasciende de ser una broma de mal gusto. Extraña que los mismos jugadores que han completado una pretemporada aceptable, no sepan dar ni una patada a un bote.

El Atlético es lo más parecido a un manicomio: los delanteros hacen las veces de laterales (véase el tragicómico caso de Sinama Pongolle sustituyendo a Perea) y los que deben llevar las riendas del equipo, actuarían mejor de aguadores. Cleber Santana encajaría en este perfil. Al brasileño aún se le recuerda con asombro por el golazo que le marcó a Casillas en el Bernabéu con el Mallorca. Sin duda, fue otra época aunque sólo hayan transcurrido cinco meses de aquel chicharro.  Maxi es otro ejemplo flagrante. Ha pasado de ser ‘la bestia’ a un cachorro sin instinto que sale al campo sin enterarse de la película. Está claro: hasta los jugadores aprenden rápido a imbuirse por el aura derrotista de este club.

 

Así de bien late nuestro fútbol

Domingo, 6 Septiembre 2009

espana-belgica.jpg

El fútbol nos ha vuelto a demostrar que a veces sus ídolos más egregios no plasman su encanto en los banquillos. Es el caso del más grande entre los grandes. Maradona asumió el desafío  de resucitar  a Argentina después de años de penurias pero los últimos varapalos indican que saldrá chamuscado de la fogata que él mismo ha originado. Anoche Brasil se rió de la albiceleste en territorio comanche y ante los ojos de todo el globo por aquello del morbo Messi-Kaká. El baile ‘canarinho’ supuso la confirmación definitiva del abismo que existe entre un proyecto sólido a la par que áspero, pero en definitiva fidedigno, y un mar de dudas, palos de ciego y desajustes brutales. Es en este último punto donde Elano en el papel de pasador y Luis Fabiano como gran ejecutor, mandaron a los anárquicos argentinos al averno.

Tampoco se entiende que el seleccionador argentino dejase a su yerno Agüero en la banqueta. Tévez garantiza goles pero el ‘Kun’ se suele disfrazar de ‘hormiga atómica’ en estas majestuosas citas. Y eso que los pupilos de Maradona salieron enchufados. Sin embargo, el otrora vilipendiado Dunga ha logrado amoldar a su gusto un híbrido de músculo y talento. El resultado está a la vista: la pentacampeona se dirige como una exhalación a por su sexto cetro mundial. Con permiso de España, claro.

Del Bosque se habrá aliviado al comprobar que su 4-4-2 está bien engranado. La Confederaciones descubrió la incómoda disyuntiva de si alinear uno o dos delanteros. Parecía que Villa y Torres, lejos de complementarse, se estorbaban mutuamente. Y aunque anoche quien no mojó fue el del Liverpool, ambos arietes están aprendiendo al alimón a leer los ataques. En este apartado ha vuelto a entrar Silva. El canario sabe fajarse  por cualquiera de las dos bandas y de vez en cuando, como ayer, engancha algún trallazo que se cuela adentro.

La ‘manita’ a Bélgica es la enésima prueba de que nos sobran alternativas tácticas para dar y tomar. Busquets está siguiendo la estela fulgurante de su compañero Piqué y si su meteórica madurez no se tuerce, acudirá al Mundial de cabeza. En Riazor su entendimiento con Xabi Alonso fue simplemente perfecto. Además, teniendo a Guardiola como maestro teórico y a Xavi e Iniesta para los casos prácticos, no sería ninguna sorpresa que Busquets termine manejando los hilos de la selección en un futuro muy próximo. Si el presente está para disfrutarlo, el futuro augura grandes prodigios. Así de bien late nuestro fútbol.

 

Raúl también vale en esta galaxia

Lunes, 31 Agosto 2009

raul-depor.jpg

La Castellana estaba engalanada para cortejar a los nuevos y el vasto mundo del fútbol se había acicalado para asistir al estreno de la segunda superproducción de ‘FP’. Sin embargo, un solo hombre, el de los récords, permanecía impasible ante tanta renovación. Él sigue a lo suyo, se esfuerza con denuedo (nunca ha dejado de hacerlo) y la recompensa siempre le llega. Marcó el primer gol de nuestra revitalizada Liga y ninguno de los flamantes galácticos parece que pueda toserle encima, de momento. El Bernabeu volvió a jalear al unísono el nombre de Raúl, el gran capitán, a quien la selección no le ha brindado aún otra oportunidad. Fue él quien inauguró la ‘reentré’ de Florentino y pudo alargarla si Cristiano le hubiese cedido la responsabilidad del penalti que sólo él se guisó. A partir de ahí, la brega y el sacrificio sempiterno: lo que nunca ha dejado de ansiar el público madridista. Raúl podrá salirse, pifiarla o no hacer nada, pero le queda cuerda para rato. Que continúe el debate.

A Cristiano por fin le llegó la hora: empezó timorato y acabó fulguroso. Cuando el partido exhalaba su último hálito, el portugués se inventó dos jugadas explosivas, de esas que tanto van a encandilar a su nueva afición. Además, Kaká y Benzema no desentonaron. Con todo, el arranque liguero ha dejado un poso de ilusión: este equipo puede hacer los goles que le dé la gana. Aquí chuta a portería hasta el apuntador. Y esta noche todos atentos al fax de las oficinas de la Liga, podría llegar el transfer de un francés del Bayer de Munich.

La cruz de la primera jornada le corresponde al Atlético de Madrid. Ya lo temía la parroquia colchonera: que si el Oporto les ha concedido una posible redención; que si la llave de los octavos de la Champions estará en Nicosia; que cuántas decenas de goles se hincharán a meter Forlan y Agüero. Al final, este club siempre lleva la penitencia consigo. Viajó a Málaga, recibió tres sopapos y se volvió como llegó: perezoso y desganado. Para colmo, el tiempo apremia y no se atisban grandes fichajes de última hora. El único que suena es un francés llamado Fanni, del que nunca hemos oído hablar pero que, al menos, ha sido internacional…¡ dos veces! Lo de este club es de traca: Cerezo sueña con su centrocampista platónico desde hace lustros y el director deportivo piensa traer al sustituto de Heitinga. Luego se cabrean cuando la gente se toma a chiste este Atleti.