Blogs

Archivo de la categoría ‘Kante’

El fontanero de Francia

Jueves, 16 Junio 2016

ngolo-kante-france.png

En Bein Sports Francia publicaron esta mañana un mapa de calor con el que analizaban la omnipresencia de N’golo Kante en el Francia-Albania. A continuación, metieron con humor un mapamundi totalmente coloreado de rojo en el que se podía leer Ici est Kante! (¡Aquí está Kante!). Es el personaje en la sombra que vertebra a la anfitriona y su desgaste hercúleo entre bambalinas tiene enamorado a Deschamps y toda la nación, que ve en el todoterreno del Leicester una versión mejorada de Makelele, el fiel escudero de Zidane. Su seleccionador lo ha repetido por activa y por pasiva: “Sólo quitaría a Kante si le rompen una pierna y después de ver la radiografía”. Del Bosque llegó a la selección con una declaración de intenciones cristalina: Busquets y diez más; Deschamps tocó la gloria en el Mundial del 98 desde la misma atalaya que Kante, desde donde intuye cualquier jugada segundos antes de que suceda. No en vano, es el ‘ladrón’ por excelencia de esta Eurocopa, el que más balones intercepta, el que más ataques cortocircuita. Si desactivase bombas, sería el mejor artificiero; siempre sabiendo qué cable cortar. Kante no arrastra el circo de otros ilustres de su talento, como Genaro Gattuso, por ejemplo, pero sí necesitaría campañas mediáticas que le den el caché de Pogba. El problema es que el trabajo de fontanería en el fútbol ni esta bien pagado ni agradecido.

Deschamps confesó una sola obsesión en los amistosos contra Holanda y Rusia del pasado marzo: saber si ese panzer de raíces malíes no se acomplejaría vestido de blue. En el Leicester estaba soñando con un cuento de hadas, pero en Francia un puñado de minutos le bastarían para subir al cielo o bajar a los infiernos. Y más en el combinado de los líos. Debutó en el Amsterdam Arena y en tres jugadas su entrenador entendió que había descubierto a una proeza de la genética capaz de limpiar un balón en su propio área y disparar desde treinta metros en lo que dura un pestañeo. Kante ahora mismo es el mejor bulldozer del mundo porque apenas hay rivales que se molesten en bajar a la mina como él. En un negocio en el que los peinados y las celebraciones de los goles cobran tanta relevancia como jugar bien al fútbol, el trabajo entre bambalinas queda muy cotizado en el gremio de entrenadores. El espectador que ojea el partido en un bar no conoce a Kante porque sólo mira cuando ronda el gol; los analistas tipo ‘Maldini’ o Fernando Evangelio sí se sobrexcitan cada vez que el campeón de la Premier persigue un balón en tierra de nadie como un rottweiler con la boca llena de espuma. Es el trabajo sucio de alcantarilla que sólo el siderúrgico estilo italiano valora tanto como sus capocannoniere.

Anoche Lucas Vázquez contaba en la COPE que jamás habría soñado hace un año ganar la Champions y estar en Francia. N’golo Kante ni siquiera habría imaginado jugar en cualquier primera división hace dos temporadas, cuando se embarraba con el Caen de la Ligue 2. Tarde o temprano su tela de araña no pasaría desapercibida y fue el jefe de ojeadores del Leicester, Steve Walsh, quien redactó el primer gran informe. “Necesitará rodaje en Inglaterra pero acabará montando su rancho”, vaticinó un Walsh que todavía espera una medalla por uno de los grandes descubrimientos de esta temporada.