Blogs

Archivo de la categoría ‘Kevin Keegan’

Luis Suárez, el monstruo de Kevin Keegan

Mircoles, 29 Octubre 2014

luis-suarez.jpg

Diego Torres publicó en El País el sábado pasado que varios directivos de la planta noble del Bernabéu disuadieron a Florentino Pérez de fichar a Luis Suárez en verano. “Un delantero de ochenta millones no sólo tiene que marcar goles”, comentaron los ejecutivos, según el periodista. Daban a entender que el club necesitaba a Benzema o una versión aproximada del francés, lejos del típico delantero como Falcao, que remata hasta un microondas desde el punto de penalti. Y de repente y por caprichos del calendario (o no), Luis Suárez reapareció en Madrid sin presumir de su instinto depredador, pero con maneras de ‘diez’. Comenzó en la banda derecha y desde allí soltó un pase preciso a Neymar para el 0-1. Se movió de afuera hacia adentro intentando desubicar a Pepe y Sergio Ramos; dialogó con Messi para anticiparle sus cambios permanentes sobre el tapete y demostró que retiene la delicatessen en quiebros con y sin balón. Pero evidenció que el físico todavía le traiciona, aunque se remangara para responsabilizarse de ese ‘trabajo sucio’ que tan poco gusta a los delanteros estrella.

La lectura amable del clásico para el Barça es que ya dispone de un ‘nueve’, que puede ejercer de falso, centro o al estilo Benzema. Le vale cualquier especialidad. Y, desde luego, a la vera del samaritano Messi, el uruguayo se va a mover como pez en el agua con la misma soltura que lo hacía en la pecera de Anfield. En apenas media hora telegrafió fútbol de alta velocidad, tanta que a veces ni siquiera Iniesta y Messi tenían tiempo para captar la jugada. La gente esperaba su pegada, la voracidad de Liverpool; no en vano, es el número principal de sus funciones.  Pero Suárez obsequió al mundo con un repertorio que va más allá del pim, pam, pum. A Luis Enrique no le pilló de sorpresa porque fue él, personalmente, quien detalló al presidente Bartomeu y Zubizarreta todo el manual de instrucciones que conlleva tener al delantero, y que no sólo consiste en perforar porterías.

“El público de Barcelona se va a divertir. No saben de qué es capaz el monstruo”. Sí, el mítico Kevin Keegan no engaña a nadie delante de las cámaras de la BBC: escupe la palabra monster para aludir a Luis Suárez. Sobre futbolistas multiusos, ‘Super Ratón’ Keegan es una voz autorizada: entre sus diabluras de extremo derecho y delantero centro se sacó dos Balones de Oro. Tal cual. Keegan, como Suárez, triunfó en la Premier alejado del estereotipo de imparable tanqueta goleadora. En su época, ese rol correspondió a John Benjamin Toshack. Por eso, los regates del uruguayo son una vintage de aquellas fintas del gran ariete de los setenta. Keegan cambió la idea simplona y folclórica de los inventores del fútbol, mientras que Luis Suárez no ambiciona tanto: si acaso, un recuerdo como el de Hristo Stoichkov, de quien le han dicho en Barcelona que puede aspirar a lo mismo: un Balón de Oro. Aunque no esté en la próxima edición porque la FIFA haya castigado el mordisco hasta límites insospechados. Peor para el espectáculo, se pierden al monster.