Blogs

Archivo de la categoría ‘Khedira’

“Si no ganas, parece que es un fracaso”

Lunes, 20 Agosto 2012

cristiano1.jpg

Roger Federer silenció las críticas que le habían incordiado durante toda la temporada cuando batió a Andy Murray en la final del pasado Wimbledon… “Parece que todo lo que no sea ganar, es un fracaso; y eso es bastante duro”, sentenció el suizo después de levantar su decimoséptimo Grand Slam. Ésa es la impresión que va a arrastrar el Madrid de Mourinho, más si cabe, después de haber reventado todos los récords ligueros imaginables. “Jugamos para ganar, pero pudimos jugar mejor”; fue el titular claro (y de perogrullo) del entrenador para explicar el primer revés de Liga. Cierto, el Madrid se vació atacando en la misma versión que el año pasado: gasolina de altísimo octanaje y velocidades demasiado exageradas. Faltó cabeza. Pero, como a Federer, al campeón no sólo se le exige ganar, sino golear sin piedad; y aunque el Valencia no era ni mucho menos un comparsa, el Bernabeu acabó ansiando ese puñado de minutos que transforma al equipo a imagen y semejanza del ‘superguerrero Son Goku’ de Bola de Dragón.

El Madrid propuso al Valencia el mismo guión del último campeonato: fuego a discreción, aunque esta vez la ametralladora blanca se encasquilló más de la cuenta. No estuvo el ‘paralotodo’ Guaita pero sí Diego Alves, quien detuvo los tres o cuatro momentos de inspiración blanca. Quizás el empate de la pasada Liga fuese más espectacular por la decena de paradas del portero valencianista y, sobretodo, por la insistencia de Cristiano Ronaldo. Entonces, el portugués acabó desesperado con Guaita; ayer anduvo abúlico y lo peor, desaparecido en combate. Ni siquiera sacó su egoísmo a veces recurrente para arreglar casos imposibles. A Cristiano, o le  desenchufaron o su mirada depredadora se la ha guardado para la noche de fastos del próximo jueves en el Camp Nou. Pero extraña que la megaestrella portuguesa se haya dosificado cuando, precisamente, él es el único de toda la Liga que tiene fuelle para correr sin jadear las 38 jornadas.

Y Mou siguió empecinado en Coentrao, sugerido por la buena actuación del lateral en la Eurocopa. A ver si a partir de ahora el rubio teñido da más que hablar por actuaciones en el césped que por pilladas in fraganti; por el momento, simplemente es un buen lateral como otros tantos que juegan en Europa y no valen treinta millones. Quien sí los cotiza e incluso, va en alza, es Higuaín. Por fin sus méritos goleadores le han colocado en primera fila, así lo ha entendido su míster. Marcó, mandó otro balón al larguero y a poco que mantenga el nivel, se hinchará a goles esta temporada; suya ha sido la primera titularidad, pero no significa que sea permanente: Mou avisa que Benzema y el ‘Pipa’ son igual de necesarios.

Pero, al margen del lánguido Cristiano de ayer, los achaques del Madrid se intuyen en su columna vertebral. Y ahí es donde Xabi Alonso asume funciones plenipotenciarias: cubre espacios, corta balones y debe ponerlos…demasiadas tareas para alguien que va a meterse cincuenta partidos como mínimo hasta el próximo verano. Ya conocemos al incombustible Lass, pero la prensa alemana estará que trina en sus crónicas de este lunes: Khedira es un bien muy preciado como para rechazarlo. Si Coentrao evidenció en Polonia que no es tan paquete como el madridismo creía, el centrocampista alemán demostró que Mou no se equivocaba en su fe ciega hacia el titularísimo de la Mannschaft. Su suplencia ante el Valencia desorientó a Xabi y, por ende, al ordenador central del equipo. Al menos, el Madrid no traicionó su estilo, sencillamente falló en puntería (su mejor asignatura); pero ya sabe que cuando no gane, la prensa no será piadosa. Le sucedió a Federer y ha sobrevivido.

Khedira en versión alemana

Lunes, 6 Agosto 2012

 “No conozco a nadie mejor que Khedira en su posición”. Primera declaración de intenciones de José Mourinho, chirriante en España pero lógica en Alemania y, sobre todo, para el técnico madridista. Durante la Eurocopa, Joachim Löw se extrañó por la consideración tosca que nuestro país tiene de un internacional imprescindible en la selección alemana y de los más valorados por la opinión pública alemana. El seleccionador no entendía las críticas del Bernabeu contra un jugador que “evita que el contrario te parta la columna vertebral”. Sin duda, el centrocampista madridista sorprendió a la afición española desinhibiéndose de sus funciones primarias; si Mou quiere la mejor versión de él, deberá aflojarle el corsé que le mantiene a espaldas de Xabi Alonso. El problema para Khedira es que la afición merengue sólo ha amado a un trotón, Makelele (y porque actuaba de fiel escudero de un genio llamado Zinedine Zidane), y se hartó de copias tan baratas como Pablo García o el histriónico Gravesen.

Khedira jugó contra el Santos Laguna media parte y se partió la cara para marcar un gol: literal. El alemán quiere dejar claro que sus pretensiones no son sólo defensivas; lo demostró en el Camp Nou con un gol de espabilado, y en Las Vegas poniendo la geta por si sonaba la flauta. Curiosamente, Löw exprimió en Polonia su buena condición de rematador, virtud que nunca ha sorprendido en la Mannschaft. “No imagino a este equipo sin Khedira porque representa al fútbol alemán: potencia y actitud”, ha dicho en repetidas ocasiones el legendario Oliver Bierhoff , manager deportivo de Alemania.

La Eurocopa ha sido la credencial definitiva para que Khedira no sólo continúe en el Madrid, sino que se mantenga en el elenco de futbolistas top de Mourinho. El propio entrenador corroboró cualquier duda durante el propio torneo; ocurrió en la zona mixta después del debut alemán contra Portugal: Mesut Özil fue nombrado jugador del partido después de una actuación un tanto gris, y cuando Khedira atendía a los medios de su país, Mourinho, que presenció en el palco el partido, pasó por detrás de su jugador, le dio una palmada en la espalda y le preguntó: “¿A quién le han dado el man of the match?”; “A Mesut”, respondió Khedira. Entonces, el portugués, en uno de sus arrebatos geniales e inesperados, le espetó: “Mal hecho, tú has sido el hombre del partido”.

El día que Khedira fichó por el Madrid, el club dio a conocer al jugador a través de un comunicado vía web con la siguiente descripción: “Es un centrocampista muy dinámico y enorme recorrido, capaz de recuperar balones en la medular y de incorporarse inmediatamente al ataque” (30/07/10). Quien leyese la noticia, debió imaginar a un émulo de Steve Gerrard en sus mejores tiempos. Desafortunadamente, Mourinho diseccionó el texto de la web y escogió la segunda virtud de ahí la imagen que ha transmitido el alemán. La versión natural de Khedira la enseñó Löw, su colega portugués tan sólo tiene que trazar en su pizarra la flecha del jugador hasta la portería contraria. El Bernabeu lo agradecería…y Khedira también.

El escudero de Xabi Alonso

Mircoles, 22 Febrero 2012

5ad9fe7e33.jpg

“El tal Khedira podrá ser internacional y hasta capitán de la Luftwaffe, pero es una coña marinera”. Medio en serio y medio en broma, Tomás Guasch es otro escéptico que no entiende por qué Juan Mata bracea todo lo que puede para no desintegrarse con su Chelsea y David Silva mira la Champions desde la barrera en un Manchester City que pecó de ingenuo en la competición de los mayores. Porque dentro de lo bien que lo está haciendo este Madrid, todavía es inexplicable por qué Mourinho opta por acorazar a Xabi Alonso. La decisión tendría sentido en una batalla de contención en San Siro o contra el Bayer, pero, precisamente, el CSKA es otro sparring más que baila en el ring al son del Madrid intentando aprovecharse de sus despistes. Al míster portugués le quedan dos sambenitos por tumbar: el Barça, obvio, y esa predilección por echar el freno de mano cuando el partido invita a la desinhibición. No obstante, a Mou hay que darle el beneficio de la duda: junto a Guardiola, es quien mejor maneja el tempo de la Champions, que a veces y a diferencia de la Liga es traicionera. Lo que pasa es nos estamos acostumbrando al rodillo que pasea por España cada fin de semana y un tostón así entre medias deja a uno aplatanado.

Pero el propio Mourinho con sus decisiones ha delatado la posición a mejorar para la próxima temporada. Con Sahin todavía conservado en formol, el rol de escudero de Xabi Alonso exige un currículum muy definido: Khedira y Lass se han turnado en ese puesto y, si acaso, el alemán aporta más prestaciones ofensivas (Lass es más perro de presa). Sin embargo, ha sido Granero el que ha descubierto la pólvora: el equipo se ha dado cuenta de que Xabi está más a gusto si levanta la cabeza y ve a un estilista y no a un martillo pilón cerca de él. O sea que en caso de que Mourinho decida continuar un año más, ya ha dado las suficientes pistas de cómo gastar el dinero este verano. Además, la fatalidad del Chelsea ayuda a que Mata dude seguir en Londres si el Madrid se le declara formalmente. Pero sólo es una conjetura, lógica, pero no pasa de ahí; Mou tendrá a final de temporada una coartada de más de cien goles para no llenar el centro del campo de tíos técnicos y estilosos….el músculo todavía es imprescindible en sus equipos.

De todos modos, respecto a ayer Xabi lo dejó claro: “El frío no lo he notado, pero donde esté el césped natural que se quite el sintético”. Así que ni con jugadores zafadores o de buen gusto el fútbol habría tenido gracia. Después de tantas ediciones, extraña que la UEFA tolere campuchos como el Luzhniki en invierno; para situaciones muy puntuales debería exigir estadios cinco estrellas con cubiertas retráctiles o calefacciones ultramodernas para el césped, más cuando se obsesiona por cuidar la imagen del torneo hasta la saciedad. Pero al margen de patatales, el dilema táctico del Madrid prevalece y seguirá dando que hablar porque Mourinho ha contado con Granero cuando Lass o Khedira tenían el coche-escoba averiado. En definitiva, la oferta de empleo es claro: centrocampista que mime el balón y, aparte de atacar, no le moleste remangarse para echar una mano en defensa….Xabi lo agradecerá.