Blogs

Archivo de la categoría ‘Mazinho’

Aquel Mazinho (este Thiago)

Martes, 2 Agosto 2011

thiago-mazinho.jpg

Temporada 97/98….el Celta de Vigo necesita ganar al Barcelona de Figo para no perder comba con el pelotón de UEFA. El técnico celeste, Javier Irureta, insiste a Mazinho para que sea él quien despliegue el talento díscolo de Karpin y Mostovoi, y proteja en la medular a la gran revelación, Ito, que venía del Extremadura y había ostentado el curioso récor de haber sido el jugador con menor salario de la Liga el año anterior. La dirección del brasileño fue tan sublime, que hasta él mismo se atrevió a inventarse un colofón en forma de zurdazo en la frontal del área que el meta Hesp vio entrar atónito. Dicen que aquella victoria molestó exageradamente al entonces presidente del Valencia, Paco Roig, quien había casi ‘regalado’ por 100 millones de pesetas a su campeón mundialista en el verano del 96. Mazinho tenía dotes de genio y un disparo con efecto irrepetible…hasta que su hijo Thiago se encariñó con un balón.

El Barça se ha cerciorado que la herencia de Xavi no debe acabar sólo en Iniesta. Thiago ha mamado La Masía, la mejor escuela para futboleros de su perfil, el de su padre. El último europeo sub-21 no ha sido más que la presentación de unas credenciales que se presumen bestiales; de momento, la primera carta de recomendación debe corresponder a Guardiola, aunque éste todavía no se atreve a comerle la oreja con loas y promesas. “No tengo dudas que va a tener minutos, siempre que se los gane con su esfuerzo”…así le previno el técnico azulgrana después de la derrota ante el Manchester United en Washington y  en la que, precisamente, Thiago volvió a ser el mejor del equipo con otro gol made in Mazinho.

El propio Mazinho confesó que antes del Europeo de Dinamarca su hijo había recibido una buena ristra de ofertas. A día de hoy no ha admitido si el Real Madrid también había apuntado a los asequibles diez millones de su antigua cláusula; es de suponer que sí, dado su valor tan irrisorio en el alocado mercado. Y es cierto que la dirección deportiva del Barcelona se inquietó, por lo menos, cuando Thiago soltó durante el torneo que su sueño era “triunfar en el fútbol, no en el Barça”. Quizás esas declaraciones pusieron en jaque a Rosell, quien intuía que de no resolver una renovación exprés, podría acabar arrepintiéndose como en su día hizo Roig con la fatal venta de Mazinho. Al final, el club movió rápido su maquinaria y los diez ‘kilos’ se inflaron hasta noventa. Pero la gran promesa en ciernes no desea que su nuevo contrato sea un brindis al sol: por el momento, la casi compra de Cesc Fábregas no es, precisamente, un indicio de confianza en Thiago. Xavi ha comentado durante la pretemporada que ambos pueden congeniar, pero el majestuoso estilo del Barça no admite tantos alquimistas juntos, más si juegan en el mismo puesto….y Fábregas, si viene finalmente, no lo hará para chupar banquillo.