Blogs

Archivo de la categoría ‘Michael Jordan’

Michael Jordan y Mourinho, sus juicios públicos

Sbado, 1 Diciembre 2012

michael-jordan-2.jpg

Michael Jordan nunca aceptó bien las críticas de la opinión pública, no cuando se trataba del mejor jugador de la historia de la NBA. Su I’m back (escueto comunicado con el que anuncio su vuelta al baloncesto en 1995) causó una expectación con demasiada incertidumbre, y las sospechas aumentaron cuando Orlando Magic eliminó a los Bulls en los playoffs de aquel campeonato. Después del batacazo, el carismático escolta de los Magic, Nick Anderson, se atrevió a decir delante de las cámaras que Jordan “no se parecía al Michael Jordan de los viejos tiempos”. Dos anillos consecutivos (1996 y 1997) contradijeron la osadía de Anderson; y fue en 1997, en el 50 aniversario de la NBA, cuando Air Jordan grabó un anuncio de Nike con un claro trasfondo revanchista contra el ejército de escépticos que habían dudado de él en algún momento.

El periodista Albert Guasch describe el spot en un artículo publicado en el año conmemorativo: ”Jordan aparece sudando, corriendo en cámara lenta con la pelota y con los músculos en tensión. Su voz, calmada, se escucha en off : “Desafíame…duda de mí…fáltame al respeto. Dime que soy más lento…que soy más viejo”. Una pronunciada pausa y añade: “Dime que ya no puedo volar”. Aún no ha terminado la frase y la estrella despega desde la línea de tiros libres, que eso son 5,30 metros, y vuela hasta el aro en el que clava un impactante mate”.  Aquel anuncio agitó las tertulias periodísticas yanquis; el más grande de todos los tiempos había tirado de la mercadotecnia para lanzar un órdago al establishment de entonces. Obviamente, el tercer título consecutivo, el del 98, lapidó cualquier amago de impudicia contra el rey.

En España no estábamos acostumbrados a este tipo de afrentas públicas hasta que llegó Mourinho. Siempre desafiante, el entrenador del Madrid concibe cada rueda de prensa como un juego en el que él siempre tiene argumentos para todo, y si no le gusta la pregunta, la finiquita con un simple ‘no me vale’. Pero, de vez en cuando, Mou usa los micrófonos para sacar toda la rabia acumulada, el cabreo de escuchar callado ese “deporte nacional” que es “maltratarle”. Él no ha protagonizado ningún anuncio publicitario; le ha bastado convocar a su afición a las 21.20 de esta noche en el Bernabeu para plantear el juicio público al que está sometido. Y esto no es una suposición suya; ciertamente, Mourinho es la estrella indiscutible de las tertulias de este país: las del periodismo de bufanda que lo atribuyen todo a su figura sátrapa; las más puristas que todavía buscan cuál es el fútbol de Mourinho, y las de barra de bar, que al fin y al cabo son las que deberían preocuparnos a los periodistas, porque son las que sondean el grado de crispación de la gran masa social.

Quizá el reto no surta el efecto (o el morbo) que pretende la prensa. Cualquier socio que acude habitualmente al Bernabeu sabe que cuarenta minutos antes del partido no llega ni el jardinero; ni siquiera el equipo sale a calentar con tanta antelación. De ahí que la invitación de Mourinho sea demasiado astuta: si las gradas están vacías, la conclusión será que la afición no presta atención a su linchamiento. Y si una minoría acude a la convocatoria, es casi inimaginable que sacrifiquen la cerveza o el tentempié previo para silbarle no se sabe por qué.  Al menos, el portugués se ha inventado un experimento sociológico que desviará la atención del Barça-Athletic anterior al derbi; sabe que su personaje tiene una relevancia faraónica y nosotros, la prensa, no vamos a desaprovechar la ocasión para seguir practicando el “deporte nacional”.