Blogs

Archivo de la categoría ‘Riquelme’

“Que la chupen y la sigan chupando”

Jueves, 15 Octubre 2009

1255565242_extras_albumes_1.jpg

“Que la chupen y sigan chupando”, éste es el epílogo que más se ajusta al incorregible y fantoche Maradona entrenador. Su Argentina, una de las selecciones más desastrosas que se recuerdan, se clasificó anoche para Sudáfrica 2010 sin gracia ni elegancia. Tampoco hizo falta la épica en el estadio Centenario de Montevideo porque Uruguay es todavía peor equipo que la ‘albiceleste’. Decían los chistosos que el ministerio de Salud argentino había adquirido miles de desfibriladores para contrarrestar los millones de taquicardias que iban a aflorar desde el comienzo del partido. Tampoco hicieron falta. El partido fue un verdadero coñazo y destapó por última vez y hasta el inicio del Mundial, las penurias de una Argentina sumida en un caos táctico, técnico y de futbolistas.

Ni siquiera merece la pena debatir si Maradona vale  como entrenador. Desde que se puso al frente del combinado nacional, todo han sido despropósitos, chulerías y excentricidades. Sólo al ‘Pelusa’ se le ocurre tirar de reliquias tipo Verón, Schiavi, Heinze y Palermo. A este último le podríamos salvar por su milagroso gol contra Perú, pero su rendimiento está muy lejos de lo mínimamente exigible a un internacional argentino. Anoche, Verón fue el elegido para cuadrar al tropel: mala elección, la enésima de Maradona. Un día después del partido, todavía es un enigma saber a qué fue Argentina al Centenario. Unos dicen que se dedicó a sestear pendiente del Chile-Ecuador, otros que salió decidido a cementar con argamasa su portería y los últimos, entre ellos me incluyo, que saltó al campo a improvisar algo esperando que sonara la flauta. Y de hecho, fue así.

La nación argentina suspira hoy con ansiedad. Pasar como cuarto clasificado en el grupo sudamericano no tiene mérito alguno para el equipo en el que supuestamente Leo Messi debe coronarse como sucesor de su seleccionador. De momento, va a ser que no. El barcelonista se aburre con Argentina porque se siente marginado en la delantera, sin ningún compinche de garantías. Cada partido es una plegaria permanente para que reciba un pase bueno de cien posibles, por lo menos. Su hinchada le ha reprochado su actitud pero Messi no es tonto: juega en el mejor club del mundo, a la vez que participa con un grupillo de compañeros que ni le van ni le vienen. En Argentina no hay Xavis ni Iniestas, y eso a Messi le desconcierta. Bueno, está el defenestrado Riquelme, fulminado por los desvaríos de Maradona. El genial centrocampista es el único capacitado para dar una pequeña pátina de innovación a esta arcaica y ruda Argentina. Pero la afición tendrá que fastidiarse sin poder verle. Ya lo dice Maradona de forma muy gráfica: “Que la chupen y la sigan chupando”.