Blogs

Archivo de la categoría ‘Soldado’

Morientes y Soldado debieron ir a la Euro

Martes, 29 Mayo 2012

“Quería ir a la Eurocopa y estoy decepcionado, pero no hundido”. Fernando Morientes avivó su propio debate dos días después de que Camacho anunciase la convocatoria para la Eurocopa de Holanda y Bélgica. Su gol de cabeza en la final de Champions contra el Valencia de ese año 2000 casi le aseguraba un puesto de delantero centro en la lista de Camacho, a expensas de los doce goles ligueros con los que se había reivindicado en el Madrid ante el irreverente Anelka. Pero todas las intuiciones se fueron al traste cuando el seleccionador anunció que la pareja que acompañaría a Raúl sería Isma Urzaiz del Athletic y el eterno Alfonso Pérez Muñoz del Betis. La lista definitiva era competitiva, pero nadie del mundillo, ni jugadores, entrenadores ni aficionados, esperaban la ausencia  de Morientes. Él mismo quiso ignorar cualquier comentario incendiario en la rueda de prensa que organizó para explicar su opinión…”La única conclusión que saco es que me voy de vacaciones. No voy a entrar en una depresión, porque la decisión está tomada y aceptada”.  

Las reacciones a la ‘escandalosa’ elección de Camacho no se hicieron esperar: el presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, no entendía como alguien que era “pieza clave de la maquinaria blanca” y que esa misma temporada había sido declarado intransferible no iba a la Eurocopa. Más quisquilloso se mostró el maestro Arrigo Sacchi en la RAI italiana…”No entiendo que un delantero como Morientes, al que pretenden la mitad de los grandes clubes italianos, Roma, Inter y Milan, pueda perderse una cita como la Eurocopa”. Sacchi también intentó empatizar con Camacho…”Morientes ha ganado la Champions y ha marcado un gol en la final. Si yo fuera seleccionador, sería una decisión extraña para mí”. Críticas al margen, la decisión era irreversible porque Camacho había preferido apuntalar el lateral derecho con otro compañero del ‘Moro’, Míchel Salgado, a meter más chispa a la delantera. El resultado fue otra eliminación en cuartos de final, el concurso aciago de Urzaiz, un gol esperanzador de Alfonso y, sobre todo y tal como confesó meses después el seleccionador, la nostalgia por la ausencia de Morientes. Un craso error que no se repitió en el Mundial de Corea y Japón.

Roberto Soldado también pareció disipar cualquier duda cuando se marcó un hat trick en su debut contra Venezuela hace apenas dos meses. Pero su verdadera credencial debían ser los diecisiete goles del campeonato que dieron al Valencia la plaza directa a Champions y las semifinales de Europa League. Sin duda, ha sido su año y todavía con más mérito en un Valencia exento de pasadores sublimes como Mata o Silva. Sin embargo, Negredo, como el estudiante que prepara el examen con un atracón de horas en la víspera, ha convencido a Del Bosque con ocho goles en las últimas nueve jornadas. Lo dijo anoche en El partido de las doce de COPE: “Quiero darle muchos ánimos a Soldado, pero yo también he hecho méritos para estar aquí”. La cruda disyuntiva de Del Bosque ha sido elegir entre dos delanteros del mismo corte, porque aunque siempre arrastre polémica, Fernando Torres tiene un perfil único y exclusivo en esta selección. La conclusión es lógica, aunque injusta.

Recuerdos de un 9-0

Jueves, 1 Marzo 2012

“Mi gol ha sido reflejo de lo que ha hecho la selección: toque, rapidez y remate”. Así describió Isma Urzaiz el súmmum al que había llegado la España de Camacho antes de la Eurocopa de Bélgica y Holanda. Aquella noche de marzo del 99 la selección se marcó un partido perfecto contra Austria en Mestalla; el botín fueron nueve goles y quizá el único ‘pero’ fue no haber alcanzado la docena. “Ganando así no hay nada que no me haya gustado. Eso sí, pido respeto para el rival porque en el vestuario lo están pasando mal”, fueron las palabras improvisadas de Camacho, quien jamás imaginó que su equipo pudiese hacer un fútbol tan sublime. Tal fue la humillación que el presidente de la federación austriaca anunció que la destitución del seleccionador se estudiaría con brevedad. Raúl clavó cuatro goles y Guardiola se puso al frente de la sala de máquinas para fabricar una obra de arte de noventa minutos. Entonces, la prensa publicó al día siguiente que había sido el mejor partido de la historia, por delante, incluso, del histórico repaso a Malta por 12-1.

La exitosa España de estos días guarda cada dos por tres antologías inolvidables: Eurocopa, Mundial, clasificatorios,…pero partidos técnica y tácticamente perfectos sólo hay un puñado. Por eso, el de La Rosaleda habrá que editarlo en DVD para regalarlo con el periódico en el quiosco. Como en aquel 9-0 ante Austria, el único desliz de anoche estuvo en el percutor; no obstante, después de una ristra de goles, la gracia de esta selección es contar los pases que pueden llegar a dar en una misma jugada sin que el contrario huela el balón. Para narrar fútbol se recurre demasiado a las hipérboles (‘golazo’, ‘jugadón’), pero a España no se le puede escatimar ninguna: el juego de anoche combinó, como si fuera un híbrido, el talento de toque del Barcelona y la velocidad que le mete a la pelota el Madrid. No en vano, el once inicial repartió a cuatro del Madrid (Casillas, Ramos, Arbeloa y Xabi) y otros tantos del Barça (Piqué, Busquets, Iniesta y Cesc): el resultado es un producto infalible. Y si algún osado productor de Hoollywood se atreviese, montaría una película de ficción en el que el Barcelona jugaría contra España…lo lógico es que acabase en empate. De momento, habrá que conformarse con imaginarlo en la Playstation. El mismo Barça experimentó hace años con un amistoso en el Camp Nou ante Brasil por motivo del centenario azulgrana, sólo que entonces Rivaldo, la estrella brasileña del Barcelona, jugó con su selección.

La goleada también deja una catarata de noticias importantes a largo plazo, exactamente el que decida Xavi. Su presencia es indiscutible, pero si en algún momento le falla el ordenador de a bordo, hay competidores que le pueden hacer sombra. Busquets y Xabi Alonso han cavado su zona en el once titular y ahí quedarán fijados hasta que ellos se cansen o el fútbol español produzca jugadores con sus parámetros. El nudo gordiano viene con Cesc Fábregas. Acostumbrados a verle con Guardiola de lo que se ha llamado ‘falso nueve’, Del Bosque no olvida que su colega Arsene Wenger pulió a un chaval que estaba llamado a ser uno de los mejores centrocampistas del planeta. De momento, Xavi lleva los galones por méritos incontestables pero la goleada a Venezuela brindó a Guardiola una idea de cómo hacer el relevo generacional.

Quien no tiene sustituto es Iniesta porque no hay nadie que se le asemeje. Su inspiración es vital para que la selección se desinhiba: busca espacios, abre defensas y tan pronto revoluciona la banda con jugadas de billar como aparece en el centro del área para enchufar goles. Y eso lo agradece David Silva, a quien la Premier le está viniendo de maravilla; extraña que un entrenador tan quisquilloso como Mancini no le haya puesto la correa. Por último, el casting de delanteros se está poniendo demasiado caro: Soldado se llevó el balón a casa como si nada, Llorente siempre aporta de espaldas y en recursos aéreos y el seleccionador está esperando la recuperación física de Villa y la anímica de Fernando Torres…con el deseo de que Negredo la líe en el Sevilla en los últimos tres meses de competición. Y con todo, España se puede permitir dejar en el banquillo a Juan Mata, de largo el mejor del Chelsea.