Blogs

Archivo de la categoría ‘valencia’

Men in Black

Jueves, 2 Febrero 2012

pha-choi-bong-bang-tay-ngoai-vong-cam-ro-rang-cua-pinto-0.jpg

Era irremediable. El jefe de los árbitros tuvo que salir a la palestra para apaciguar el fuego cruzado entre los dos clubes que, precisamente, gozan de bula arbitral indefinida. Sánchez Arminio defendió a su gremio ante la avalancha de obuses que se le avecinaba: alguno, directo a la cara como el de Mourinho en el parking del Camp Nou esperando a Teixeira Vitienes y otros menos macarras pero igual de intencionados: “En lo que llevamos de año no pinta bien para el Barcelona”. insinuó Sandro Rosell esta semana. Pero la película de los ‘Men in Black’ todavía guardaba un actor por sorpresa para la escena ¿final?; el Valencia también se aprovechó de luces y taquígrafos para quedarse a gusto y reivindicar que ellos, quizá no al nivel de la bicefalia del fútbol español, también pueden dirigir un lobby muy potente contra las cagadas arbitrales. “Está claro que hay que hablar de los árbitros”…la cara de Manuel Llorente era la de un presidente harto de tanto vacile y que, encima, paga el pato para que el resto se quede satisfecho. Habría que preguntar a Rosell cuando decidió no atender al micrófono de Mónica Marchante: si justo después del ‘resbalón’ de Pinto o al término del partido, consciente de que en el resumen no aparecería ninguna moviola descarada en contra del Barça.

Manuel Llorente armó el arpón con premeditación: su queja nada vehemente puede que sea tomada a broma o, a lo mejor, tiene el recorrido que un antecesor suyo, Jaume Ortí, jamás habría esperado por otro pataleo. El 15 de febrero del 2004, más o menos a la hora que estalló anoche Llorente, el entonces presidente ché  se resignó a decir en el antepalco del Bernabeu “la Liga ya tiene dueño y no hay nada que hacer”. Ortí pasó de acusar directamente el ingenio de Tristante Oliva, cuando a pocos minutos del final se inventó un penalti a favor del Madrid de un forcejeo entre Marchena y Raúl. Por si colaba, Ortí decidió reventar el micrófono también de Canal Plus y esperar concesiones. Aquella liga la acabó ganando el Valencia, no por designios arbitrales sino por el ‘galacticidio’ de Carlos Queiroz, y muy a pesar del diario AS, que diseñó una cortina de humo con la famosa llave de judo ushiro nage para justificar las dádivas al Madrid.

Quizá Sánchez Arminio pase por alto la declaración de intenciones del presidente del Valencia, al fin y al cabo tampoco fueran demasiado ofensivas. En cambio, Roberto Soldado no dudó en morder en la yugular…”(el árbitro) no se ha atrevido a pitar la mano de Pinto tan pronto”. Suerte que el contexto era un partido de Copa, porque si Soldado suelta que un árbitro no ha pitado una jugada aposta delante de la UEFA, el castigo podría haber sido un puñado de partidos. España es más dócil en asuntos arbitrales: la rajada del delantero podría ser examinada por el propio Sánchez Arminio para que éste sugiriese al Comité de Competición una multa con dinero. Sin embargo, los antecedentes indican que Competición archivaría el caso y punto final. Es obvio que todos los clubes pían; si Guardiola utiliza una rueda de prensa para explicar que su equipo saldría perdiendo si hablase de los árbitros, ya está hablando de ellos, aunque sea para amortiguar las declaraciones de Rosell. El Madrid tiene una ventaja: el cañón Bertha de Mourinho. Florentino ha encontrado en su entrenador el altavoz perfecto para atizar a los árbitros…lógico que el portugués se queje de estar sólo ante el peligro. Que se lo digan a Valdano.

De aquel Ushiro-nage…

Lunes, 21 Noviembre 2011

ushiro-nage.jpg

El diario Superdeporte no ha vuelto a ser tan ocurrente como en aquella jugada del Ushiro-nage de Marchena a Raúl del 15 de febrero de 2004. Entonces, el árbitro Tristante Oliva se inventó un penalti en un forcejeo entre el capitán del Madrid y Marchena, y el Valencia perdió dos puntos en la carrera por el título. Al término del partido, el presidente del Valencia, Jaume Ortí, se desahogó en el micrófono de Canal Plus… “En el Bernabeu no se puede ganar. La Liga ya tiene dueño”.

(more…)

Me rebelo, luego existo

Viernes, 9 Septiembre 2011

delnido.jpg

Pepe Domingo Castaño puso la guinda a la revolución Del Nido en El Partido de las 12 con una cita magistral de Albert Camus…”me rebelo, luego existo”. Breve, conciso y, sobre todo, contundente. Una reunión, la promovida por el presidente del Sevilla, que valió para montar otra venidera y animó a los invitados para que no se achanten ante el peligro. “Ya no hay marcha atrás”, sentenció Del Nido; de lo contrario, su revolución francesa quedaría transfigurada: ni reyes guillotinados ni toma de cárceles. Porque el asunto mollar del G-12 no es rascar más millones en derechos de televisión, sino quitárselos a los dos de arriba; “Gil Marín ha confesado que le da igual cobrar cinco kilos menos, mientras las diferencias no sean tan descaradas”, desveló el anfitrión. Para él fue un alivio que Atlético, Valencia y Villarreal acudieran al Pizjuán, pues quién iba a tomar en serio al resto de clubes sin el compromiso de la clase burguesa. 

La ‘liga de mierda’, porque Del Nido convino con Pérez de Rozas en que sigue siendo ‘de mierda’, no cambiará con contratos en vigor y el primer inconveniente que se otea en el horizonte son los acuerdos televisivos que varios clubes ya han firmado para temporadas futuras: por ejemplo, el Athletic ha rubricado un contrato de cien millones con Prisa TV para los tres próximos años y el de la Real Sociedad podría ascender a cincuenta para la 2013-14 y 2014-15. Aunque el presidente hispalense adelantó que su talante es conciliador y los contratos vigentes no se van a romper. La clave no es actuar puramente como un Robin Hood: no se trata de robar a los grandes y repartirlo entre el resto, sino de crear una bolsa común donde se metan todo el dinero y sean gestionadas por la LFP, con o sin Astiazarán (al parecer, su presencia no es relevante). Evidentemente, tal como explicó Del Nido, Madrid y Barça percibirían más, atendiendo a su notoriedad, pero no se repetirían disparates como que “el Madrid cobre quince veces más que el Levante”.

Sin embargo, el adalid de la rebelión insiste en que la flagrante falta de competitividad perjudica a las audiencias de los grandes. Del Nido lo aclara un ejemplo revelador: la primera media hora del Almería-Barça de la temporada pasada congregó a más de cinco millones de teleespectadores. Entonces, los azulgranas ya ganaban 0-3. Pues bien, a los quince minutos de la reanudación el share pegó un bajonazo hasta el ‘escaso’ millón y medio…claro que el Barça ya había marcado media docena. Sí, Madrid y Barcelona se llevan el setenta por ciento de los pinchazos de televisión, pero Del Nido recuerda que juegan en una competición y ésa es su gracia, de lo contrario “que hagan clásicos las 38 jornadas. No obstante, la iniciativa del cónclave todavía debe matizar sus propósitos: la rueda de prensa extrajo pocas conclusiones, si acaso la de la próxima convocatoria. Pero el mundo del fútbol, y más su burocracia, esperaba porcentajes concretos o, al menos, estimaciones del nuevo reparto de la tarta televisiva .Y, por cierto, quizá surjan nuevas amenazas de huelga…Astiazarán y Tebas prometieron a la AFE que los cincuenta millones adeudados a los futbolistas saldrían de las tesorerías de los clubes, pero Del Nido entrevió que tal acuerdo hay que decidirlo en la Asamblea de la Liga y “de momento no están muy por la labor”. ¿Papel mojado para Rubiales?

Primer episodio de una revolución en la que Del Nido aboga, de momento, por la mesura del republicano Danton, abogado que intentó la concordia jacobina-girondina y cuyo lema comparte el presidente…”hace falta audacia, todavía más audacia y siempre audacia” (también al presidente había que endiñarle un personaje). Y ¿por qué ‘revolución francesa’? Artimañas mediáticas para hacer ruido; “cómo si no habría llamado tanto al atención”, explica el presidente. En cambio, el intérprete de Luis XVI todavía no ha sido asignado, pero si Madrid y Barça no se molestan en prestar atención a la rebelión, es obvio a quién guillotinaría Del Nido.

Así es la Champions

Jueves, 10 Marzo 2011

1299756751_02.jpg

“El Barça siempre gana por los árbitros”. Modo ironía activado en las palabras de Mascherano. Ayer MARCA y AS matizaron la victoria del Barcelona; coincidieron en que fue justo vencedor (faltaría más cuando el Arsenal ni se atrevió a chutar) pero recalcaron la contribución de Massimo Bussaca. Quizá la expulsión de Van Persie sí fue rigurosa, pero si un equipo sale con dos líneas de cinco tíos obsesionados en el que el balón no pase, tarde o temprano el fútbol de billar le acaba machacando. Porque emular la proeza táctica del Inter del año pasado se antojaba quimérico y así fue: ni el Arsenal sabe defender a la italiana ni el Barça se dejaría engañar por otra argucia corrosiva para la Champions, La majestuosidad de la competición a veces queda empañada por apuestas grotescas como la que, inopinadamente, propuso Arsene Wenger. Esperaba de él algo más alentador; en su defensa entiendo que sin Walcott el contraataque se devalúa, pero el concurso de Cesc, Van Persie y la nueva esperanza británica Wilshere presagiaban un Arsenal guerrillero. No fue así o, más bien, no pudo ser.

Me gustó mucho una metáfora del maestro Xabier Azkargorta en el último programa de El día después, “no es que el Barcelona canse al rival, es que es la pelota la que acaba con la lengua fuera”. El ex entrenador vasco atinó a la perfección: con una posesión del 75 por ciento es fácil que hasta los espectadores acaben mareados de tanto seguir el balón. Y ése es el gran valor del Barcelona: por encima de los títulos, este equipo ha creado una marca imborrable ya en los anales de la historia. Sí,  el Arsenal salió cobarde y, aunque se hubiera puesto chulo, se habría llevado el bofetón. La única imputación que le achaco es su actitud chirriante, no en vano el Arsenal es el mejor pregonero del balón al pie en Las Islas, es la idea de Wenger. ¿Abjuró de su estilo?  Puede, pero es que el Barça es infinitamente superior por talento de grupo y por Messi, a quien hay que exigir un mundial definitivo, pues parece que el resto de torneos le quedan chicos.

No obstante, la Champions es traicionera. Ganarla requiere determinación, la que tuvo el Oporto de Mourinho en 2004; fidelidad a un estilo, el del Inter de Mou del año pasado; dominio del tempo de la competición, como el que tuvo el Madrid del 2000 cuando eliminó al Bayer habiéndole ganado uno de cuatro partidos; osadía, la que puso el Liverpool en la legendaria remontada de Estambul 2005; oficio, la gran cualidad que tenía mismamente el Milan; suerte, la del Barça en Stamford Bridge con el gol antológico de Iniesta o todas juntas, como la de otro Barça, el de Ronaldinho, o el Madrid de Zidane. La Champions no obedece a la lógica y por ello es tan amada. Hay campeones que han sabido exprimir alguna de las citadas cualidades y perdedores que se han ido a la lona con su juego de salón: el Milan de Capello (1993), el Ajax de Van Gaal (1996) o los ‘galácticos’ de Queiroz (2004). La presente edición nos deja en cuartos invitados inesperados, por de pronto Shakhtar, Tottenham y Schalke. Los primeros tiran mucho de bloque y recuerdan al Dinamo de Kiev, sólo que sin Shevchenko; el Tottenham alardea de fútbol puro británico, además de abrillantar a la bala Bale y al gigantón Crouch, aunque anoche se defendió descaradamente a la italiana contra el Milan, y dicen que el Schalke es el más facilón, pero la segunda juventud de Raúl y el entusiasmo de seguir pasando rondas les ha  colocado en el siguiente escalón.

Precisamente, el Schalke pasó porque se desenvolvió mejor que el Valencia en el barro, porfió en trabajar en toda las partes del campo y dejó a Emery sin recursos.  Al Valencia le hacen falta figuras para aspirar a la élite: Aduriz pudo sentenciar por dos veces, aunque es verdad que la eliminatoria no ha evidenciado un Schalke superior. Pero ha competido mejor que el equipo ché y de ahí el premio. No obstante, los compis de Raúl son muy dóciles y no se espera de ellos mucho más recorrido. Además, como dijo Paco González en Tiempo de Juego, el Schalke “no parece muy alemán”…”hace años los alemanes salían a arrasar los primeros diez minutos”. Cierto, el folclore germánico ha cambiado y en su insistencia por la modernización ha perdido esa aptitud guerrera. Pero ahí están, uno en cuartos y el Bayer con todas las de ganar para tumbar al vigente campeón. Así es la Champions.

Más Messi…y Joaquín, el de la finta y el sprint

Domingo, 29 Agosto 2010

1283094891_extras_portada_2.jpg

Pasan los cursos y Messi no se cansa de ser el primero de la clase y de toda la promoción. Tardó tres minutos en reventar el trámite de El Sardinero y enfilar a su equipo hacia una nueva Liga. Bueno, miento: el Barça ya dominaba el partido desde el calentamiento. El equipo no ha cambiado su actitud ni siquiera en este tipo de pachangas. No le hace falta salir concentrado, la inercia le entrega la pelota aun cuando la aborrece. Encima, si el rival salta al campo amedrentado, el final siempre es el mismo.

De la jornada de las cinco me quedo con la facilidad goleadora del Espanyol, un equipo que todos los años se apaña con poco más de una treintena de goles para sobrevivir. Osvaldo es el percutor adecuado después de que la era Tamudo haya prescrito, y Callejón me recuerda mucho a Raúl (no Tamudo sino el del Schalke) en su perspicacia del fútbol, ¡cómo lee las jugadas el chaval! La pena para el Getafe, el damnificado de Cornellá, es que Pedro León no tiene dobles ni nadie que se le asome por las canteras españolas. A Míchel le flipaba contar con un émulo suyo en la banda derecha pero tendrá que inventarse algo nuevo en su delantera, además de enseñar a sus zagueros cursos CCC de posición y cobertura defensiva.

Y me encanta haber vuelto a reír con el gracejo de Joaquín, quien parece que entre chiste y chiste se lo va a tomar en serio. En Málaga recordó aquel Joaquín de la finta y el sprint. Sin embargo,  lamento que el Valencia haya tenido que desprenderse de Silva; con el canario, Aduriz se iba a empachar de goles. Al menos, le han dejado la inspiración de Mata.  Y si hablamos de más inspirados,  Fernando Llorente comienza fuerte en un Athletic con ínfulas de equipo de UEFA. No fabrican delanteros de este calado, por eso me extraña que no haya puesto más de su parte para aspirar a cositas más sugerentes. Tampoco es plan de que se martirice, Julen Guerrero también juró amor eterno.

Por cierto, que no se relaje la afición sevillista: la goleada al Levante no evidencia ninguna mejoría. El partido simuló uno de esos bolos que el Sevilla suele jugar a principios de temporada por Conil o Isla Canela. Habrá que estar pendiente si el ojo clínico de Monchi sigue funcionando y si Antonio Álvarez es ratificado mil veces antes de que le hagan la tres catorce definitiva.  

“Llevo el fútbol en la sangre…¡vamos kun Agüero!”

Viernes, 19 Marzo 2010

aguero.jpg

Es el mejor jugador en un metro cuadrado y punto. A Agüero no hay quien le gane cuando tiene que zafarse de dos o tres jugadores en un palmo de terreno, ni siquiera Messi, que necesita más recorrido para accionar sus prodigiosas fintas. El José Alvalade de Lisboa enmudeció con el émulo de Romario; la verdad es que sus movimientos se asemejan mucho, quizá el Kun sea más explosivo. Pero lo trascendental es que el fútbol español da la bienvenida, otra vez, al futbolista de ‘dibujos animados’. Romario lo fue en su día, apadrinado por Valdano, y hoy es el Kun quien está haciendo los honores, aunque no sabemos por cuánto tiempo. Lo que importa es que el argentino, tal como canta en su canción, lleva el fútbol en la sangre y eso ya es mucho en la lobreguez de este Atlético.

Pero mientras el yernísimo esté aquí, que lo disfruten los colchoneros. El Kun se irá en verano porque su talento queda reprimido por la incertidumbre permanente de su club, aunque mola que Agüero sea del Atleti, le da un toque más fantástico, a lo Robin Hood. Y encima, está  mejorando a un equipo que hacía décadas que no se las había visto en una casualidad tan golosa.

El Atlético es el único que puede fardar en España de competir por dos títulos: la Copa espera una dichosa fecha, mientras que en la Europa League, todo es posible y más con el Kun en plan superhéroe. Quique, con su mano de hierro en guante de seda, ha dejado claro que su ‘10’ es imprescindible para las citas serias. En contraste, el míster ha detectado en Forlán una fatiga excesiva y, por tanto, no le queda más remedio que dosificarle en este esprint final. No obstante, este Atlético conserva mucha mordiente con Kun como punta único, asistido por Jurado de mediapunta. Pero, claro, tampoco se trata ahora de ignorar por completo al bota de oro.

Lo mejor para nosotros, para nuestro fútbol, es que no sólo el Kun fusila en Europa. En Alemania Villa también sacó su recortada para ametrallar al Werder. Y eso que los ché las pasaron canutas cuando los alemanes lanzaron su blitzkrieg  contra el monumental César. Al final, partidazo de 4-4 y el Valencia se carga a uno de los equipos señores del torneo. Así que con el Kun jugando a la playstation en Lisboa y Villa haciendo en Bremen de Harry, el ejecutor, que siga la fiesta de la Europa League.  

Ni fu ni fa

Domingo, 28 Febrero 2010

Pues eso, ni fu ni fa. Otra jornada de transición y una semana menos para el Madrid-Barça que deberá decidir la Liga (por lo menos, es lo que esperan los mandamases de este tinglado). La Liga es bipolar porque, sencillamente, el resto no existen y jamás lo hicieron. El año pasado también lo fue, pero gracias a Juande Ramos, quien consiguió que el Madrid enganchase una vuelta entera invicto. Esperemos que este campeonato sea un amago falso del dudoso porvenir que le espera al fútbol español. Si el Barça se mantiene en las alturas y el Madrid recurre a inyecciones económicas multimillonarias cada verano, los demás están aviados.

El Sevilla no puede depender toda la vida del ingenio de Monchi; el Valencia tardará en reclutar un trío tan formidable como el de Villa-Silva y Mata; el Villarreal no se ha repuesto del abandono de Pellegrini y el Atlético seguirá peleado consigo mismo, intentando redefinirse de una vez por todas. Ante este panorama,  ni la crisis más furibunda apeará a los dos grandes del título. No estaría de más que la LFP se replantease qué modelo de torneo quiere para el futuro. De lo contrario, seguirá arrumbando a dieciocho clubes preocupados por dos puestos de Champions, otros tantos de Europa League y los tres del fatídico descenso.

El caso es que nuestra liga dicotómica evidencia un importante contraste con los mejores campeonatos de Europa: en la Premier, los últimos traspiés de Chelsea y Manchester han aproximado al Arsenal a tan solo tres puntitos de los  de Ancelotti. Lástima que el Liverpool nunca tenga el fuelle suficiente para aguantar la batalla por el título.

En el Calcio menos roñoso de los últimos años, el Milan  ha puesto un poco de picante  después de que el Inter no haya ganado tres partidos consecutivos. Aún así, los ‘rossoneri’ están a cuatro puntos de Eto’o, Milito y compañía. A la Roma, que está a siete puntos del líder, le va a ser muy difícil reengancharse.

Pero los campeonatos más abiertos nos los ofrecen Alemania y Francia. La Bundesliga se está revalorizando a pasos agigantados. Los estadios están repletos y si el año pasado el Wolfsburgo dio la sorpresa, en el presente el recuperado Bayer de Munich, el sorprendente Leverkusen y el tapado Schalke optan a la victoria final. Por último, a la liga francesa le ha venido de lujo el final de la hegemonía del Lyon; el Girondins se postula como favorito, pero una buena ristra de perseguidores le hace sombra. Montpellier, Lyon, Lille y Marsella esperan un fallo del Burdeos.  

¿Para quién es el fútbol de los lunes?

Martes, 2 Febrero 2010

Pues ya tenemos fútbol dentro de un par de lunes. La Liga había negociado en secreto con la Federación dar un revolcón a los horarios de nuestro campeonato y lo ha conseguido. La resaca del fin de semana nos dejará un partidito el lunes por la noche, que, por lo general, no parece que  vayan a copar Madrid y Barça este año. El argumento de siempre es la explotación de los derechos audiovisuales, aunque menuda gracia le va a hacer la gente tragarse (con perdón) un Almería-Sporting o Espanyol-Valladolid en franja horaria exclusiva.

El fútbol de los lunes incluye un matiz al que la LFP no le ha dado mucho pábulo: los equipos que jueguen Champions o Europa League estarán excluidos. Es decir, que los ocho mejores de nuestra Liga casi nunca jugarán en lunes hasta final de temporada. Así de desolador pinta el panorama. Precisamente, el gancho que tiene España son los Cristiano, Messi, Kaka, Villa, Agüero,…o sea que los partidillos que no ve casi nadie (comprobado con estadísticas) nos los encasquetarán los lunes. Esta medida tendrá sentido si los grandes se prestan ella. Pero tendrían que ir cayendo en sus competiciones europeas para poder afrontar este formato de Liga.

Vengo diciendo desde hace años que el modelo de explotación de la Liga está obsoleto. La mayoría de los clubes están asfixiados por las deudas o, sencillamente, en bancarrota. Aquí no hay oligarcas rusos ni jeques untados en petrodólares, sino constructores ignorantes que compran equipos por capricho o dueños que sólo lucen palmito cuando llega Mister Marshall. Las sociedades anónimas precisan de inyecciones económicas atractivas para reactivar sus balances, primero, y tentar a los aficionados, después. Imaginaos al Mallorca con Huntelaar,  Van der Vaart, Marcos Senna y Canales en la misma plantilla, más de uno se pondría delante de la tele los lunes para verlos.

El mejor ejemplo lo ha protagonizado el Manchester City con Adebayor, Tévez, Petrov, Robinho, etc. Hace año y medio el City era un club mediocre cuya repetitiva aspiración era salvar el cuello en la Premier. Hoy opta con garantías a un puesto de Champions. Otra muestra: el Chelsea siempre ha sido equipo de UEFA hasta que el señor Abramovich lo convirtió en una tienda gourmet. Desde entonces, es invitado imprescindible en el baile de Champions. Y lo mejor es que estos clubes, además de Liverpool, Arsenal y United, también juegan los lunes.

Insisto, este nuevo horario será un filón de oro siempre y cuando sus actores sean principales. Porque Liga y Federación, por igual y con sus respectivas artimañas, se han encargado de defenestrar a diecisiete equipos de Primera, incluidos Sevilla, Valencia y Villarreal. El Atlético camina por un hilo muy fino entre su entretenida idiosincrasia y el descrédito que sigue acumulando domingo tras domingo. Además, no entiendo la obsesión por jugar el lunes cuando todavía no se ha arreglado la franja de las cinco de la tarde. Desde hace varias temporadas, el fútbol de las cinco sirve para que los modestos se repartan las migajas. Ningún estamento se ha preocupado  en incentivar el share televisivo de esa hora.

También he escuchado con insistencia el inconveniente de la asistencia a los estadios. Obviamente, es una broma de mal gusto sentarte en tu localidad a las diez de la noche de un sábado invernal, o las nueve de un domingo o ahora lunes. Por eso, los estadios (quitando Bernabeu, Camp Nou y Mestalla) aparecen semivacíos. Sin ir más lejos, el Getafe se jugaba el otro día meterse en la semifinal copera y acudieron mil quinientas personas. Su presidente, Ángel Torres, se quedó estupefacto, pero así es este negocio: valen los telespectadores, no los aficionados.

Por último, a quienes sí satisfará la noticia son a los  entrenadores. Jugar un lunes les posibilitará organizar ciclos completos de entrenamientos con descansos incluidos. Afrontar un partido un sábado puede ser precipitado porque obliga a preparar a los jugadores en cinco días hábiles, uno o dos días más nunca sobran. Además, los equipos que jueguen Champions una semana y a la siguiente no compitan, agradecerán jugar el lunes. Atentos a cómo queda la historia.   

Pues sí, media Liga en diciembre

Viernes, 11 Diciembre 2009

mestalla.jpg

El Madrid se juega media Liga en Mestalla. Puede parecer contundente, pero es la cruda realidad cuando apenas hemos superado un tercio de campeonato. Se antoja una jornada frenética, más que nada porque el Barça se jugará dos horas antes que el Madrid el último órdago liguero del año antes de volar a Abu Dhabi, a por su quinto título consecutivo (se dice pronto). El panorama pinta desolador para los merengues en contraste con la noche asequible que se les presentan a los azulgranas.

Guardiola ha exigido a sus chicos un último esfuerzo contra el depauperado Espanyol para poner el candado a otro espectacular arranque liguero. Sin embargo, para los periquitos  liarla en el Camp Nou motiva igual que competir en una final. No en vano, la résistance blanquiazul de la Ciudad Condal ha dejado al Barça con el culo al aire en los últimos años: quién no recuerda la picardía del ahora defenestrado Tamudo, que sirvió al Madrid de Capello medio título y evitó dejar en total evidencia pública el descarado favoritismo arbitral a Messi y su manita. O la última temporada del triplete, con la redención de De la Peña en el santuario que no hace mucho le reverenció. Así se las gasta últimamente el Espanyol cuando acude a la casa de su Goliat particular. No obstante, me da que Guardiola se las sabe todas y mañana no tolerará relajación alguna hasta que los suyos hayan cortado el resuello del enemigo.

Al Madrid no deberían importarle los menesteres ajenos, pues bastante tiene con solventar la durísima papeleta contra el Valencia sin su salvador portugués. Mañana, a eso de las doce de la medianoche o quizá antes, sabremos si el Madrid se postula como firmísimo aspirante a dar guerra sin cuartel al Barça. En caso afirmativo, también se habrá quitado la vitola de equipo mediocre sin Cristiano. Ya va siendo hora de que Pellegrini imparta una lección categórica de buen entrenador y Benzema se sobreponga a ese carácter pavisoso que tiende a ensimismarle absurdamente. Mestalla brinda al francés una oportunidad irrepetible para reivindicar su puesto de delantero centro. Puede que el vergonzoso Karim no se lo imagine, pero el Madrid le necesita mañana más que nunca.  

 

Albelda, ¿quién da el coñazo?

Mircoles, 9 Diciembre 2009

Ya tenía yo ganas de que alguien avivara la crispación que encabrona al Valencia cuando apenas se oye por el Turia un leve susurro a cerca del Real Madrid. El señor David Albelda es un cómplice más de la causa que intenta desbaratar la maquinaria mediática merengue, a tenor de su inesperado refunfuño en rueda de prensa. “Nosotros no tenemos a Silva (para el partido del sábado) y no damos el coñazo”, ha espetado el capitán del Valencia. Sin duda, Albelda escucha y lee lo que publica la prensa y comenta la gente de la calle. Que Cristiano Ronaldo o Kaká jueguen en España colapsa cualquier charla de bar, no es para menos puesto que de ellos se esperan gestos y gestas acorde a lo que han valido. Si Cristiano se rompe una uña, es noticia en España y parte de Europa. No os extrañéis, la razón es muy sencilla: los equipos viven de sus ídolos, los cuales enaltecen el prestigio de sus equipos. El Madrid no sería lo que es sin Di Stefano, Butragueño, Raúl, Zidane y ahora sin ‘CR9’.

Hay más argumentos para no “dar el coñazo”: precisamente, a este país le encanta que se aireen las vidas privadas de sus ilustre jet set. Cristiano y Kaká, hagan lo que hagan, siempre tendrán detrás un flash que inmortalice su buena acción o su pecado. Y eso que estoy hablando de asuntos a priori ajenos a los intereses del periodismo deportivo. Así que, si un jugador de casi cien millones y otro de casi setenta se pierden uno de los partidazos de la Liga, es para considerarlo una y mil veces hasta que se celebre la dichosa cita.

Por otra parte, a figuras como Cristiano y Kaká se les exige un protocolo de buenas maneras de cara a sus miles de seguidores, que los tienen. En consecuencia, el señor Albelda debería percatarse de que el Madrid genera más actualidad que ningún otro club porque el ciudadano así lo exige. Sólo hay que cotejar las audiencias televisivas del fútbol para cerciorarse de que el Madrid, juegue bien o mal, casi siempre copa el primer puesto. Y, ¿por qué? Porque este negocio está montado así hasta que alguna generación venidera confiese que el club de sus amores es el Atleti, el Barça o el propio Valencia.  De momento es lo que hay, Albelda.