Blogs

Entradas con etiqueta ‘alves’

Héroe y villano

Jueves, 28 Abril 2011

1304005991_0.jpg

¡Estudiad Derecho!, Madrid y Barça han abierto bolsa de trabajo. Es la conclusión chistosa que se deduce del galimatías jurídico en el que se han embolicado ambos clubes. Porque la expulsión de Pepe ha desatado un asunto casi de Estado en el que, por supuesto, Mourinho es héroe y villano. El fuego cruzado entre los entrenadores tan sólo encendió el seísmo que se espera en las próximas horas y  tanta crispación sólo contempla una solución: que se acabe de una vez el dichoso rally de los clásicos. Los telediarios no se cansan de emitir la rueda de prensa del portugués; los periódicos encontraron en el ‘ ¿por qué?’ la coartada perfecta para no hablar del partido, que dicho sea de paso, fue el peor de los tres jugados….¿y las aficiones? Pues los azulgranas relamiéndose con aquella final de Roma contra el United y los otros sopesando si Wolfgang Stark es un instrumento más de la supuesta conspiración UEFA que denuncia Mou o si éste debió plantear algo más que no perder en su Bernabeu.

El dilema de la roja de Pepe cambió el partido (eso es indiscutible); si fue acertada o no depende de la interpretación arbitral: Stark dudó y sólo le echó por la determinación de su asistente. Pero mal haría el Madrid en simplificar la derrota en ese lance; el trasfondo subyacente describe a un equipo simplón que se fió de la Copa para jugar con las mismas cartas la Champions. Y eso que la actitud no fue ni mucho menos la de Mestalla; más bien se asemejó a la del clásico liguero. No es opinión, es la evidencia que delató Cristiano Ronaldo cuando a los diez minutos se hartó de la táctica férrea de su entrenador y reclamó presión en campo contrario. Sus aspavientos no fueron la única prueba… “No me gusta jugar con ese estilo pero tengo que adaptarme”, la resignación del crack era demasiado descarada. El problema es que la dimensión arbitral eclipsó todo lo demás y Mourinho se salió con la suya: fue raudo para soltar su perorata ante las cámaras y se convirtió (como él planeó) en el pim,pam, pum de la opinión pública, no por su calamitoso planteamiento, sino por la ristra de ‘verdades en el mundo hipócrita’ que hoy ha denunciado el Barça.

Tampoco el Barcelona mereció un premio tan goloso: Messi suspiró cuando Pepe enfiló la bocana de vestuarios y, entonces, sacó su geniecillo para matar la eliminatoria. El resto, menos Xavi, cayeron en la bronca continua y alguno, como Pedro, inventó. La hipótesis más lógica si el Madrid hubiese mantenido a los once es una obcecación desesperante por el 0-0, tal como reconoció Mou. El mister ha conseguido cambiar las prioridades del club que pregona la excelencia cada vez que se encienden los micrófonos…y eso es peligroso para las intenciones ‘cortoplacistas’ de Florentino. Obviamente, esto sobraría si el Madrid hubiese sorprendido con una segunda victoria consecutiva, pero ése es el riesgo que ha propuesto el portugués: ganar de cualquier manera justifica todo, perder descubre las penurias, y ayer hubo muchas. Como, por ejemplo, desaprovechar el talento de Özil alineándole solo y perdido en la delantera. Un dato: el alemán no ha jugado más de cuarenta y cinco minutos en cada clásico, y supuestamente venía como un proyectil. Su ostracismo dio el relevo a Adebayor, no sé con qué propósito. El togolés es un buen delantero que necesita de compañeros que le conciban como un pivote de balonmano. Es una pena que Benzema e Higuaín, que volatilizaron al Valencia la pasada jornada, no encajen en la fundición de Mourinho. Quizá ahora que el Madrid viaja al Camp Nou descompuesto y sin presión, haya margen para los ‘jugones’, incluido Kaká.

El desenlace, como decía al principio, trasciende del tapete. El Barça quiere empurar a Mourinho por injurias y calumnias contra su historia; el Madrid también ha movilizado a sus abogados para reprender la actitud de algunos barcelonistas (dedúzcase Pedro por fingimiento, Pinto por bruto y Alves por liarla todo el partido) y la UEFA ha declarado al portugués enemigo perpetuo. No recuerdo un combate tan cruento y serio (las demandas lo corroboran) ni siquiera en los tiempos de Núñez y Mendoza, en los que las provocaciones no pasaban de pura guasa. Esto va en serio. Y, por cierto, en medio de la deflagración el héroe y villano espetó que están eliminados y sólo irán a Barcelona por respeto…Bernd Schuster exclamó que era imposible ganarle al Barça después de perder 3-4 con el Sevilla (07/12/08)  y Ramón Calderón le sentenció. No ocurrirá lo mismo en este caso: el actual mister, para bien o para mal, es necesario para este Madrid. Pero, ¿hasta cuándo?

P.D: el diario AS ha publicado una encuesta digital con la pregunta ‘¿Sientes que empieza a decrecer el fervor por José Mourinho?’…con casi 150.000 votos, el 61% de los internautas cree que sí, ¿algo está cambiando?

Partidos que no consuelan

Lunes, 29 Junio 2009

partido-de-consuelo.jpg

Maldita manía la de la FIFA en organizar partidos de consolación que, paradójicamente, no consuelan al vencedor. Los terceros puestos valen en las Olimpiadas por aquello de las medallas pero en ninguna otra competición. España se equivocó de hora, puesto que su cometido debió ser el de jugar a las ocho y media de la tarde, no durante el mediodía de un domingo veraniego. La honrilla ante Sudáfrica casi termina con otro despropósito porque, para la mayoría de los jugadores, alargar la estancia allí después del bofetón de los ‘yanquis’ era un suplicio mayúsculo. Pero no todos pensaron igual. Algunos como Güiza, Llorente o Diego López habían esperado su oportunidad para demostrar que no iban de comparsa y entonces,  menudo chasco se debieron llevar cuando supieron que no entrarían de inicio en la partida. Del Bosque les hizo un flaquísimo favor ignorándoles para una pachanga más propia de solteros contra casados. En consecuencia, el experimento híbrido que se inventó el seleccionador con titulares y otros menos habituales resultó nefasto.

El seleccionador debió prever antes del partido que Villa y Torres deambularían por el campo, obcecados en marcar para aspirar al pichichi del torneo. Xabi Alonso tampoco estaba para muchos guateques. Sus flirteos con el Madrid  priman entre sus inquietudes y por tanto, su participación de ayer fue más compromiso que deseo. Menos mal que Del Bosque se cercioró del embolado que había organizado y sacó a Güiza y Silva para solucionar el entuerto. El caso del delantero gaditano clama al cielo: su persistente eficacia goleadora le habría concedido oportunidades en cualquier país del mundo pero en ‘La Roja’ sigue siendo una bala en la recámara. Por lo menos, Del Bosque no duda en convocarle a pesar de que en la Federación no estén muy de acuerdo.

En definitiva, nos vamos con la sensación de haber perdido el tiempo durante tres semanas y recelosos por haber tenido que comprobar desde la barrera que, si nada cambia, Brasil será la favorita indiscutible para el Mundial. Dunga ha arrumbado el ‘jogo bonito’ para fabricar un combinado fortísimo. Los brasileños suelen ganar mundiales cuando mezclan músculo y fantasía, no cuando abusan de los bailes de salón. Pues bien, este grupo está protegido por sus tres indiscutibles guardaespaldas, Gilberto Silva, Felipe Melo y Ramires, que flanquean al tridente de ensueño formado por Kaká, Robinho y Luis Fabiano. De este último hay que tomar buena nota: veintidós goles en treinta y un partidos. Aunque para récord el de Dani Alves. El lateral del Barça está a dos pasos de alcanzar la marca por antonomasia: ganar todas las competiciones oficiales a nivel de clubes y selecciones. Ostenta en su palmarés Champions, Copa de la UEFA, Supercopa europea, Liga, Copa del Rey y Supercopa de España. Le falta el Mundialito o antigua Copa Intercontinental. Y en cuanto a torneos internacionales, a su Copa América y la flamante Copa Confederaciones sólo les falta el lustre de un Mundial. La vitrina de su casa debe ser espectacular.  

Aplastó el Barça y aplastaron el himno

Jueves, 14 Mayo 2009

copa.jpg

No te vence, te convence. El Barcelona aplastó al Athletic y el ansiado ‘triplete’ empieza a tomar forma. Quizá la Copa era el título que menos le iba a costar porque, por mucho que pese a los bilbaínos, este Athletic no es ni de lejos aquel que sacó a pasear la gabarra hace un cuarto de siglo. Caparrós había abogado por el juego duro en la previa y semejante osadía ofendió a una bestia que, por lo que hemos comprobado durante toda la temporada, es mejor amansarla que provocarla. Y el primero que osó enfurecer al Barça fue Toquero con su gol de la ilusión o, mejor dicho, de la consolación. A partir de ahí el mismo guión de casi siempre: los azulgranas se desperezaron, sacaron el rodillo y, cuando el rival estuvo noqueado, actuaron como prestidigitadores para regocijo del público, ¿quién da más?

En su vocación circense Alves y Bojan se llevaron la palma. El brasileño se hartó de subir el carril derecho. Sin oponentes por medio, defendió lo justo, más no le hizo falta, y cuando estuvo arriba le dio igual centrar el balón que chutar a puerta esquinado. Lástima que Alves no clavase algún gol de falta, tuvo dos magistrales. Por su parte, Bojan se reivindicó ante aquellos que le habían tildado de ‘patito feo’ de la plantilla. El jovencísimo barcelonista ha cumplido con creces el poco tiempo que le ha brindado Guardiola. Su gol de anoche reivindica que su talento tiene cabida en esta maravilla engendrada por ‘Pep’.

Touré también campó a sus anchas en la medular y gracias a su golazo, el Barça se metió en el partido. Pero su buen hacer quedó empañado por la absurdez de un corte de mangas a la afición del Athletic cuando celebró el primer gol. Habría que advertir al marfileño que, con los Reyes delante y diez millones de telespectadores, su irrespetuosidad le ha encasillado como un auténtico memo.

Aunque para memeces lo de Televisión Española. Estaba claro que en un estadio abarrotado de ikurriñas y cuatribarradas, el himno de la nación no iba a ser bien recibido. Sin embargo, lejos de contar o ser testigo de la noticia, el ente público cometió la mayor chapuza posible: esquivar el asunto conectando con la ciudad de Bilbao dos veces. Ni vimos el saludo de los Reyes desde el palco ni oímos el contraste atronador entre La Marcha Real y la multitud de silbidos que ensombrecieron el solemne momento. Peor fue el remedio que la enfermedad porque durante el descanso de la final, la televisión de todos los españoles emitió en diferido el momento del himno aunque montado a todo volumen para que no pudiesen escucharse los silbidos. En fin, es penoso que profesionales tan intachables como los de Televisión Española hayan caído en una falta de consideración tan grave. Seguro que el próximo año será diferente si la final es Atlético de Madrid-Real Madrid.  

Jolgorio azulgrana y tragicomedia atlética

Domingo, 17 Agosto 2008

etoo-wisla

Comenzó la Champions y lo hizo sin sorpresa alguna. No había dudas de que el Barça golearía al Wisla Cracovia polaco y sí cierta certeza en que el Atlético de Madrid mantendría su condición de equipo poliédrico. No en vano, los sufridos seguidores atléticos temían el batacazo ante el Schalke en Alemania. Lo del Barça era presumible: rival dócil, tierno y manejable. No entiendo cómo la UEFA ha tolerado que estos equipos se hayan metido en liguillas de Champions, desvirtúan la competición europea por antonomasia. Pero el caso es que el Camp Nou se deleitó y regocijó con una noche de goleada aunque Guardiola no pudiera sacar muchas conclusiones dada la bondad polaca.

El Wisla será recordado por ser el convidado de piedra en la catarsis de Samuel Eto´o. El díscolo camerunés, otrora proscrito en Can Barça, y ahora reconciliado con Pep, sus compañeros y los socios, demostró que su problema no estriba en el césped, sino en su incontinencia verbal. Marcó dos goles, peleó, se sacrificó y fue aplaudido. Después del partido, técnico y jugadores agradecieron públicamente su esfuerzo. Bueno, en realidad, no sé si le alabaron o adularon, es cuestión de tiempo. Me pregunto qué sucederá cuando vengan mal dadas en la Ciudad Condal. Entonces, sabremos si Guardiola ha inculcado la prudencia necesaria al camerunés para no tener que oír susurros de crisis. Conjeturas aparte, este Barça tiene buena pinta. Aire fresco para un equipo remozado, con jugadores jóvenes (Alves, Hleb, Keita) y ansiosos de emular lo que el mayor proyecto de Laporta culminó con la Copa de Europa. Salvo que en dicha gesta el adalid del éxito fue Ronaldinho, y ahora, sólo Etoo se propone ser digno sucesor.

Y del Atlético de Madrid, lo de siempre. Mucha ilusión y todavía más decepción. Ni Aguirre ni los prebostes colchoneros se han cerciorado aún que la panacea de los innumerables achaques de este equipo no consiste en endilgar cinco o seis jugadores nuevos a la plantilla. A corto plazo, es decir, para la temporada entrante, urge un mediapunta innovador, un compositor de ataque que surta al Khun de jugadas de entrelíneas y pases de 40 metros. Vamos, un creador que imponga y aterre con su sola presencia. Lo decepcionante es que el club lo sabe y no hace nada. El jueves, el presidente Enrique Cerezo reclamó en los micrófonos de la Cope el fichaje de un futbolista con dichos parámetros. El presidente rojiblanco no entendía por qué el equipo jugaba de otra manera que no fuera con la del dichoso mediapunta. Sin quererlo pero de manera ostensible, Cerezo lanzó el primer dardo envenenado a su entrenador. Mal comienzo para la realidad atlético, ya de por sí tumultuosa.