Blogs

Entradas con etiqueta ‘Antonio Fernández’

El gran protagonista entre bambalinas

Lunes, 11 Julio 2011

013_antonio_fernandez.jpg

Últimamente aparece en todas las fotos de los fichajes, pero no en primera fila, sino justo detrás, en la de la gente trajeada. Le pasa como a Tom Cruise en Jerry Maguire: siempre sale inmortalizado con las estrellas…pero a un lado, donde no se fija nadie. Y es que Antonio Fernández está siendo el protagonista entre bambalinas del mercado de fichajes. Asumió la dirección deportiva del Málaga porque el jeque Abdulla Al-Thani se hartó del castillo de naipes que había montado en torno al desconocido técnico Jesualdo Ferreira  y prefirió tirar de credenciales. Ahí el recomendado fue Fernández, cuyos anteriores trabajos en Sevilla y Valencia dejaron patente que podría fraguar algo que complaciese al dueño y, de paso, levantase el demoledor último puesto del equipo tras diez jornadas. Vaya sí lo hizo: dejó de ser la mano derecha de Fernando Hierro en una Federación que se relamía del éxito de Sudáfrica y se propuso un reto de garantías…por lo menos, en lo económico. “El presupuesto del Málaga es ilimitado”, tal cual lo confirmó el director deportivo en la COPE la semana pasada. Sí, puede sonar presuntuoso, pero el mega-empresario Al-Thani no ha venido de farol a tenor de la batida que está haciendo el club por todo el escaparate europeo.

Sin embargo, el lifting de la plantilla comenzó en diciembre: el diario Sur de Málaga tituló el pasado 27 de diciembre ‘Fernández quiere cerrar cinco fichajes antes del viernes’. Pues bien, el último día del año ya se habían redactado los contratos del portero Asenjo, Enzo Maresca, Demichelis, Baptista e Ignacio Camacho. Fernández había demostrado que con un equipo de asesores a su medida (y un buen talón por detrás), el Málaga podía estar en la segunda élite de la Liga, la del Valencia, Villarreal o Atlético de Madrid. Pellegrini logró la permanencia y, una vez finiquitada la Liga, el jeque Al-Thani planteó al director deportivo un reto faraónico: convertir Málaga en el incordio de Madrid y Barça, al menos en atención mediática. De momento no anda a la zaga de los dos grandes, aunque los telediarios sacan imágenes de La Rosaleda día sí y día también.

Quizá parezca una versión barata del copyright de Florentino Pérez en sus presentaciones megalómanas de Cristiano y Kaká, pero el jeque ha convertido el estadio en un parque de atracciones en el que los toquecitos al balón y algún que otro chiste han sobreexcitado a una afición que cree ciegamente en su Málaga, más que nada porque no esperaba llegadas tan estelares para un club poco ducho en competiciones europeas. Las presentaciones se han sucedido casi consecutivamente: Van Nistelrooy escenificó la primera gran puesta de largo…y con la carta de libertad bajo el brazo para regocijo de Fernández; Joaquín sacó su vena andaluza y se atrevió con un chiste; el central holandés Mathijsen y el centrocampista Toulalan fueron más timidillos, y la conjunta de Sergio Sánchez y Buonanotte fue el ocio de sábado más apetecible para la ciudad. Casi cuarenta millones de dispendio suenan a barbaridad en la acuciante crisis futbolera, pero el holding empresarial de Al-Thani debe mantener una balanza de pagos fiable, de ahí a que, de momento, no se cuestione la viabilidad del nuevo Málaga ni se oteen nubarrones como el del indio Aly Sied en Santander.

De primeras, la perspicacia del director deportivo ha contagiado a la hinchada y, sobre todo, ha convencido a su jefe; si en el Sevilla se inventó a Dani Alves y en Valencia a Banega, titular en la selección argentina, no hay razón para dudar de nuevas y baratas adquisiciones. El último en llegar ha sido Isco, de la cantera del Valencia, y Málaga es un buen feudo para que madure. Él y el resto de chavales que mamarán el fútbol con Julen Guerrero en el nuevo Centro de Tecnificación. El panorama pinta paradisiaco para cualquier director deportivo, sobre todo si el dueño espeta que hay dinero para despilfarrar. Pero Antonio Fernández es un estudioso de los fichajes y sus credenciales responden a tíos que han triunfado o, por lo menos, tienen caché. Además, el carrusel todavía no ha acabado: el jeque ha anunciado otro ‘bombazo’ y no huele ni a Cazorla ni a Sneijder; ha salido a la palestra el nombre de Tévez, pero sus cinco millones anuales no se ajustan al tope salarial de tres que ha impuesto el Málaga al estilo NBA en formato pobre. Y por lo que cuenta el director deportivo, el club también está perfilando el futuro a corto plazo…explica que es “el mejor método para evitar que el Málaga sea una moda pasajera”. Con empleados como él, el jeque puede delegar a distancia.