Blogs

Entradas con etiqueta ‘Barça’

Preparen los maletines

Domingo, 24 Mayo 2009

Cinco equipos dependen de sí mismo para permanecer en Primera. Sabíamos que al Barça nadie la haría sombra por arriba pero la gracia de la Liga se concentra en la zona caliente con una última jornada de infarto. Ayer Recreativo y Numancia certificaron su descenso sin apenas poner resistencia. Los onubenses se ciñeron a su guión derrotista de los últimos meses mientras que el equipo soriano salió en Getafe como si afrontara un partido veraniego. En definitiva, ambos clubes certifican su condición de equipos ‘ascensores’. No os extrañe que en dos años vuelvan a Primera.

El morbo del epílogo liguero lo pondrá el Real Madrid. Sí, el subcampeón. Si los blancos juegan en Pamplona con la desidia con la que lo hizo el Barça ante los ‘rojillos’ anoche, que se preparen Sporting, Betis, Getafe y Valladolid. El Osasuna debió suspirar cuando el Barcelona aplastó al Madrid en el Bernabeu. No era para menos, desde entonces las dos últimas jornadas serían puro trámite. Ya han pasado la prueba del Camp Nou pero ojo con el Madrid, que tras sus penosos papeles en Valencia y Villarreal, irá al Reyno de Navarra en busca del prestigio perdido. Y quizá, también ansiando algún pequeño incentivo por parte de los otros implicados.

Pero al margen del empeño que ponga el Madrid en Pamplona, otro partido que tendrá enjundia será el Betis - Valladolid. La afición bética estalló contra los jugadores hace un par de semanas y perder en Heliópolis la próxima semana podría desatar una batalla civil. Menos mal que Lopera no acude al estadio desde hace mucho tiempo que si no se iba a liar la mundial. Aunque más dramático es el caso del Valladolid. Los pucelanos estaban a ocho puntos del descenso cuatro jornadas atrás y han reducido su lujosa renta a tan sólo dos puntos. Se han dormido en los laureles y les puede costar carísimo. Sin embargo, el hundimiento del Valladolid depende de que Sporting, Getafe y Osasuna puntúen.

Al Getafe se le espera con ganas en Santander. Ningún racinguista ha olvidado la semifinal copera del año pasado en la que Casquero eliminó al equipo cántabro cuando marcó el gol decisivo con Garay tumbado en el suelo por lesión. Por ello, El Sardinero recibirá a los azulones con ánimo de vendetta.

Por último, el Sporting espera al Recre con el subidón de la victoria de Zorrilla. La marea rojiblanca se prepara para el festín final de la permanencia pero cuidado con el Recre. Igual sus jugadores se pagan unas buenas vacaciones apenas se esfuercen un poquito, ¿por qué será?

Y ahora…Florentino

Domingo, 17 Mayo 2009

Ahora sí que el Barça es campeón. Sin embargo, esto es noticia porque se sabía desde diciembre. Con Liga y Copa conquistada y a la espera de la finalísima del siglo contra el Manchester, el protagonismo mediático ha virado hacia Florentino Pérez. Da la sensación de que ya no importa si Guardiola ha inculcado el fútbol más vistoso del mundo o si el aclamado ‘triplete’ encumbrará al mejor equipo de la historia. Él ha regresado para devolver el equilibrio a la sede de la extinta galaxia blanca. Aunque Florentino nunca se ha ido. Su largo silencio se ha interpretado de mil maneras: con escepticismo, lisonjería y hasta pedantería. Lo último lo digo por aquellos que se jactan de haber anticipado su vuelta incluso antes de su espantada de hace tres años.

El ex presidente se ha ocultado en la sombra hasta que la situación se ha vuelto insostenible. Ha aprovechado la rendición del equipo para redimir pecados pretéritos. No es muy corriente que un candidato reaparezca en la escena mediática reconociendo algún craso error. Florentino sí lo ha hecho, eso le honra. Quizá sea el primer paso para no cometer las mismas meteduras de pata. Si aquella acepción de ‘galácticos’ empezó a desmoronar el proyecto faraónico de Florentino, el también manido ‘galacticidio’ culminó con la monumental debacle.

A expensas de las elecciones, no es el madridismo el que ha brindado una segunda oportunidad a Florentino, sino que ha sido éste quien la ha creado y se la ha impuesto cuando lo ha considerado pertinente. La escandalosa presidencia de Ramón Calderón y el suicidio deportivo de esta temporada han dado forma a la ocasión pintiparada para el retorno de quien nunca debió abandonar, no tal como lo hizo. La primera comparecencia pública ha sido un pequeño esbozo de lo que se trae entre manos Florentino. El segundo acto, dentro de una semana, aumentará a cien mil decibelios el runrún mediático y a partir del tercero, Florentino empezará a destapar sus cartas. Pero no todas de un plumazo, conviene alimentar la ansiedad durante todo el verano.

Lo que sí parece claro es la llegada de Kaká, la gran penitencia de Calderón, y el inminente aterrizaje de Ribery, Xabi Alonso y Villa. La Bolsa del fútbol europeo va a experimentar subidones y desplomes por doquier. No es para menos, los fichajes a golpe de talonarios volverán a estar a la orden del día. Hasta Laporta no se atreve a mentar la bicha, por si acaso. Nunca se sabe cuando puede reaparecer otro ‘Luis Figo’.

‘Pep’, el principiante

Lunes, 11 Mayo 2009

barca-aguafiestas.jpg

El fútbol es muy caprichoso. Y si no, que se lo cuenten al Barça. El épico minuto 92 contra el Chelsea se tornó en fatídico en el Camp Nou, aparentemente. El aguafiestas de Llorente consiguió un punto muy importante para el Villarreal en su cruzada por la Champions pero también hizo un pequeño favor a los azulgranas. No haber ganado la Liga ayer supone más descanso para una plantilla que pasado mañana se juega su primer título del famoso ‘triplete’. Guardiola no estará muy decepcionado porque hoy puede preparar a gusto la final contra el Athletic en vez de tener que cumplir con los tediosos protocolos de las celebraciones. Ya habrá tiempo para juergas.

De lo que sí estará arrepentido Guardiola es de haber apostado por sus mejores pupilos en un duelo que no hacía falta que fuese decisivo. ‘Pep’ alineó su once ideal y en consecuencia, las circunstancias quisieron que una de las estrellas se averiara, y no cualquiera. Iniesta se perderá la Copa y a la finalísima de Roma llegará justito. El técnico azulgrana debió saber que la Liga es cuestión de un fin de semana u otro y por ello, la jornada era propicia para la gente que apenas juega: Bojan, Busquets, Hleb, Cáceres, etc. No urgía solventar el campeonato por la vía rápida. Podrán ganar el campeonato en Mallorca con suma facilidad, toda vez que el Madrid ha arrojado la toalla con descaro.

Ahora habrá que buscar un plan alternativo sin el hombre del momento. La final de Valencia será un buen argumento para probar  si a este Barça no se le ha atorado el ordenador de a bordo. El susto de Iniesta habrá hecho meditar a Guardiola sobre la conveniencia de dosificar a los mejores. Hoy, prima lo más inminente: el Athletic. Y en esa cita si que deben jugar los pesos pesados aunque con algún matiz. Por ejemplo, Pinto será el portero titular ya que ha jugado todo el torneo. El andaluz se lo ha merecido, igual que Bojan, otro fijo en la Copa.

Alguno dirá que bendito problema el que tiene que afrontar Guardiola. Cierto. Pero esos detalles son los que hacen madurar a un entrenador y, sin duda alguna, servirá de lección para el azulgrana. Pocas veces, por no decir ninguna, la historia pasa por delante de un principiante. El ‘triplete’ marcará un hito en el tiempo, aunque hay que ganarlo.  

 

El fútbol ama al fútbol

Jueves, 7 Mayo 2009

Final de suspense para un Barcelona que todavía no había sido bendecido con la buena suerte. Cierto es que tampoco la había necesitado durante toda la temporada. Pero cuando la fatalidad estuvo a punto de tumbar a los azulgranas, el milagroso Andrés Iniesta nos excitó a todos con un golazo que pasará a la historia.  Sinceramente, el Barça no mereció su pase a la final en Stamford Bridge. El equipo español no cejó en su empeño de tocar y tocar la pelotita pero se ofuscó en su intento de hacer fútbol de PlayStation. El Chelsea salió con la lección aprendida y, agazapado en su campo, armó varias contras que pudieron finiquitar el duelo antes de tiempo. Fue su único recurso y lo exprimió al máximo.

Mención especial para el árbitro noruego Tom Henning, quien, en un claro ‘conchabeo’  con el Barça,  no vio o no quiso pitar tres claros penaltis a favor del Chelsea. Normal que después del partido, Drogba, Ballack y Bosingwa culpasen descaradamente al colegiado: los culés no podrán quejarse de injusticias arbitrales durante un buen puñado de años.  Aunque como dice el típico tópico, unas veces te dan y otras te quitan.

El caso es que, al final y tal como dijo Joan Laporta, el fútbol ama al fútbol y el equipo que mejor juega de toda Europa comparecerá en la cita decisiva de la Champions contra el segundo del continente, el Manchester United. Dos estilos no contrapuestos que dirimirán si el ganador es el ‘fútbol-arte’ o las ráfagas de juego explosivo. Si el Barça hipnotiza por sus demostraciones pletóricas, el United infunde un miedo atroz por su terrible pegada. La única verdad es que ambos equipos merecen la ‘orejuda’ puesto que los dos arrollan en sus respectivas ligas y marcan diferencias abismales con el pelotón en talento, talante y táctica.    

Iniesta contra Ronaldo; Messi contra Rooney; Puyol contra Ferdinand; Eto’o contra Tévez y un sinfín de detalles decidirán este faraónico enfrentamiento.  En resumen, la mejor final del mundo se sirve en Roma el próximo día 27. Barça y Manchester rendirán un tributo inigualable al fútbol.   

Hoy no toca fútbol de PlayStation

Mircoles, 6 Mayo 2009

chelsea.jpg

Dije en la previa del Madrid-Barça que nuestro clásico era el mejor partido que podíamos ver en Europa con permiso de una hipotética final de Champions Barcelona-United. Pues bien, con permiso o sin él, si los azulgranas se gradúan esta noche en Stamford Bridge, Roma acogerá el partidazo de lo que llevamos de siglo, sin duda alguna. No será fácil que el Barça tumbe a un Chelsea exageradamente físico y peligroso. Estos ingleses, no el Manchester o el Arsenal, se ciñen a la perfección a los mandatos sagrados de Capello: orden, disciplina y mucho pragmatismo. Con Hiddink el fútbol como diversión queda al margen porque sólo importa ganar de cualquier manera.

Guardiola no será tan osado en Londres como lo fue en Madrid. Ni el campo invita a practicar fútbol de PlayStation ni el enemigo será tan dócil como el Real. El Chelsea acabó desquiciado con la salida de Mourinho la pasada temporada y se ha vuelto a encontrar consigo mismo hace pocos meses, con la llegada de Hiddink. Su librillo es simplón pero efectivo: balones largos al gigantón Drogba y, en segundo instancia, pases al hueco a Anelka. Así funciona bien. Lampard y Ballack probarán de lejos a un Valdés que hoy no puede cometer errores. Por su parte, Essien y Obi Mikel serán los perros de presa para Xavi e Iniesta.

Aunque Guardiola lo niegue en público, le preocupa mucho su defensa. Sin Puyol y Márquez, el técnico duda entre Abidal o Cáceres como pareja de baile de Piqué en el centro de la zaga. Ninguna de las opciones le convence pero ‘Pep’ no puede tirar de nadie más. Quizá el polivalente Touré pueda ejercer de central, pero sería una auténtica hazaña para alguien que no hace muchos años era delantero. El otro quebradero de cabeza para el Barça viene a colación de las ausencias atrás: los centros al área. Lo único que se le puede achacar a este equipazo son sus habituales despistes cuando toca defender córners y faltas laterales. En el Bernabeu ya lo vimos, los dos goles de cabeza del Madrid fueron calcados. Por ello, los once azulgranas deberán estar atentos a las segundas líneas del ataque de los ‘blues’. Y precisamente, el Chelsea se desenvuelve a las mil maravillas con gente como Ballack, Terry o Alex en esas lides.

A pesar del poder intimidatorio que pueda aparentar el equipo inglés, el Barça tiene que pensar que un gol le vale. Si los azulgranas exhiben su mejor virtud, agujerear porterías contrarias, será complicadísimo que el Chelsea pase. Hiddink ha montado un equipo para hacer lo justo y necesario, no para golear.

 

Se quedaron cortos

Lunes, 4 Mayo 2009

barca.jpg

Fueron seis pero lo justo es que hubiesen sido siete, ocho o nueve. Aunque si el Barça los hubiese necesitado, los habría marcado.  El sentido común imperó en el Bernabeu y el Barcelona se mofó de la admirable bravura blanca, del cansino canguelo mediático y de todos aquellos ilusos que aventuraban un descalabro azulgrana. Por lo menos, el Madrid tiene que agradecer a su eterno rival haber despertado de una vez por todas de ese sueño vano y dañino. El madridismo se ha dado cuenta de que ni hay plantilla ni dirección deportiva ni un tío serio que gobierne un club descabezado desde hace tres años. El tortazo ha sido morrocotudo pero ha servido en bandeja la próxima catarsis merengue. La humillación histórica ha destapado la podredumbre de un club marchito y desconsolado. Ni siquiera las dos ligas consecutivas han atenuado el coma profundo que sufre la entidad desde el cuarto año de Florentino. Precisamente, el ex presidente es el más capacitado, por no decir el único, para emular a Laporta y volver a reunir a un grupo de cracks mundiales. Los socios claman por ello.

Del partido no hay mucho que comentar. Bueno, sí, once o doce jugadores del Madrid no pueden jugar ahí el próximo año. El chorreo del Bernabeu no puede quedar impune y si alguno tuviese vergüenza propia, debería pedir el cese. Es el caso de Cannavaro, que desde hace meses pasa olímpicamente de lo que sucede en su club. Si la próxima temporada vuelve a Italia,  será perfecto para él, y si se queda en Madrid, igual de bien. Su edad y su rendimiento indican que debería abandonar España ya. Luego está Heinze, un defensa ‘florero’ que lejos de aportar, ayuda más al rival de turno.

Comentario aparte merece el clan de los holandeses. Jugadores que siempre han alardeado de una profesionalidad intachable, han venido de paseo a Madrid. Robben ha acabado con la paciencia de todo el mundo; Huntelaar se irá como vino, sin pena ni gloria; Van der Vaart ha sido, con diferencia, el pufo de la Liga, y por último, Sneijder y Drenthe también saldrán por la puerta de atrás apenas lleguen ofertas aceptables por ellos.

El gran capitán, Raúl, vislumbró el sábado el ocaso de su carrera. El ‘siete’ ni apareció por el campo y quizá una derrota tan aplastante como la del Bernabeu le habrá hecho meditar su retirada. No obstante, quien debería aprender de Raúl es su amigo Sergio Ramos. El sevillano salió atontado y así le fue: Henry se rió en su cara cada vez que arrancaba por la banda derecha del madridista.

En el duelo de banquillos Juande Ramos demostró lo que la grada había murmurado durante estos meses: muy buen entrenador para ganar a rivales de medio pelo pero mal fajador ante los grandes. Con el Barça y el Liverpool ha perdido los dos partidos y al Atlético tampoco le pudo ganar. Además, su homólogo Guardiola le dio un auténtico repaso. La única posibilidad que albergaba el Madrid para hacer algo era jugar agazapado en su campo pero Juande quiso jactarse de valiente y preparó un partido a cara de perro. El resultado saltó a la vista. Es como si alguno de vosotros propusierais pegaros a mamporros con Mike Tyson. En fin, un suicidio mayúsculo.  

 

Ganar sí o sí

Lunes, 27 Abril 2009

raul-2.jpg

El milagro es que no hubo milagro. Esta vez no hubo oportunidad para épicas o apoteosis finales. El Madrid bordó un partido señorial y por fin divirtió al respetable, ya iba siendo hora. Lo más gracioso es que hemos tenido que esperar treinta y tres jornadas para que los blancos jugasen con sentido común. Cada futbolista cumplió con su cometido, todos ellos defendieron y atacaron sincronizadamente. Así pasó que Metzelder y Miguel Torres se disfrazaron de pasadores. Juande, quizá por la tirria que tiene a Guti, ha tardado en darse cuenta de que con Raúl en la punta y el ‘catorce’ como su asistente personal, las opciones de gol se multiplican. Además,  cada vez cobra más fuerza la moción para que no juegue Robben. Sin el holandés, el Madrid busca alternativas ofensivas e imprime cierta rapidez, no mucha, a su fútbol. Robben es un fuera de serie desfasado que ralentiza el ritmo de sus compañeros y sólo juega para su lucimiento personal. La disyuntiva es clara: o lo tomas o lo dejas.  Todo indica que el Madrid se desprenderá del extremo la próxima temporada.

Y luego está Raúl, por enésima vez. Ayer clavó tres goles de esos que marca un delantero espabilado e intuitivo. Al margen del debate sobre su titularidad, está claro que el concurso del ‘siete’ será vital en los cinco partidos que quedan. Raúl es un animador nato que se gusta manejando a un vestuario en estas circunstancias. Si él apuesta por la remontada, también sabrá inculcar tal creencia al resto.

Pero una cosa es lo que crea Raúl y otra bien distinta la que apuntan los guarismos. El Barcelona sobrevivió a la trampa de Mestalla y, aunque se dejó dos puntos, es consciente de que la Liga pasa por asestar el golpe definitivo en el Bernabeu. No obstante, a los azulgranas les vale el empate puesto que cuatro puntos requieren otro pinchazo suyo. Quien no tiene margen de error es el Madrid, ganar sí o sí. Por eso, este Madrid-Barcelona paralizará a media Europa. Esta semana tendremos tiempo para diseccionarlo.

Liga sentenciada

Viernes, 24 Abril 2009

El Sevilla debió pensar antes de aterrizar en Barcelona que se jugaría la temporada contra el Madrid el próximo domingo. De otro modo, no se entiende por qué un equipo siempre molesto para sus rivales hincó la rodilla antes de saltar al Camp Nou. Vale que el Barcelona es un rodillo al que sólo se le puede estorbar con una actuación sublime, pero es que los hispalenses ni estuvieron ni se les esperaba. Kanouté y Duscher, dos jugadores básicos en su equipo, no fueron titulares. Jiménez recurrió al malí en la segunda parte, cuando el resultado ya estaba finiquitado. Si ya de por sí el Barça hace sencillo el fútbol, darle más facilidades es un auténtico suicidio. Al final, el experimento con gaseosa del entrenador sevillista le puede pasar factura: el Valencia ha ascendido en la tabla al galope y divisa no muy lejos al Sevilla. En esos puestos todavía queda tela por cortar.

Lo que sí está sentenciado es la Liga. El esfuerzo titánico del Madrid cayó en saco roto y la distancia sigue intacta. A los blancos le queda el mérito de haber aguantado el paseo militar de su eterno enemigo. Si nada cambia la próxima jornada, el clásico del Bernabeu será un mero trámite, más propenso a un posible pavoneo de los culés que a otra reivindicación de bravura merengue. Dije en este blog que si los azulgranas salvaban el escollo del Sevilla, ya no habría más que hablar. Pues bien, no queda otra que felicitar al nuevo campeón, no matemático pero sí moral y justo.

En aras del fútbol español, es bueno que este Barça sea el ganador. Debería ser un orgullo para nuestro país contar con el mejor equipo del mundo. Lo fue en su día el Madrid de los ‘galácticos’ y ahora le ha tocado al Barça, cosa de ciclos. La pena es que el negocio de este deporte, tal como está montado  hoy día, no permite prolongar muchos años pléyades de grandes figuras. Así que no es de extrañar que este Barça se descuajeringue en una o dos temporadas. Dios no lo quiera.  

Semana decisiva

Lunes, 20 Abril 2009

El bucle no para. Cada jornada es la misma película. Gana el Barça y a continuación lo hace el Madrid. Menos mal que esta semana llegan duelos de cierta enjundia que podrían decidir la Liga de una vez por todas. Del fin de semana, el Barça hizo lo que quiso con el Getafe y  los merengues mejoraron algo su juego en Huelva. Por cierto, el egoísmo de Robben roza el escándalo. Deberían darle una pelota sólo para él y que se vaya a chutar contra una pared. El holandés se ha acostumbrado a empezar y acabar las jugadas en sus botas. El recurso de pasar el balón a un compañero únicamente lo vislumbra en casos extremos. Pero en fin, Robben es el más desequilibrante de la plantilla y su concurso es vital para este Madrid. Ya rendirá cuentas al final de temporada a quien tenga que hacerlo.

Mañana vuelve el fútbol en una edición que se antoja decisiva. El Barcelona recibe al Sevilla el miércoles sabiendo si el Madrid se le ha acercado en la tabla. Los blancos acogen mañana a un Getafe que busca el milagro. No obstante, no parece que los ‘azulones’ puedan desmontar el fútbol parsimonioso, simplón aunque fiable de los merengues.

Si el Barcelona gana al Sevilla, me atrevería a decir que ya tenemos campeón. La distancia de seis puntos con el Madrid proporciona a los azulgranas un colchón bastante mullido como para poder dejarse un puñado de puntos. Además, a día de hoy es más probable que el Barça salga menos dañado que su eterno rival de la batería de partidos que se les vienen encima. Al Madrid no se le han dado bien los partidos gordos este año. En la primera vuelta perdió en el Camp Nou y contra el Sevilla, mientras que el Atlético de Madrid empató en el Bernabeu con Juande de entrenador. Con toda franqueza, si el Madrid supera al Sevilla, Valencia y Villarreal en El Madrigal, habrá conseguido una proeza.

Y dentro de dos semanas el superclásico en la capital con el Barça de favorito. Si para entonces el Madrid no se ha aproximado al líder, dudo que la victoria sea blanca. Y todo eso, con los culés jugándose las semifinales de Champions contra el Chelsea. Pero ya se ha visto que el Barça tiene plantilla para rato. De todos modos, ahora es cuando comienza lo apasionante

El mastodonte inglés

Jueves, 16 Abril 2009

cesc.jpg

Solo ante el peligro. El Barcelona es el único que puede conquistar el Imperio Británico, ese mastodonte que año tras año arrasa en Europa. De nuevo veremos a un equipo inglés en la final de la Champions. Inglaterra vive su momento más placentero, sabe que es su década al igual que la de los noventa fue italiana.  Manchester, Chelsea y Arsenal, por ese orden, ya han presentado credenciales suficientes para asaltar Roma. Sin embargo, el Barça  es el favorito, se lo ha ganado por méritos propios.

Los azulgranas van sobrados allá donde juegan. Pisaron Munich con el propósito de hacer correr el reloj y al final acabaron jugando a su antojo. Da la sensación de que este equipo se divierte por naturaleza. El fútbol le sale sin querer. La única incógnita es averiguar si Guardiola no se amilana por la presión, por aquello de que sigue siendo un neófito del banquillo. Porque ya se sabe que a un partido, y más si es de Champions, puede pasar de todo.  Y si no, que se lo recuerden al Milan en la final del 2005 contra el Liverpool.

El Arsenal anda a rebufo del Barça por espectacularidad. Wenger ha vuelto a reunir una remesa de jóvenes prodigiosos que aplica lo aprendido en la escuela. Es maravilloso ver a un equipo que apenas sobrepasa la veintena de edad y que sonríe cada vez que maneja la pelota. Su referencia es Cesc, quien pone en el atril la pauta de cada partido. Pero es que Van Persie atesora la calidad propia de un talento holandés; Adebayor es un émulo de aquel majestuoso Kanu; Walcott es un correcaminos que irrumpe a cuarenta metros de la portería contraria y luego aparecen Nasri, Diaby y Carlos Vela, que asombraron cuando eran alevines y que están respondiendo prematuramente. El Arsenal es el ejemplo modélico de que con poco dinero y mucha paciencia se puede engendrar algo virtuoso.

Por su parte, el Manchester se ha despistado en los últimos meses. Su fútbol eficaz e incontestable ha desaparecido sin razón alguna y tiene que recurrir a la experiencia para solventar sus partidos. Anoche en Oporto hizo lo justito y sólo por un zurriagazo de Cristiano Ronaldo se metió en semifinales. Parece que los reproches de Ferguson a su niño mimado han causado efecto.

Por último, el Chelsea. Hiddink ha desabrochado la camisa de fuerza que puso Mourinho a un equipo con vasto potencial. Abramovich se ha cansado de despilfarrar millones de euros y si vuelve a sufrir una temporada aciaga, a nadie le extrañaría que vendiese el club. En el césped, el auténtico peligro del Chelsea es Drogba, que ha recuperado su mejor versión. No obstante, si el Barça contiene al gigantón marfileño, la eliminatoria será suya. Pero ojo con este equipo, que, tal como ocurrió con el Bayer, vendrá de víctima. Aunque si el resultado es el mismo, bienvenido sea.