Blogs

Entradas con etiqueta ‘Barça’

Estupideces

Lunes, 13 Abril 2009

El mismo cuento de cada lunes: gana el Barça sin esfuerzo y también lo hace el Madrid con su habitual racanería. Tendremos que esperar a una nueva jornada para saber si los azulgranas son en definitiva infalibles o por el contrario, la tozudez de los merengues mantiene la gracia del campeonato. No me atrevería a inclinarme por ninguna de las dos opciones. El Barça no necesita aplicarse para sacar adelante sus partidos. De momento, le sobra con apretar el acelerador cuando la situación lo requiere. Ante el Recre bastó un minuto para asegurar la victoria. La duda estriba en saber si Guardiola y sus chicos tendrán fuelle para alternar las semifinales de Champions (los cuartos ante el Bayer están más que sentenciados) con la paliza de enfrentarse a Sevilla, Valencia, Madrid y Villarreal sucesivamente. Todo apunta a que sí pero a estas alturas de temporada los partidos son a cara de perro.

La historia es que mientras juegue Iniesta, los resultados no peligrarán. El exquisito y generoso centrocampista se está ganando a pulso ser el mejor jugador de la Liga. Messi ofrece espectacularidad pero Iniesta se ha convertido en el motor de propulsión del equipo. Pocos futbolistas del campeonato pueden presumir de saber jugar al fútbol y éste es uno de ellos.

A fogonazos subsiste el Madrid. Juande ha desistido de intentar algo diferente. Con sumar puntos le es suficiente y además, le trae sin cuidado si la afición se aburre en el Bernabeu. Al técnico manchego le trajeron con premura para levantar un equipo deshecho en mil pedazos y lo ha recompuesto a su modo: serio pero sin gusto, ordenado pero previsible y fiable sin iniciativa. El Madrid funciona sin poseer el balón porque cuando lo tiene, no sabe qué hacer con él. Lo que le encanta es contraatacar y ejecutar al rival cuando está extenuado. Esto vale para remendar la actual coyuntura pero la hinchada no va a tolerar otra temporada así.

Guti volvió a exhibir su constante incongruencia. Se sacó de la chistera un pase a genial a Robben en el segundo gol y sin ton ni son cometió una falta estúpida que le valió la tarjeta amarilla y no poder jugar en Huelva el próximo domingo. Así es el ‘14’, a algunos les gustará y a otros no. Seguro que Juande no se rió mucho con la tontería de Guti.

Y por último, otra estupidez, o más bien falta de tacto o de buenas maneras. Sergio Ramos, sancionado ayer por acumulación de tarjetas, acudió al estadio para ver a sus compañeros y al descanso se marchó a Las Ventas. Cualquiera con dos dedos de frente y amante de la tauromaquia habría hecho lo mismo dado el sopor del Bernabeu, aunque cualquiera no es jugador del Real Madrid. A Ramos le importó un comino que sus compañeros estuvieran jugándose la Liga. Su compromiso con su equipo ha quedado bajo sospecha.  

Oda a Fabio Capello

Lunes, 6 Abril 2009

Ganar sin hacer absolutamente nada. Sin duda, el Barça ha aprendido al dedillo el estilo del Madrid.  Así lo demostraron los azulgranas en Valladolid, con un equipo cansado por los compromisos de sus internacionales y pensando de nuevo en la Champions. Está claro que a estas alturas de la temporada nadie va a exigir a Guardiola más demostraciones circenses. Basta con sumar puntos en Liga y superar los envites de Europa. Y para eso, este Barça pragmático tiene el privilegio de contar con Eto’o, su certificado de garantía arriba. Bien podría Laporta volver a juguetear con el futuro del camerunés el próximo verano: está comprobado que disponer de un Eto’o enrabietado resuelve los problemas de gol.

A quien tampoco se le puede reprochar nada es a Juande Ramos. Con los poquísimos recursos que le han entregado, está dando más guerra de la que pensábamos. El manchego está exprimiendo al límite su coartada perfecta: este equipo nunca podrá dibujar buen fútbol (axioma elemental de Fabio Capello).  Por tanto, el Madrid se ciñe a la victoria y punto final. Ya vendrá otro al que le endilguen eso del ‘fútbol total’.Aunque para ello, habrá que traer a Cristiano, Kaká o alguien que pueda excitar a un graderío más que hastiado.

Y qué contar del Atlético. La misma película de siempre. Sus partidos son puro azar sea quien sea el entrenador. Da igual que los rojiblancos se desboquen al ataque o se hacinen en su área, el resultado siempre será imprevisible. Lo que no es mala suerte es su defensa verbenera. Si el club no se molesta en fichar zagueros fiables, las consecuencias son caóticas. Cuando no es Heitinga, la pifia Ujfalusi y si el checo no falla, ya se encarga Pablo Ibáñez de rematar el desastre. Las meteduras de pata en el Atlético no tienen fin. No me extraña que Maradona suplique al Kun que emigre de Madrid lo antes posible. En este equipo es imposible granjearse buena fama.

Quien tiene muy mala pinta es el Getafe, que nunca se había visto con el agua al cuello a estas alturas de la Liga. Víctor Muñoz no ha sabido comulgar con sus futbolistas, los cuales, atenazados por los nervios, no están respondiendo a las expectativas de Ángel Torres. De olfatear las semifinales de la UEFA y un par de Copas han pasado a batirse el cobre con el Recreativo para eludir el descenso. Y para mayor escarnio, el ‘Geta’ encara a partir de ahora a Sevilla, Barça y Madrid. La disyuntiva es clara: salir de la terna sentenciado a Segunda o sobrevivir para jugarse la vida en el  esprint final del campeonato.

Supersónico

Lunes, 23 Marzo 2009

barca.jpg

Al Barça se le ha pasado el atontamiento definitivamente. Tras el decepcionante febrero, los azulgranas han recuperado su mejor versión, era de esperar. Guardiola suspira aliviado porque sus chicos han sufrido el calvario en el mes propicio. A partir de ahora y si no surgen contratiempos, la Liga será coser y cantar. La Champions será diferente aunque no parece que el romo Bayer pueda poner en aprietos a este equipo supersónico. Extraña que el mismo Barça, que ayer goleó al Málaga en un ‘plis plás’ y pudo haber acertado media docena más de goles, haya perdido contra el colista en el Camp Nou. Se barruntaba desde principio de temporada que el tempo de la Liga lo marcarían los azulgranas, lo que nadie auguraba es que los mismos jugadores que la pifiaron los dos últimos años, hagan y deshagan a su antojo.

Si al Barça le valía conservar el empate de Lyon en Champions, se esforzó para hacerle una manita en la vuelta; que el Madrid se pone a tres puntos en la clasificación, pues ellos vacilan al Málaga y le meten seis sin despeinarse. Cada vez está más claro que el famoso canguelo que se quiere transmitir desde la capital es una argucia para darle vidilla a un campeonato que sólo merece un campeón. Y ése es el Barça, el del fútbol total.

El Madrid se aferra a las exigencias del calendario del Barcelona en el que tendrá que intercalar Liga, Champions y la final de Copa por medio. Da igual, la plantilla azulgrana da para eso y mucho más. Es la clave de construir un bloque sólido, competitivo y elegante. O sea, perfecto. Ya no basta con alabar las diabluras de Messi, la contundencia de Eto’o o la clarividencia de Iniesta y Xavi, ahora hay que señalar a todo el equipo como la obra de arte a la que se refería Laporta. El Barça se gusta a sí mismo y al resto. Y no es que los demás no puedan hacer su fútbol, es que no disponen de los futbolistas que convierten el tapete en un parque de atracciones cada domingo.

Con todo, el Madrid debe seguir a lo suyo: ganar y resignarse. Porque es evidente que los blancos no tienen los recursos necesarios para toser al eterno rival: la distancia sideral entre los dos es manifiesta. Al menos, al Madrid le quedará el consuelo de haber intentado una misión imposible

La vuelta de quien nunca debió irse

Jueves, 19 Marzo 2009

En tres semanas sabremos si el Madrid vuelve a estar en buenas manos después de tres años de negligencia. Florentino está esperando que el runrún mediático se acreciente para salir a la palestra y poner en guardia a la elite futbolística del continente. El actual club está desahuciado y sólo se vislumbra una solución para devolverle toda la grandeza que ha ido perdiendo a pasos agigantados durante este tiempo: la vuelta de quien no debió irse nunca.

Es bonito comprobar cómo ciertos proyectos maduran desde la cantera, con cautela y paciencia. Así pasó en el Barça con la eclosión de los Messi, Iniesta, Bojan etc. El Madrid de Florentino apostó por otra filosofía, quizá menos folclórica aunque más en consonancia con el mundo empresarial. Fichar a los mejores a golpe de talonario pareció descabellado pero incentivó la ilusión del madridismo y trajo resultados, en el césped y en el balance de cuentas. La solemne presencia de Florentino desquició al Barça de Gaspart; desesperó a la Juventus de Agnelli; enmudeció al Inter de Moratti y cabreó al Manchester de Sir Alex Ferguson. O sea que Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham quedaron rápidamente embriagados por los cantos de sirena del ahora ex presidente. Cada uno vino en su año correspondiente, para que ninguno de los cuatro perdiese protagonismo.

A tenor del lustro ominoso del Madrid en Europa, la Champions requiere de nuevo un proyecto faraónico. Y claro está, el elegido es un Florentino más experto todavía. Sabe que el mimo hacia sus predilectos no debe ser excesivo. Supongo que en la cabeza del señor Pérez aún resuena aquella frase que pasará a la posteridad: “He creado un monstruo que me ha devorado”. Pues bien, Florentino debería ceñirse al plan de contratar y renovar pertinentemente. Hasta ahí, punto.

Aparte de los preacuerdos secretos que haya suscrito con sus nuevos ‘Zidanes’, Florentino tendrá que resolver la ‘patata caliente’ de Cristiano Ronaldo, ése que chuleó al Real Madrid haciéndose de rogar y deshojando la margarita caprichosamente. Pero Florentino no es Ramón Calderón y si al portugués le apetece vestir de blanco, deberá confesárselo a su contratante o delante de las cámaras. Es condición sine qua non. Sin embargo, me da que a Florentino le motiva más Kaká y si no, al tiempo.

Chorrea, chorrea

Mircoles, 11 Marzo 2009

iker.jpg

Chorreos aparte, la humillación de anoche ha reventado la burbuja de la falsa ilusión. Este Madrid ni es capaz de hacer algo importante en Europa, ni tiene actitud y aptitud para coger al Barça en la Liga. La penosa actuación de Anfield, que pasará a los anales de la historia menos blanca de los merengues, ha descubierto las penurias de un equipo maltrecho. Hacía falta un rival de cierta reputación para cerciorarse de que el Madrid no es, ni de lejos, uno de los ocho mejores equipos del continente. Ni siquiera simula ser un equipo aunque durante dos meses aparentarse ser un grupo ordenado. Pero cuando llegan retos en los que hay que dar la cara, los futbolistas se acongojan, desconectan o buscad vosotros alguna razón lógica. Yo no la encuentro.

Se suponía que el Madrid, jugase quien jugase, mantenía esa idiosincrasia que le ha hecho glorioso. En los grandes escenarios era donde su leyenda se agigantaba. Pero eso fue hace años. Dicho y hecho: cinco eliminaciones consecutivas en octavos de final han ennegrecido una década que nos dio la bienvenida con aquella volea estelar de Zidane. Y precisamente ahí estriba el gran mal del club.

Antes eran ‘Zidanes’, ‘Ronaldos’ y ‘Figos’. Ahora, con Raúl y Casillas intentando tirar del carro sin auxilio, nos hemos malacostumbrado a ‘Gagos’, ‘Drenthes’ ‘Sneijderes’, ‘Heinzes’ y ‘Robbenes’. Es lo que hay y con esto, la plantilla no da para más. Sí, se han ganado dos ligas seguidas pero no basta. Nunca es suficiente para el club más laureado del mundo. Las extrañas y sibilinas contrataciones que han hecho Mijatovic y sus adláteres no han hecho sino menguar la calidad futbolística del equipo. Pedja sabrá seguro que para ganar la Champions hacen falta dos o tres estrellas que sobresalgan del resto. Y el Madrid no tiene absolutamente ninguna. Bueno, ninguna no, por supuesto que está Iker. Pero a lo que vamos, una de dos: o Messi, Crisitiano o Kaká juegan para ti, o más vale que tengas un equipo que funcione como un reloj suizo, ¿quién no se acuerda del Oporto de Mourinho?

Juande sigue sin demostrar que los partidazos no son lo suyo. Anoche el Madrid pudo tomar buena nota del repaso que le dio Rafa Benítez; al presidente Boluda se le habrán quitado las ganas de hace el canelo ante los micrófonos como tanto le gustaba a su antecesor y los capitanes de la plantilla habrán salido convencidos tras la goleada de que urgen elecciones inminentes para que el vencedor tenga tiempo de montar un equipo que ilusione de verdad y se haga respetar. Y este Madrid no lo es para nada.  

 

El síndrome de Fernando Torres

Lunes, 9 Marzo 2009

sindrome-torres.jpg

Vale que el Madrid empató en fuera de juego, vale que el penalti de Sergio Ramos al Kun fue clamoroso y vale que Juande Ramos sirvió en bandeja la victoria al Atlético merced a un planteamiento de chiste. Pero la única conclusión obvia es que los rojiblancos sufren un inexplicable complejo de inferioridad respecto a sus vecinos. Da igual que el Atleti cuaje el partido de su vida o tenga enfrente a un Madrid moribundo, la impotencia es la misma. Lo fácil sería decir que los colchoneros nunca lo tendrán tan fácil pero sólo hace falta husmear un poco en la historia de los derbis para cerciorarse de que al Atlético siempre le entra el vértigo cuando puede sentenciar. Agüero es fiel testigo de ello.

El Kun tiró a la basura la magistral actuación que ofreció ante el Barça. Dispuso de tres clarísimas ocasiones para cerrar el partido pero Casillas le dio la tarde.  El síndrome de Fernando Torres se ha apoderado del ariete argentino, quien desde que aterrizó en el Manzanares nunca ha podido henchir el pecho contra el eterno rival. A Torres le ocurrió lo mismo y tal leyenda negra le perseguirá siempre, o por lo menos, hasta que pueda redimirse, ¿será el próximo martes en el Liverpool-Madrid? Pero volviendo a Agüero, el Bernabeu le brindó una oportunidad inmejorable para agrandar su racha triunfal y la estrella rojiblanca la desperdició. Fue generoso en el esfuerzo, ayudó al equipo pero falló en su primer cometido: el gol.

Aparte del Kun, el derbi dejó al Atlético como absoluto dominador. En la primera parte, los de Abel Resino se plantaron mejor que el Madrid y en la reanudación se aprovecharon mejor del batiburrillo generado por los despropósitos de Juande Ramos. Porque la táctica inicial del Madrid mosqueó a todos, incluido el Atleti. Nadie sabe qué intentó el entrenador manchego colocando a Lass en el lateral pero es ilógico que moviese varias posiciones para sustituir a Pepe en el centro de la zaga. Con Ramos en ese puesto y Salgado o Miguel Torres en el lateral derecho, sobraba. No lo vio así Juande y su rectificación durante la segunda parte empeoró el rendimiento del equipo.

Gran culpa de la nulidad del Madrid la tuvo Guti, que aún no encuentra el ritmo que necesita imperiosamente su equipo. Ayer se borró del juego y sus compañeros no encontraron alternativas en ataque. También es cierto que el centrocampista madrileño estuvo pendiente de echar una mano a Gago en defensa, y claro, así Guti no brilla. Por tanto, no es de extrañar que en Liverpool el ‘14’ blanco esté flanqueado por Lass y el mismo Gago.

En resumen, el Atleti sigue negado en los derbis y ese fantástico Madrid que había ganado diez partidos consecutivos, se ha vuelto a atascar en un partido de cierto empaque. Quizá sea casualidad pero Juande no ha ganado ninguno de los tres envites serios que se le han presentado: en el Camp Nou acabó deponiendo las armas, al Liverpool no supo perforarle y ayer empezó mareado el derbi por su incertidumbre táctica. A ver si a la cuarta (en Anfield) es la vencida.

Manchester, favorito para todo

Viernes, 20 Febrero 2009

La Champions está a la vuelta de la esquina y en Inglaterra el Manchester casi ha sentenciado la Liga. Su impecable trayectoria ha distanciado al Liverpool a cinco puntos, que sinceramente parecen más díficiles de remontar que los diez que saca el Barça al Madrid. Da la impresión que el United es un equipo inexpugnable. No ofrece un fútbol brillante pero sí muy práctico, lo que le ha valido para solventar sus partidos con una comodidad pasmosa. La pétrea defensa no concede ni un solo fallo, fruto de tal mérito es el récord de imbatibilidad del meta Van der Sar, quien lleva sin encajar un gol 1302 minutos. Además, Rio Ferdinand y Vidic se han hecho dueños del espacio aéreo, mientras que O’Shea y Evra no sólo tapan los laterales sino que también tienen fuelle para sumar en ataque. En resumen, la zaga perfecta.

El centro del campo es una amalgama de talento y fuerza. La espectacularidad la pone Cristiano Ronaldo con regates de todos los colores, exquisita precisión y chuts diabólicos. En este último aspecto, Scholes no le anda a la zaga. De lo contrario, que le pregunten a Víctor Valdés por el trallazo del veterano pelirrojo que valió la final de la pasada Champions. Pero es que, además, Scholes continúa siendo un jugador diesel, capaz de correr y rendir hasta la extenuación noventa minutos.

Como cualquier proyecto que se precie de ser extraordinario, Ferguson ha tenido la paciencia suficiente de aunar diferentes generaciones. Al lado de los Giggs, Scholes y Neville, se entrenan Fletcher ,  Nani y sobre todo, el jovencísimo Rafael, a quien ‘Sir’ Alex mima como oro en paño. Fletcher es un hombre de la casa y se antoja como el sucesor natural de Scholes; Nani es un banquillero de lujo quien, a la mínima orden de su entrenador, salta al campo a mil revoluciones para recorrer la banda de arriba abajo. Vamos, un auténtico correcaminos.

La delantera es sencillamente letal. Sin llegar a atiborrarse de goles como Eto’o, Messi y Henry, los ‘diablos rojos’ han exhibido una efectividad bestial hasta el momento. Berbatov ha sido, de lejos, el mejor fichaje de la temporada. Sus doce goles afianzan la reputación que se labró en el Tottenham. Sin duda, el socio ideal de Rooney. Y aunque éste ha atravesado un calvario de lesiones, Tévez le ha sustituido con garantías. Total, que Ferguson no tiene ni la más mínima preocupación en caso de algún contratiempo.

Pues éste es el Manchester. Un equipo que reproduce la misma versión que el año pasado y que, con oficio y perseverancia, sigue siendo el favorito para reconquistar Europa. Si en España el Barça ha acusado signos de flaqueza con el trajín de Liga y Copa, en las Islas nadie tose al United. Será que el execrable  y envidioso Ferguson tiene algo bueno.

La Liga le queda pequeña

Domingo, 8 Febrero 2009

Jornada nueva y mismos piropos para el Barça. Los azulgranas no se han inmutado por los siete triunfos consecutivos del Madrid y han vuelto a dejar claro que cuanto antes se puedan relajar en Liga, mayor atención podrán poner en la Champions. Porque da la sensación que si el Barça no se corona rey de Europa esta temporada, el campeonato pasará por el cadalso. Nadie rendiría tributo a un equipo que despacha a cualquiera en España sin poner la quinta marcha pero que en el continente no se ganara el respeto.

La cuestión estriba en que Guardiola ha puesto el listón altísimo por imagen y efectividad, y cualquier falta de brillantez, por nimia que sea, está sometida a una mirada inquisitiva permanente. Parece que el si el Barça no golea trenzando una docena de jugadas apoteósicas, hay quien  encuentra supuestos síntomas de cansancio como pretexto. Cansado o no, los rivales no encuentran ni un resquicio donde poder morder a los culés. Además, en los últimos días se ha comparado la ‘Robbendependencia’ del Madrid con la necesidad que tiene el Barça con Messi. Ni por asomo Messi es tan importante para su equipo como el holandés en Madrid. La diferencia es que sin el argentino, Xavi e Iniesta pueden asociarse con Eto’o, Henry y quién sabe si Bojan también. En cambio, Robben es el único jugador desequilibrante de una plantilla plana, previsible y ceñida al sistema cuadriculado de Juande Ramos.

Si el Barça va a por todas, el Madrid sigue a lo suyo: ganar por inercia con un fútbol de sota, caballo y rey. Juande no se complica la vida y sabedor de los pocos recursos que maneja, juega para sacar adelante los partidos. Está claro que el ‘jogo bonito’ es obligación del líder, no de los madridistas. Al tran tran, los blancos se han consolidado en el segundo puesto, que salvo catástrofe no perderán, y ya notan el acecho del Liverpool. Esa eliminatoria es crucial para el madridismo y los ensayos de Juande, basados en el guión original de Fabio Capello, están siendo positivos para la conquista de Anfield. Tal es la obsesión con la Champions, que la tacañería y el sopor de la Liga no importan. Visto lo visto, el santo y seña del Madrid es ganar y punto.

Por último, el domingo también ha servido para espabilar al Atlético de Madrid. Abel Resino ha hecho de psicólogo eficaz durante su primera semana y sus chicos lo han notado en Huelva. Los rojiblancos no han goleado al Recre porque hayan mejorado su fútbol, sino porque se lo han creído y la dúo Agüero-Forlán ha superado su particular calvario goleador. Si el nuevo mister endereza el rumbo, todavía vamos a oír hablar mucho del Atleti.   

Nunca es tarde si la dicha es buena

Lunes, 19 Enero 2009

Nunca es tarde si la dicha es buena: Pérez –Burrull ha sido castigado y no pitará el Español-Barça de Copa. Por fin una buena decisión del Comité de Árbitros. El colegiado del Madrid-Osasuna agudizó su daltonismo severo y dejó al cuadro navarro compuesto y sin novia. Nadie sabe qué se le pudo pasar por la cabeza cuando en la segunda jugada polémica pitó penalti e inmediatamente se retractó. Por lo menos, actuó en consecuencia y tras cagarla por no haber pitado las dos penas máximas, expulsó a Juanfran por simulación, tal y marcan las reglas del fútbol. Osasuna tiene todo el derecho a poner el grito en el cielo porque ayer sufrió su enésimo escándalo arbitral. Y es que cuando los árbitros la toman con el pequeño, da igual quejarse amargamente. La Federación cumple los designios de Madrid y Barça.

De todos modos, el arbitraje de ayer ha sido el primero descaradamente favorable a los merengues. Éstos también han aguantado los palos de ciego del colectivo arbitral en varios partidos. Entre tanto, el Madrid volvió a ganar, sí, pero sin gracia ni donaire. A pesar de que Juande continúa haciendo pruebas, el equipo juega lento y sin ideas. Hasta Robben, que se ha convertido en el nuevo juguete de la afición, fue marginado por la defensa de Osasuna y apenas chupó balón, como a él le gusta. Eso si, otra asistencia y otro golito para el holandés. Su compatriota Klaas (Huntelaar) ni está ni se le espera. Todo indica que el debate Klaas-Laas alcanzará un quórum para el francés en pocos días. Con todo, el Madrid sigue dando dentelladas a su manera y es el primero que ve la espalda del Barcelona, aunque sea con un telescopio.

El Madrid juega para asegurar plaza de Champions porque el Barça lo hace para reventar todos los récords habidos y por haber. Los azulgranas despacharon al Depor en veinte minutos y vuelven a enfrentarse a toda la Liga con cincuenta puntos y cincuenta y nueve goles. Casi nada. Y encima, surgen otros protagonistas que aún no habían aparecido. Son los casos de Dani Alves y Henry. El brasileño ha vuelto a demostrar que es el nuevo Roberto Carlos del fútbol aunque en el lateral derecho y ‘Titi’ empieza a recordar a aquel delantero estiloso y refinado que asombró a la afición del Arsenal tantas tardes. Ahora sólo falta que Valdés pare un par de balones imposibles por partido; Márquez emule al mejor Fernando Hierro y entonces, Guardiola entrenará a la perfección reencarnada.

¡Cómo ha molado la jornada!

Lunes, 12 Enero 2009

Al Barça le faltaba apelar al género de la heroica, aún no lo había necesitado, y de repente el Osasuna le obligó a jugar a contrarreloj. Con maestría, claro, pues sólo el líder sabe hacerlo así en estos días. Después del pequeño susto en Pamplona, la conclusión más evidente es que el único peligro de los azulgranas son ellos mismos. Anoche salieron al campo decididos, apostando por su fútbol, pero entre la docilidad del cuadro pamplonica en la primera parte y la parsimonia culé en la reanudación, el Barça olvidó la tarea básica de un equipo dominante: buscar la sentencia definitiva. Sin embargo,  no lo hizo porque se preocupó más por gustarse a sí mismo y ese narcisismo fue aprovechado por los ‘rojillos’. Al colista no le queda otra que hacer de la necesidad su mejor virtud, sólo así podrá salvarse.

Pero la mayoría de las veces los equipos grandes disponen de los mejores futbolistas para solventar situaciones comprometidas. Hay días que los cracks parecen abúlicos en el campo pero inopinadamente desatascan el entuerto con un par de esbozos. Es el caso de Messi, que ayer sólo se lució en un par de individualidades: la primera para el aplauso y la segunda para mantener a los suyos en su senda gloriosa. Insisto, sólo si el Barça se vanagloria de lo que está haciendo, puede fracasar en su propósito. Ahora se susurra la posibilidad del triplete (Liga, Champions y Copa) pero Guardiola ha espabilado a los ilusos con el argumento más válido: “si en cien años nunca se ha conseguido, no es justo que se nos exija ahora”. Pues eso, que Pep tiene más razón que un santo.

La jornada liguera también ha aclarado la mejoría del Real Madrid con Juande Ramos. El nuevo míster ha ordenado el desolador grupo de Schuster  y le ha inculcado funciones prácticas. Este Madrid sí que sabe a lo que juega, o por lo menos lo ensaya. Buen indicio. Por cierto, ver a Robben contra defensas adelantadas es todo un escándalo para el aficionado. Si Juande concede al holandés la bula de dar rienda suelta a su imaginación, cuidado con el renacido Madrid.

Y todavía queda lo mejor, o más bien, el partido más espectacular de lo que llevamos de Liga: el fútbol da gusto cuando los contrincantes porfían en atacar y atacar. Valencia y Villarreal no cejaron en su empeño por agujerear las porterías contrarias y el resultado fue un empate a tres goles, palos, paradones y un buen puñado de ocasiones. Lástima que estos partidos se cuenten con los dedos de una mano.