Blogs

Entradas con etiqueta ‘BATE Borisov’

Fiebre de delanteros el miércoles noche

Jueves, 25 Septiembre 2008

Y Raúl jugó y marcó. Por cierto, dos goles: el del oportunismo y el del destello. Todo estaba preparado para que fuera su noche y el siete deslumbró. Eso sí, ante un Sporting que fue mucho más dócil que el Bate Borisov. El gran capitán había leído y escuchado críticas pero su gesto, lejos de ser mohíno, irradió esa rabia que le caracteriza. Raúl se sobrepone a lo que haga falta y tal actitud le ha encumbrado como titular indiscutible del Madrid durante catorce años, se dice pronto. Cierto es que un partido no es la vara adecuada para calibrar las opciones del merengue pero ya se ha entonado. Schuster ha encontrado los primeros indicios para resolver esta absurda polémica. Su capitán debe jugar en punta y olisquear el área rival. Ése es su jardín y ahí se desenvuelve con soltura, picardía e inteligencia. Porque Raúl es listo, muy listo. Anoche, no sólo goleó sino que también se enfundó el peto de pasador, de un asistente inverosímil. Pero claro,  para sus detractores, rayanos en el maniqueísmo, sólo trasciende que su víctima no marque: o mete goles o es inútil. Y como los críticos se agarran a guarismos, pues comentemos los números del delantero: dos goles en cuatro jornadas. Creo que no está nada mal.

No sólo fue la noche de Raúl y del Madrid. Otros arietes sobresalieron en sus partidos. Por ejemplo, Eto’o hizo doblete y sigue afinando su puntería. Ya lo dije en verano, la mejor gestión que ha podido hacer el Barça es no haber vendido al camerunés. Esta temporada no hay Copa de África, así que no es una osadía decir que Samuel puede alcanzar la friolera de treinta goles. Respaldo en el césped tiene de sobra. Eto’o es, con permiso del Khun, el delantero más completo del mundo. Atesora gol, velocidad, regate, desmarque y sacrificio. Guardiola se habrá retractado en privado de haber querido venderle el pasado junio.

Otro que de momento está cumpliendo su cometido con creces es Sinama Pongolle. Fue traído a Atlético como recambio de Agüero o Forlán y en cuatro jornadas, ya es el pichichi de la Liga con cuatro goles. Ha sido titular dos encuentros y ha respondido más de lo que se le exigía. No sobresale en nada pero es eficiente en todo. Además, su trayectoria profesional es muy curiosa: con 23 años ha jugado dos años en Le Havre francés, tres temporadas en el Liverpool y los dos últimos cursos los ha hecho en el Recreativo de Huelva. O sea que experiencia tiene de sobra y la está demostrando en su nuevo club. Por cierto, alivia oír hablar a Javier Aguirre de si tal suplente cubrirá la baja de este otro titular o  de si un par de futbolistas no convocados han entrenado con intensidad para que uno de los dos juegue el próximo domingo. Por fin le han servido al mejicano una plantilla competitiva, de la que poder escoger. Así se hace un equipo grande, y el Atlético se está barnizando con esa pátina.

Irritante, de momento

Jueves, 18 Septiembre 2008

Menuda tomadura de pelo. Los clubes deberían estructurar una comisión de ética profesional para advertir a los futbolistas que su deporte, aparte de lucrarles, es un espectáculo en el que el personal gasta dinero para entretenerse. Anoche, al Madrid se le brindó una ocasión única e irrepetible de golear y divertir en Champions, algo bastante inusual en este torneo. El BATE Borisov, que suena a equipo de béisbol, era y es una pantomima a la enésima potencia, y su cometido debía ser el de no encajar media docena de goles, por lo menos. Y vaya si los bielorrusos cumplieron con su objetivo: perder por dos a cero en el Bernabéu es una derrota prestigiosa para una pandilla  que vino a Madrid más interesada en visitar El Corte Inglés que en intentar molestar en el césped.

Alguno de los capitanes del Madrid, Raúl, Guti o Casillas, tuvo que haber comparecido ante los medios después del partido para pedir perdón a la afición sin justificaciones. Ya no vale lo de la poca tensión o motivación. Para eso, que jueguen en un estado vacío. Por lo menos, la hinchada no haría el pariolo yendo a animarles. La actuación del Madrid fue una broma de mal gusto y así lo entendió el respetable, que a los veinte minutos se cansó y comenzó a silbar. Ver al equipo blanco en este comienzo de temporada irrita a cualquiera. Sucedió en Coruña, continuó contra el Numancia y culminó anoche. A partir de ahora la cuestión es saber si esta pesadez se repetirá. Y para echar más leña al fuego, Schuster no se complicó cuando tuvo que dar explicaciones y escurrió el bulto: “Yo no he echado el freno de mano, han sido los jugadores. Preguntad a ellos”. Por una vez y espero que no sirva de precedente, estoy de acuerdo con él. Bastante hizo el alemán con alinear a los mejores. Son los futbolistas quienes deben asumir la responsabilidad de afrontar este tipo de envites con la mayor profesionalidad posible. Pero tristemente, no suele ser así.

Total, que este Madrid es un esperpento. Preocupa la nula capacidad para jugar a algo. No hay ni ideas fijas ni  buena inercia en ataque. Los extremos son intermitentes y los centrocampistas, Guti y Van der Vaart, abusan de pases en el centro del área, consecuencia de la ausencia de estilo; inquieta la defensa en jugadas a balón parado. De milagro no marcó un gol el BATE. Urge que Schuster ensaye continuamente esta faceta. De lo contrario, las averías pueden ser gravísimas. Y es sospechosa la condición física del equipo.  Al menos anoche, los madridistas ocultaron su cansancio por una abulia exasperante. Por lo visto hasta ahora, deduzco que la pretemporada no ha sido muy exigente. Si no, no se entiende que algunos fueran andando todo el partido.

Por cierto, no me quiero olvidar del Villarreal. Chapeau por el club castellonense, que agiganta su leyenda a un ritmo vertiginoso. Dar la cara ante el Manchester en Old Trafford implicaba ignorar el fútbol bonito por rigor, seriedad y sobriedad. Y un último apunte, Cristiano Ronaldo, que ha dejado entrever todo el verano su deseo de abandonar el United, fue ovacionado en su reencuentro con la afición. Un ejemplo más de por qué Inglaterra es la NBA del fútbol.