Blogs

Entradas con etiqueta ‘campeones’

De Viena al cielo

Lunes, 30 Junio 2008

Suena raro decirlo porque no estamos acostumbrados a ello, para nada. España es la nueva campeona de Europa y no es un milagro. Nuestra selección ha sido la mejor del torneo, así de simple. El fútbol le debía una a Europa tras la conmoción que supuso la victoria de Grecia hace cuatro años, y España se la ha devuelto al viejo continente. Hemos vuelto a demostrar que jugando bien es más fácil ganar. Luis Aragonés y sus pupilos han  lapidado los tópicos, clichés y demás prejuicios absurdos sobre este combinado. Dije en el anterior artículo (Hoy no es un lunes cualquiera) que anoche daba igual ganar o perder, que ya habíamos colmado cualquier expectativa. Era cierto, pero no del todo. Seguramente, si España hubiera perdido contra Alemania injustamente, ahora estaríamos jurando y perjurando por haber desaprovechado una ocasión histórica. Pero la dulce realidad es que el buen fútbol de España ha sido la mejor herramienta para alzarse con el título.

España ha sido atrevida desde el principio de la competición.  Ha sido fiel a su fútbol, al de salón, el único que conocen estos jugadores. Y eso es para aplaudir. ‘La Roja’ ha sido un ente extraño entre selecciones que se rigen por la máxima de ganar a toda costa o de cualquier manera. Da verdadera lástima ver a potencias como Alemania o Italia que no se preocupan por su talento ni se molestan en descubrir sus virtudes. Se guían por sus réditos y de las rentas no podrán vivir eternamente. Si la Francia de Zidane avasalló por su gusto exquisito, España va camino de ser un émulo, la cual, sin ninguna figura rutilante, ha apostado por el equipo, que es la esencia de este deporte al fin y al cabo. Porque anoche daba gusto observar jugadas de tiralíneas, pases precisos, centros desde las bandas, subidas de los carrileros con sus correspondientes coberturas, disparos lejanos, regates, triangulaciones y contundencia defensiva. Vamos, el partido perfecto.

Luis Aragonés se ha salido con la suya. Ha remado contra viento y marea por su testarudez, o más bien por su sabiduría (por algo es ‘Sabio de Hortaleza) y se ha ganado la admiración de todos los españoles. Del cariño colectivo a Luis  no estoy tan seguro porque aún habrá ‘raulistas’ rencorosos y recalcitrantes que ignoran que Raúl es un futbolista feliz en el día de hoy, feliz por su selección. Allá ellos. Lo importante es que hoy todos estamos orgullosos, satisfechos por haber lapidado esa teoría casi axiomática de que el fútbol sólo nos daba disgustos. Pues no, el balompié (suena más castizo) ya no es el patito feo de los deportes españoles. Por fin podemos presumir de ser los reyes de Europa, quizás del mundo dentro de dos años. Y qué bonito ha sido descubrir en ‘La Roja’ futbolistas en potencia como Marcos Senna, Iniesta, Cesc y  Villa, a los que les faltaba culminar grandes actuaciones en grandes campeonatos. Enhorabuena por ellos, el país les agradece su derroche y compromiso.

Es ahora cuando recuerdo aquella frase del ‘zapatones’ en las que decía que en el fútbol sólo valía ganar, ganar, ganar y volver a ganar. ¡Qué razón tenía Luis! Sin embargo, a España sólo le ha valido ganar jugando maravillosamente, y así, como he escrito, todo es más sencillo. Las exhibiciones de la selección han atestiguado que hay diversión para unos cuantos años, por lo menos hasta Sudáfrica 2010. Casillas, Puyol y Torres son los líderes de una nueva generación de ‘locos bajitos’ que han deleitado a una nación. Aprovechémosles, han logrado la primera de muchas gestas.

El Madrid – Barça y el pasillo

Mircoles, 7 Mayo 2008

Resulta que esta noche tenemos el superclásico de la Liga. Eso sí, venido a menos porque el Madrid se lo tomará como una fiesta, mientras que para el Barça, será el antepenúltimo suplicio de la temporada. Para el flamante campeón, es el partido idóneo para celebrar el título con su afición. Todo está preparado: el Santiago Bernabéu presentará una imagen espectacular, y qué mejor colofón que rematar los fastos con una victoria ante el eterno rival. Para los visitantes, los tres puntos deberían ser trascendentales si Laporta y el futuro entrenador, todo apunta a Pep Guardiola, no quieren planificar el próximo año con una ronda previa de Champions que siempre es latosa para un equipo grande. En resumidas cuentas, un partido de semejante índole nunca es una pachanga y por supuesto, blancos y culés jugarán al límite. 

Después está lo del famoso ‘pasillo’. Mucho se ha hablado de este asunto durante las últimas semanas. Algunos futbolistas del Real Madrid fueron preguntados acerca de su preferencia: ganar la Liga ante el Barça o llegar al partido como campeones para recibir el dichoso ‘pasillo’. Con buena lógica, todos los jugadores que respondieron a la cuestión, mostraron su indiferencia. Para ellos, lo importante era proclamarse vencedores, fuera contra  los azulgranas o en Pamplona. Si tanto se ha comentado este tema, es porque hay gente que lo toma como una burla grotesca, una humillación para el que aplaude al campeón. Y nada de eso. El ‘pasillo’ es una tradición de nuestro fútbol, que sirve para ensalzar el deporte. Es el reconocimiento al campeón, al equipo que ha sido el mejor durante un campeonato. Honrar la gesta del contrincante, y por ende compañero, es parte de la esencia del deporte. Así deberíamos concebirlo todos, aunque algunos, como Etoo y Deco, aún no lo entiendan.

Mal andan las cosas en Can Barça para que Etoo y Deco hayan hecho más leña del árbol caído. El camerunés y el portugués forzaron la quinta amarilla contra el Valencia para eximirse de hacer el ‘pasillo’ al Madrid. Ambos creerán que no pueden someterse a un acto tan ‘vergonzoso’ porque su orgullo podría quedar menoscabado. Pero la realidad es que vergonzoso sólo fueron sus actuaciones, y su orgullo y honor habrían salido reforzados si esta noche estuviesen junto a sus compañeros en el momento en que el Madrid saltase al campo. El Barça es un club señor que rezuma grandeza allá por donde va. Y este tipo de gestos tan feos debería condenarlos. Lamentablemente, a fecha de hoy, ninguna voz autorizada del club ha dado una explicación pública para criticar a Etoo y Deco. Es más, Rijkaard intentó defender a sus dos pupilos, justificando que no sabían que esa cartulina era la quinta. A veces al holandés se le podría aplicar el dicho de tan bueno, tonto. El todavía entrenador del Barça tendría que saber, y lo sabrá seguramente, que hay cosas injustificables, y ésta es una de ellas. Más si cabe, cuando al día siguiente de su comparecencia, sale Puyol y dice que el equipo tiene un delegado que recuerda a los futbolistas cuántas tarjetas amarillas tiene cada uno de ellos.

En fin, que puede parecer una tontería, pero también parecían chorradas algunas declaraciones del propio Etoo o las escapadas nocturnas de Ronaldinho.  Laporta se habría ganado la simpatía de su afición si hubiese obligado a Etoo y Deco a  viajar a Madrid para presenciar el partido en el coliseo blanco. Si los demás dan la cara, que estos dos lo hagan también.