Blogs

Entradas con etiqueta ‘champions’

El dudoso once de la década (parte II)

Sbado, 9 Enero 2010

Toca una de centrocampistas. The Sun, en su once ideal de la década, ha encontrado en Zidane, Ronaldinho, Figo y Cristiano Ronaldo su médula ideal. Con el francés y el brasileño la aquiescencia es indiscutible, pero a los lusos se les pueden poner ciertas objeciones.

El astro francés ha sido considerado el mejor jugador de los últimos veinte años, por tanto, su elección es más que obvia. Nadie en su sano juicio discutiría que ‘Zizou’ es el heredero de Maradona por derecho casi divino. Aquella volea estratosférica en la final de Glasgow del 2002 le ha encumbrado para siempre. Después, se contagió del ‘galacticidio’ blanco, aunque lo supo subsanar con una actuación sublime en el Mundial de Alemania. Lástima que en la final Materazzi no fuese expulsado antes de martillear el oído de Zidane a propósito de la hermana del francés. Ese cabezazo lleno de ira y furia también quedará para la posteridad.

Ronaldinho ha sido paradigma del éxito y la decadencia de una estrella. Florentino Pérez lo tuvo a tiro en el verano del 2003 pero le tentó más contratar la voraz mercadotecnia de Beckham. En consecuencia, el Barça, que anduvo listo, concluyó que al brasileño le quedaba pequeño el Paris Saint Germain. Ronaldinho se vistió azulgrana, se inventó un trallazo contra el Sevilla en su segundo partido, y contagió de ilusión a un Barça totalmente abatido tras la ominosa época de Gaspart. ‘Ronie’ recordaba a los alevines que sólo piensan en divertirse con la pelotita. Cuando inventaba algo, lo hacía con su eterna sonrisa, puesto que su inabarcable felicidad era su máxima credencial. Sus actuaciones con Brasil eran majestuosas y la cabalgada en el Bernabeu, que levantó del asiento hasta al más antibarcelonista, dio la vuelta al mundo, con el resultado de un Balón de Oro y un FIFA World Player. Lo siguiente ya es archiconocido, y como tan pronto te suben a un pedestal como te bajan, Ronaldinho no fue una excepción. A día de hoy, y a pesar de la anchura y pesadez de su cuerpo, el fútbol le sigue debiendo mucho a Ronaldo de Assis Moreira.

Ahora vienen las dos elecciones más controvertibles. De Figo siempre he dicho que culminó su mejor temporada en el Barça del 99/00, justo antes de su transfuguismo al Madrid. Si como azulgrana destacó por su explosividad en el regate corto, en el Madrid dosificó más su físico a base de centros medidos. Hay que decir que su Balón de Oro lo ganó en el 2000 por sus méritos en Barcelona. También se le puede achacar su falta de liderazgo con Portugal, ya que no es un secreto que su selección siempre le haya reclamado mayor protagonismo. Además, su fútbol se diluyó por completo antes del ecuador de la década. En contraste, Steven Gerrard sí que ha dado la talla en toda la década. Junto a John Terry, del Chelsea, es el icono futbolístico de Las Islas. Su visión de juego kilométrica, disparo arrollador y esa capacidad de reacción, muy del gusto de Anfield, le han convertido en cabeza visible del Liverpool. El capitán de los ‘reds’ fue el inspirador de la remontada más épica que se recuerda en una final de Champions, la del 3-3 contra el Milan en 2005. El único problema es que en los últimos tiempos Gerrard se ha dedicado más a sacarle las castañas del fuego a Rafa Benítez, que a orientar su talento en pos de títulos. No obstante, Gerrard debería estar en el once ideal.

Por último, puede parecer una osadía quitar a Cristiano Ronaldo, pero es que el astro portugués va a disponer de mucho tiempo para entrar en el once mágico de la siguiente década. Y más, jugando en el Real Madrid. Empezó a despuntar en el Manchester United la temporada anterior a la Eurocopa de Portugal en el 2004. Con su selección, se le llegó a tildar de individualista. Sin embargo, la omnímoda sabiduría de sir Alex Ferguson le ayudó a templar su carácter y focalizar toda su calidad en el juego de equipo. No fue hasta el 2005 cuando llenó con frecuencia las portadas de los tabloides británicos, y así continuará siendo hasta finales de la próxima década. Por eso, y porque su aureola estuvo madurando en el primer lustro de estos diez años cumplidos, a Cristiano le reservaría para el siguiente equipo ideal. En su lugar, otro compatriota, Deco.

Habrá quienes se llevan las manos a la cabeza con esta apuesta, pero es que Deco es, sencillamente, buenísimo. Repudiado en Portugal por haber nacido en Brasil, el seleccionador luso, Scolari, finalmente le convocó para la Eurocopa de Portugal, en la que el ritmo y compás de Deco valió a su equipo para disputar la final. Por otra parte, su trayectoria en clubes ha sido espectacular. Fichó en 1999 por el Oporto para arrasar en la liga los tres años siguientes. Su cénit con los ‘dragoes’ llegó de la mano de Mourinho y la Champions del 2004. La recompensa fue fichar por el Barcelona de Rijkaard y montar, junto a Ronaldinho y Eto’o, un equipo de videojuego. Con los ‘culés’ se llevó otra Champions y, cuando cayó en la autocomplacencia, fue seducido por la opulencia de Abramovich. En el Chelsea está poniendo fin a su carrera, aunque le sobra cuerda para llevarse una Premier u otra Champions.  

¡Calma! Este Lyon no asusta

Viernes, 18 Diciembre 2009

Dice Cristiano Ronaldo que el Madrid tiene la “obligación de ganar al Olympique de Lyon”. ¡Hombre!, sería lo suyo. Los anfitriones de la finalísima de Champions no tienen excusa porque se enfrentan al peor Lyon de la última década, literal. Los franceses son cuartos en su liga, a ocho puntos del líder, Girondins, y con muchas dudas en su juego. Su inercia de fútbol de toque ha desaparecido por completo a medida que el equipo se ha ido desmantelando.

La impecable gestión de compra-venta de su presidente, Jean-Michel Aulas, ha motivado que los mejores clubes del mundo hayan desmantelado media plantilla en los últimos años. Juninho Pernambucano, con sus temibles misiles tierra -aire, ha sido el epicentro del juego modélico en el que se dieron a conocer Essien y Malouda, titularísimos hoy día en el Chelsea; Abidal, muy utilizado por Guardiola en el Barça; Tiago, pieza insustituible en la Juventus de Ciro Ferrara hasta hace poco, y finalmente Mamadou Diarra y Karim Benzema, ambos fichados por el Madrid también a golpe de talonario.

La fábrica de futbolistas desconocidos que darán que hablar no ha sacado buen género en las dos últimas temporadas. Cierto es que Hugo Lloris se ha afianzado como portero titular en la selección francesa y que el brasileño Cris continúa como jefe de la defensa, pero el prometedor lateral izquierdo Cissokho se ha quedado en eso, en una promesa. Es curioso el caso de este jovencísimo francés, que estuvo a punto de fichar por el Milan el pasado verano y un problema dental desbarató la contratación. Al parecer, Cissokho no podía morder bien debido a una irregularidad en su dentellada. Suena a guasa, pero el Milan descartó traerle porque su imperfección bucal podía afectar a la columna vertebral. En fin, cosas de médicos.

Continuando con el escrutinio del equipo, el retiro qatarí de Juninho ha dejado huérfana la medular, puesto que el internacional francés Toulalan y sus escuderos, el serbio Pjanic y el sueco Kallstrom, no están siendo los referentes deseados. Puede que la delantera mejore las líneas traseras: el argentino Lissandro López es el goleador del Lyon en Francia (ocho goles en diecisiete partidos), aunque es complicado que su capacidad goleadora aumente si los franceses Gomis y Govou no dan la talla, como está sucediendo.

Si el objetivo a corto plazo del Madrid es acabar con la pesadilla de los octavos de final, el del Olympique, como mínimo, es plantarse en unas semifinales. De todos modos, no lo lograron con el equipazo de antaño y es casi imposible que lo hagan con su actual once de transición. Al entrenador Claude Puel le han endilgado un marrón importante, porque retomar la dinámica ganadora de esta década es una auténtica proeza. Por eso, no es de extrañar que Puel entrene a los suyos y mire de reojo a la cantera, a ver si salen nuevos ‘superhombres’.

Mañana, turno para analizar al Stuttgart, rival del Barça, y al CSKA de Moscú, contrincante del Sevilla. 

Vuelo chárter cutre

Domingo, 13 Diciembre 2009

Pobre Laporta, todavía no le han expedido tarjeta VIP de aeropuertos. ‘Turkish Airlines’, la compañía que ha llevado al Barça a Abu Dhabi este domingo, no ha caído en la cuenta de que los azulgranas son un club de élite, de esos que vuela en charter sin retraso y sin escala. Aunque, visto lo visto,  quizá aún no tenga el pedigrí del Madrid, Milan o Manchester. El Barça ha hecho una paradita en Estambul porque la compañía turca no contemplaba en su convenio laboral vuelos directos hasta Emiratos Árabes. Y claro, ha sido enterarse Laporta y tambalearse los cimientos del estado…español.

Laporta no entiende el agravio comparativo cuando alude a otros clubes para patalear por la paradita de las narices. La solución es muy sencilla: si el Barça se aprieta el cinturón y no contrata una aerolínea en condiciones, pasa lo que pasa. Que no se quejen ahora. La primera clase es carísima, sí, por eso es la mejor. ‘Turkish Airlines’ no es una compañía del ‘top ten’ y seguro que el Barça lo sabía. Pero como la pela es la pela y más en estos tiempos, el president ha optado por un vuelo de low cost.

La pantomima no ha quedado ahí. El directivo azulgrana Joan Olivé ha denunciado un ‘boicot’ de las compañías de aviación españolas, qué les importará a éstas lo que haga o deje de hacer el Barça. Además, el señor Oliver ha querido ir un poquito más lejos y, emulando las aburridísimas soflamas nacionalistas de su jefe, ha sorprendido a propios y extraños diciendo que “solo somos españoles cuando les interesa”. Supongo que el dardo velado irá dirigido única y exclusivamente al Gobierno de Zapatero. Lo que no sabrá Oliver es que el itinerario de ‘Turkish Airlines’ para este tipo de vuelos incluye parada técnica en Turquía desde hace muchísimo tiempo. Así que menos lloreras pueriles, señor directivo.

El Barça sí ha demostrado que ‘es español’ cuando le interesa. El pasado miércoles, en la rueda de prensa posterior al partido contra el Dinamo de Kiev, Guardiola reconoció con absoluta normalidad que responde en catalán porque es su lengua, a pesar de que los periodistas internacionales no entendiesen ni papa. Al siempre comedido ‘Pep’ se le olvidó que su equipo representa en Europa a España y no a Cataluña. Si insisten, que hagan su propia Champions con los campeones de provincias de su comunidad autónoma. Tengamos dos dedos de frente, por favor.

Ese engendro de Europa League

Viernes, 4 Diciembre 2009

trofeo-uefa.jpg

No le acabo de pillar el gustillo a la Europa League, ese engendro nacido de la ya atrofiada Copa de la UEFA. Por más que la miro y remiro no veo la gracia de empezar un torneo con eliminatorias previas para quitar a los más malos, después montar grupos a granel para seguir echando a equipos paquetes y luego volver al formato de play-off para embutir a los repudiados de la Champions. La extinta Copa de la UEFA sí que molaba, pero no la de las última década, sino aquella histórica en la participaban los subcampeones de liga, y que más tarde pasó a jugarse con terceros, cuartos y campeones de copa.

Ya me diréis cuál es el secreto de un torneo en el que van cuartos, quintos y sextos clasificados de liga, con algunos equipos invitados de gorra por ‘fair play’ y no sé cuántas milongas más. Todavía recuerdo aquellas ‘UEFAS’ con Juventus, Inter, Bayer, Manchester y Liverpool como ogros de la competición. Aquí, en España, vivimos martes espectaculares con Madrid o Barça en liza. El Atlético de Schuster y Futre o el Valencia de Penev también eran unos clásicos. En la mismísima Copa de la UEFA se inició la saga de aquel preciosista Paris Saint-Germain con Weah y Ginola; se forjó la leyenda popular de que los equipos italianos siempre llegaban a las finales y, sobre todo, descubrimos a un mito, Zinedine Zidane, por entonces, alma mater del modestísimo Girondins de Burdeos. Incluso, la ‘Quinta del Buitre’ dejó su impronta con dos Copas y sus archiconocidas remontadas en el Bernabeu.

Todo aquello se grabó en vídeos para el baúl de los recuerdos . En estos años la UEFA, sus mandamases, se ha despreocupado por revitalizar una copa con pedigrí y ha volcado denodadamente sus esfuerzos en potenciar la Champions y sus jugosos ingresos por derechos de tele. Encima, para que el fútbol no pare, se sacaron de una reunión la Intertoto, una aberración que interesa menos que el trofeo Carranza o el Teresa Herrera.

Los futboleros ochenteros echamos de menos la UEFA de toda la vida. Ésa que decían que era más difícil de ganar que la propia Copa de Europa. Por lo menos, la casualidad ha salvado a Platini esta temporada y le ha servido un engendro que en febrero contará con Liverpool, Bayer, Atlético, Roma, Lazio, Ajax, PSV, Valencia, Villarreal y un invitado de excepción, el Athletic. Algo es algo.

 

El ‘Circo del Sol’ prorroga sus funciones

Mircoles, 25 Noviembre 2009

pedrito.jpg

Pues sí que están preparados para el clásico del domingo. Huelga decir que el ‘Circo del Sol’ montado  por Guardiola realizó su mejor función de la temporada merced a la inestimable ayuda del vomitivo Inter de José Mourinho, ese fanfarrón al que nunca terminaré de escudriñar. Vino a Barcelona con su habitual y entretenida chulería, y vuelve a Milán después de reconocer inopinadamente su rendición  ante el buen fútbol. El míster portugués se ha tragado su soberbia y ha hincado la rodilla ante este equipo contra el que poco o nada se puede hacer. Si es Mourinho quien ha capitulado, el resto de técnicos de la Champions pueden estar temblando ante un inminente cruce con el vigente campeón.

Al Barça le hacía falta su enésima lección para acallar no sólo a quienes intuían un bajón de juego, sino también  a aquellos que menospreciaban el fondo de armario de esta plantilla. Claro, pocos han aventurado el fulminante ascenso de Pedro Rodríguez, otrora ‘Pedrito’.  Al habilidoso y descarado canario ya le podemos contar como uno más entre las decenas de chavales que se han aprendido el guión de Cruyff al dedillo. Los rectores de La Masía pueden descorchar su afamado cava catalán, tal como lo hicieron con el mismísimo Guardiola o  Xavi, Puyol, Valdés, Iniesta, Piqué, Busquets, etc. Todas las apuestas de Pep rulan de maravilla, excepto Chygrynskiy, del que supongo que algún día veremos algo medianamente plausible.

Guardiola ha vuelto a dar otro golpe maestro: ha mudado la fatalidad de las lesiones de Messi e Ibrahimovich en una reivindicación absoluta de sus jugadores menos rutilantes, los que trabajan entre bambalinas para sublimar el teatro Fútbol Club Barcelona.   Y al Inter despilfarrador de pasta gansa yo le diría que haga menos batidas por el mercado mundial y que dedicara un ratito al día a los niños de su fastuosa ciudad deportiva de Apiano-Gentille. No digo que vayan a fabricar ‘Iniestas’ en cadena, pero puede que algún día enseñen a un ‘Pedrito’, le hagan madurar como a Pedro Rodríguez y ganen millonadas con camisetas neriazurras de ‘PR17’.

 

A lo tonto es el Barça quien se la juega

Domingo, 22 Noviembre 2009

No me negaréis que la mezcla resultante de este Madrid poliédrico va a ser, sin duda, morbosa. A falta del aprobado definitivo en el Camp Nou, el ya memorable ‘Alcorconazo’ ha espabilado a un equipo que todavía persigue la táctica ansiada. Anoche se gustó a ratos durante de la primera temporada, sobre todo porque Pellegrini se quitó ese corsé amarreta que tantos disgustos le ha costado entre la prensa y puso a Xabi Alonso como único administrador del balón. Así es como debe jugar el Madrid, lejos de pivotes, trivotes o estúpidos cuadrados mágicos al estilo Vanderlei Luxemburgo, ¿os acordáis?

Y claro, si al centrocampista donostiarra se le ha encargado hilar fútbol de abajo a arriba, Kaká debe dibujar el ataque  a espaldas de Benzema, Raúl o  de un Higuaín que seguirá dando codazos hasta conseguir la titularidad indiscutible. Para eso ha venido el brasileño y así le vio  Valdano en sus highlights de youtube. Lo más cachondo es que,  después de la somanta de palos que se ha llevado este Madrid por su simpleza y desidia, hoy es líder y visita al Barça con un Cristiano Ronaldo ávido de fintas, autopases electrizantes y goles, muchos goles.

Por otra parte, quien haya aventurado un plácido paseo del ‘tricampeón’ hasta primavera, cuando se decide todo, se habrá quedado boquiabierto con la cruda tesitura en la que se encuentran los chicos de Guardiola. Su preocupante autocomplacencia le jugó una mala pasada en San Mamés, y con Messi entre algodones, acecha el mortífero Inter de Mourinho. Los italianos son expertos en jugar a empatar y el Barça está obligado a darlo todo, aunque le deje secuelas para el clásico del domingo. Encima, vuelve Eto’o, de quien no descartéis un gol con posterior mirada desafiante al banquillo azulgrana  o al palco en busca de regodeo.

Así que pintan bastos para el Barça,  al que, por otro lado, las circunstancias le brindan una nueva ocasión para reivindicar su superioridad en Liga y Champions. Aquí, en España, le cuesta hacer goles fuera del Camp Nou y si además Ibrahimovic no está presente,  la referencia atacante desaparece por completo. En Europa, dos partidos aciagos contra el Rubin Kazan han puesto su clasificación para octavos en el alambre y a merced de los italianos, expertos como nadie en manejar situaciones límite. Pero apuesto por este Barcelona cuasi-perfecto, se ha ganado de sobra un amplísimo margen de confianza.  

Ganó el que jugó andando

Jueves, 22 Octubre 2009

pirlo.jpg

Corría el minuto diez de la segunda parte, Kaká se retrasa a la medular para buscar el balón, lo recibe, avanza veinte metros y de repente… no sabe qué hacer con la pelotita. Ése es el Real Madrid descompuesto de Pellegrini. A lo mejor Florentino tiene que hincar la rodilla ante la evidencia de que el chileno es muy buen entrenador pero no para el modelo del club merengue. De momento, el presidente se mantendrá impasible desde el palco, porque fulminar hoy a su primera gran apuesta de la segunda etapa sería bochornoso. Al míster se le ha agotado el plazo de adaptación y no parece que vaya a ser muy prorrogable, a tenor de lo que se avecina en noviembre (Milan, Atlético y Barcelona).

Ha quedado claro que el nudo gordiano del equipo es su galimatías táctico. Los jugadores insisten en que pronto llegarán a jugar como quieren. Pero, ¿qué fútbol quiere proponer el Madrid? Cuando emular al Barça parece imposible, la alternativa es dar velocidad al ataque aprovechando los perfiles de Cristiano, Kaká y Benzema. Aunque esto último también parece utópico visto el panorama. Anoche, el 1-0 momentáneo brindó a Pellegrini una oportunidad inmejorable de ordenar el partido sustituyendo a un delantero por otro centrocampista que cogiese el volante junto a Xabi Alonso y Lass. El chileno no lo debió ver claro, especuló con el reloj y la desidia del rival, y no cayó en la cuenta de que el enemigo era el Milan, italiano para más señas. Así le fue.

Este Milan, del que muchos nos habíamos mofado en la víspera, nos recordó ayer que ganó su séptima Champions hace tres años con el mismo equipo de geriátrico más Kaká. El Madrid, ingenuo como pocas veces se la ha visto, creyó que con un gol de ventaja, los Ronaldinho, Seedorf, Pirlo y compañía buscarían su oportunidad en San Siro. Y ahí salió a la palestra Pato, para descojonarse de Casillas, Ramos y compañía. De todos menos del de siempre: si algo le duele al madridismo es que su equipo echará a perder un partido en el que Raúl volvió a ser líder indiscutible. Su gol de ratón de área y el pase de pillo a Drenthe en el segundo es la enésima prueba de que incluso este Madrid de cientos de millones depende de un tío que lleva quince años.  

Insisto, quizá lo bueno es que el problema es puramente táctico y, después de infinidad de combinaciones, Pellegrini (o el que venga) dará con la fórmula mágica. No obstante, hay ciertos jugadores que salen inertes al campo, ajenos a cualquier lance del juego. El ejemplo más sonado es el de Sergio Ramos. El lateral ni está ni se le espera por mucho tiempo. Salió de una lesión hace unas semanas pero él mismo ha reconocido que ya ha alcanzado el ritmo de los demás. O sea, que su permanente crisis apunta a motivos psicológicos. Falta de confianza, reminiscencias de su penosa temporada pasada, distracciones variadas…quién sabe. La única evidencia es que ahora mismo al Madrid le urge Arbeloa por la derecha. A lo mejor, si Pellegrini manda a Ramos a la nevera unos cuantos partidos, veamos algún día la mejor versión del sevillano, ésa de la que pocos se acuerdan. Hoy jueves, en las charlas de barra de bar sólo se comenta que el Madrid perdió contra un equipo que jugó andando.

 

Cuando Ronaldinho dejó de ser ‘Ronnie’

Jueves, 8 Octubre 2009

El diario L`Equipe publica en su edición de hoy que Ronaldinho estuvo de fiesta en París la noche del domingo pasado. Hasta ahí todo más o menos correcto, tratándose del brasileño. La gracia de la historia es que pocas horas antes (a las tres del domingo), su equipo se jugaba contra el Atalanta parte de sus opciones de este Calcio. El nefasto comienzo de temporada del Milan había puesto en guardia a toda la plantilla, la cual no puede permitirse el lujo de repetir la calamitosa temporada pasada. Pero ‘Ronnie’ es único. Desde que culminó aquel glorioso año en el Barça con la segunda Champions y su majestuosa exhibición en el Bernabéu, su estrella cayó en barrena estrepitosamente.

Ronaldinho ha sido el protagonista por antonomasia de los mentideros de Barcelona durante bastante tiempo. Las causas de su bajonazo físico, unido al ensanchamiento de su silueta, han apuntado con o sin razón a su entorno y sus dudosas amistades. La Ciudad Condal fue un cachondeo continuo para el jugador, justo en el momento en el que el vestuario azulgrana se chamuscaba sin que Rijkaard pudiera sofocarlo. Sus innumerables pataletas para renovar su contrato cada pocos días le distrajeron de su único cometido: reír y hacer sonreír a sus compañeros en el campo de fútbol.

Pero ‘Ronnie’ dejó de ser el verdadero ‘Ronnie’ cuando su sonrisa desapareció y empezó a penar por el césped un domingo sí y otro también. Él, que siempre había mostrado una actitud jovial, solidaria y embelesadora, llegaba a los entrenamientos con el ceño fruncido, cabreado con Eto’o, primero, y después con el resto. Sabía que su ciclo en el Barça había caducado, así que se entregó a la juerga nocturna, a la espera de cambiar de aires.

La nueva aventura comenzó hace año y medio en un Milan esperanzado en erigir un émulo de Kaká. Berluconi y Ancelotti no sólo debían estilizar la imagen fiestera de Ronaldinho sino también su cuerpo. Y esto último ha resultado imposible: ‘Ronnie’ ha intentando dietas de cualquier tipo  pero han caído en saco roto. Quizá piense que ya ha rendido todos los tributos posibles al fútbol. La noche lombarda le esperaba con los brazos abiertos y Ronaldinho ha respondido con efusividad.

Ahora ha tocado París, igual mañana es Roma y la semana que viene Berlín. Fiestas exprés para millonarios las hay en cualquier lugar. Pero insisto, Ronaldinho se apagó cuando dejó de ser feliz con una pelotita en los pies. Ojalá que sólo esté en stand by, aunque me da que alguien, o él mismo, desconectó el enchufe para siempre.

Eto’o se va a aburrir

Jueves, 17 Septiembre 2009

Los periodistas italianos intuían que el Inter-Barça nos dejaría en ascuas, sin goles y con muy pocos detalles: no les faltó razón. San Siro había reunido a dos orquestas sinfónicas aparentemente bien afinadas. Bueno, la de Guardiola no desafina, la de Mourinho tampoco pero es un suplicio escucharla. Al altivo técnico portugués le viene como anillo al dedo manejar al equipo más competitivo del Calcio al estilo italiano. Si ya ordenaba colocar tres líneas defensivas en el Chelsea, no iba a ser menos en la cultura del ‘catenaccio’. Es repulsivo ver a Eto’o empleándose con denuedo en tareas defensivas; a Maicon reprimir su poderosa zancada por el carril derecho; a Sneijder hilvanar jugadas a cincuenta metros de la portería rival y a Diego Milito ensayar la velocidad detrás del balón todo el partido. Éste es el Inter de hoy y de ayer: el que ganará de calle la podrida liga italiana pero que en  octavos o cuartos de Champions será fulminado.

Y Guardiola, a quien en Argentina suplican que sustituya a Maradona (¡cómo está el patio!), no quiso remangarse la camisa o más bien le entró el tembleque. Sí, al Barça le valía un punto pero su voluntad no recuerda a la del año pasado. Si hubiera sido atrevido, sus chicos habrían ganado. Sólo hay que ver lo mal que defienden Lucio y Samuel,  antaño apodado ‘el muro’ por algún lumbreras. También es cierto que incluso al mejor equipo del mundo le puede fallar su ordenador de a bordo: Xavi no encontró su sitio en ningún  momento porque su interfono con Messi, ‘Ibra’ y Henry se averió antes del comienzo. Por cierto, mejor el sueco que Eto’o. Aunque no será difícil, en Barcelona el ataque es una verbena, mientras que con el caudillo Mourinho una filigrana puede acabar con la titularidad de cualquiera. Estilos varios.

Mención especialmente mala merecen estas primeras retransmisiones de Champions. En España la recesión debe haber afectado también a los formatos de emisiones futbolísticas. Mediapro, en su afán por devorarlo todo, se ha olvidado que hay aficionados que quizá se interesen más por un Chelsea-Oporto o un Olympique de Marsella-Milan que por un Sevilla-Unirea Urziceni. No estaría de más que Gol Televisión facilitara la emisión simultánea de unos cuantos partidos más. El fútbol de hoy es más global que nunca y, con un buen puñado de españoles repartidos por Europa, lo que haga el Liverpool o el Arsenal a veces es más atractivo que ver la cagada del Atleti ante el Apoel.  

El manicomio del Calderón

Mircoles, 16 Septiembre 2009

frlan.jpg

Cristiano Ronaldo debería montar una rueda de prensa para mofarse de aquéllos que han dudado de él. Que si tardaría en adaptarse; que si le ahogaría la presión por sus noventa y cuatro millones de P.V.P; que si no le salía nada…Pues tres partidos oficiales y cuatro goles. En los penaltis es una garantía y en las faltas lanza misiles tierra y aire que si no acaban en gol, son rebotados por los porteros para que Benzema, Raúl e Higuaín aprovechen el rechace. Anoche no hizo falta esta última opción porque el meta Leoni se unió a la bacanal merengue. El señor Platini, en vez de quejarse tanto de que le prensa española le atiza un día sí y otro también, tendría que montar unas oposiciones veraniegas a Champions para equipos de medio pelo. No es normal que una calamidad como el Zurich juegue en esta edición y encima le permitan el lujo de irse de rositas después de haber hinchado a patadas a Kaká, Ronaldo y compañía.

Quien sí habría superado un test previo del torneo es el Apoel de Nicosia. Llegaron al Calderón como una supuesta caterva de amigos y se fueron como los héroes chipriotas del año. Eso sí, respaldados por un penoso Atlético de Madrid. Vale que el traspié de Málaga fue eso, un accidente; aceptamos que el Racing también podría empatar en el Bernabéu o Camp Nou, pero dejarse dos puntos contra el cuarto clasificado de la isla de Chipre trasciende de ser una broma de mal gusto. Extraña que los mismos jugadores que han completado una pretemporada aceptable, no sepan dar ni una patada a un bote.

El Atlético es lo más parecido a un manicomio: los delanteros hacen las veces de laterales (véase el tragicómico caso de Sinama Pongolle sustituyendo a Perea) y los que deben llevar las riendas del equipo, actuarían mejor de aguadores. Cleber Santana encajaría en este perfil. Al brasileño aún se le recuerda con asombro por el golazo que le marcó a Casillas en el Bernabéu con el Mallorca. Sin duda, fue otra época aunque sólo hayan transcurrido cinco meses de aquel chicharro.  Maxi es otro ejemplo flagrante. Ha pasado de ser ‘la bestia’ a un cachorro sin instinto que sale al campo sin enterarse de la película. Está claro: hasta los jugadores aprenden rápido a imbuirse por el aura derrotista de este club.