Blogs

Entradas con etiqueta ‘Di Stefano’

El Madrid ignoró a Di Stéfano

Lunes, 5 Mayo 2014

parejo.jpg

“Dani Parejo es el mejor talento que ha dado La Fábrica”. Palabra de Alfredo Di Stéfano, quien dejó de ir a Valdebebas tras la marcha del canterano al Queens Park Rangers. Algo tenía Parejo que enamoró a ‘La Saeta’, quizá su actuación de anoche evidencia que el Madrid debió hacer caso a su presidente honorífico. Y Parejo, genio apático por naturaleza, volvió al Bernabéu para reivindicar que su antiguo club también fabrica jugones. Él lo es al tran tran, un ritmo que mató la hipervelocidad de los blancos. Ningún quinielista se habría jugado si quiera un doble en este partido: el Valencia venía moribundo, casi metido en el tanatorio, y con unos jugadores agotados; el Madrid, en cambio, recibió el chute moral de la derrota del Atlético. Sin embargo, los ché suelen gustarse en el Bernabéu porque salen excitados, unas veces por su odio sarraceno a todo lo que huela blanco y otras por escándalos arbitrales. No obstante, no era la visita más indicada para darle otro costalazo a la Liga.

Los caprichos de las matemáticas descubrieron un inopinado seguidor merengue: los colchoneros. El 1-2 estremeció al Atleti hasta el punto de imaginarse toda una temporada a la carta del Camp Nou. Por suerte para ellos, Cristiano alivió sus temores y enterró bajo tierra las gigantescas posibilidades que había cobrado un Barcelona que, de repente, había pasado de zombi a máximo favorito. Y con el empate a dos, al Madrid aún le quedaba una bala en la recamara, una ocasión imposible de esas que a veces levantan al Bernabéu. La tuvo el ‘bicho’ en un cabezazo manso y la aplaudió casi todo el fútbol español, encantado con alargar el morbo hasta la última jornada. La “liga de mierda” (Del Nido dixit) se ha sacudido su cariñoso apelativo gracias al discurso plomizo de Simeone y a las cagadas impensables de Madrid y Barça. Y con o sin maletines por medio, Javier Tebas, presidente de la LFP, debe agradecer a equipos “sin motivación” dejarse la piel en trámites que sólo les toca su profesionalidad.

Es el caso del Levante, creado en pequeñito  a imagen y semejanza del Atlético, y con el amor propio de un club de Champions. Caparrós supo asfixiar a un extenuado líder que no estaba para más batallas esta semana. Y si Koke no está fino, su Atleti se gripa; de ahí la trascendencia de un centrocampista que tendrá que sentarse a sopesar la pila de ofertas que le están llegando de media Europa. Pero Koke es santo y seña del club, como lo fue Fernando Torres… hasta que acabó hartándose.

Game over. Fue la expresión más recurrida en twitter para describir el cataclismo del Barça. Busquets habló y tiró la Liga por el retrete; Xavi también la metió en el sumidero y, por si se había obturado en la cañería, el ‘Tata Martino’ terminó de empujarla hasta el vertedero. Incluso, el entrenador argentino tuvo la gentileza de adelantar a la prensa su fecha de caducidad. Quizá se quiera borrar ya del marrón de la próxima temporada, ése que se comerá Zubizarreta, según anunció la directiva frotándose las manos. La jugarreta es fácil: si la política de fichajes fracasa, Bartomeu y todos sus directivos medio interinos (¡elecciones ya!) tendrán su cabeza de turco. Y mientras Messi sigue andando por el césped, la prensa culé apunta a tres despojos fáciles de liquidar: Song, Alexis y Cesc Fábregas. Este último metido en una extraña bronca de la grada. Cesc es un incomprendido porque cree que su afición no agradece haberse mutado constantemente: de centrocampista organizador con Wenger a falso nueve de Guardiola, terminando en media punta forzado. Él pensó que el club de su vida le fichaba para aprovechar su máster acelerado del Arsenal, lástima que se confundiera.

 

 

¡Silencio!..Don Alfredo se pronuncia

Domingo, 26 Julio 2009

di-setefanio.jpg

Don Alfredo ha vuelto a hablar con solemnidad: “algunos ídolos se hacen autopropaganda”. Otra vez ha sentado cátedra. Para un romántico del fútbol como Di Stéfano, ser testigo del incesante martilleo de anécdotas sobre Messi o Cristiano Ronaldo, debe ser atosigador. La Saeta rehúye considerar a cualquiera como el mejor del mundo y  dice que las estrellas necesitan de un equipo para erigirse como tales. Hasta el mismísimo Maradona esculpió su historia con un grupo extraordinario a sus espaldas. De otro modo, quién no recuerda la fórmula ‘MáGiCa’ de San Paolo con ‘El Pelusa’, Bruno Giordano y Careca, ¡menudo tridente! Maradona era el genio, sí, pero el resto ayudó a que el Nápoles batallara en el Calcio con Milan e Inter.

A Messi le sucede tres cuartos de lo mismo: sus asombrosas exhibiciones nos han dejado atónitos aunque no tanto como el primoroso espectáculo ofrecido por su equipo.  Dentro de muchos años todo el mundo recordará a Messi como uno de los grandes de este deporte que jugó en uno de los mejores Barças de la historia. Quizá por eso, Di Stéfano se ha quejado del autobombo que se dan a sí mismo muchos futbolistas. También es verdad que en el siglo XXI una filigrana en una final de Champions o en un Madrid-Barça es escudriñada por millones de telespectadores. El fútbol de antaño era folclore, hoy es una auténtica fábrica de entretenimiento en la que los sentimientos han sido engullidos por las marcas y sus mercadotecnias.

Siempre es necesario que un prescriptor reflexione del ayer y hoy del fútbol. En consecuencia, Di Stéfano espeta con naturalidad que “los futbolistas deben jugar para el pueblo porque hay gente que llora al ver que su jugador predilecto marca un gol”. Pero eso fue en el pasado, Don Alfredo. Ahora los futbolistas son multinacionales que venden imagen dentro y fuera del campo. La sencillez del futbolista se ha tornado en una vanidad detestable, que ha convertido a los cracks en algo más parecido a emperadores que a chavales que se entrenan y cambian en un vestuario. Por lo menos, todavía quedan esos ‘Raúles’, ‘Casillas’, ‘Xavis’ y ‘Puyoles’ que anteponen su estilo de vida a los pastizales con los que les puedan convencer constructores, jeques y oligarcas rusos.   

La reunión de vecinos más bronca de la historia

Lunes, 8 Diciembre 2008

asamblea.jpg

El Madrid es una auténtica incertidumbre con un futuro muy sospechoso. Y más, después de la penosa imagen que el club ofreció ayer a todo el mundo, con una zaragata en la Asamblea de socios compromisarios, más propia de una republica bananera. El órgano supremo del Real Madrid se vio manchado y deteriorado por la presencia inexplicable de miembros del grupo radical ‘Ultra Sur’, que se encargaron de intimidar y atemorizar a algunos opositores de Ramón Calderón. Lamentable, en una palabra. Este Real Madrid está irreconocible. Hace tiempo que se perdió el tan loable señorío blanco. Y la pena es que Don Alfredo Di Stefano, haciendo gala de su presidencia honorífica, tuvo que presenciar el abominable acto. “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”, debió pensar la ‘saeta rubia’. Toda la razón lleve usted, Don Alfredo. Su contribución a la causa merengue sólo han sido cinco Copas de Europa y la  transformación histórica del madridismo como referente mundial del fútbol.

Al final, Calderón salió airoso con sus presupuestos y no creo que el esperpento de la Asamblea le preocupe mucho a estas alturas. Sus ‘colaboradores’, quienes berrearon su gestión desde la tribuna, cumplieron su estricto cometido de montar una algarabía de reunión de vecinos. Y el Madrid siempre está expuesto a los ojos de todos. Bueno, ayer no mucho puesto que la maquinaria mediática del club se encargó de lanzar el mensaje que más le convenía al presidente. Alguien debería hacerle ver a Real Madrid Televisión que es un medio de comunicación para los madridistas, no un instrumento de adulación al servicio de Calderón. Puesto que ayer no se dignaron a emitir íntegramente la Asamblea, no estaría de más que sí lo hicieran en diferido. Igual algún socio aún está interesado en saber lo que verdaderamente ocurrió.

Por último, también alguien debería recomendar al Real Madrid que en pleno siglo XXI, la tecnología ha modernizado los sistemas de votación. Contar votos a mano alzada era efectivo en la posguerra pero enumerar sufragios para aprobar nada más y nada menos que 400 millones de euros merecen un poquito de fiabilidad. Para ello existen aparatos electrónicos que facilitan los recuentos de votos. Aquí pasarán unas cuantas asambleas más y nada habrá cambiado. ¿Para qué? Sólo está en juego el club más laureado del mundo.

Posdata: alguien debería no ya sugerir sino intentar convencer a Ramón Calderón para que cambie de moderador en la próxima Asamblea. Por lo menos, que haya uno que haga honor al cargo y no un censor impertinente y maleducado.

Robinho: se finí

Domingo, 24 Agosto 2008

Tarde o temprano tenía que reventar. Robinho no ha aguantado más y en un alarde de incontinencia verbal ha dejado a su actual club, el Real Madrid, a los pies de los caballos. El brasileño finalmente ha confirmado lo que todo el madridismo barruntaba: quiere largarse del Madrid a toda costa y a cualquier precio.

En una entrevista concedida a la agencia EFE, Robinho da la impresión de estar obsesionado con jugar en el Chelsea.  Ha reiterado varias veces su deseo de abandonar el Real Madrid, y resulta que el miércoles pasado, su representante, Wagner Ribeiro, afirmó que Robinho es feliz en su actual club. No parece que representante y representado se entiendan muy bien. El uno desdice al otro. La próxima vez deberían estudiar mejor sus comparecencias públicas.

El colmo del embuste y la falsedad llega cuando Robinho explica que su posible marcha no atendería a razones económicas. Entonces, para que vosotros y yo lo entendamos: el Chelsea ofrece seis millones de euros anuales al brasileño, y en el Madrid cobra dos y le han prometido tres y medio. Si los motivos no son pecuniarios, no creo que a Robinho le moleste destinar la diferencia a la filantropía o donarlo a alguna beneficencia.

“He cumplido un ciclo”, afirma con rotundidad Robinho. Será que ya ha pasado la treintena y lleva en el Madrid un buen puñado de años.  Pero resulta que quien estaba llamado a ser futura estrella mundial ha dejado muchas más sombras que luces. Su trayectoria ha sido muy irregular, en gran parte, debido a su comentada vida fuera de las canchas. Si hubiese tomado a Raúl como modelo de futbolista profesional, quizá su rendimiento no habría dejado tanto que desear.

Otra lindeza, que a mí me parece gravísima, fue la respuesta de Robinho a  pregunta sobre por qué jugó la ida de la Supercopa, Robinho argumenta  que fue Bern Schuster quien le puso de titular pero que su cabeza estaba y está en la Premier League. Sí eso es cierto, me parece una imprudencia por parte del alemán alinear a un futbolista sin el más mínimo compromiso con su club. A tenor de lo que vimos en Mestalla, Robinho sí que parecía estar en el limbo, perdón, en Inglaterra.

Robinho dice que los directivos del Real Madrid deben entender su situación ¿Qué situación? La de un chico que llegó con diecinueve años, con un contrato millonario, y que apenas se ha ganado un aumento de sueldo. ¿En cuántos partidos ha salido Robinho ovacionado del Bernabeu? ¿Cuántos goles memorables ha marcado? A bote pronto, no recuerdo ninguno. Robinho gana lo que merece. Ni un euro más ni un euro menos.

Pero la declaración más impactante del brasileño se produjo cuando, ni corto ni perezoso, afirmó con rotundidad que quiere ser el mejor jugador del mundo y eso en el Real Madrid no es posible. En el Chelsea sí, claro. Supongo que Robinho, en ese ciclo tan grandioso que dice haber cumplido, habrá oído hablar de un señor llamado Don Alfredo Di Stefano, de un tal Gento, un tal Butragueño  o un tal Zinedine Zidane.  Deduzco que para el brasileño, nueve Copas de Europa y treinta y una  ligas españolas se ganan de la noche a la mañana. En fin, Robinho, serás o no serás el mejor del mundo, pero a partir de hoy, nadie se acordará de ti en el mejor club del siglo XX y más laureado de Europa. Aunque igual tampoco sabías esto último.