Blogs

Entradas con etiqueta ‘Diarra’

Otra tomadura de pelo…¿cuántas van ya?

Mircoles, 11 Noviembre 2009

pellegrini1.jpg

Tomadura de pelo en toda regla. Ni el mítico Juanito estuvo por la labor de aparecerse en el Bernabeu ni los jugadores pusieron ganas, ¿para qué, verdad? Dentro de unos años nadie se acordaría de un 5-0 al Alcorcón (habrán pensado los blancos). Por lo tanto, mejor irse de la Copa ahora que desgastarse hasta octavos o cuartos allá por febrero, cuando Liga y Champions están calientes. Pellegrini no ha cambiado y continúa riéndose del madridismo con sus tácticas gilipollescas y, en definitiva, del sentido común.

No hay que hacer un cursillo de entrenador para darse cuenta de que deben jugar tíos de ataque para marcar cuatro o cinco goles. Pero claro, si pones a dos trotones en el epicentro del juego y pretendes que ambos lleven la batuta del concierto, es casi imposible que la musiquilla suene afinada. Pellegrini creyó ciegamente en Gago y Diarra (hay que estar loco) y éstos se descojonaron de su entrenador. No sé si Florentino o Valdano recomendarán las alineaciones al chileno, si  no es así, por lo menos que le obliguen a no poner a Gago. Argentinos expertos en dar estopa a diestro y siniestro los hay a montones, pero que además sepan tocar el baloncito no se cuentan ni con los dedos de una mano. Y por supuesto, Gago no está en ese reputado grupo.

Los experimentos con gaseosa que tanto gustan a Pellegrini dan mucho juego…periodístico. El chileno no escarmienta después de tantos sopapos. El ingenuo ingeniero creyó que sorprender con una alineación extravagante  desconcertaría al Alcorcón. Y resulta que al final los desconcertados fueron los ochenta mil aficionados que sí se habían conjurado con el espíritu de Juanito.  Lass se sale en el centro y corrió de lateral derecho; Arbeloa volvió a pifiarla en el otro lateral, puesto al que todavía no ha cogido el gustillo; Marcelo, que de interior izquierdo es de lo poquito que funciona en el Madrid, jugó una hora después; Van Nistelrooy sirve más de comparsa que otra cosa y para colmo, Xabi Alonso y Benzema, dos que sí debieron acudir,  contemplaron la vergüenza desde el palco.

Pues nada, el Alcorcón ha borrado de un plumazo el sueño eterno de Florentino, ése que sí ha logrado vivir Laporta. A partir de ahora, sólo queda rezar para que no se produzca otro cataclismo que convulsione este segundo proyecto imperial. Por de pronto, el auriga elegido ha estrellado la cuadriga a las primeras de cambio. Pero que haya calma, a Pellegrini aún le quedan dos oportunidades…o quizá no.    

Mejor Lass que Klaas

Lunes, 5 Enero 2009

Lass antes que Klaas. Por lo visto ayer en el Bernabeu, el Diarra francés se antoja un futbolista muy útil para Juande Ramos. Klaas (Huntelaar) también augura dotes interesantes pero contra el Villarreal nos dejó claro dos indicios: inquietante en el área e inocuo lejos de ella. En cambio, Lass parece que cumplirá con su cometido a la perfección: defiende bien, roba balones, hace coberturas a sus compañeros, pasa con precisión y dosifica sus ofensivas. La sufrida victoria del Madrid ante el ‘submarino amarillo’ se debió en parte a la obediencia del francés al plan de Juande Ramos. En consecuencia, no es de extrañar que el técnico manchego apuesta finalmente por Lass para la Champions. Mejor guarecerse atrás que rifar una eliminatoria con el instinto de Klaas.

Algo ha cambiado en el Madrid aunque no de forma brusca. Quizá sea que los futbolistas han espabilado con el nuevo entrenador, defenestrando de una vez por todas la dejadez y autocomplacencia en la que cayeron con el método Schuster. Se ve a un equipo alegre, con otro talante mucho más positivo y con la humildad de ir paso a paso. El Barça está a años luz y no falla, sí, pero la guerra del Madrid ya no es ésa. Juande tiene que exprimir  al máximo los pocos recursos con los que debe acometer el asalto suicida a la Décima y por el momento, está tocando las teclas adecuadas. La defensa ofrece otra imagen aunque siempre con la inestimable ayuda de Iker Casillas, quien se ha vuelto a entonar; la línea media se mueve en torno a una idea clara y sólo deja al azar la creatividad para montar jugadas de ataque; la delantera sabe dónde empezar a presionar al rival y cómo colocarse en el área rival y en resumen, el concepto de equipo, todavía bastante mejorable, ya no está tan difuminado como hace apenas un mes. Bien por Juande.

También otro hurra por Robben, el arma más punzante de este Madrid. Al extremo holandés le trae sin cuidado echarse a la banda derecha o izquierda puesto que la va a liar igual. Conduce el balón al estilo Messi y por ello,  frenarle implica el sacrificio de hasta tres defensas. Sólo falta que no vuelva a lesionarle para evitar otra cojera en el equipo. Sin duda, su participación es vital para los blancos. Y otro que se presume trascendental es Guti, que si logra entenderse con el mismo Robben por un lado y con Sneijder por el otro, afilará la cuchilla merengue.

Al final, resultará que al Madrid le habrá venido bien la bochornosa eliminación de Copa. Hasta finales de febrero el calendario liguero de los blancos es asequible y por tanto, el equipo se encuentra con una ocasión pintiparada para afianzarse en los primeros puestos y hacer varios ensayos generales para la ansiada visita a Anfield. Pero eso es otra historia aunque a la vuelta de la esquina.  

Cuestión de talantes

Viernes, 26 Diciembre 2008

Llega el parón navideño con la duda de saber en qué jornada cerrará el Barça la Liga. Cinco de cinco en su particular ‘tourmalet’, ‘everest’, o como queráis llamarlo, que más bien ha sido una bajada muy plácida para los azulgranas. Real Madrid, Sevilla, Atlético, Villarreal y Valencia han sufrido el calvario de retar a los chicos de Guardiola. Si acaso, merengues y castellonenses se lo pusieron difícil a un Barça que solventa los partidos con una extensa variedad de registros: golea, especula y remonta. Lo hace todo bien. De una temporada a otra la plantilla ha experimentado un cambio extremo de actitud: de la dejadez y autocomplacencia con Rijkaard a la motivación y afán de superación con ‘Pep’. Porque el entrenador azulgrana será mejor o peor, eso ya se verá, pero su tenacidad por trabajar es indiscutible. Así da gusto.

Los perseguidores del Barça, quienes se van a repartir las migajas del campeonato, se agarran a un clavo ardiendo: están seguros que los culés acabarán extenuados y ahogados por su propio ritmo. Semejante vaticinio es erróneo porque si de algo puede presumir el Barça es de una plantilla extensa, compensada y competitiva. Cuando no destaca Xavi, lo hace Iniesta; si Eto’o está fallón, Henry es quien marca y si Messi no aparece por la banda derecha, ahí estará Alves desdoblando en cada ataque como si fuera el correcaminos. De momento, cualquier azulgrana sirve de revulsivo, recambio o parche. Es decir, la plantilla perfecta para cualquier entrenador.

En contraste, un Madrid forzado por las múltiples lesiones sólo ha comprado piezas usadas y de dudosa funcionalidad. Huntelaar ha venido para sustituir a Van Nistelrooy unos meses y habrá que ver si la intención del club es usarlo a largo plazo; Lassana Diarra ni siquiera era titular en su antiguo equipo, el Portsmouth, y su desafortunado paso por Arsenal y Chelsea no son buenas credenciales. Por su parte, Parejo ha sido contratado para emular a Santiago Solari, ¿os acordáis? El suplente de lujo de la extinta galaxia blanca. Sin embargo, una cosa es cierta: el Madrid se zafa como nadie ante los desafíos y por tanto, jugarse la Champions en Anfield y orquestar una supuesta remontada liguera, que en este caso sería antológica, marcarán el hado de este equipo. Una hazaña de tal magnitud haría resonar el nombre de Juande Ramos durante mucho tiempo aunque es verdad que si estuviese Fabio Capello,  el talante sería otro.

Los galimatías de Schuster

Sbado, 4 Octubre 2008

Benditos rompecabezas los que tiene que afrontar Bern Schuster a partir de ahora. Mañana vuelve Sneijder contra el Español y su mister, ni corto ni perezoso, ha declarado esta mañana que Wesley jugará cuarenta y cinco minutos. Después de estar casi tres meses en el dique seco, no parece que el hábil centrocampista holandés necesite jugar tanto tiempo. Sneijder ha adelantado los plazos de su recuperación con tesón y coraje. Si el holandés hubiese sido Ronaldo, Ronaldinho o Robinho, la misma lesión habría requerido medio año. Éstos se lo toman con tranquilidad, cosas de brasileños. Pero el asunto estriba en el overbooking  de medios en el Real Madrid. Guti es el antojo de su entrenador, y todo indica que cuando reaparezca la semana que viene no será para ir al banquillo; Diarra es el trotón necesario para vertebrar al equipo, por tanto tampoco saldrá del campo; Van der Vaart se ha ido entonando en los últimos partidos y aporta pegada, cualidad compartido sólo con Sneijder; De la Red también quiere hacerse un hueco a codazos y de momento está aprovechando sus pocos minutos. Con este galimatías, la maestría de Schuster consistirá en saber dosificar a todos y mantenerlos satisfechos, ardua tarea. Y para más inri, falta Gago, que en el tramo final de la temporada pasada encandiló a Schuster.

Pero las rotaciones no se limitan a la medular. Mañana toca retocar la delantera. Raúl tendrá su enésima oportunidad, según sus detractores, de reafirmarse, también por enésima vez. El dilema de Schuster será sentar a Robben o a Higuaín. Lo lógico sería alinear al holandés y utilizar al argentino para añadir mordiente a la punta si las circunstancias lo exigen. Quien sí tiene la seguridad de que jugará cuando lo desee es Van Nistelrooy, el ‘rey midas’ del fútbol. Balón que toca, balón que enchufa. Van ‘The Man’ ostenta unos números contundentes: sesenta goles en ochenta partidos con el Madrid. Ni el ‘matador’ Hugo Sánchez fue tan efectivo.

Y para completar el círculo, Schuster no podrá quejarse. Contará con la bautizada ‘mejor defensa del mundo’ (así la calificó el propio alemán): Sergio Ramos, Cannavaro, Pepe y Heinze. Con este panorama, el Español debería llevarse un buen saco, mejor que sea elástico, para que quepan más balones por todos los goles que va a encajar. Sin embargo, sigo diciendo que este Madrid aún no ha lidiado con un miura. Sólo entonces, sabremos si el Madrid es fiable o su destino es lanzar una moneda al aire.