Blogs

Entradas con etiqueta ‘Ferdinand’

Sir Fabio Capello

Domingo, 12 Octubre 2008

Vuelve Inglaterra y lo hace como siempre, soportando críticas, invectivas y habladurías. Pero la Reina Madre puede suspirar tranquila, su nación está en buenas manos, quizá en las mejores. El batacazo nacional que sufrieron los ingleses en noviembre del año pasado aún colea en el costumbrismo inglés del té con pastas y fútbol. En aquel fatídico partido, Croacia desnudó las vergüenzas de un combinado que todavía alardea de sus rentas históricas, aunque sólo haya ganado un mundial. La trágica ausencia en la pasada Eurocopa supuso el fin de un plan erróneo, un fracaso granjeado por la Federación Inglesa. Ya eran demasiados años dando palos de ciego, presionando teclas incorrectas. Glenn Hoddle, Sven-Goran Ericsson y Steve McClaren no fueron los seleccionadores idóneos para un equipo que nunca ha sabido batirse el cobre con las grandes potencias.

A Hoddle le sentenciaron por unas declaraciones a The Times en las que consideraba a los minusválidos reencarnación de pecadores. La desafortunada afirmación no cayó en saco roto y Hoddle se fue. Con el sueco Ericsson, la federación inglesa tampoco estuvo exenta de escándalos. Los voraces rotativos del Imperio se afanaron en desempolvar la tumultuosa vida mujeriega del seleccionador. El resorte que agravó la inestable posición de Ericsson fue un lío de faldas con una secretaria de la propia federación. Y para más bochorno, el sueco fue engañado como un pardillo por un periodista de The News of the World que se hizo pasar por un jeque de Dubai y que le agasajó en un viaje al emirato árabe. Allí y con una cámara secreta, Ericsson no dudo en sonsacar algunas confidencias de futbolistas ingleses. De David Beckham dijo que el madridista estaba harto del Real Madrid; Owen le había confesado que quería marcharse del Newcastle  y sobre Wayne Rooney y Rio Ferdinand, el opulento entrenador de Inglaterra cuestionó sus actitudes díscolas. Total, que Ericsson se marchó tarifando de las Islas.

La única solución que la federación vislumbró debía ser interna, nacional, producto propio. Y ésa fue la oportunidad de McClaren, a quien se le recordará por sus continuos rifi-rafes con Beckham. Sin embargo, McClaren no se vio desbordado por los affaires extradeportivos que tanto gustan al sensacionalismo de sus compatriotas y sí por la deshonra de no meter a Inglaterra en la cita europea del pasado verano

La Federación inglesa se encontró en un callejón sin salida. Bueno, sí, había una vía de escape. Las casualidades quisieron que Fabio Capello no cumpliese su segundo año de contrato con el Real Madrid y aceptara la proposición de dirigir un vestuario derrotista. Pero el laureado entrenador italiano es, ante todo, un ganador nato y su mano de hierro ya ha empezado a sacudir a Inglaterra para espabilarla. De momento, los pross siguen en el ojo del huracán. No es para menos tratándose de un equipo de Capello, paradigma del resultadismo. Pero Fabio ya ha conseguido meterse en el bolsillo a la afición británica con la goleada que los suyos infligieron a Croacia en Zagreb con motivo de la clasificación para el próximo Mundial y que sirvió de vendetta para toda la nación. Cuando Capello consume la militarización de su bloque, sir Bobby Charlton volverá a evocar aquel Mundial de 1966 en la que Inglaterra se enorgulleció de haber inventado el fútbol. Las casas de apuestas han incluido a los ingleses entre los favoritos y no sin razón. Capello siempre cumple su cometido porque  su fin siempre justifica los medios. Así que no os extrañe que el italiano sea invitado a Buckingham Palace para ser envestido como ‘sir’. Un Mundial bien vale ese título.