Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gerrard’

The Kop le echará de menos

Domingo, 6 Junio 2010

1275558347_0.jpg

The Kop dejará de corear al unísono aquello de Mister Rafa. Y si fuera por la mítica grada, Benítez seguiría siendo otro de los suyos. Pero una pésima temporada, agravada por un trasfondo institucional más que preocupante, ha dilapidado el poco crédito que los dueños del Liverpool habían concedido a su técnico. La afición reconoce el esfuerzo de Rafa; no en vano, él devolvió la gloria europea al Liverpool con aquel discurso mágico que motivó a sus chicos para remontar tres goles al Milan en la final de Champions del 2005.

Pero desde la apoteosis de Estambul, todo han sido problemas para Benítez. Como cualquier otro entrenador que se labra un currículum tan meteórico, Rafa advirtió a su club que milagros como el de aquella noche no se repetirían sin jugadores competitivos. Sin ir más lejos, Dudek fue quien paró el penalti decisivo a Shevchenko y la siguiente temporada fue vendido porque nunca convenció a Benítez. El checo Milan Baros, otra apuesta fuerte de la entidad, tampoco congenió con Benítez. En definitiva, Mister Rafa quiso hacer un plantel a su medida y para ello pidió desembolsos importantes. El reto de la Champions lo había cumplido sin obligación; faltaba una Premier dos décadas después.

Pues bien, en seis años el único fichaje de pedigrí ha sido Fernando Torres. No obstante, ‘el niño’ vino por su hartazgo en el Atlético y sin culminar su madurez futbolística. Pero quitando al delantero madrileño, nunca llegaron más estrellas a Anfield. Bien por falta de liquidez económica o por un proyecto a priori poco ambicioso, las sugerencias (que no exigencias) de Benítez siempre quedaron en papel mojado. Los ingenuos gerifaltes Tom Hicks y George Gillet creyeron que con Steve Gerrard y la mística de Anfield sí podían ganar títulos. Obviamente se equivocaron y, lo que es peor, no quisieron rectificar.

Quizá otra aventura sea lo mejor para el ya ex entrenador del Liverpool. El Inter está muy cerquita de ficharle y su presidente Moratti no es un rico tacaño. O sea que los caprichos del entrenador dejarían de ser utópicos. Además, el Calcio casa muy bien con las tácticas robotizadas y poco atrevidas de Benítez. Y digo lo de robotizadas porque Gerrard dijo en su día que Rafa concebía a los jugadores como piezas de una máquina. El problema es que la sombra de Mourinho es demasiado alargada y todo lo que sea no ganar supondrá un fracaso. Pero Benítez puede con ese lastre y más. Por eso, dejó al Valencia con dos ligas  para fabricar otro campeón; lo consiguió nada más llegar a Liverpool y el resto ya lo conocéis.  

El ‘Atleti de las Islas’

Viernes, 23 Abril 2010

benitez.jpg

Si en semifinales de Europa League se enfrentan dos equipos que no juegan a nada, el coñazo puede ser mayúsculo. Así sucedió en el Atlético-Liverpool, que se intuía soporífero y que no ‘defraudó’ a las expectativas. Con partidos tan lamentables como el del Calderón es incomprensible que Rafa Benítez tenga una cotización desorbitada y que cada verano el club fije objetivos grandiosos. Porque al Atleti lo conocemos de sobra, pero es que los ingleses viven de la inspiración de Gerrard, su complicidad con Fernando Torres y ya está. Para colmo, anoche el delantero no jugó y tampoco es muy seguro que se vuelva a poner la camiseta roja. Rectifico, la de ‘La Roja’ desde luego, la del Liverpool ya es otra historia. Es irrebatible que Torres ha madurado allí a pasos agigantados, pero su propósito de besar trofeos tendrá que hacerlo en otro club. Este Liverpool ni quiere ni puede ganar nada, a tenor de talantes como el de ayer.

Y eso que al Atlético le faltaba Tiago, el único que sabe poner cordura a la caterva de mediocampistas que tiene Quique. Su equipo fue valiente y se afanó en buscar el golito. Lo encontró en un desenlace indecente, con una jugada trompicada de Forlán que expresó a la perfección lo que el público habría de aguantar todo el partido. Pero, insisto, conocemos los límites del Atlético, y los propios futbolistas saben hasta dónde se les puede exigir; la sorpresa, lamentable en este caso, fue constatar que el Liverpool es el auténtico ‘Atleti de las Islas’.

A la venerable The Kop le habría resultado más honesto que sus ídolos hubiesen ido a por el partido, aunque hubiesen salido escaldados. De verdad, el partido no mereció la actitud del Liverpool. Sí la del Atlético, que con un puñado de recursos muy mundanos (Assunçao, Raúl García, Jurado….)  y alguno llamativo (Reyes) ha puesto en jaque a los red, obligados a tirar otra vez del misticismo de Anfield. También lo tuvo en su día el Calderón, pero se desvaneció debido a la permanente incertidumbre en la que deambula el club. Futre, Schuster y compañía fueron los últimos custodios de la leyenda indomable de aquel Atlético  que se daba codazos con Madrid y Barça. Hoy, a pesar de media final de UEFA y una de Copa, aquel misticismo no es más que polvo y cenizas.

Ni ‘chorreo’ ni gaitas

Jueves, 26 Febrero 2009

higuain.jpg

Pues va a haber que recurrir a la épica por enésima vez. El Madrid no supo tumbar la estrategia de mister Rafa y Anfield ya está preparado para atestiguar la proeza o el sexto batacazo consecutivo. Lo cierto es que el Bernabeu no impresionó al Liverpool como se presuponía. Es más, el equipo inglés se desenvolvió a su estilo con comodidad y nunca tuvo que trabajar hasta la extenuación. Los ‘red’ son expeditivos hasta el límite, complicarse no es lo suyo. Vinieron a ahogar las ofensivas blancas y a aprovecharse de jugadas aisladas. En consecuencia, hicieron su partido soñado. Ni siquiera buscaron ese milagroso gol que les da una inmensa ventaja para la vuelta. Se encontraron con una falta torpe de Heinze y a casa con alhajas.

Lo preocupante es que el Liverpool de anoche ni contó con Gerrard ni se agrandó con Fernando Torres. Al ‘niño’ le cayó del cielo una ocasión envidiable y Casillas la desbarató. Poco después se lesionó y estuvo deambulando dolorido por el césped hasta que Benítez, ceñido a su estrategia, le cambió en un instante que seguro que estaba analizado de antemano. Así es Rafa, un estudioso insaciable del fútbol.

En cuanto al Madrid, otra vez resurgió su cara más roma y agria. Nunca supo dominar los tempos del partido ni abrir la cerradura inglesa. Robben usó mal su mejor virtud, el regate. Su finta hacia el interior fue un movimiento muy bien aprendido por los defensas rivales; Sergio Ramos estuvo demasiado ansioso. Su aportación en ataque siempre fue precipitada. De lo contrario, no se entiende que no centrase decentemente ni una vez; Higuaín quiso hacerlo todo solo y el resultado fue nulo; Raúl ofreció su generosidad de siempre pero ayer fue  insuficiente y Guti no se convirtió en el jugador resolutivo que ansiaba Juande. Aunque el centrocampista tiene excusa porque se le notó falto de ritmo. Por el bien del Madrid que se entone pronto.

Mención especial sí que hay que hacer para Pepe y Lass. El portugués estuvo imperial en el eje de la zaga, tanto por tierra como por aire, y Diarra II recordó al gran Makelele. Sus oposiciones para ese puesto la próxima temporada son de momento más que notables. Si ayer tuvo resolver todo tipo de problemas en la media, el encargo dentro de dos semanas será morrocotudo.

El Madrid está tocado pero no hundido. El fantasma de los octavos vuelve a  acechar la reciente leyenda negra pero no queda otra que espabilar en Anfield. El Liverpool ha ganado aquí, ¿por qué no puede hacer lo mismo el Madrid allí? Seguro que morirá en el intento, es lo menos que les exige el madridismo. Por cierto, alguien debería recordar al bravucón Boluda la gracia del famoso ‘chorreo’ al Liverpool. La mofa en Inglaterra tendrá su enjundia.

El calcetín del revés

Martes, 24 Febrero 2009

Volvemos a saborear aroma de Champions. Dos meses después el Real Madrid se pone el esmoquin de gala para dar la bienvenida al Liverpool. Este equipo gusta mucho en Chamartín por su lustrosa historia y por el mimo que siempre le da a la Copa de Europa. Desde que Rafa Benítez aterrizó en Anfield, los ‘red’ se desviven por la magia de la Champions. Casi es su competición fetiche, lo mismo que le sucedía al Madrid hasta que se fue Florentino. En consecuencia, mañana no es un duelo cualquiera, es un partidazo con todo lujo de detalles.

Cuando el bombo deparó en diciembre el Madrid-Liverpool, la situación deportiva e institucional de los dos clubes era justo contraria a la que se vive ahora. Entonces, el Madrid estaba sumido en el más absoluto caos ‘calderoniano’ y con un Schuster en su versión natural, la deplorable. En contraste, los ingleses marchaban líderes de la Premier con poderosa suficiencia; estaban entonados y sus dos estrellas, Torres y Gerrard, marcaban el tempo de los partidos. Incluso Rafa estaba tranquilo porque sabía que su renovación sería un mero trámite con los buenos resultados.

Hoy, como por arte de magia, alguien le ha dado la vuelta al calcetín. El Liverpool es segundo en la tabla, a siete puntos del Manchester, y no parece que la diferencia sea salvable. Su juego ha empeorado drásticamente respecto al comienzo de temporada. Sinceramente, nunca ha dejado de ser un fútbol simplón, de mucha fuerza y contundencia. Sólo que ahora los futbolistas salen a escena atenazados, quizá por el vértigo a reconquistar su liga dieciocho años después o por la sensación de impotencia que sufren cuando ven jugar al todopoderoso Manchester.

Por otra parte, las lesiones han mermado el rendimiento del grupo. Torres estuvo de baja un puñado de partidos y a la delantera se le mojó la pólvora. Y justo en estas semanas que el United ha arrasado a todos, Gerrard también se ha tenido que ausentar. Benítez afirma que el capitán aún renquea de su lesión. Sin embargo, ha viajado a Madrid y por ello, mañana jugará de titular. De lo contrario, se le habría reservado para la vuelta. Para colmo, los rumores sobre la no continuidad de Rafa circulan por los tabloides británicos. El mister quiere asumir todos los poderes de la parcela técnica pero los dueños norteamericanos son reacios a tal exigencia. Veremos en qué acaba la cosa. 

El gran reto

Domingo, 21 Diciembre 2008

Partidazo en la Champions. El madridismo puede sonreír tras conocer que su equipo se batirá el cobre con el Liverpool de Rafa Benítez. Sin duda, un rival para recurrir a la gloriosa épica que tantas alegrías le ha dado al Madrid en su competición fetiche. El Liverpool es un equipo idóneo porque en estadios como el mítico Anfield es donde el Madrid saca su mística. La buena noticia es que el enemigo de los merengues en octavos no será ni Bayer de Munich ni Juventus, las auténticas bestias negras de la leyenda blanca. Y por supuesto, el morbo lo sirve el ex atlético Fernando Torres, quien querrá resarcir su mal fario con el Madrid en el Santiago Bernabeu. Ésta es la ocasión perfecta para que  ‘The Kid’ resuelva cuentas pendientes con Iker Casillas. De todos modos, dar tanto pábulo al reencuentro de Torres con el Madrid es peligroso. Más que nada porque el jugador indiscutible del Liverpool es Steve Gerrard, el mejor centrocampista del mundo.

Serán dos batallas apasionantes que calibrarán el talento de Juande Ramos. El alivio para los merengues son las fechas y por ello, dos meses son suficientes para que el Madrid recupere su competitividad, si la plaga de lesiones desaparece. El suplicio está claro: la fobia de los octavos de final. Y es que haber caído eliminado cinco veces consecutivas en octavos  supone que el Madrid vaya a ir con pies de plomo. Además, la vitola de favoritos la ostentarán los británicos. O sea que menos presión para los blancos y por tanto, una ayudita más.

Por su parte, el Atlético de Madrid ha tenido mucha suerte, no le suele pasar. El Oporto no parece un enemigo que vaya a inquietar mucho. Su estrella es Lucho González, que el pasado verano estuvo a caballo entre el Valencia y el Real Madrid. No obstante, si la dupla goleadora Forlán – Agüero está acertada, los rojiblancos estarán en cuartos. Aunque del Atleti, ya lo sabéis, puede pasar cualquier cosa.

Donde no se esperan sorpresas ni por asomo es en Lyon- Barça. A los culés les ha caído una de las peritas en dulce del torneo y muy mal lo tienen que hacer para pifiar la eliminatoria. El Lyon vive de sus rentas logradas en los últimos tiempos y de los chispazos de Benzema. La otra figura del equipo, Juninho Pernambucano, ha cumplido 33 años y sólo es útil para lanzar zambombazos de larga distancia.

Y por supuesto, debía haber algún bendecido y ése ha sido el Villarreal. El Panathinaikos se ha clasificado contra todo pronóstico por delante del Inter de Milán y todo lo que le pase después siempre será un premio. Pero que no se descuide el equipo castellonense en El Madrigal, de lo contrario podría pasar las de caín en el infierno griego.

El Atlético regresa a Europa

Mircoles, 17 Septiembre 2008

260xstory.jpg260xstory.jpg

Supercalifragilisticoexpialidoso. Para quien no haya visto Mary Poppins, la expresión describe la forma milagrosa en la que alguien puede salir de situaciones difíciles. Y anoche, fue lo único que pude balbucear cuando el Atlético sentenció en un santiamén al correoso PSV, o mejor dicho, cuando uno de los atléticos ejecutó al rival con dos zarpazos. Jorge Valdano definió a Romario como un personaje de dibujos animados. Semejante comparación no pudo ser más acertada para ese bajito y diabólico brasileño de piernas arqueadas. Quince años después, ha surgido un nuevo héroe de cómic, de la misma estatura y corpulencia que el ex goleador del Barça. Y no es Leo Messi. Éste es buenísimo pero Sergio ‘Khun’ Agüero es algo más. Si no, que se lo pregunten al PSV y a media Liga española, por de pronto a los holandeses.

Anoche, el ‘Khun’ se frotó las manos antes del pitido inicial y a sabiendas que más de una docena de cámaras de televisión le harían un seguimiento minucioso, el chaval inspiró, suspiró y masculló: “a ver qué lío hoy”. Pues, se armó el belén en el Philips Stadion, o más bien, lo hizo Agüero. Fijaos si desde este blog he reprendido el fútbol del Atlético por ser aburrido y grotesco, que ahora, cada vez que le llega el turno a los rojiblancos, sólo busco el deleite con el ‘yerno’ de Maradona. Si el ‘suegro’ fue un figura, de momento el noviete de su hija ha hecho meritos suficientes para entrar en tan distinguida familia.

En Holanda, Agüero infundió miedo e impuso respeto a toda Europa. El crack bonaerense ha encontrado la horma de su zapato en la Champions, su escaparate. Lejos queda ya la UEFA del año pasado. Ese torneo es para segundones y el ‘Khun’ se ha ganado su asiento en la mesa de Cristiano Ronaldo, Eto’o, Gerrard o Kaká. Los dos goles en Eindhoven han sido la primera advertencia de la estrella atlética, sobre todo, el último, el de la imprevisibilidad. Porque si algo guarda y mima el argentino, es el talento para sorprender y dejar boquiabiertos a defensas, entrenadores y espectadores. Todos por igual, al fin y al cabo, verle jugar es igual de espectacular que una superproducción de Spielberg. ‘Khun’ es el contraste entre sus genialidades y el abigarramiento de su equipo. Sin él, el Atlético es un equipo mediocre, a veces serio y a veces alocado; capaz de lo mejor y de lo peor, el cliché del Atleti de siempre.

Pero la en la historia de Agüero, la ficción es él. Resultan entrañables y fascinantes los cuentos asombrosos de pequeñajos de barriadas marginales, obsesionados con un balón que les llega casi a la altura de la rodilla, y que se desviven por el fútbol para que en un día no muy lejano, den que hablar. La estrella del Atlético es uno de ellos y la intrahistoria de su fulgurante éxito es la típica de un jugador de su especie y atípica en el gremio de futbolistas. Un día de estos la contaré aquí y seguro que os emociona, como me pasó a mí. De momento, sólo os puedo decir supercalifragilisticoexpialidoso. La señorita Poppins fue un hada y el Agüero es el genio de una lámpara que no se frota, sólo hay que susurrarla: “Khun, Khun, Khun, Khun,…”.