Blogs

Entradas con etiqueta ‘Granero’

‘Fichajes retóricos’

Martes, 15 Marzo 2011

esteban-granero-real-madrid.jpg

Os recomiendo que cada lunes leáis el prodigio literario de David Gistau en El Mundo. El último, titulado El rey y el valido, y referido al panegírico que Florentino tributó a Mourinho, argumenta la necesidad del continuismo. “Al Real Madrid no le conviene autodestruirse cada verano para volver a empezar…si se le permite, Mou terminará haciendo un equipo campeón, sólo que tal vez no este año en el que todavía no declina el Barça”. Exacto. Con el nuevo gurú, el Madrid asumió que tendría que  atenerse a las consecuencias motivadas por el temperamento de Mourinho y su visión exclusiva del establishment futbolístico; el presidente comprendió que el madridismo no toleraría más experimentos de año en año y Valdano, hasta hace poco escudero verbal de lo que gusta y no gusta en el Bernabeu, se ha encontrado inesperadamente con un marrón menos: Mou incendia las ruedas de prensa y, además, se encarga de apagar fuegos…cuando lo cree conveniente. El descaro de tanta excusa (o verdad) contempla un trasfondo obvio: sembrar títulos para evitar que “el dominio abrumador del Barcelona alimente frustraciones que Florentino sólo alivia con despidos y carne fresca en los fichajes retóricos”.

El discurso del presidente dilapida cualquier suspicacia, si es que la había, entre directiva y entrenador; con Valdano arrumbado en tareas más fútiles, el apoyo unánime a las diatribas del portugués cobran validez hasta que llegue la primera copa. Y como en cualquier relación de confianza debe haber reciprocidad, ahí Mourinho se siente imponente: tiene claro que va a ganar algo. Ésa es la esperanza última del madridismo, su ‘clavo ardiendo’.  Por eso, él insistía en un parapeto que viniese de arriba y Florentino se lo ha dado con creces. Tan inédito fue el gesto, que Gistau no lo concibe como noticia sino que lo atina como un ‘acontecimiento’.

Uno de esos ‘fichajes retóricos’ de los que habla el columnista empieza a comprender que de nada vale haber venido con galones galácticos. Sí, Benzema se ha desperezado y ha mudado ese gesto pavisoso cuando la zancada de Adebayor barruntaba su ostracismo más absoluto. No sabemos si en el cambio ha influido una de esas soflamas mitad didácticas mitad agresivas de Mou o el propio francés se ha asomado al precipicio de una hipotética salida, la misma que martillea los oídos de Kaká, a quien no le vendría mal la terapia que se ha autoimpuesto su compañero. El caso es que Benzema, por encima de su progresión meteórica (un febrero y marzo estratosféricos), ha dado la tranquilidad suficiente para que su entrenador no esté mirando de reojo la recuperación de Higuaín; cuando llegue el argentino, bienvenido y a batirse el cobre por el codiciado puesto. Los goles de Benzema han revalorizado la delantera y lo que fue un capricho de Florentino se está convirtiendo en menester.

También va siendo una obligación que el Madrid apueste más por el talento (Granero) que por el músculo (Lass/Khedira), una vez que Mourinho se ha cerciorado de que su equipo también sabe hilvanar jugadas. Precisamente en la Liga española la apuesta por Xabi Alonso y Granero es, cuanto menos, divertida si el madridismo quiere pasar el buen rato de Santander. En esa tesitura, el centrocampista donostiarra agradecería la compañía de otro constructor, aunque el antojo implique mayores riesgos en la retaguardia. Lass y Khedira no aportan ningún extra a sus coches-escobas y de ahí el peligro de concentrarlo todo en Xabi. Y como éste es demasiado necesario tanto para rondos de entrenamiento como para finales, por fin Mourinho ha decidido apostar por Granero, que ha pasado de figurante a secundario al estilo de Steve Buscemi. Su concurso dota a los partidos de incertidumbre sana, pues el chaval tiene el arrojo suficiente para intentar genialidades de crack. El Bernabeu siempre aplaude la intención, salga o no; a ver cómo le mima su mister, Granero tampoco fue un ‘fichaje retórico’.

Cantera por casualidad

Mircoles, 29 Julio 2009

Es sospechoso que el Liverpool no haya puesto pegas en la salida de Arbeloa por un puñadito de millones, dinero que en otros fichajes se utiliza para negociar incentivos. Algo huele a chamusquina: o el Madrid necesitaba un lateral con inminencia para reconvertir a Sergio Ramos o bien Rafa Benítez ha incluido forzosamente al canterano en las negociaciones por Xabi Alonso. Arbeloa es internacional pero extraña que Mr. Rafa le haya dejado escapar sin apenas regatear. Quizá el manager del Liverpool ha vislumbrado alguna sombra en la carrera del flamante fichaje blanco. Pero en fin, suena raro que un club inglés en bancarrota haya sido el primero que no se sube a la parra negociando con el Madrid de Florentino.  

Dudas aparte, Arbeloa ayudará a dar un toque de distinción al equipo. Se presume como uno de esos futbolistas comodines que sirven tanto para un roto como para un descosido. La temporada es larga y el internacional gozará de minutos suficientes para dar cuenta de su valía. Ha resultado ser uno de los grandes experimentos de la cantera, pero, como a la mayoría, el Madrid ni siquiera se molestó en darle unos cuantos minutos con los mayores. No obstante, con el fichaje exprés de Granero tras la demora del ansiado Xabi Alonso,  la venida de Arbeloa ha resucitado el espíritu del filial. La pena es que Negredo, otro pedazo de futbolista, está a la espera de una oferta medianamente interesante o un canje rápido. De lo contrario, podríamos volver a decir que el Madrid apuesta por los suyos, aunque sea por accidente. 

Por lo demás, pocas conclusiones tras lo visto anoche: si contra el Al-Ittihad el equipo se lo tomó a guasa, anoche la animosidad de los ecuatorianos del Quito motivó sobre todo a Cristiano y Granero. Muy bien la estrella portuguesa, intentado conjuntarse con Benzema y Guti en la primera parte y echándose a la banda izquierda en la reanudación; fenomenal Granero durante los pocos minutos que jugó. El chaval no ceja en su empeño de abrir espacios, busca la pelota y hasta tiene llegada (muy espabilado en el segundo gol); los demás notan los primeros compases de la pretemporada. Mención aparte para la defensa, que anoche evidenció una falta de entendimiento absoluta. Esperemos que no den la nota el próximo viernes: viene una Juventus que este año está para pocas bromas. Cuidado.