Blogs

Entradas con etiqueta ‘Juande Ramos’

Oda a Fabio Capello

Lunes, 6 Abril 2009

Ganar sin hacer absolutamente nada. Sin duda, el Barça ha aprendido al dedillo el estilo del Madrid.  Así lo demostraron los azulgranas en Valladolid, con un equipo cansado por los compromisos de sus internacionales y pensando de nuevo en la Champions. Está claro que a estas alturas de la temporada nadie va a exigir a Guardiola más demostraciones circenses. Basta con sumar puntos en Liga y superar los envites de Europa. Y para eso, este Barça pragmático tiene el privilegio de contar con Eto’o, su certificado de garantía arriba. Bien podría Laporta volver a juguetear con el futuro del camerunés el próximo verano: está comprobado que disponer de un Eto’o enrabietado resuelve los problemas de gol.

A quien tampoco se le puede reprochar nada es a Juande Ramos. Con los poquísimos recursos que le han entregado, está dando más guerra de la que pensábamos. El manchego está exprimiendo al límite su coartada perfecta: este equipo nunca podrá dibujar buen fútbol (axioma elemental de Fabio Capello).  Por tanto, el Madrid se ciñe a la victoria y punto final. Ya vendrá otro al que le endilguen eso del ‘fútbol total’.Aunque para ello, habrá que traer a Cristiano, Kaká o alguien que pueda excitar a un graderío más que hastiado.

Y qué contar del Atlético. La misma película de siempre. Sus partidos son puro azar sea quien sea el entrenador. Da igual que los rojiblancos se desboquen al ataque o se hacinen en su área, el resultado siempre será imprevisible. Lo que no es mala suerte es su defensa verbenera. Si el club no se molesta en fichar zagueros fiables, las consecuencias son caóticas. Cuando no es Heitinga, la pifia Ujfalusi y si el checo no falla, ya se encarga Pablo Ibáñez de rematar el desastre. Las meteduras de pata en el Atlético no tienen fin. No me extraña que Maradona suplique al Kun que emigre de Madrid lo antes posible. En este equipo es imposible granjearse buena fama.

Quien tiene muy mala pinta es el Getafe, que nunca se había visto con el agua al cuello a estas alturas de la Liga. Víctor Muñoz no ha sabido comulgar con sus futbolistas, los cuales, atenazados por los nervios, no están respondiendo a las expectativas de Ángel Torres. De olfatear las semifinales de la UEFA y un par de Copas han pasado a batirse el cobre con el Recreativo para eludir el descenso. Y para mayor escarnio, el ‘Geta’ encara a partir de ahora a Sevilla, Barça y Madrid. La disyuntiva es clara: salir de la terna sentenciado a Segunda o sobrevivir para jugarse la vida en el  esprint final del campeonato.

El síndrome de Fernando Torres

Lunes, 9 Marzo 2009

sindrome-torres.jpg

Vale que el Madrid empató en fuera de juego, vale que el penalti de Sergio Ramos al Kun fue clamoroso y vale que Juande Ramos sirvió en bandeja la victoria al Atlético merced a un planteamiento de chiste. Pero la única conclusión obvia es que los rojiblancos sufren un inexplicable complejo de inferioridad respecto a sus vecinos. Da igual que el Atleti cuaje el partido de su vida o tenga enfrente a un Madrid moribundo, la impotencia es la misma. Lo fácil sería decir que los colchoneros nunca lo tendrán tan fácil pero sólo hace falta husmear un poco en la historia de los derbis para cerciorarse de que al Atlético siempre le entra el vértigo cuando puede sentenciar. Agüero es fiel testigo de ello.

El Kun tiró a la basura la magistral actuación que ofreció ante el Barça. Dispuso de tres clarísimas ocasiones para cerrar el partido pero Casillas le dio la tarde.  El síndrome de Fernando Torres se ha apoderado del ariete argentino, quien desde que aterrizó en el Manzanares nunca ha podido henchir el pecho contra el eterno rival. A Torres le ocurrió lo mismo y tal leyenda negra le perseguirá siempre, o por lo menos, hasta que pueda redimirse, ¿será el próximo martes en el Liverpool-Madrid? Pero volviendo a Agüero, el Bernabeu le brindó una oportunidad inmejorable para agrandar su racha triunfal y la estrella rojiblanca la desperdició. Fue generoso en el esfuerzo, ayudó al equipo pero falló en su primer cometido: el gol.

Aparte del Kun, el derbi dejó al Atlético como absoluto dominador. En la primera parte, los de Abel Resino se plantaron mejor que el Madrid y en la reanudación se aprovecharon mejor del batiburrillo generado por los despropósitos de Juande Ramos. Porque la táctica inicial del Madrid mosqueó a todos, incluido el Atleti. Nadie sabe qué intentó el entrenador manchego colocando a Lass en el lateral pero es ilógico que moviese varias posiciones para sustituir a Pepe en el centro de la zaga. Con Ramos en ese puesto y Salgado o Miguel Torres en el lateral derecho, sobraba. No lo vio así Juande y su rectificación durante la segunda parte empeoró el rendimiento del equipo.

Gran culpa de la nulidad del Madrid la tuvo Guti, que aún no encuentra el ritmo que necesita imperiosamente su equipo. Ayer se borró del juego y sus compañeros no encontraron alternativas en ataque. También es cierto que el centrocampista madrileño estuvo pendiente de echar una mano a Gago en defensa, y claro, así Guti no brilla. Por tanto, no es de extrañar que en Liverpool el ‘14’ blanco esté flanqueado por Lass y el mismo Gago.

En resumen, el Atleti sigue negado en los derbis y ese fantástico Madrid que había ganado diez partidos consecutivos, se ha vuelto a atascar en un partido de cierto empaque. Quizá sea casualidad pero Juande no ha ganado ninguno de los tres envites serios que se le han presentado: en el Camp Nou acabó deponiendo las armas, al Liverpool no supo perforarle y ayer empezó mareado el derbi por su incertidumbre táctica. A ver si a la cuarta (en Anfield) es la vencida.

Atleti: único en su especie

Lunes, 2 Marzo 2009

aguero-messi.jpg

Tenía que ser el Atleti el que volviese a abofetear al Barça y, encima, con un tortazo en toda regla. Porque la afición rojiblanca estaba de uñas con los jugadores; porque el Kun andaba más pendiente de asuntos paternos que de menesteres profesionales y porque la mística de este club, esa del equipo que es capaz de lo mejor y lo peor, no podía fallar. Y vaya si no lo hizo. Otro Atlético-Barça para enmarcar, de taquicardias, risas y llantos. Para los colchoneros ha sido un chispazo dentro de su sempiterna depresión y para los culés, otro síntoma ostensible de que su fútbol se ha gripado. Guardiola sigue negando la evidencia y el Madrid se congratula de que en Can Barça justifiquen cada pinchazo. Resultado: el Barcelona de los récords ha permitido que un Madrid que agonizaba hace dos meses le infunda un temor de espanto. La misma historia que con Capello, sólo que entonces Ronaldinho, Deco y Etoo hicieron del vestuario un polvorín y hoy las causas son meramente deportivas.

El Barça temía el día de ayer. Xavi dijo la semana pasada que sólo el Madrid podría remontar doce puntos. Quizá al gran capitán se le olvidó apuntar que, aparte de los blancos, sólo el Atlético de Madrid podría jorobar el ánimo de los barcelonistas. Y precisamente, los rojiblancos no desperdiciaron su ocasión. Eso sí, el cachondeo con que se toman las defensas estos partidos es casi patológico. No es normal que Messi marque gol entre cuatro zagueros e inmediatamente después calque una jugada idéntica con los mismos protagonistas. También extraña que Valdés haya cogido un temor atroz a los disparos de treinta metros y que Puyol siga buscando su cadera tras el mismo regate que le hizo Agüero justo hace un año. Claro, para el espectador todo esto es fantástico pero para los entrenadores, una broma de muy mal gusto.

El Kun se salió, como no podía ser de otra manera ante su rival preferido. Pero ahora no hay que dorarle la píldora durante toda la semana, al igual que antes tampoco merecía las reprimendas de parte de su hinchada. Agüero ha aprendido a ser brillante pero inconsistente, es lo que tienen algunos genios. Y aunque poco a poco irá adquiriendo madurez, el Atlético no debe cometer con el argentino los fallos que sí perpetró con Fernando Torres. El Kun es muy importante en la plantilla pero no el único.

Con todo, la próxima jornada nos ofrecerá un apasionante derbi madrileño en el que los rojiblancos se han ganado el derecho a soñar. Sin embargo, la victoria de ayer del Atlético supone más inyección de moral para el Madrid que para  los propios atléticos. Juande Ramos ha asumido que cualquier desliz, por mínimo que sea, daría vida al Barcelona, mientras que el Atleti aún dispondrá de varias papeletas para el ‘gordo’ de la Champions. Total, que esta semana va de psicologías: en Madrid, sesiones para frenar la euforia y la ansiedad porque llegue el sábado y en la Ciudad Condal, terapias de grupo para levantar los ánimos, ¿cuál será más efectiva?

La Liga le queda pequeña

Domingo, 8 Febrero 2009

Jornada nueva y mismos piropos para el Barça. Los azulgranas no se han inmutado por los siete triunfos consecutivos del Madrid y han vuelto a dejar claro que cuanto antes se puedan relajar en Liga, mayor atención podrán poner en la Champions. Porque da la sensación que si el Barça no se corona rey de Europa esta temporada, el campeonato pasará por el cadalso. Nadie rendiría tributo a un equipo que despacha a cualquiera en España sin poner la quinta marcha pero que en el continente no se ganara el respeto.

La cuestión estriba en que Guardiola ha puesto el listón altísimo por imagen y efectividad, y cualquier falta de brillantez, por nimia que sea, está sometida a una mirada inquisitiva permanente. Parece que el si el Barça no golea trenzando una docena de jugadas apoteósicas, hay quien  encuentra supuestos síntomas de cansancio como pretexto. Cansado o no, los rivales no encuentran ni un resquicio donde poder morder a los culés. Además, en los últimos días se ha comparado la ‘Robbendependencia’ del Madrid con la necesidad que tiene el Barça con Messi. Ni por asomo Messi es tan importante para su equipo como el holandés en Madrid. La diferencia es que sin el argentino, Xavi e Iniesta pueden asociarse con Eto’o, Henry y quién sabe si Bojan también. En cambio, Robben es el único jugador desequilibrante de una plantilla plana, previsible y ceñida al sistema cuadriculado de Juande Ramos.

Si el Barça va a por todas, el Madrid sigue a lo suyo: ganar por inercia con un fútbol de sota, caballo y rey. Juande no se complica la vida y sabedor de los pocos recursos que maneja, juega para sacar adelante los partidos. Está claro que el ‘jogo bonito’ es obligación del líder, no de los madridistas. Al tran tran, los blancos se han consolidado en el segundo puesto, que salvo catástrofe no perderán, y ya notan el acecho del Liverpool. Esa eliminatoria es crucial para el madridismo y los ensayos de Juande, basados en el guión original de Fabio Capello, están siendo positivos para la conquista de Anfield. Tal es la obsesión con la Champions, que la tacañería y el sopor de la Liga no importan. Visto lo visto, el santo y seña del Madrid es ganar y punto.

Por último, el domingo también ha servido para espabilar al Atlético de Madrid. Abel Resino ha hecho de psicólogo eficaz durante su primera semana y sus chicos lo han notado en Huelva. Los rojiblancos no han goleado al Recre porque hayan mejorado su fútbol, sino porque se lo han creído y la dúo Agüero-Forlán ha superado su particular calvario goleador. Si el nuevo mister endereza el rumbo, todavía vamos a oír hablar mucho del Atleti.   

¡Cómo ha molado la jornada!

Lunes, 12 Enero 2009

Al Barça le faltaba apelar al género de la heroica, aún no lo había necesitado, y de repente el Osasuna le obligó a jugar a contrarreloj. Con maestría, claro, pues sólo el líder sabe hacerlo así en estos días. Después del pequeño susto en Pamplona, la conclusión más evidente es que el único peligro de los azulgranas son ellos mismos. Anoche salieron al campo decididos, apostando por su fútbol, pero entre la docilidad del cuadro pamplonica en la primera parte y la parsimonia culé en la reanudación, el Barça olvidó la tarea básica de un equipo dominante: buscar la sentencia definitiva. Sin embargo,  no lo hizo porque se preocupó más por gustarse a sí mismo y ese narcisismo fue aprovechado por los ‘rojillos’. Al colista no le queda otra que hacer de la necesidad su mejor virtud, sólo así podrá salvarse.

Pero la mayoría de las veces los equipos grandes disponen de los mejores futbolistas para solventar situaciones comprometidas. Hay días que los cracks parecen abúlicos en el campo pero inopinadamente desatascan el entuerto con un par de esbozos. Es el caso de Messi, que ayer sólo se lució en un par de individualidades: la primera para el aplauso y la segunda para mantener a los suyos en su senda gloriosa. Insisto, sólo si el Barça se vanagloria de lo que está haciendo, puede fracasar en su propósito. Ahora se susurra la posibilidad del triplete (Liga, Champions y Copa) pero Guardiola ha espabilado a los ilusos con el argumento más válido: “si en cien años nunca se ha conseguido, no es justo que se nos exija ahora”. Pues eso, que Pep tiene más razón que un santo.

La jornada liguera también ha aclarado la mejoría del Real Madrid con Juande Ramos. El nuevo míster ha ordenado el desolador grupo de Schuster  y le ha inculcado funciones prácticas. Este Madrid sí que sabe a lo que juega, o por lo menos lo ensaya. Buen indicio. Por cierto, ver a Robben contra defensas adelantadas es todo un escándalo para el aficionado. Si Juande concede al holandés la bula de dar rienda suelta a su imaginación, cuidado con el renacido Madrid.

Y todavía queda lo mejor, o más bien, el partido más espectacular de lo que llevamos de Liga: el fútbol da gusto cuando los contrincantes porfían en atacar y atacar. Valencia y Villarreal no cejaron en su empeño por agujerear las porterías contrarias y el resultado fue un empate a tres goles, palos, paradones y un buen puñado de ocasiones. Lástima que estos partidos se cuenten con los dedos de una mano.    

Mejor Lass que Klaas

Lunes, 5 Enero 2009

Lass antes que Klaas. Por lo visto ayer en el Bernabeu, el Diarra francés se antoja un futbolista muy útil para Juande Ramos. Klaas (Huntelaar) también augura dotes interesantes pero contra el Villarreal nos dejó claro dos indicios: inquietante en el área e inocuo lejos de ella. En cambio, Lass parece que cumplirá con su cometido a la perfección: defiende bien, roba balones, hace coberturas a sus compañeros, pasa con precisión y dosifica sus ofensivas. La sufrida victoria del Madrid ante el ‘submarino amarillo’ se debió en parte a la obediencia del francés al plan de Juande Ramos. En consecuencia, no es de extrañar que el técnico manchego apuesta finalmente por Lass para la Champions. Mejor guarecerse atrás que rifar una eliminatoria con el instinto de Klaas.

Algo ha cambiado en el Madrid aunque no de forma brusca. Quizá sea que los futbolistas han espabilado con el nuevo entrenador, defenestrando de una vez por todas la dejadez y autocomplacencia en la que cayeron con el método Schuster. Se ve a un equipo alegre, con otro talante mucho más positivo y con la humildad de ir paso a paso. El Barça está a años luz y no falla, sí, pero la guerra del Madrid ya no es ésa. Juande tiene que exprimir  al máximo los pocos recursos con los que debe acometer el asalto suicida a la Décima y por el momento, está tocando las teclas adecuadas. La defensa ofrece otra imagen aunque siempre con la inestimable ayuda de Iker Casillas, quien se ha vuelto a entonar; la línea media se mueve en torno a una idea clara y sólo deja al azar la creatividad para montar jugadas de ataque; la delantera sabe dónde empezar a presionar al rival y cómo colocarse en el área rival y en resumen, el concepto de equipo, todavía bastante mejorable, ya no está tan difuminado como hace apenas un mes. Bien por Juande.

También otro hurra por Robben, el arma más punzante de este Madrid. Al extremo holandés le trae sin cuidado echarse a la banda derecha o izquierda puesto que la va a liar igual. Conduce el balón al estilo Messi y por ello,  frenarle implica el sacrificio de hasta tres defensas. Sólo falta que no vuelva a lesionarle para evitar otra cojera en el equipo. Sin duda, su participación es vital para los blancos. Y otro que se presume trascendental es Guti, que si logra entenderse con el mismo Robben por un lado y con Sneijder por el otro, afilará la cuchilla merengue.

Al final, resultará que al Madrid le habrá venido bien la bochornosa eliminación de Copa. Hasta finales de febrero el calendario liguero de los blancos es asequible y por tanto, el equipo se encuentra con una ocasión pintiparada para afianzarse en los primeros puestos y hacer varios ensayos generales para la ansiada visita a Anfield. Pero eso es otra historia aunque a la vuelta de la esquina.  

El gran reto

Domingo, 21 Diciembre 2008

Partidazo en la Champions. El madridismo puede sonreír tras conocer que su equipo se batirá el cobre con el Liverpool de Rafa Benítez. Sin duda, un rival para recurrir a la gloriosa épica que tantas alegrías le ha dado al Madrid en su competición fetiche. El Liverpool es un equipo idóneo porque en estadios como el mítico Anfield es donde el Madrid saca su mística. La buena noticia es que el enemigo de los merengues en octavos no será ni Bayer de Munich ni Juventus, las auténticas bestias negras de la leyenda blanca. Y por supuesto, el morbo lo sirve el ex atlético Fernando Torres, quien querrá resarcir su mal fario con el Madrid en el Santiago Bernabeu. Ésta es la ocasión perfecta para que  ‘The Kid’ resuelva cuentas pendientes con Iker Casillas. De todos modos, dar tanto pábulo al reencuentro de Torres con el Madrid es peligroso. Más que nada porque el jugador indiscutible del Liverpool es Steve Gerrard, el mejor centrocampista del mundo.

Serán dos batallas apasionantes que calibrarán el talento de Juande Ramos. El alivio para los merengues son las fechas y por ello, dos meses son suficientes para que el Madrid recupere su competitividad, si la plaga de lesiones desaparece. El suplicio está claro: la fobia de los octavos de final. Y es que haber caído eliminado cinco veces consecutivas en octavos  supone que el Madrid vaya a ir con pies de plomo. Además, la vitola de favoritos la ostentarán los británicos. O sea que menos presión para los blancos y por tanto, una ayudita más.

Por su parte, el Atlético de Madrid ha tenido mucha suerte, no le suele pasar. El Oporto no parece un enemigo que vaya a inquietar mucho. Su estrella es Lucho González, que el pasado verano estuvo a caballo entre el Valencia y el Real Madrid. No obstante, si la dupla goleadora Forlán – Agüero está acertada, los rojiblancos estarán en cuartos. Aunque del Atleti, ya lo sabéis, puede pasar cualquier cosa.

Donde no se esperan sorpresas ni por asomo es en Lyon- Barça. A los culés les ha caído una de las peritas en dulce del torneo y muy mal lo tienen que hacer para pifiar la eliminatoria. El Lyon vive de sus rentas logradas en los últimos tiempos y de los chispazos de Benzema. La otra figura del equipo, Juninho Pernambucano, ha cumplido 33 años y sólo es útil para lanzar zambombazos de larga distancia.

Y por supuesto, debía haber algún bendecido y ése ha sido el Villarreal. El Panathinaikos se ha clasificado contra todo pronóstico por delante del Inter de Milán y todo lo que le pase después siempre será un premio. Pero que no se descuide el equipo castellonense en El Madrigal, de lo contrario podría pasar las de caín en el infierno griego.

Con Juande no es imposible ganar…la Champions

Mircoles, 10 Diciembre 2008

juande-grupo-480x200.jpg

Adiós, Schuster, hasta siempre. Tanta paz lleves como dejas. Es una pena que las chulerías, arrogancias y provocaciones del alemán no vuelvan a escena en las ruedas de prensa, con lo bien que lo hemos pasado los periodistas. Bernardo se va despedido por la puerta de atrás pero sin resentimiento. Su contrato expiraba en temporada y media, y el Madrid le pagará el dineral que le corresponde. Eso sí, difícilmente escucharéis alguna rajada del teutón en los medios durante los próximos días: su silencio es el precio de su indemnización. Schuster clamaba a gritos que le echaran; estaba cansado de pedir explicaciones a sus jefes sin recibir respuesta, y aún más harto de lidiar con las preguntas capciosas de los redactores. Ni le gustaba entrenar ni proponer tácticas nuevas a sus futbolistas. Vamos, un vago redomado.

A Ramón Calderón y Pedja Mijatovic les ha salido su primera jugada redonda desde que llegaron al club. Han esperado pasar el mal trago de la Asamblea para fulminar a Schuster. A partir de hoy, sin el agobio de las cuentas y la amenaza de convocar elecciones anticipadas, el madridismo puede hacer borrón y cuenta nueva. Llegan nuevos bríos al banquillo con Juande Ramos. El ex entrenador del Tottenham sabía que tarde o temprano le llegaría su oportunidad aunque quizá no con esta precipitación, puesto que Juande no esperaba haber acabado su periplo inglés con tanta celeridad. Pero lo importante es que el Madrid ya tiene nuevo técnico, el mejor de los que había en el mercado.

Juande viene con las ideas claras: la recuperación anímica de la plantilla es vital para augurar algún resquicio de optimismo en lo que queda de temporada. Además, el flamante entrenador merengue ha sido tajante cuando en su presentación ha afirmado que su más estrecho colaborador, Marcos Álvarez, asumirá la responsabilidad de la parcela física. De este modo, con Walter di Salvo en segundo plano, comprobaremos si la plaga de lesiones es fortuita o responde a alguna negligencia o mala recomendación. Por cierto, Di Salvo cobra cien millones de las antiguas pesetas al año. Menudo lujo va a ser mantenerle en el equipo técnico.

Con la venida de Juande, el Madrid guarda una mínima oportunidad de dar la campanada en el Camp Nou. Es una opción remota, sí, pero la sola presencia del Madrid con nuevo entrenador acecha el estado de euforia del Barça. Incluso, Guardiola ha confesado hoy que estudiará los vídeos de los Barcelona-Sevilla para analizar las posibles estrategias del ex preparador sevillista. Pep no quiere ni un cabo suelto. Pero pase lo que pase en el clásico, el Madrid no tiene fuelle para iniciar una remontada épica. Es más, Juande es el elegido porque es experto en afrontar eliminatorias a ida y vuelta. Así lo demostró en el Sevilla con dos Copas de la UEFA consecutivas y una Copa del Rey, y de la misma forma lo corroboró en el Tottenham con la pasada Carling Cup. Y al Madrid le queda la Champions y casi dos meses para preparar los octavos de final. Démosle un voto de confianza. Con Juande no es imposible ganar….la Champions.