Blogs

Entradas con etiqueta ‘Juande’

Nunca es tarde si la dicha es buena

Lunes, 19 Enero 2009

Nunca es tarde si la dicha es buena: Pérez –Burrull ha sido castigado y no pitará el Español-Barça de Copa. Por fin una buena decisión del Comité de Árbitros. El colegiado del Madrid-Osasuna agudizó su daltonismo severo y dejó al cuadro navarro compuesto y sin novia. Nadie sabe qué se le pudo pasar por la cabeza cuando en la segunda jugada polémica pitó penalti e inmediatamente se retractó. Por lo menos, actuó en consecuencia y tras cagarla por no haber pitado las dos penas máximas, expulsó a Juanfran por simulación, tal y marcan las reglas del fútbol. Osasuna tiene todo el derecho a poner el grito en el cielo porque ayer sufrió su enésimo escándalo arbitral. Y es que cuando los árbitros la toman con el pequeño, da igual quejarse amargamente. La Federación cumple los designios de Madrid y Barça.

De todos modos, el arbitraje de ayer ha sido el primero descaradamente favorable a los merengues. Éstos también han aguantado los palos de ciego del colectivo arbitral en varios partidos. Entre tanto, el Madrid volvió a ganar, sí, pero sin gracia ni donaire. A pesar de que Juande continúa haciendo pruebas, el equipo juega lento y sin ideas. Hasta Robben, que se ha convertido en el nuevo juguete de la afición, fue marginado por la defensa de Osasuna y apenas chupó balón, como a él le gusta. Eso si, otra asistencia y otro golito para el holandés. Su compatriota Klaas (Huntelaar) ni está ni se le espera. Todo indica que el debate Klaas-Laas alcanzará un quórum para el francés en pocos días. Con todo, el Madrid sigue dando dentelladas a su manera y es el primero que ve la espalda del Barcelona, aunque sea con un telescopio.

El Madrid juega para asegurar plaza de Champions porque el Barça lo hace para reventar todos los récords habidos y por haber. Los azulgranas despacharon al Depor en veinte minutos y vuelven a enfrentarse a toda la Liga con cincuenta puntos y cincuenta y nueve goles. Casi nada. Y encima, surgen otros protagonistas que aún no habían aparecido. Son los casos de Dani Alves y Henry. El brasileño ha vuelto a demostrar que es el nuevo Roberto Carlos del fútbol aunque en el lateral derecho y ‘Titi’ empieza a recordar a aquel delantero estiloso y refinado que asombró a la afición del Arsenal tantas tardes. Ahora sólo falta que Valdés pare un par de balones imposibles por partido; Márquez emule al mejor Fernando Hierro y entonces, Guardiola entrenará a la perfección reencarnada.

Sí que era imposible ganar en el Camp Nou

Domingo, 14 Diciembre 2008

casillas-messi.jpg

Si el Barça descansara durante todo un mes y el Madrid ganase los partidos que le correspondiesen en ese plazo, casi seguro que los azulgranas aún serían líderes. Ésa es la deducción más lógica y real  que habrán sacado los dos equipos después del superclásico de anoche. Bueno, súper no fue puesto que el Barça no jugó como ha acostumbrado en los últimos tiempos ni el Madrid salió con actitud ganadora. Cierto es que la mezquindad merengue fue obligada: Juande sabía que intentar tutear al Barça para ganarle a puñetazos era un suicidio. Pero el flamante entrenador del Madrid no debió pasar por alto que guarecerse en su área tampoco resultaría. Tarde o temprano, el Barça haría saltar por los aires las ordenadas líneas del rival. Era una cuestión racional.

El partido deparó muchas sorpresas: ni el Madrid habría esperado tener ocasiones de gol tan claras como el mano a mano de Drenthe con Valdés (el holandés no puede dar más. Es lo que hay) o el disparo esquinado del canterano Palanca. Este extremo presume una mezcla de habilidad con arrojo  y cuando madure se convertirá en una pieza muy valiosa para un Madrid carente de alas.  Otra buena noticia que no esperaba nadie fue la resurrección del cuestionado Casillas. El portero eligió el mejor escenario posible para reivindicar su grandeza, que nunca ha perdido pero sí escondido. Y Metzelder aguantó como un portento en la zaga cuando todo el mundo había apostado en qué minuto le haría el traje Samuel Eto’o. Hasta Cannavaro recordó que no hace mucho tiempo recibió un Balón de Oro, cosa todavía inexplicable.

También sucedieron hechos esperables: la enésima actuación nefasta de Guti en el Camp Nou. Sin duda, no es su estadio fetiche. Tampoco extrañó la cantidad de patadas que sufrió Messi, hasta tres faltas consecutivas en diez minutos.  Raúl volvió a echarse el equipo a las espaldas y, solo ante el peligro, abrió algún hueco en la defensa barcelonista. Y el partido también certificó que Gago no impone como Diarra por mucho que se esfuerce.

Al final, Schuster y Guardiola llevaban razón: era imposible que el Madrid ganase en Barcelona y también era irreal que el líder le endosara cinco o seis goles al vigente campeón. A partir de ahora, ‘Pep’ tendrá que acometer la difícil tarea de mantener motivados a sus pupilos. Vamos, que aún no se crean que han ganado la Liga. En contraste, Juande deberá inocular en los suyos optimismo, pero no en el campeonato sino en la Champions, donde al Madrid le gusta desplegar su mística.