Blogs

Entradas con etiqueta ‘Karanka’

Mou no habla pero figura

Viernes, 15 Abril 2011

1302883223_extras_portada_2.jpg

Es el apuntador de este teatrillo y no rinde cuentas a nadie. Parapetado en su espectacular currículum y en la pleitesía que le rinde su plantilla, Mourinho ha querido buscar las cosquillas a la prensa deportiva: le tocaba hablar hoy, pero ha preferido fiscalizar la rueda de prensa de Karanka. Y que conste que no me parece mal su silencio, pues sus innumerables comparecencias públicas quizás ya hayan empachado a una afición que prefiere análisis futbolísticos a otra ristra de pataleos pueriles. Obviamente y a tenor del plante de la prensa en Valdebebas, parece que el míster sigue siendo el epicentro de todo lo que respira el Madrid. Así que ha salido Karanka y se han quedado un puñado de  periodistas, ¿no podía él responder sobre si mañana saldrán con todo el armamento para mantener viva la Liga? Porque intuyo que ésa habría sido la único pregunta con enjundia, el resto de temas calientes, sobre todo el de las tarjetas,  ya los soltó Mou después del Tottenham-Real Madrid.

La crítica ácida es para el propio protagonista que, visto que no iba a pronunciarse, ha salido a figurar. A lo mejor estaba ahí para echar un capote a su segundo si el panorama verbal se ponía negro…vete a saber. El caso es que su presencia se asemejaba a la de un abogado que está pendiente de que su cliente no la cague delante del juez. Orfeo Suárez dice en su blog, Libre Directo, que su sonado gesto es una tesis más del maniqueísmo de Mourinho: “el mundo contra mí es el mundo contra nosotros”…Sus futbolistas agradecerán que no haya carnaza para las portadas de mañana, dada su permanente relación de sospecha con la prensa (twitter de Arbeloa: “Me alegro que el Madrid no ceda ante chantajes”). Y poco importaba lo que dijera Karanka; bueno, sí, su titular ha sido justificar al superior, “el mister no quiere calentar el clásico”. Habrá que esperar a la medianoche de mañana para averiguar si al portugués le da o no por explicar lo sucedido en el partido. Pero, ¡cuidado!, porque si el Madrid gana y él habla, le pueden chirriar los oídos con la palabra ventajismo. Aunque, pensándolo bien, le traerá sin cuidado: su hábitat no está en España y mucho menos con la opinión pública de aquí. Lo confesó el pasado miércoles en Londres. Al menos, la UEFA sí que le obligará salir a la palestra; de lo contrario, multazo como ya le ocurrió cuando entrenó al Chelsea.

Pero, ciertamente, el madridismo no está pendiente de dardos verbales sino de goles. Y con Mourinho el club ha encontrado un gestor excepcional al que la urgencia de títulos le vale como coartada para manejar el Madrid como si fuera su rancho. Además, el clima de euforia ha calado tanto entre la afición que un solo título le convertiría casi en mártir. En contraste, la lectura pesimista se simplificaría en la resignación de que se ha intentado pero el Barça es el mejor hoy por hoy. Nunca antes el Madrid se había jugado tanto crédito en apenas tres semanas. Y como dijo Valdano anoche en COPE, “el mundo les está mirando”: puede, pero no sé si desde este sábado. En Barcelona el mensaje es claro: “hay que ganar en el Bernabeu para ser campeones” (Guardiola en rueda de prensa); en Madrid, con todo el lío de Valdebebas, uno ya no sabe por dónde van los tiros. Como siempre desde esta temporada, Mou lo devora todo…con el beneplácito del presidente. En fin, mañana sí se hablará de fútbol.

Ruedas de prensa

Domingo, 10 Abril 2011

aitor-karanka-644x362.jpg

Era la décima vez que comparecía ante las cámaras. Y para un tío de fútbol, salir a la palestra no es ningún marrón. Porque el morbo en la sala de prensa de San Mamés consistía en averiguar las razones del nuevo plante de Mourinho; Karanka lo explicó con concisión: es la logística del portugués. Y he de confesar que, aunque estemos poco acostumbrados, me parece una idea genial. El segundo entrenador no camufla con rodeos las explicaciones…”¿tirar la Liga? El 0-3 demuestra que todos están capacitados para jugar en este equipo”. El problema es que Mou es proclive a chulerías verbales o verdades políticamente incorrectas, y eso es precisamente lo que buscamos en la prensa. Rellenar titulares con insinuaciones veladas gusta más que analizar los partidos. Gran error por nuestra parte. Ciertamente, al público no le importa tanto los circos mediáticos como que su equipo gane o pierda. Al fin y al cabo, se trata de que el balón entre.

Y con la que se avecina en las próximas tres semanas, es normal que el mister se oculte: ¿cuántas preguntas le habrían hecho sobre el partido del Athletic ? La de rigor por Kaká y poquitas más. Ya habrá tiempo de analizar el puñado de clásicos que van a sobreexcitar al país. Y eso que el de Liga es el menos apasionante, pero el que más incertidumbre aguarda: ¿arriesgará Mou con el equipo de gala o sacará el once de ayer? La segunda opción levantaría sospechas, el Madrid no puede sestear aunque la distancia con el Barça sea casi sideral. El caso es que haga lo que haga, le caerán palos: al madridismo le pone la final de Mestalla y las semis de Champions, la Liga es malgastar esfuerzos porque, aún ganando  al Barcelona, a éste le queda lidiar con equipos de media tabla para abajo y al Madrid tres visitas a miuras: Valencia, Villarreal y Sevilla. Pero al primer clásico le queda una semana y al del Tottenham cuatro días. Y en este trámite sí saldrán los mejores, porque la Champions es a veces traicionera y el Madrid necesita a sus mejores jugadores para aguantar los primeros minutos que a buen seguro consistirán en embestidas inglesas aderezadas con cánticos de guerra en White Hart Lane.

Respecto a Bilbao, Mourinho por fin puede alardear de fondo de armario, como cualquier plantilla que maneje presupuestos tan mareantes. Lo que era intolerable es que Cristiano jugase todos los partidos sin excepción; aunque parezca un terminator, tarde o temprano tenía que romperse por algún lado. Su golazo (con la frivolidad en el regate de tacón previo) evidencia que está listo para acometer el desenlace de la temporada. También debería estarlo Kaká, pero su gran partido de ayer no pasa de ser un buen indicio…le faltan pruebas más duras para contentar a Florentino. Además, le favoreció mucho la inercia del juego: si el Madrid opta por el contraataque (opción nada descabellada para la fisonomía del equipo), el brasileño se aprovecha de su regate por zancada y los pases al espacio para que Higuaín o Di María se desmelenen. Ése es el estilo que le pirra y del que el entrenador tampoco reniega. De lo que sí tendría que abjurar Mou es de vacilar a todos poniendo a Pepe de centrocampista: suena a chiste, pero intuyo que es un amago de acorazar a la defensa en partidos de mucho pressing y, claro está, siempre a domicilio. No creo que tal ocurrencia sea del agrado del Bernabeu.

¿Y el Barça qué? Pues que la supuesta falsa modestia de Guardiola no va a resultar tan engañosa. El Shakhtar se llevó cinco goles pero tuvo otras tantas ocasiones para haber nivelado la eliminatoria y el Almería, que venía descompuesto y asomado al abismo de Segunda, se ordenó en defensa y le metió éxtasis el clásico del sábado por unos minutos. El Barça ganó porque el 0-1 le espabiló y  el colista no iba a aguantar lo que se le venía encima. Una pena la lesión de Bojan, que había pillado la onda de sus compañeros en los últimos partidos. Fue paradójico pero ayer no decidió la inspiración de Iniesta o Xavi, sólo un salida a destiempo del portero Alves en su penalti a Villa y un remate de córner aclararon el panorama azulgrana. Así también gana el Barcelona. Sólo falta saber qué versión sacará en el Bernabeu: la del paseo militar de los últimos años o una más especuladora. Guardiola confesó que irán a ganar y punto…Karanka no se atrevió a ser tan contundente, ¿orden de su jefe?