Blogs

Entradas con etiqueta ‘manchester united’

Ni fu ni fa

Domingo, 28 Febrero 2010

Pues eso, ni fu ni fa. Otra jornada de transición y una semana menos para el Madrid-Barça que deberá decidir la Liga (por lo menos, es lo que esperan los mandamases de este tinglado). La Liga es bipolar porque, sencillamente, el resto no existen y jamás lo hicieron. El año pasado también lo fue, pero gracias a Juande Ramos, quien consiguió que el Madrid enganchase una vuelta entera invicto. Esperemos que este campeonato sea un amago falso del dudoso porvenir que le espera al fútbol español. Si el Barça se mantiene en las alturas y el Madrid recurre a inyecciones económicas multimillonarias cada verano, los demás están aviados.

El Sevilla no puede depender toda la vida del ingenio de Monchi; el Valencia tardará en reclutar un trío tan formidable como el de Villa-Silva y Mata; el Villarreal no se ha repuesto del abandono de Pellegrini y el Atlético seguirá peleado consigo mismo, intentando redefinirse de una vez por todas. Ante este panorama,  ni la crisis más furibunda apeará a los dos grandes del título. No estaría de más que la LFP se replantease qué modelo de torneo quiere para el futuro. De lo contrario, seguirá arrumbando a dieciocho clubes preocupados por dos puestos de Champions, otros tantos de Europa League y los tres del fatídico descenso.

El caso es que nuestra liga dicotómica evidencia un importante contraste con los mejores campeonatos de Europa: en la Premier, los últimos traspiés de Chelsea y Manchester han aproximado al Arsenal a tan solo tres puntitos de los  de Ancelotti. Lástima que el Liverpool nunca tenga el fuelle suficiente para aguantar la batalla por el título.

En el Calcio menos roñoso de los últimos años, el Milan  ha puesto un poco de picante  después de que el Inter no haya ganado tres partidos consecutivos. Aún así, los ‘rossoneri’ están a cuatro puntos de Eto’o, Milito y compañía. A la Roma, que está a siete puntos del líder, le va a ser muy difícil reengancharse.

Pero los campeonatos más abiertos nos los ofrecen Alemania y Francia. La Bundesliga se está revalorizando a pasos agigantados. Los estadios están repletos y si el año pasado el Wolfsburgo dio la sorpresa, en el presente el recuperado Bayer de Munich, el sorprendente Leverkusen y el tapado Schalke optan a la victoria final. Por último, a la liga francesa le ha venido de lujo el final de la hegemonía del Lyon; el Girondins se postula como favorito, pero una buena ristra de perseguidores le hace sombra. Montpellier, Lyon, Lille y Marsella esperan un fallo del Burdeos.  

¿Fútbol a las tres? Yo digo que sí

Jueves, 24 Septiembre 2009

Menos mal. Ya era hora de que alguien dijera sin remilgos que el fútbol español se puede jugar a mediodía. Parecía que los gerifaltes de la Liga habían obviado ciertas nociones de marketing: nuestro campeonato es, junto a la Premier, el mejor del mundo y como tal, hay que venderlo. Esta mañana el director general de nuestro preciado torneo, Francisco Roca, ha desvelado que la LFP contempla fijar partidos a las tres de la tarde para abrirse al mercado asiático. Valiente sugerencia que todavía no llega tarde, porque hoy más que nunca tenemos los iconos publicitarios más solicitados  en los equipos más atractivos. Bueno, quizá el tema de los horarios sí pudo enmendarse antes: Florentino Pérez propuso hace tiempo a la Liga jugar a mediodía para exhibir a sus galácticos desde Pekín a Tokio vía Shanghai.

El fútbol del siglo XXI se ha quitado el corsé chovinista para expandirse por todo el globo. Desde que el Manchester United abriese el melón de las giras asiáticas, un puñado de clubes españoles programa en sus pretemporadas alguna estancia en Asia. Allí son multitud y el fútbol les encandila. No hay más que ver el furor que causan los Cristiano, Kaká, Messi, Torres, Eto’o y compañía por el Extremo Oriente. Y la fatiga que supone para nuestros equipos tragarse miles de kilómetros por un par de bolos veraniegos se ve recompensada por jugosos estipendios. No en vano, las giras se han convertido en un lucrativo negocio que permite amortizar inversiones –Beckham, CR9- y afrontar gastos ordinarios – salarios de jugadores-.

Los folclóricos argumentarán que el fútbol en España camina de la mano de los toros: a las cinco o bien entrada la tarde. Cierto es que nuestras costumbres no comulgan con las anglosajonas, ni siquiera las italianas, pero el fútbol de hoy no está hecho para el graderío sino para los telespectadores. Si no, preguntaos de dónde vienen la mayoría de ingresos de los clubes. Es difícil creer que un Madrid-Barça a las tres no arrasaría en audiencias o abarrotaría el estadio. Claro que sí. Sólo hay que adaptarse a los cambios y son futbolísticos no cuesta nada. Haber traído  a los mejores y más caros jugadores responde a estrategias mercadotécnicas: no basta con meter goles, hay que ser telegénico y entregarse a cualquier público, sea español, chino o americano. Y es en este punto donde la Premier League camina a pasos agigantados.  ¿Fútbol a las tres? Yo digo que sí.  

El camino empezó en Cracovia

Jueves, 28 Mayo 2009

guardiola.jpg

Sí, la Champions del Barça empezó en Cracovia. Era la previa del torneo y a Guardiola se le había encomendado salir al paso con una plantilla que desconocía y que, por los antecedentes sufridos, estaba llamada a convertirse en otra bomba de relojería. Pero ‘Pep’ pilló el truquillo y aprendió a manejar a unos chicos no mucho más pequeños que él. Recurrió a la faceta que dominaba, el fútbol base,  dio forma al grupo con chavales de La Masía y adelante.

Diez meses después, ese Barcelona timorato y con muchas posibilidades de volver a despeñarse ha alcanzado el cénit de cualquier gloria habida y por haber. La final de Roma ha rubricado el nuevo modelo de ‘fútbol total’, el juego del control y pase, del orden táctico y sobre todo, de la diversión. Porque ver al Barça es una auténtica delicia. Este equipo engancha al telespectador con su propuesta hedonista. Nunca renuncia a su estilo, el de hacer afición. Y eso en el fútbol contemporáneo es de agradecer.

La memoria histórica es caprichosa: recordará al Barça del ‘triplete’, el de la Champions, Liga y Copa. Sin embargo, el barcelonismo debería priorizar el espectáculo que se le ha ofrecido a los títulos. Éstos se pueden ganar de cualquier manera, siendo atrevido o sin jugar un pimiento. Pero el estilo del Barça de Guardiola es el poso que debe quedar para la posteridad. Ellos se han ganado la fama póstuma.

El epílogo de la temporada no se salió del guión principal. El Barça bailó de nuevo a su rival, esta vez un Manchester United que claudicó ante la mayor de las evidencias. Tan sólo Cristiano Ronaldo guerreó un ratillo, lo que le dejaron. El portugués concentró los flashes del estadio los primeros diez minutos, quizá para dar la bienvenida a la versión futbolística del ‘Circo del Sol’. Su cara reflejaba rabia y despecho. A lo mejor estaba maquinando cómo devolver la jugarreta al Barça vestido de blanco merengue el próximo año.

Será complicadísimo avergonzar al Barcelona en el nuevo curso. Sus exhibiciones le han creado muchos candidatos para devolverle la bofetada. El Manchester es el último de ellos, que se ponga a la cola. Y es que la providencia ha querido juntar en diez meses la pléyade más épica de la historia del Barça. Una generación que, como reconoció anoche Laporta, ha estudiado la filosofía de Johan Cruyff. Es verdad que este equipo maneja los axiomas que en su día inculcó el holandés, pero ni siquiera al ‘Dream Team’ le fue concedido el privilegio de contar con futbolistas únicos e irrepetibles. Enhorabuena para Messi, Iniesta, Xavi, Eto’o, Puyol y el resto. Habéis rendido el mejor de los tributos al fútbol y el mundo os lo agradece. Va por vosotros.

Roma espera a su emperador

Martes, 26 Mayo 2009

messi-ronaldo.jpg

Dos imperios concitarán la atención del mundo en la ciudad eterna por una noche. Ambos dominan el panorama futbolístico y la final de mañana servirá para coronar al rey de reyes. El Barcelona se quiere comer las estadísticas y convertirse en el primer equipo español en lograr el ‘triplete’. Ni el Madrid presume de tal gloria aun con sus nueve Copas de Europa. Guardiola ha inculcado a sus pupilos elegancia y explosión. Con la premisa del balón siempre al suelo, el Barça ha hecho y deshecho a su antojo en todas las competiciones. Sólo la asfixiante presión del Chelsea en semifinales hizo que los azulgranas tuviesen que remangarse la camiseta y sacar adelante la eliminatoria por fe.

Por su parte, el Manchester empezó la Premier con titubeos pero en el momento que supo enderezar la defensa, el grupo comenzó a funcionar como un motor diesel. Sus victorias son una mezcla de tenacidad y lucidez. A veces le ha valido noquear al rival con un golpe certero y otras ha apabullado de principio a fin. Sir Alex Ferguson tiene los condimentos suficientes para darle el sabor que quiera al partido. Aquí va un vis a vis de los protagonistas del mejor partido del momento:

Van der Sar /  Víctor Valdés

Ambos han saboreado las mieles de la Champions, por lo que la experiencia no será decisiva. Valdés ha mejorado sus mano a mano notablemente. El espigado Van der Sar intercepta todo lo que se mueve por el aire y es una garantía parando penaltis. Con todo, el holandés da más seguridad a sus defensas.

Evra /  Sylvinho

El senegalés es más incisivo por el lateral izquierdo. Ha suplido con creces la marcha de Heinze. Sylvinho jugará por la baja de Abidal. El único cometido del brasileño será tapar al escurridizo Park.

Vidic – Ferdinand  /  Piqué – Touré

La pareja de centrales del United es la más fiable del continente. Individualmente no son los mejores zagueros pero sí los que mejor se entienden. El dúo Piqué-Touré ha sido una improvisación de Guardiola ante la baja de Rafa Márquez y el consecuente desplazamiento de Puyol al lateral derecho.

Puyol / O’ Shea o Gary Neville

Esta demarcación es, de lejos, la más débil de los ingleses. No hay un titular indiscutible: el capitán Neville y el irlandés O’Shea se limitan a subir hasta el centro del campo. Puyol gana por goleada en este puesto. La polivalencia es la mejor virtud del barcelonista.

Scholes / Iniesta

El manchego es el futbolista de moda. Sin él, a su equipo se le atora la computadora que programa los ataques. Scholes es, junto a Giggs, el alma mater del United. A sus treinta y cuatro años no le queda gasolina para aguantar noventa minutos pero seguro que sus compañeros agradecerán el ritmo infernal que imponga al juego.

Anderson / Busquets

Dos promesas que maduran a pasos agigantados. El brasileño es un portento físico y su cometido es bregar al contrario. Sergio ha sido el gran descubrimiento de Guardiola. Jugar la final sería el mayor de los reconocimientos que le pueden hacer.

Carrick / Xavi

Inasequible al desaliento, Carrick se ha afianzado en la columna vertebral del Manchester. Su arma secreta es el disparo lejano, letal. A Xavi no le vamos a descubrir a estas alturas. Es uno de los pocos que pueden decidir la final con un pase inverosímil o una jugada de ensueño.

Park / Henry

El surcoreano se ha asentado en la banda derecha gracias a su incontestable trabajo y a la sencillez con la que se desenvuelve por su zona. En ocasiones emula a los extremos puros de antaño que desbordaban y centraban desde la línea de fondo. Henry suele jugar escorado en la izquierda y tira más diagonales que Park por la derecha. Más resolutivo que el asiático de cara a puerta.

Rooney / Eto’o

Dos ‘cazagoles’ con el gatillo siempre preparado. Rooney da miedo de lejos y a Eto’o hay que atarle en corto. Quizá el camerunés asegure más definición. De hecho, esta temporada ha sido más efectivo que el británico.

Cristiano Ronaldo / Messi

El duelo por antonomasia. Los dos mejores jugadores del mundo frente a frente. Ronaldo es diabólico a balón parado, asiste bien y da la talla como rematador. Pero sin duda el talento del portugués es su liderazgo. Si su equipo necesita su magia, la sacará.Messi se la lía a cualquiera. No es tan completo como Ronaldo pero sólo él puede enmudecer un estadio con una jugada antológica. Quien gane, será coronado dueño y señor del fútbol mundial. Será el nuevo emperador.   

El fútbol ama al fútbol

Jueves, 7 Mayo 2009

Final de suspense para un Barcelona que todavía no había sido bendecido con la buena suerte. Cierto es que tampoco la había necesitado durante toda la temporada. Pero cuando la fatalidad estuvo a punto de tumbar a los azulgranas, el milagroso Andrés Iniesta nos excitó a todos con un golazo que pasará a la historia.  Sinceramente, el Barça no mereció su pase a la final en Stamford Bridge. El equipo español no cejó en su empeño de tocar y tocar la pelotita pero se ofuscó en su intento de hacer fútbol de PlayStation. El Chelsea salió con la lección aprendida y, agazapado en su campo, armó varias contras que pudieron finiquitar el duelo antes de tiempo. Fue su único recurso y lo exprimió al máximo.

Mención especial para el árbitro noruego Tom Henning, quien, en un claro ‘conchabeo’  con el Barça,  no vio o no quiso pitar tres claros penaltis a favor del Chelsea. Normal que después del partido, Drogba, Ballack y Bosingwa culpasen descaradamente al colegiado: los culés no podrán quejarse de injusticias arbitrales durante un buen puñado de años.  Aunque como dice el típico tópico, unas veces te dan y otras te quitan.

El caso es que, al final y tal como dijo Joan Laporta, el fútbol ama al fútbol y el equipo que mejor juega de toda Europa comparecerá en la cita decisiva de la Champions contra el segundo del continente, el Manchester United. Dos estilos no contrapuestos que dirimirán si el ganador es el ‘fútbol-arte’ o las ráfagas de juego explosivo. Si el Barça hipnotiza por sus demostraciones pletóricas, el United infunde un miedo atroz por su terrible pegada. La única verdad es que ambos equipos merecen la ‘orejuda’ puesto que los dos arrollan en sus respectivas ligas y marcan diferencias abismales con el pelotón en talento, talante y táctica.    

Iniesta contra Ronaldo; Messi contra Rooney; Puyol contra Ferdinand; Eto’o contra Tévez y un sinfín de detalles decidirán este faraónico enfrentamiento.  En resumen, la mejor final del mundo se sirve en Roma el próximo día 27. Barça y Manchester rendirán un tributo inigualable al fútbol.   

Manchester, favorito para todo

Viernes, 20 Febrero 2009

La Champions está a la vuelta de la esquina y en Inglaterra el Manchester casi ha sentenciado la Liga. Su impecable trayectoria ha distanciado al Liverpool a cinco puntos, que sinceramente parecen más díficiles de remontar que los diez que saca el Barça al Madrid. Da la impresión que el United es un equipo inexpugnable. No ofrece un fútbol brillante pero sí muy práctico, lo que le ha valido para solventar sus partidos con una comodidad pasmosa. La pétrea defensa no concede ni un solo fallo, fruto de tal mérito es el récord de imbatibilidad del meta Van der Sar, quien lleva sin encajar un gol 1302 minutos. Además, Rio Ferdinand y Vidic se han hecho dueños del espacio aéreo, mientras que O’Shea y Evra no sólo tapan los laterales sino que también tienen fuelle para sumar en ataque. En resumen, la zaga perfecta.

El centro del campo es una amalgama de talento y fuerza. La espectacularidad la pone Cristiano Ronaldo con regates de todos los colores, exquisita precisión y chuts diabólicos. En este último aspecto, Scholes no le anda a la zaga. De lo contrario, que le pregunten a Víctor Valdés por el trallazo del veterano pelirrojo que valió la final de la pasada Champions. Pero es que, además, Scholes continúa siendo un jugador diesel, capaz de correr y rendir hasta la extenuación noventa minutos.

Como cualquier proyecto que se precie de ser extraordinario, Ferguson ha tenido la paciencia suficiente de aunar diferentes generaciones. Al lado de los Giggs, Scholes y Neville, se entrenan Fletcher ,  Nani y sobre todo, el jovencísimo Rafael, a quien ‘Sir’ Alex mima como oro en paño. Fletcher es un hombre de la casa y se antoja como el sucesor natural de Scholes; Nani es un banquillero de lujo quien, a la mínima orden de su entrenador, salta al campo a mil revoluciones para recorrer la banda de arriba abajo. Vamos, un auténtico correcaminos.

La delantera es sencillamente letal. Sin llegar a atiborrarse de goles como Eto’o, Messi y Henry, los ‘diablos rojos’ han exhibido una efectividad bestial hasta el momento. Berbatov ha sido, de lejos, el mejor fichaje de la temporada. Sus doce goles afianzan la reputación que se labró en el Tottenham. Sin duda, el socio ideal de Rooney. Y aunque éste ha atravesado un calvario de lesiones, Tévez le ha sustituido con garantías. Total, que Ferguson no tiene ni la más mínima preocupación en caso de algún contratiempo.

Pues éste es el Manchester. Un equipo que reproduce la misma versión que el año pasado y que, con oficio y perseverancia, sigue siendo el favorito para reconquistar Europa. Si en España el Barça ha acusado signos de flaqueza con el trajín de Liga y Copa, en las Islas nadie tose al United. Será que el execrable  y envidioso Ferguson tiene algo bueno.

Cortina de humo

Jueves, 18 Diciembre 2008

El diario El Mundo ha publicado unas declaraciones de un directivo del Real Madrid en las que desvela que Cristiano Ronaldo vendrá al club español la próxima temporada. Supuestamente, ése es el acuerdo secreto al que llegaron Madrid y Manchester United para acabar con la marejada que supuso el culebrón del portugués. Las declaraciones de Pedro Trapote, uno más de la guardia pretoriana de Ramón Calderón, suenan a cortina de humo. Si fuera cierta que una de las cláusulas del supuesto pacto hubiese sido la estricta confidencialidad, entonces, ¿a qué juega el Madrid? Supongo que Trapote, haciendo honor a su condición de adlátere del presidente, habrá lanzado la bomba informativa con el beneplácito de Calderón. Buena intentona en plena crisis deportiva pero realmente fallida.

Naturalmente, el Manchester se ha apresurado a desmentir el rumor y para ello, ha utilizado la eminente BBC, el instrumento mediático más creíble del Reino Unido. Si los ingleses están siguiendo la supuesta pauta acordada en verano y las informaciones de Trapote son verídicas, el efecto que habría previsto el presidente del Madrid no ha resultado. La mitad de los socios continúan con el hacha de guerra levantada esperando ansiosos su próxima oportunidad para tumbar a Calderón y la mayoría de los aficionados se acuerdan ahora, en el mercadillo de invierno, de la nefasta política de fichajes del pasado verano.

A la gente no le importa que Ronaldo vaya a venir en julio. El Madrid es un club que no admite años de transición y por ende de resignación cuando sólo se han disputado quince jornadas ligueras y mañana se celebra el sorteo de octavos de final de la Liga de Campeones. De otro modo, nadie entendería que si el Madrid termina pifiando esta temporada y acaba en UEFA, hecho bastante improbable pero palpable, el crack portugués viniese a Madrid a competir en menudencias.

Ahora bien, si existiese tal acuerdo la lógica indica que debería ser el Manchester United quien marcase las reglas del juego con la prensa. Ellos serían los encargados de hacer pública la salida de su jugador, excelentemente pagado, aunque nunca en estas fecha sino en primavera.  A Sir Alex Ferguson le ha debido hacer poca gracia la filtración o mentira del directivo del Madrid. Entonces, una de dos: esperaremos a que el United mueva ficha o el despiste de Trapote responde a la enésima incontinencia verbal de la directiva del Real Madrid.  

Tiembla Europa…y Platini

Jueves, 27 Noviembre 2008

 barcelona_champions.jpg 

Cuatro de cuatro. Nuestro fútbol no sólo está al mejor nivel de selecciones sino también de clubes. Barça, Atlético, Real Madrid y Villarreal jugarán los fatídicos octavos de final de la Champions. Pero los enumero en este orden porque los azulgranas ya son primeros definitivamente y atléticos, casi. Mientras, merengues y villarrealenses tendrán que aguantarse con jugar la vuelta fuera de casa. Peligroso, sobre todo para el Real Madrid, que en cuatro años se metió como segundo y cayó a las primeras de cambio. Sin embargo, Europa podría deparar varias sorpresas como que Inter de Milan y Chelsea sean los grandes ogros que se enfrenten a otros primeros de grupo.

El Barça, por juego y eficacia, es el gran favorito, junto al Manchester United, para coronarse campeón. Anoche, el festival del equipo culé en Lisboa lo volvió a montar Messi. Al final, va a ser verdad aquello de que sin el argentino, el Barça pierde su arcabuz. Ver a este equipo es una maravilla, pero no porque vaya a marcar un puñado de goles sino porque sólo saber jugar al ataque. Y eso en el fútbol moderno de amarre, es una auténtica delicia.

El Atlético, por su parte, intentará seguir siendo la revelación y dar guerra todo lo que pueda. Evidentemente, no tiene la exigencia ganadora de Barça y Madrid. Por cierto, ayer los rojiblancos se sobrepusieron al estado desangelado del Calderón y Platini no pudo salirse con la suya. A la afición colchonera no la dejaron acudir a la grada pero los futbolistas supieron entender el mensaje de los suyos: ganar y punto. Sin embargo, más bien fue ganar, sufrir y punto. Da igual que haya o no afición, el sufrimiento no desaparece. Por eso, debe tener gracia ser del Atleti.

Del Madrid, ¿qué contar de nuevo? Volverá a enfrentarse a su vía crucis particular de los octavos en febrero. Esperemos que para entonces, haya llegado algún delantero que marque las diferencias; que la enfermería esté por lo menos medio vacía y que las oficinas del Bernabeu hayan sido ventiladas de esos aires enrarecidos con primas, devaneos presidenciales y escándalos de alcoba, o sea, de vestuario. Analizando la última jornada de Champions, parece obvio que el sustituto de Van Nistelrooy, el ‘elegido’, debería ser Karim Benzema. El ariete francés del Lyon lo hace todo bien y se ha ganado a pulso saltar a un grande. Madrid y Barça le pretenden, los primeros para salvar esta temporada y los culés para sustituir a Eto’o la próxima. Benzema vale para un roto o  un descosido y para erigir una leyenda.

Y por último, el Villarreal aspira a ser un émulo de aquel ‘SuperDepor’ que nos enamoró en los noventa. Su estrategia empresarial y deportiva es cuasi perfecta; sus jugadores se encarecen en el mercado europeo y su entrenador, Pellegrini, es un tío audaz que apuesta por el espectáculo. Al club castellonense sólo le falta la guinda, un título, el que sea, para no caer en el olvido. En ello está.     

Mejor partido, imposible

Mircoles, 23 Abril 2008

Esta noche Barça – Manchester United, probablemente las dos mejores plantillas del mundo frente a frente. Menudo escaparate de figuras que podremos ver en el Camp Nou. Nadie se lo perderá excepto Ronaldinho, quien ya guarda su lámpara maravillosa para Milán, donde volverá a frotarla para que vuelva a surgir aquel genio que encandiló a todo el planeta no hace mucho. Pero como decía, aun sin el Gaucho, el partido de hoy debe rendir pleitesía al fútbol, y digo que debe, porque es inconcebible que españoles e ingleses no vayan a salir a ganar, a morderse el uno al otro. No sólo está en juego la final de la Champions, sino también el prestigio de dos contrincantes de los que en las últimas décadas se esperaba mucho más en el torneo por antonomasia.

Aunque Barça y Manchester no afrontan igual el choque. Los culés están deprimidos: su juego ha entrado en declive, su efectividad se ha desgastado y únicamente alguna genialidad de Messi o Etoo, mas el apoyo fervoroso de su afición, pueden salvar la eliminatoria. Con la Liga olvidada, los barcelonistas se agarran a un clavo ardiendo con la Champions. Y esto puede ser peligroso: los jugadores podrían encarar el partido atenazados, son muchos los nervios y la presión que van a soportar. Pero hay futbolistas como Deco, Márquez, Puyol y Etoo, que están curtidos en mil batallas; otros como Bojan, Giovanni o el propio Messi, son bisoños en estas lides, y precisamente en ellos, sobre todo en el argentino, recaen la mayoría de las expectativas.

La situación del Barça es puramente maniquea: o bien o mal, o ganar la Liga de Campeones y haber aprobado con nota una temporada dificultosa, o caer derrotado y haber cerrado lastimosamente el primer ciclo de la era Laporta.

Todo lo contrario sucede en el Manchester. Los ingleses encaran las semifinales como su enésima oportunidad de disputar una final. A excepción de la histórica victoria contra el Bayer de Munich en la final del Camp Nou, Sir Alex Ferguson ha fracasado sucesivamente en su empeño por coronar al United con el cetro europeo. En las citas importantes, los ‘diablos rojos’ no han dado la talla. La última, sin ir más lejos, ocurrió la temporada pasada, cuando teniendo en su mano el pase a la final de la Champions, el Milan de Kaká y la calamitosa actitud de los británicos en San Siro dieron al traste, una vez más, con el sueño del Manchester. Sin embargo, vienen a Barcelona con muchas ganas, saben que puede ser su año porque, aparte del partido de hoy y el de vuelta en Old Trafford el próximo martes, este sábado se juegan la Premier contra el Chelsea.

La estrella del equipo, Cristiano Ronaldo, tiene ante si una cita inmejorable para asombrar al continente. Durante esta temporada, el portugués ha madurado gracias a su talento y a los consejos de su gran tutor Ferguson, y esta noche debe rubricar lo que ya ha demostrado. Además, no estará solo, tiene a Wayne Rooney, Tévez, Giggs y Nani como fieles escuderos, lo que les convierte en un grupo casi inexpugnable en técnica, táctica y rendimiento físico. Por ello, llegan como favoritos a esta semifinal aunque el resultado de la eliminatoria es impredecible. Lo único cierto es que Barça y Manchester no nos defraudarán.

Quisiera terminar con la primera semifinal que anoche abrieron Liverpool y Chelsea. El empate milagroso del equipo londinense puede que valga una final, pero Benítez venderá cara su eliminación. Eso sí, quien esperase un partido típicamente británico, debió llevarse las manos a la cabeza. El Chelsea no suele emplear el atrevimiento con el que el Arsenal jugó los cuartos de final. Es más, por fútbol, el club de Abramovich es el menos inglés de los semifinalistas de esta Champions. Sinceramente, qué pena que equipos con tanto potencial jueguen a amarrar resultados. Pero el Liverpool en Stamford Bridge tampoco nos defraudará.