Blogs

Entradas con etiqueta ‘Reina’

¿Debate?

Domingo, 30 Mayo 2010

¿Debate en la portería? Pronto empezamos a agitar la concentración de España. Con amistosillos como el de Arabia Saudí la selección, aparte de estilizarse, sólo puedo encontrar controversias. Y justamente la única discusión que admite este grupo hasta el momento es el de la portería. Encima, la maldita casualidad quiso que Casillas cantara en el primer gol y alimentase las opciones de Valdés…y Reina, claro. Porque no hay que olvidar que el portero del Liverpool continúa siendo el primer recambio de Iker.    

Del Bosque sabía que traía un arma de doble filo con Valdés: el portero azulgrana se ha ganado de sobra la convocatoria, pero a costa de incordiar a Casillas y Reina. Quizá no tanto al segundo, porque en Barcelona, por lo menos, se ha sugerido el debate de la titularidad. Valdés ha madurado definitivamente con dos últimas temporadas colosales; sus impresionantes credenciales deberían valer para ser titular en cualquier país del mundo. No obstante, en España la titularidad en la portería trasciende del crédito deportivo. Casillas no ha cuajado un buen año porque ha cometido algún error tonto; pero, sobre todo, el poso que ha quedado en la afición es que no ha actuado en plan salvador, como venía haciéndolo durante…¡los últimos diez años!

El caso es que una cantada no va a revolucionar la placentera convivencia de la selección. Solamente varios errores consecutivos de Casillas podrían cambiar la opinión del seleccionador, ya sabéis cómo va el asunto de los porteros. Pero Iker es el capitán del mejor equipo que jamás ha existido en España y sabrá motivarse cuando el momento lo requiera. De todos modos, el gesto de Del Bosque con Valdés lo agradece el portero y la gente, en general. No está de más que el zamora de la Liga esté presente por si las moscas. Y tampoco sobraría que a Casillas le metan en el vestuario un portero competitivo; más que nada, para que no se relaje.

Villa no puede quedarse en Valencia

Domingo, 21 Junio 2009

“Dicen que eres intransferible y a los diez días te venden”. Con más razón que un santo Pepe Reina se refirió a David Villa y el largo compás de espera que está martirizando su futuro. Sin que nadie le haya garantizado nada, el asturiano no ha querido abstraerse del culebrón, lógico por otra parte, y está pendiente un día sí y otro también de las novedades que le comunica su representante vía móvil. Encima, ahora Manuel Llorente ha echado más leña al fuego. Con la venia, el presidente del Valencia ha afirmado, ni corto ni perezoso, que Villa es intransferible. Claro, a continuación ha matizado su atrevimiento espetando que sólo atenderían a una oferta “escandalosamente escandalosa”. Vamos, que si Florentino pone encima de la mesa cincuenta millones, asunto zanjado.

Al Valencia le urge dinero en metálico como el comer. Sus acreedores le han asfixiado tanto que la venta de una o dos estrellas se antoja vital. Y más, cuando no ha vuelto a aparecer otro posible comprador de las parcelas de Mestalla. Si Llorente actúa con la lógica que implica su cargo y no con la vehemencia con la que actuaría un forofo, debería vender a Villa aunque no a precio de ganga, claro. Si el estado económico del club ché fuera boyante, entonces si podría esforzarse por retener a su delantero. Pero para nada se da el caso y como dijo  ‘FP’ en Canal 9, la contratación de Villa es cuestión de horas, palabra de alguien que cumple lo que promete. De todas maneras, sólo hay una evidencia: el ‘guaje’ quiere jugar en el Madrid sí o sí y manda mensajes subliminales. El último fue ayer, después del partido contra Sudáfrica: “nadie sabe lo que he sufrido la semana pasada”. Su club le está haciendo un flaquísimo favor.

Ahora bien, una vez que venga Villa, el Madrid tendrá que lidiar en las Islas con el Liverpool. Xabi Alonso no es una estrella que reúna a su alrededor millares de focos pero su rol es imprescindible en el nuevo proyecto. El donostiarra sabe que sus habilidades serían únicas en el equipo y también se ha dejado querer. Seguro que Rafa Benítez no se pone tan gallito como Llorente. Claro, siempre y cuando el Liverpool retenga a Mascherano, por quien el Barça suspira para retocar su plantilla cuasi perfecta.