Blogs

Entradas con etiqueta ‘Rijkaard’

El problema es el pasado

Domingo, 14 Diciembre 2014

lusi.jpg

Pep Guardiola jamás habría imaginado una distancia tan sideral entre el prodigio que él dejó y cualquier Real Madrid. En una conversación con su mano derecha, Manel Estiarte, durante su último año en Can Barça, el entrenador le comentó que “el modelo fabricado por Cruyff y moldeado por él tendría larga vida con o sin títulos” si nadie lo rociaba con gasolina. Han transcurrido dos temporadas y media, y el barcelonismo recurre con nostalgia a la final de Wembley de 2011, en la que el mundo presenció el último gran monumento al fútbol. Para un público tan acostumbrado al Circo del Sol, es duro asistir ahora a funciones de teatrillo de barrio. Lo sufrió en sus carnes Sir Bobby Robson cuando aceptó el encargo de comerse el marrón de la era post Cruyff e incluso al propio Guardiola, de quien el Camp Nou murmuró justo en su inicio que el banquillo dejado por Rijkaard le quedaba demasiado grande. Luis Enrique fue entrenador por Robson y Rijkaard y compartió vestuario con Guardiola. Pero ni siquiera en esa amalgama de ideas Luis Enrique puede ser encasillado.

El Getafe fue la enésima prueba de que el algodón no engaña y, a falta de veneno, se asoma una crisis galopante de estilo. La inspiración divina de Messi a veces se queda a pulgadas del gol y contagia a todo el equipo. Ni siquiera Iniesta, experto en sacar conejas de chisteras, se desmarca de esa extraña vulgaridad que arrastra su equipo. “Ni ellos mismos se reconocen”, comenta uno de pesos pesados del Dream Team. Leí un tuit fantástico ayer que decía que este Barça es un homenaje al New Team de Oliver Atom de Campeones, la famosa seria animada de los noventa. Y sí, da la impresión que si Messi no reclama el papel  de Oliver o su archienemigo, Mark Lenders, el resto juega al nivel del tuercebotas Bruce Harper.

Para el exquisito paladar del socio culé, ya no se trata de golear sino de volver a la génesis del balón que ha distinguido al Barça en eso de més que un club. “No podemos vivir del pasado”, es la cruda realidad que explica el capitán Xavi en una entrevista en El País Semanal. Las comparaciones, aparte de ser odiosas, suelen ser psicosomáticas en determinados vestuarios. Y el del Barcelona no es una excepción. El problema es el de siempre: por dos veces (Cruyff y Guardiola) el club se ha encontrado con un modelo perfecto en estilo, arte, jugadores y cantera. Ver al Barça era divertido, así de simple. Es la conclusión que les atormenta desde que Pep exigió a Sandro Rosell el despido de Piqué, Alves, Cesc y Villa, los que a su juicio iban a provocar inestabilidad futura.

Luis Enrique ha ido a pecho descubierto con sus ideas: a Xavi le retuvo sin la garantía de la titularidad; a Deulofeu, la joya de La Masía, le echó por vago y a cualquiera que se rebrinque, no tendrá inconveniente en cantarle las verdades del barquero. Las suyas, claro. Pero, aunque no lo confiese delante de las cámaras, es consciente que entrena a un Barça de Hacendado que podrá gustar más o menos, pero que no merece el gasto de un capricho. Quizá el asturiano necesite la manoseada coartada de la adaptación; el inconveniente es que ni Barça ni Madrid toleran la paciencia. Es ganar o a la calle. O, al menos,  intuir un futuro grandioso (como pasó con Rijkaard en su primer año con Ronaldinho). De momento eso tampoco sucede. 

El origen del Barcelona

Sbado, 7 Enero 2012

image-php.jpg

Joseba Larrañaga planteó anoche en El Partido de las doce de COPE una tertulia sobre la verdadera génesis del Barça. El título concedido a Guardiola como ‘mejor entrenador del mundo’ invitó a nuestros contertulios en asuntos del Barcelona a discutir cómo nació un equipo que no deja de arramblar títulos y cuál es el secreto que le mantiene en la punta del iceberg. Miguel Rico, José María Minguella, Emilio Pérez de Rozas y Tomás Guasch desmenuzan en esta apasionante charla la idea primigenia del modelo azulgrana….

Miguel Rico: Diría que Stefan Kovacs, Rinus Michels, Cruyff, Van Gaal, Rijkaard y Guardiola han sido trascendentales para llegar a este Barcelona. Y menciono a Kovacs porque se le conoce como el verdadero inventor del ‘fútbol total’; no en vano, él fue quien instruyó a Cruyff en el Ajax en unos conceptos bastante vanguardistas y diferentes al fútbol de entonces. No obstante, Michels llegó al Barcelona a principio de los setenta, cambió la preparación física de los equipos y aplicó un nuevo estilo de fútbol de ataque, hecho que Cruyff perfeccionó como entrenador, incluyéndolo en La Masía.  

Minguella: el cambio de sistema (marcajes al hombre, poco movimiento, laterales y extremos fijos, posiciones determinadas, etc) empieza en el Ajax de Rinus Michels. Éste lo recreó en la naranja mecánica  del Mundial de 74. Luego, Michels llega al Barça en el año 71 y las cosas que decía no las entendía casi nadie, sobre todo, Charly Rexach: el nuevo entrenador les explicaba que el jugador más cercano al balón era el primero que tenía que defender. A ciertos jugadores como el propio Rexach o Marcial les costó asimilar cambios tan brutales, y no fue hasta la llegada de Cruyff en el 73 cuando el cambio se implementa del todo. La consigna importada por Michels era que todos los jugadores podían hacer de todo en cualquier momento. 

Miguel Rico: cuando llega Cruyff, se habla de un juego de posición en el que todo cambia. El 2 ya no era el lateral derecho, el 4 no era central, ni siquiera el 10 era el que mejor la tocaba.   

P. de Rozas: Rexach cuenta que le costó tanto aprender la doctrina Michels que un día dijo que ”correr era de cobardes”. Para jugadores finos estilistas sonaba a chino. Por eso, cuando decimos que Guardiola llega a la excelencia no es tanto por el fútbol en sí sino por la valentía de apostar por la prodigiosa cantera. Y, por fin, el embrión ha estallado y podrá tener continuidad en el futuro. 

Miguel Rico: es importantísimo haber apostado por un estilo de juego desde que Laureano Ruiz se involucró en La Masía. Esto ha permitido al Barça criar este tipo de jugadores para jugar este fútbol.  

P. de Rozas: a partir de esa época, los entrenamientos se volvieron mucho más específicos en cada categoría. Prueba de ello es que Guardiola no dio instrucciones a sus jugadores en la última final de Wembley contra el United porque ellos sabían cómo se jugaba ahí, no en la final sino dentro de ese club. 

Minguella: La base está en los conceptos de selección de jugadores. No puedes tener estos jugadores si en la selección previa, con doce o trece años, no buscas unas características determinadas. Además, desde Cruyff y siguiendo con Van Gaal, nunca ha habido problemas en dar salida a jugadores del primer equipo….recuerdo una oferta del Real Madrid a Luis Milla, el Barça intentó retenerle y no pudo, así que Rexach rebuscó en el filial y se fijó en Guardiola.  

P. de Rozas: cuando hablamos de perfil Barça nos referimos a un término que no se usa en casi ningún equipo. La gente sabe qué significa ‘perfil Barça’…la maquinaria de los observadores va con la idea de buscar jugadores con perfiles muy concretos. 

Miguel Rico: todos han tenido una importancia sustancial en la progresión del equipo. Y como suele defender Tomás Guasch, el holandés Edgar Davids tuvo una aportación decisiva: fue una evolución del sistema porque apareció la presión que tan maravillosamente bien hace este Barça de Guardiola. 

P. de Rozas: durante estas décadas destaco una frase de Cruyff…”los mejores de la cantera y los tres mejores del mundo”. Cruyff le dijo al presidente Núñez…”El dinero no debe estar en el banco sino en el césped”. 

 Tomás Guasch: Davids es una figura básica porque le dio al equipo un aceite imprescindible para el funcionamiento de ese Barça. En la política del club también figura el dinero: cantera y cartera. En el 97, el Barça ficha a Rivaldo por 4.000 millones de pesetas porque era un proyecto descabezado por la salida de Ronaldo. 

Miguel Rico: Tomás, lo que ha hecho al Barça campeón no lo ha comprado. Sólo fíjate en la actual plantilla del Barça: Valdés, Piqué, Iniesta, Xavi, Messi, etc. 

 P. de Rozas: respecto a Davids, no sólo cae en paracaídas, sino que, desde el 2003, todavía vale su ejemplo para decir que en el mercado de invierno se puede pillar a alguien provechoso. Y respecto a Alexis, el estilo del Barça convence al chileno para venir,  porque tenía mejores ofertas económicas. 

Tomás Guasch: un Calcio serio habría retenido a Alexis; un Milan o Juventus serio, no esta broma de ahora. Fíjate cómo está la Roma. 

P. de Rozas: la aportación de buena parte de los mejores del mundo supone que los canteranos crezcan al lado de estos tipos. Haber visto a Romario, Ronaldo, Ronaldinho, Deco, etc, les supone entrenar de otra manera. Por otra parte, antes habéis aludido a Van Gaal y creo que el mundo ha sido muy injusto con él, y yo el primero. 

Miguel Rico: y Van Gaal consigo mismo.  

P. de Rozas: la aportación de Van Gaal en ese Barça embrionario habría sido brutal con otro carácter, distinto asesoramiento y mano izquierda.  

Tomás Guasch: Seguramente aún estaría ahí. 

Minguella: todos esos procesos están muy bien, pero luego hay que ganar. Da la tranquilidad necesaria para subir jugadores sin arriesgar demasiado. 

P. de Rozas: estoy seguro que Guardiola dirá mañana (por hoy) en rueda de prensa que se ha llevado el premio al mejor entrenador del mundo porque gana, no por ser el mejor. 

Tomás Guasch: ganar lo puede hacer cualquiera en un momento determinado. La ventaja que tiene un club, una coral o un ballet es si tiene un manera de trabajar, un esquema y objetivo claro. Messi pudo haber fichado por el Espanyol por 15 millones de pesetas.

Minguella: disiento porque he vivido de cerca los avatares de Messi: ha recibido ofertas de cadete hasta que firmó su primer contrato profesional y todas eran de clubes muy importantes en Europa, con todo mi respeto al Espanyol. 

Tomás Guasch: son historias, como que el padre de Xavi, cabreado con el Barça porque a su hijo no lo querían en unas pruebas de pequeñito, se lo ofreció al Espanyol y estos tampoco le quisieron. 

Miguel Rico: Xavi estuvo a punto de irse al Milan…y como un fichaje fuerte. 

Tomás Guasch: también hay que tener suerte. Yo he visto a un Barça con Maradona y Schuster incapaz de ganar una Liga. Pero, sí, hay que regar el bonsai para que crezca. 

Miguel Rico: Guardiola trabaja para el club, no para engrandecer su curriculum o lucrarse con contratos largos. La continuidad de ese proyecto es el gran reto.  

Tomás Guasch: si hacen eso, será genial; si no, una coña…¡menos Uzbekistán y más Hostafrancs!

Miguel Rico: de Uzbekistán ya no queda nadie pringado.

Tomás Guasch: todos somos Uzbekistán…¡Uzbekistán son països catalans! Y el domingo 3-1, ¡Pochettino, todos para atrás!       

El dudoso once de la década (parte III y última)

Domingo, 10 Enero 2010

Echamos el cierre al once ideal de The Sun. Cómo no, el morbo de cualquier equipo lo ponen los goleadores, y en este grupo, el diario inglés se ha dejado llevar por la avalancha de distinciones que ha ganado, y de forma muy merecida, Leo Messi. Al barcelonista le pasa lo mismo que a Cristiano, le queda muchísimo tiempo para disfrutar de campeonatos, títulos individuales y todo lo que se cruce por delante.

Messi es un bendito descubrimiento, pero de este último lustro. Debutó a finales de la temporada 2004/05 y un año después fue nombrado mejor promesa europea con sólo 17 añitos. En esas fechas se ganó la titularidad indiscutible con Rijkaard y confirmó lo que todos auguraban: que arrasaría en poco tiempo. De sus bestialidades, como el golazo cósmico al Getafe o su soberano repaso al Madrid en el Bernabeu (2-6), ya se ha escrito mucho. Su punto débil es su anatomía, muy proclive a lesiones. Aunque, no tuvo nada que ver el entradón de Asier Del Horno, entonces lateral del Chelsea, que le privó de jugar la final de Champions del 2006. Tampoco es que haya arrancado muchos aplausos con Argentina, más bien al contrario, porque la afición ‘albiceleste’ le señala como uno de los principales culpables del decadente combinado de Maradona.

El Barça de las seis copas ha catapultado a Messi al olimpo futbolístico. Pero ojo, que la voracidad de Messi pasa ahora por su año veintidós. Así que, será el primero, con permiso de Cristiano, en ser elegido para el once de la próxima década. Uno que encajaría a la perfección a lo largo de estos diez años es Andrey Shevchenko. Siempre diremos que es una pena que pertenezca a Ucrania, porque en una selección fiable se habría hinchado a marcar goles. Despuntó en Champions con el Dinamo de Kiev (en el 99 le hizo la puñeta al Madrid) y el Milan se puso delante de la cola de sus pretendientes. En Italia pasó siete temporadas en las que ganó de todo, pero su impronta la dejó con más de un centenar de goles. Y eso, en el Calcio, es una de las credenciales más valiosas. Por supuesto (si no, no le pondría) también se ha llevado el Balón de Oro. Ahora ya deambula como alma en pena en el club de sus orígenes, el Dinamo, después de una mala experiencia en el Chelsea. Por eso, su fútbol ha  nacido, madurado y acabado en esta década saliente.

La última elección de The Sun no admite discusión. Sin duda, Thierry Henry fue el delantero de moda en Europa durante un buen puñado de años. En el Monaco destapó su elegancia y fue Arséne Wenger quien le inculcó espíritu de liderato en un Arsenal que no tenía ni estrellas ni dinero para igualar a Manchester y Chelsea. Sus hazañas se traducen en estadísticas demoledoras: 174 goles en 254 partidos oficiales con los ‘gunners’. El problema es que, lejos de erigirse como un ganador nato ávido de títulos, Wenger siempre le ha encomendado la función de tutelar a las remesas de jovencísimos talentos de los que se nutre el club londinense.

Pero Henry es estética pura al trote y al galope; cuando controla el balón; lo pasa con el interior y le pega con el exterior. Highbury ha sido testigo de sus interpretaciones majestuosas en Premier y Champions. Y es que los ingleses nunca olvidarán a ese Billy Elliot de tez negra y danza seductora. Por cierto, muchos anunciaban su crepúsculo en el Barça. Pues bien, aunque ya haya perdido reprís y belleza en su juego, otra de estadísticas: en sus 59 partidos como azulgrana, ha enchufado 31 golitos. Casi nada. 

La gran mentira de las rotaciones

Sbado, 27 Septiembre 2008

Johan Cruyff endiosó al Barça de los noventa con una alineación que pasará a la historia; Arrigo Sacchi y después Fabio Capello dirigieron una auténtica apisonadora con el Milan de Van Basten, Gullit y Rijkaard; Florentino Pérez fascinó al planeta con sus cuatro maravillas (Zidane, Figo, Ronaldo y Beckham) y Sir Alex Ferguson ha coronado al Manchester campeón de la mejor liga del mundo con un grupo  liderado por Cristiano Ronaldo. Todos estos equipos serán recordados por sus onces iniciales con sus once titulares, los que agrandaron las leyendas de sus clubes. Pero el fútbol moderno avanza vertiginosamente y la exigencia de los calendarios mina la condición física de los futbolistas, o eso es lo que aducen algunos entrenadores.

Los grandes clubes se afanan cada vez más en apuntalar sus plantillas con dos jugadores competitivos por puesto. Les gusta presumir de ello aunque la realidad no se ajuste a su presunción. Y la evidencia demuestra que Real Madrid, Barcelona, Milan, Inter, Manchester, Chelsea, etc, utilizan sus onces titulares para sus ligas y la Champions, los torneos que verdaderamente importan. Las famosas rotaciones son una engañifa que los entrenadores han querido endilgar a sus directivos. Usan a los suplentes para echar el resto en las copas  y supercopas. Si pierden estos títulos, los técnicos tienen preparada la excusa en la recámara: “Perdimos porque jugamos con suplentes”. Así que lo que se presuponía una rotación ecuánime, es decir, dar descanso a los titulares en partidos de campeonato o Liga de Campeones, se traduce en que dichos futbolistas juegan todos los encuentros importantes amén de sanciones, lesiones o convocatorias internacionales.

Desde siempre, los buenos equipos tenían una jerarquía con once que jugaban y tres o cuatro que oscilaban entre el banquillo y la titularidad en partidos menores. Ocurrió con el gran Milan de Sacchi en el que siempre jugaba la terna mágica de holandeses y los Baresi, Maldini y Costacurta; del Barça del ‘Dream Team’, Laudrup, Koeman y Stoitchkov eran los pilares junto al maestro de ceremonias Guardiola. En ese equipo, los suplentes de lujo eran Salinas, Beguiristain y Amor; en el Madrid de los ‘galácticos’, aparte de los predilectos de Florentino, los demás con Raúl al frente siempre estaban ahí, tan sólo Solari y Guti eran aprovechables del resto de la plantilla; en el Chelsea de Mourinho, Terry, Lampard, Makelele, Drogba y Essien han sido intocables. Abramovich se encaprichó con Ballack y Shevchenko y ninguno de los dos ha jugado desde el principio, ni siquiera como primeros recambios. A Mourinho le gustaban sus once pupilos desde septiembre a junio. Ni uno más ni uno menos. Y por último, a Ferguson le costó un par de años encontrar una alineación casi infalible. Con Cristiano, Rooney, el sempiterno Scholes, la revelación Nani y Rio Ferdinand, se ha acostumbrado a ganar.

Estos ejemplos refutan que la teoría de las rotaciones no es el mejor método para llegar al éxito. Que yo recuerde sólo Lotina con el Deportivo de la Coruña abusó de cambiar continuamente jugadores de campo y no le fue mal; también lo hace Caparrós con el Athletic pero este equipo está a años luz de hacer algo llamativo en nuestro fútbol. Y el colmo fue lo que hizo Manolo Jiménez en el Betis-Sevilla de la semana pasada,  cuando se atrevió a deja en el banco a Navas, Capel y Maresca. Tampoco digo que no haya que reservar jugadores pero aún no hemos entrado en octubre y los futbolistas están muy frescos. Un poco de sentido común, señores.

La ingenuidad de Guardiola

Domingo, 14 Septiembre 2008

El Barça no arranca. Este equipo vislumbra el pesimismo del año pasado y los aficionados han tardado un partido para volver a mostrar su cabreo, mayúsculo, por cierto. No es para menos, los guarismos siempre mandan y hoy apuntan que los culés han sufrido el peor arranque liguero de las últimas tres décadas. Se dice pronto. Y encima, Guardiola ha caído en la más absoluta  ingenuidad y se ha apuntado a esa absurda teoría  de rotar por rotar.  Suena extraño que el nuevo técnico alinease de principio a los canteranos Busquets y Pedro, que no ‘Pedrito’. A los dos se les ven maneras, tienen aptitudes para aportar alternativas a Guardiola, pero aún son precoces para debutar de titulares en el Camp Nou y en la segunda jornada. Los experimentos con gaseosa suelen ser inanes y Guardiola no ha sido fichado para hacer probaturas.

La tarde en Can Barça fue sospechosa desde el primer momento. Inesperadamente, Henry no fue convocado por decisión técnica. El francés, otrora astro de su selección, se ha tomado en serio la pretemporada, por lo que rechina que su técnico desconfíe de él a las primeras de cambio. Las suplencias de Messi, Márquez, Cáceres y Bojan son más entendibles, quizá. Bojan apenas jugó unos minutos con España el pasado miércoles y no es de recibo que ayer saliese a falta de diez minutos. Al menos, eso debió pensar el chaval. Quien sí estuvo fue Eto’o pero de nuevo negado con el gol. Como el camerunés esté torcido durante la temporada, presagio una sequía goleadora descomunal en el Barça. Resulta paradójico que a este equipo, que siempre ha presumido de una pegada vasta, le entre una especie de psicosis cuando juega la Liga. Por delanteros, no será. Supongo que es una cuestión de rachas.

Lo cierto es que los azulgranas jugaron con descaro, igual que el Racing pero en defensa, y no deberían tener problemas para solventar los partidos en casa. El empate de ayer fue un accidente y punto. No obstante, o Guardiola se deja de innovaciones que no vienen a cuento, o Laporta podría forzar un reencuentro con Rijkaard. Sí, ese hombre templado, diplomático y del que prescindieron por extravagancias como las de su sucesor. La única realidad que entiende el soci es que Numancia y Racing se han reído del último y gran proyecto laportista. Es temprano para aventurar otra debacle en la Ciudad Condal, aunque este tipo de traspiés sirve de carnaza para los agoreros. Y no me quiero imaginar tres años sin títulos. El Barça no está para especulaciones sin sentido, debería acelerar desde ya.