Blogs

Entradas con etiqueta ‘Sporting’

Una canallada…en condicional

Sbado, 13 Noviembre 2010

1289562685_0.jpg

José María García, el gran García, montaba un espectáculo cada vez que encendía el micrófono. Sus programas eran una especie de teatrillo con buenos y malos, donde las historias, unas veces más argumentadas que otras, discurrían con principio, nudo y desenlace. Quién no recuerda sus furibundos chascarrillos contra ‘Pablo, pablito, pablete’ Porta, Ramón Mendoza e incluso Florentino Pérez; o su defensa espartana de Javier Clemente. Ésa era la gracia de sus medianoches.

Pues bien, al eximio locutor le habría encantado la ‘canallada’ entre Mourinho y Preciado. Y eso que aquí no hay héroes ni villanos; los dos la han cagado a su manera. El del Sporting por pasarse de campechano y Mourinho, porque tantas insidias gratuitas alientan recaditos como los de ayer.

Preciado, un tío conocido por su afabilidad, me dejó estupefacto con su sinceridad desaforada. Todos hemos pensado, quizá en algún momento, que Mourinho es un presumido recalcitrante porque nunca duda en sacar a relucir su ‘titulitis’ cuando acecha algún competidor. Sí, el técnico del Madrid recurre cada dos por tres a esa petulancia que a algunos les enfervoriza y otros repugnan. Y no vale que él sea así, o ¿no dicen que el fútbol es un deporte de caballeros?

Y aunque Mourinho soltó aquello de que el Sporting se había tomado a guasa su visita al Camp Nou, Preciado no ha debido caer en un fogueo que ni le enaltece ni le sirve para mucho. Sugerir que ubiquen a Mourinho (que no podrá sentarse en el banquillo por sanción) en el sector del grupo ultra del Sporting es un mensaje descarado que viene a decir que desearía verle sufrir un rato. Y, ciertamente, no es para reírse; al fin y al cabo, esto es un negocio de entretenimiento.

Pero Preciado sí tiene razón en pensar que Mou sería un canalla, si es verdad que el portugués creyó de veras que el Sporting se había dejado perder contra el Barça. Porque ni al Sporting ni a ningún otro de Primera se le puede dudar su profesionalidad. Y hoy habréis leído en la prensa el titular contundente de ‘Mou es un canalla’. Tampoco os dejéis engañar, Preciado no lo aseveró de tal modo; lo puso en condicional. Lo que pasa es que el periodismo a veces, sólo a veces, en su naturaleza poliédrica muestra su lado más cochino. A mí no me han gustado las primeras planas de este sábado.

Lo más decoroso, si es que puede rascarse algo de esta historia, lo deberían poner Mourinho y Preciado con una buena charla en privado. Si se aclaran, las declaraciones habrán quedado en anécdota; de lo contrario, Mou continuará provocando a medio mundo y otro Preciado de por ahí saldrá a la palestra para soltar una batería de insultos más categóricos que un ‘canalla’ en condicional.  

Masoquista

Domingo, 21 Marzo 2010

No le busques las cosquillas al Madrid, porque al final se las encuentras. Ése es el mensaje de bienvenida que debería figurar en un cartelón a la entrada del Bernabeu. El episodio del Sporting fue uno más dentro de la infinidad de partidos tontos que juega el Madrid y que gana por el efecto acción-reacción. Sinceramente, da la sensación de que este equipo es masoquista. Cuando no juega a nada, basta con meterle un susto para que espabile; si le da por abusar desde el principio, date por sentenciado. Así se las gasta el Madrid con la burguesía media de la Liga. Por ello, quizá sea aconsejable templar a la bestia y matarla sobre la bocina.  

A saber por qué el Madrid ha cogido esa fea costumbre de entonarse cuando le pegan un bofetón. Siempre es peligroso, aunque a los blancos les gusta ser fustigados hasta que se cansan y toman las riendas de la función. El Sporting no pasó de ser un equipo molesto con el propósito de hacer la puñeta todo lo que pudiese. Pero el problema lo creó el Madrid en sí mismo y fue él mismo quien tuvo que solventarlo. Pellegrini volvió a empecinarse con Lass como escolta de Xabi Alonso; y al chileno ya le han recomendado por activa y por pasiva que tal planteamiento está muy bien con equipos gordos y a domicilio, no en el Bernabeu y contra rivales de mitad de tabla.

O sea que el chileno rectificó su táctica cuando sonaron las primeras alarmas y dejó el mando a Guti, a quien encargó el desenlace final, fuese bueno o malo. Y la cosa funcionó en la segunda parte porque el Sporting no se lo creyó con el 0-1 y porque el Madrid respondió ipso facto. También ayudó, todo hay que decirlo, el árbitro Paradas Romero, que obvió unas manos clamorosas de Van der Vaart en el gol del empate. Después, la caída del rojiblanco Castro no fue penalti ni de lejos, así que no hay motivos para cabreos monumentales.

El problema es que la pillería de Van der Vaart va a provocar una nueva dosis soporífera de ‘villarato’, pero a la inversa. Esta semana se quejarán desde Barcelona escudándose en el empate del Madrid. Es lícito, aunque lo cierto es que si no hubiese sido esa jugada, el Madrid habría marcado en otra. Al líder nunca se le habría escapado el partido de ayer; más que nada, porque sólo le queda ese reto.

¿Y ahora qué ‘Don Manué’?

Lunes, 1 Junio 2009

lopera.jpg

Cuatro orgías y un funeral: la china le ha tocado al Betis, que se va al pozo después de muchos años de tonteo con la Segunda División. Cinco equipos optaban al descenso en una tarde en la que la radio fue la intermediaria de las taquicardias: “¡Gooool del Madrid en Pamplona…!”, y entonces Getafe, Betis, Valladolid y Sporting suspiraban; “¡Goool del Valladolid!, y la afición bética enmudecía; “¡Remonta el Osasuna!, y la ‘marea azul’ de Getafe rezaba para que no se moviese el empate en el Ruiz de Lopera. Hasta tres equipos se relevaron del puesto caliente en noventa minutos. Es curioso que ninguno de los cinco implicados perdiese ayer pero las estadísticas advertían que la fatalidad saldría del Betis – Valladolid. Y así fue.

El beticismo nunca se habría imaginado un colofón tan caótico. No esta temporada en la que Don Manuel había brindado a Paco Chaparro una plantilla de relumbrón. Pero cuando las cosas comienzan torcidas y nadie las endereza, el entuerto no suele acabar bien, que se lo pregunten al Atlético de Madrid hace diez años.

La permanente incertidumbre ha desgastado a un club, que tan pronto estaba en venta como se lo guardaba par sí Lopera. Hace muchos meses que el dueño y señor del Betis se hartó de su ‘juguete’. El célebre ‘Don Manué’ había desconectado de la afición, el gran patrimonio de esta entidad. Sin un rumbo claro, sin una ilusión a la que acogerse  y con una infinidad de palos de ciego, la deriva del Betis era cuestión de tiempo. Y lo peor es que el drama de ayer es el principio del fin, si nadie lo remedia.

Ya no hay tiempo para lamentos: en Segunda el Betis está abocado a recortar gastos. Con los acreedores llamando a la puerta del Heliópolis (la deuda del club roza los setenta millones de euros), el próximo entrenador tendrá que exprimir la cantera. Será complicado retener a Sergio García, al camerunés Emaná, al portero Ricardo y a los brasileños Oliveira y Edú. Además, Juanito se marcha al Atlético mientras que Arzu y Capi, dos símbolos del club, preferirán pasar un año tranquilo fuera de Sevilla. Su afición les ha señalado con el dedo acusador.

El peor desastre que le puede suceder a una plantilla cara es perder la categoría. Encima, con este panorama a ver quién es el osado que compra el club a Lopera, si es que ahora lo vende. Porque ayer bajó el Betis pero ni el dueño ni el presidente Pepe León salieron a dar la cara y pedir perdón a un público angustiado. Éstos son los detalles que han enterrado al club en el caos más absoluto. Y para sorna andaluza, el Sevilla en la Champions.  

Preparen los maletines

Domingo, 24 Mayo 2009

Cinco equipos dependen de sí mismo para permanecer en Primera. Sabíamos que al Barça nadie la haría sombra por arriba pero la gracia de la Liga se concentra en la zona caliente con una última jornada de infarto. Ayer Recreativo y Numancia certificaron su descenso sin apenas poner resistencia. Los onubenses se ciñeron a su guión derrotista de los últimos meses mientras que el equipo soriano salió en Getafe como si afrontara un partido veraniego. En definitiva, ambos clubes certifican su condición de equipos ‘ascensores’. No os extrañe que en dos años vuelvan a Primera.

El morbo del epílogo liguero lo pondrá el Real Madrid. Sí, el subcampeón. Si los blancos juegan en Pamplona con la desidia con la que lo hizo el Barça ante los ‘rojillos’ anoche, que se preparen Sporting, Betis, Getafe y Valladolid. El Osasuna debió suspirar cuando el Barcelona aplastó al Madrid en el Bernabeu. No era para menos, desde entonces las dos últimas jornadas serían puro trámite. Ya han pasado la prueba del Camp Nou pero ojo con el Madrid, que tras sus penosos papeles en Valencia y Villarreal, irá al Reyno de Navarra en busca del prestigio perdido. Y quizá, también ansiando algún pequeño incentivo por parte de los otros implicados.

Pero al margen del empeño que ponga el Madrid en Pamplona, otro partido que tendrá enjundia será el Betis - Valladolid. La afición bética estalló contra los jugadores hace un par de semanas y perder en Heliópolis la próxima semana podría desatar una batalla civil. Menos mal que Lopera no acude al estadio desde hace mucho tiempo que si no se iba a liar la mundial. Aunque más dramático es el caso del Valladolid. Los pucelanos estaban a ocho puntos del descenso cuatro jornadas atrás y han reducido su lujosa renta a tan sólo dos puntos. Se han dormido en los laureles y les puede costar carísimo. Sin embargo, el hundimiento del Valladolid depende de que Sporting, Getafe y Osasuna puntúen.

Al Getafe se le espera con ganas en Santander. Ningún racinguista ha olvidado la semifinal copera del año pasado en la que Casquero eliminó al equipo cántabro cuando marcó el gol decisivo con Garay tumbado en el suelo por lesión. Por ello, El Sardinero recibirá a los azulones con ánimo de vendetta.

Por último, el Sporting espera al Recre con el subidón de la victoria de Zorrilla. La marea rojiblanca se prepara para el festín final de la permanencia pero cuidado con el Recre. Igual sus jugadores se pagan unas buenas vacaciones apenas se esfuercen un poquito, ¿por qué será?

Fiebre de delanteros el miércoles noche

Jueves, 25 Septiembre 2008

Y Raúl jugó y marcó. Por cierto, dos goles: el del oportunismo y el del destello. Todo estaba preparado para que fuera su noche y el siete deslumbró. Eso sí, ante un Sporting que fue mucho más dócil que el Bate Borisov. El gran capitán había leído y escuchado críticas pero su gesto, lejos de ser mohíno, irradió esa rabia que le caracteriza. Raúl se sobrepone a lo que haga falta y tal actitud le ha encumbrado como titular indiscutible del Madrid durante catorce años, se dice pronto. Cierto es que un partido no es la vara adecuada para calibrar las opciones del merengue pero ya se ha entonado. Schuster ha encontrado los primeros indicios para resolver esta absurda polémica. Su capitán debe jugar en punta y olisquear el área rival. Ése es su jardín y ahí se desenvuelve con soltura, picardía e inteligencia. Porque Raúl es listo, muy listo. Anoche, no sólo goleó sino que también se enfundó el peto de pasador, de un asistente inverosímil. Pero claro,  para sus detractores, rayanos en el maniqueísmo, sólo trasciende que su víctima no marque: o mete goles o es inútil. Y como los críticos se agarran a guarismos, pues comentemos los números del delantero: dos goles en cuatro jornadas. Creo que no está nada mal.

No sólo fue la noche de Raúl y del Madrid. Otros arietes sobresalieron en sus partidos. Por ejemplo, Eto’o hizo doblete y sigue afinando su puntería. Ya lo dije en verano, la mejor gestión que ha podido hacer el Barça es no haber vendido al camerunés. Esta temporada no hay Copa de África, así que no es una osadía decir que Samuel puede alcanzar la friolera de treinta goles. Respaldo en el césped tiene de sobra. Eto’o es, con permiso del Khun, el delantero más completo del mundo. Atesora gol, velocidad, regate, desmarque y sacrificio. Guardiola se habrá retractado en privado de haber querido venderle el pasado junio.

Otro que de momento está cumpliendo su cometido con creces es Sinama Pongolle. Fue traído a Atlético como recambio de Agüero o Forlán y en cuatro jornadas, ya es el pichichi de la Liga con cuatro goles. Ha sido titular dos encuentros y ha respondido más de lo que se le exigía. No sobresale en nada pero es eficiente en todo. Además, su trayectoria profesional es muy curiosa: con 23 años ha jugado dos años en Le Havre francés, tres temporadas en el Liverpool y los dos últimos cursos los ha hecho en el Recreativo de Huelva. O sea que experiencia tiene de sobra y la está demostrando en su nuevo club. Por cierto, alivia oír hablar a Javier Aguirre de si tal suplente cubrirá la baja de este otro titular o  de si un par de futbolistas no convocados han entrenado con intensidad para que uno de los dos juegue el próximo domingo. Por fin le han servido al mejicano una plantilla competitiva, de la que poder escoger. Así se hace un equipo grande, y el Atlético se está barnizando con esa pátina.