Blogs

Entradas con etiqueta ‘título’

Felicidades, campeones

Lunes, 5 Mayo 2008

 Se despejó la incógnita. No del quién o del qué, sino del cuándo. Desde hacía meses se barruntaba que el Real Madrid se proclamaría campeón de Liga con holgura. Exactamente, desde que el Barcelona renegó de la lucha por el título. Sólo era cuestión de esperar que las matemáticas se cumpliesen, y ayer fue la jornada indicada. Hay que agradecer al Villarreal que cumpliese sus deberes y no otorgase el alirón a los blancos en el hotel de Pamplona. Y aún así, el ya flamante campeón no encaró su partido con la determinación que se le presuponía. Es más, salió al Reyno de Navarra a tantear con el marcador, un empate era un buen botín contra un Osasuna abúlico, que parecía un mero comparsa en la fiesta blanca (los rojillos están ahora en descenso).

Precisamente, tuvo que ser el Osasuna quien despertase la rabia y el pundonor madridista. Esos valores de los que presume Ramón Calderón y que, si no me equivoco, fueron inculcados por Fabio Capello. Los ahora jugadores de Bern Schuster fueron a ganar el encuentro a partir del gol local, y si es verdad que su fútbol es dudoso muchas veces, lo que es indiscutible es la raza que pone este equipo. Por actitud, el Madrid ha ganado muchos partidos en las dos últimas temporadas. El famoso y legendario ‘espíritu de las remontadas’ ha vuelto y no ha podido llegar en mejor momento. Que Calderón se jacte de ello, me parece oportunista, pero decir que durante la etapa de Florentino Pérez  el Madrid había perdido las virtudes mencionadas, es acertado. Aunque aquel equipo atesoró otras facetas, la principal: jugar con los mejores futbolistas del mundo.

Al madridismo le toca disfrutar del éxito. Dieciocho años son la mejor prueba de que adjudicarse dos Ligas consecutivas es muy complicado. El Madrid ha sido justo vencedor, es innegable. Y tampoco cabe debate alguno si decimos que los merengues han sido los mejores de la temporada. Los campeonatos se ganan por regularidad, y este equipo se apoderó del liderato en la segunda jornada. Vamos, que los guarismos son casi impecables. No obstante, el socio blanco, al igual que el barcelonista, siempre será un eterno insatisfecho. Los clubes poderosos deben aspirar a todos los trofeos, y la Liga de Campeones tiene tal dimensión, que una mala actuación se convierte en un importante lastre a la hora de evaluar las temporadas.  El Madrid ya ha concluido su curso y es el momento de poner las notas. Supongo que estaréis de acuerdo conmigo en que la valoración no puede ser muy alta. El rédito que ha ganado en España se enturbió allá por marzo, cuando la Roma humilló a los de Schuster en el Bernabéu en los octavos de final de la Champions. Cinco años consecutivos sin pasar de esa ronda son una rémora para el club más laureado de Europa. El socio no soportaría otro fracaso semejante. Y en cuanto a la Copa del Rey, siempre se ha dicho que es un aditivo para los grandes títulos. Sin embargo, no estaría mal que los blancos se empeñaran un poco más en este torneo.

La gran cuestión es saber si este equipo tiene mimbres para encarar un ciclo tan triunfal como lo fue el de Florentino y no tan efímero como ha sido el de Laporta. Hay ganas, ambición y sobre todo, compromiso. Si acaso, a excepción de Raúl, faltan jugadores contrastados y determinantes que devuelvan al Madrid al pedestal del que nunca debió bajarse durante tanto tiempo: el de campeón de Europa. Pero insisto, el proyecto blanco va por buen camino. Así que, felicidades, campeones, la gloria es vuestra.