Blogs

Entradas con etiqueta ‘Van Nistelrooy’

El gran protagonista entre bambalinas

Lunes, 11 Julio 2011

013_antonio_fernandez.jpg

Últimamente aparece en todas las fotos de los fichajes, pero no en primera fila, sino justo detrás, en la de la gente trajeada. Le pasa como a Tom Cruise en Jerry Maguire: siempre sale inmortalizado con las estrellas…pero a un lado, donde no se fija nadie. Y es que Antonio Fernández está siendo el protagonista entre bambalinas del mercado de fichajes. Asumió la dirección deportiva del Málaga porque el jeque Abdulla Al-Thani se hartó del castillo de naipes que había montado en torno al desconocido técnico Jesualdo Ferreira  y prefirió tirar de credenciales. Ahí el recomendado fue Fernández, cuyos anteriores trabajos en Sevilla y Valencia dejaron patente que podría fraguar algo que complaciese al dueño y, de paso, levantase el demoledor último puesto del equipo tras diez jornadas. Vaya sí lo hizo: dejó de ser la mano derecha de Fernando Hierro en una Federación que se relamía del éxito de Sudáfrica y se propuso un reto de garantías…por lo menos, en lo económico. “El presupuesto del Málaga es ilimitado”, tal cual lo confirmó el director deportivo en la COPE la semana pasada. Sí, puede sonar presuntuoso, pero el mega-empresario Al-Thani no ha venido de farol a tenor de la batida que está haciendo el club por todo el escaparate europeo.

Sin embargo, el lifting de la plantilla comenzó en diciembre: el diario Sur de Málaga tituló el pasado 27 de diciembre ‘Fernández quiere cerrar cinco fichajes antes del viernes’. Pues bien, el último día del año ya se habían redactado los contratos del portero Asenjo, Enzo Maresca, Demichelis, Baptista e Ignacio Camacho. Fernández había demostrado que con un equipo de asesores a su medida (y un buen talón por detrás), el Málaga podía estar en la segunda élite de la Liga, la del Valencia, Villarreal o Atlético de Madrid. Pellegrini logró la permanencia y, una vez finiquitada la Liga, el jeque Al-Thani planteó al director deportivo un reto faraónico: convertir Málaga en el incordio de Madrid y Barça, al menos en atención mediática. De momento no anda a la zaga de los dos grandes, aunque los telediarios sacan imágenes de La Rosaleda día sí y día también.

Quizá parezca una versión barata del copyright de Florentino Pérez en sus presentaciones megalómanas de Cristiano y Kaká, pero el jeque ha convertido el estadio en un parque de atracciones en el que los toquecitos al balón y algún que otro chiste han sobreexcitado a una afición que cree ciegamente en su Málaga, más que nada porque no esperaba llegadas tan estelares para un club poco ducho en competiciones europeas. Las presentaciones se han sucedido casi consecutivamente: Van Nistelrooy escenificó la primera gran puesta de largo…y con la carta de libertad bajo el brazo para regocijo de Fernández; Joaquín sacó su vena andaluza y se atrevió con un chiste; el central holandés Mathijsen y el centrocampista Toulalan fueron más timidillos, y la conjunta de Sergio Sánchez y Buonanotte fue el ocio de sábado más apetecible para la ciudad. Casi cuarenta millones de dispendio suenan a barbaridad en la acuciante crisis futbolera, pero el holding empresarial de Al-Thani debe mantener una balanza de pagos fiable, de ahí a que, de momento, no se cuestione la viabilidad del nuevo Málaga ni se oteen nubarrones como el del indio Aly Sied en Santander.

De primeras, la perspicacia del director deportivo ha contagiado a la hinchada y, sobre todo, ha convencido a su jefe; si en el Sevilla se inventó a Dani Alves y en Valencia a Banega, titular en la selección argentina, no hay razón para dudar de nuevas y baratas adquisiciones. El último en llegar ha sido Isco, de la cantera del Valencia, y Málaga es un buen feudo para que madure. Él y el resto de chavales que mamarán el fútbol con Julen Guerrero en el nuevo Centro de Tecnificación. El panorama pinta paradisiaco para cualquier director deportivo, sobre todo si el dueño espeta que hay dinero para despilfarrar. Pero Antonio Fernández es un estudioso de los fichajes y sus credenciales responden a tíos que han triunfado o, por lo menos, tienen caché. Además, el carrusel todavía no ha acabado: el jeque ha anunciado otro ‘bombazo’ y no huele ni a Cazorla ni a Sneijder; ha salido a la palestra el nombre de Tévez, pero sus cinco millones anuales no se ajustan al tope salarial de tres que ha impuesto el Málaga al estilo NBA en formato pobre. Y por lo que cuenta el director deportivo, el club también está perfilando el futuro a corto plazo…explica que es “el mejor método para evitar que el Málaga sea una moda pasajera”. Con empleados como él, el jeque puede delegar a distancia.

“¿Qué pasa con el ‘9′? Pregunten a Valdano”

Martes, 18 Enero 2011

1295108924_0.jpg

Pidió a Steve Gerrard y Hugo Almeida el pasado verano, y le trajeron a Pedro León y Canales. Ha vuelto a exigir un delantero en estos días y no por capricho, pero el club tampoco está muy por la labor de colmar sus peticiones. Así que cuando llegue junio, Mourinho acudirá a los despachos con la coartada perfecta: los equipos son ganadores si se moldean a su manera. Ahí están los casos del Oporto, Chelsea e Inter. Quizá con el equipo italiano fue distinto, porque el portugués fue capaz de hacerlo campeón con despojos de otros equipos: Eto’o salió rebotado del Barça, lo mismo que Sneijder del Madrid y Motta del Génova.

El Madrid no ha andado listo con el vaivén del ‘9’: incluso Valdano espetó el domingo que el runrún mediático había podido influir en el patinazo de Almería. Un poco exagerado sí fue, porque equipo había de sobra para seguir incordiando al Barcelona. Pero el Madrid perdió media Liga y la maquinaria del club se ha activado para esfumar cualquier rescoldo; esta semana sólo se habla de la disyuntiva Van Nistelrooy o Morata hasta que llegue el derbi. Si el Madrid pasa (es lo lógico) continuará la cháchara del delantero hasta que el Hamburgo se cierra en banda definitivamente o Florentino se harte de Mou. Aunque creo que esto último no sucederá porque el presidente no necesita un entrenador subversivo en estos tiempos, en los que ganar algo es un clamor casi estresante.

Por eso, si finalmente el míster debe tirar de canterano y sucede lo que el Barça está pautando partido tras partido, Mou le dirá a Florentino ‘ya te lo advertí en verano’. Y sólo entonces la dirección deportiva seguirá al dedillo los designios de Mou.; pero eso sólo son conjeturas, aunque muy palpables. Esta semana el club se ha mosqueado con el portugués: el experimento de Almería no salió nada bien, culpa de ello fue el infortunio de Cristiano Ronaldo. Sigo pensado que a la larga Cristiano se hinchará a marcar de delantero centro. Claro que cada vez es más evidente que si la estrella tiene el día torcido, no hay más alternativas. Raro es el partido en el que Cristiano no se monta el espectáculo por su cuenta, sólo en ocasiones puntualísimas ha despuntado más Di María. Y eso denota mucha precariedad para el Madrid de la ‘Décima’.

Por otra parte, la prensa da tanto bombo a Morata que parecen súplicas para que Mou le coloque de titular. Sin embargo, el técnico, en uno de sus múltiples arrebatos de sinceridad, tiene razón cuando dice convencido que el canterano debe demostrar en el filial que es válido para competir en serio. Esa advertencia ha espabilado al chaval, que ya lleva tres goles en dos jornadas con el Castilla. Pero intuyo que aun marcando veinte, Mou no se atreverá a agraciarle con el encargo de los goles del primer equipo: demasiada responsabilidad que sólo puede perjudicar al entrenador en caso de que la apuesta falle.

Mourinho debería obviar las preguntas sobre este asunto y responder al estilo Florentino. “¿Qué puedo decir del tema del ‘9’? Pregunten a Jorge Valdano”. Es la mejor escapatoria. Pero sucede que la egolatría del portugués le obliga a opinar de todo y cualquier chascarrillo, por sucinto que sea, para todas las rotativas. Tal es el influjo de Mourinho que hasta en la web de la Federación Española frivolizan con su carácter: “bajo la atenta mirada de Mou” arbitrará Turienzo Álvarez el derbi. Pues eso, nada escapa al teatrillo que ha traído a Madrid.

Jugada maestra

Sbado, 15 Enero 2011

1294992138_0.jpg

El jueves pasado planteamos en COPE el debate sobre quién ganaría el pulso del ‘9’ : Mourinho o Florentino. El primero no se ha cansado de repetir que urge delantero desde el preciso momento en que Higuaín hizo crack en el Camp Nou (y ya ha transcurrido mes y medio) ; por contra, Florentino se había obcecado con su supuesto gran figurante y la cantera, claro. Ese figurante, que vino con ínfulas de estrella hace dos veranos, no ha funcionado y Mourinho tampoco le augura grandes progresos en un futuro inminente. No, definitivamente Benzema no es apto para este Madrid, al que sólo se le pide goles para ganar, al menos, un título (emular al Barça será asunto para otro año).

Hasta el derbi, a Benzema aún le disculpaban sus empachos repentinos en sainetes orgiásticos tipo Auxerre o Levante, pero tales demostraciones no son fiables, ni por asomo, para afrontar la Champions o mantenerse a rebufo del Barcelona. Desde luego, al francés le ha superado la exigencia mediática y, lejos de estresarse, sigue aparentando una abulia desesperante. Dan ganas de que Mou le espabile con un par de gritos o dobles raciones de entrenamiento., pero creo que ni con ésas.

El caso es que Valdano disipó las dudas del affaire y el club ha comenzado la batida del mercado. En el Bernabeu les consta que sería un delantero itinerante, un préstamo de medio año para parchear la ausencia de Higuaín hasta que éste vuelva a pillarle el tranquillo a marcar goles. Resuena Van Nistelrooy, que sigue impasible al paso de los años en el Hamburgo. Su inercia goleadora le convierten en el mejor candidato ; luego aparece Adebayor, pero Mourinho no puede perder el tiempo con los desmanes personales del togolés a pesar de su extraordinario talento ; también ha salido a la palestra Klose, goleador siempre cumplidor, pero que no podría jugar Champions, así que no vale ; el bosnio Dzeko era una alternativa competitiva, al estilo de la que fue Huntelaar, pero el Manchester City ha estado más avispado; Mario Gómez es otro nombre, aunque su lentitud desentonaría en el juego volátil de Cristiano y Özil, y finalmente también se ha hablado de Luis Fabiano. Seguramente el brasileño aporta más caché que los anteriores, pero ahí estaría Del Nido para encrudecer las negociaciones e intentar sacarle a Florentino una buena ristra de ceros en el precio.

Sinceramente, al Madrid le convendría un banquillero de lujo tipo Henrik Larsson del Barça o el mismo Negredo. Pero que sean jugadores para arreglar entuertos, porque  sigo pensando que la jugada maestra de Mourinho sería colocar a Cristiano de delantero centro a la espera de que Özil, Di María y Kaká le surtan de balones por tierra, mar y aire. El míster tiene la solución ahí dentro…y si fallan los creativos, entonces ya se montará CR la jugada él solito. Eso es lo único indudable en el Madrid.

El Madrid chirría con Lass

Domingo, 14 Febrero 2010

cr91.jpg

Definitivamente Lass emborrona el dibujo táctico de Pellegrini. Sí, es imprescindible para evitar el desmembramiento del equipo, pero se entromete en las tareas de Xabi Alonso. Lo dijo hace poco el donostiarra en una entrevista, “juego más liberado sin Lass”. Xabi nunca se mete en camisas de once varas, aunque su frase fue clarividente. Anoche contra el Xerez volvió el fútbol engorroso, el de los pases sin sentido y a la espera de genialidades. Pese a Pellegrini, era obvio que el colista Xerez no exigía un doble pivote. Por tanto, no se entiende que Xabi tuviese que sufrir su ‘martirio’ particular a la vera de Lass. El francés cumple su cometido a la perfección; ya habrá partidos (los de Champions) que requieran sus servicios. Por el momento, siempre que el Madrid tenga que llevar la iniciativa, la mejor opción siguen siendo los ‘gestores’ de balón: Xabi, Guti, Granero,…

Volvió Cristiano y de nuevo se salió. Será chulo, soberbio, acaparador, etc, pero es el mejor y punto. Cumplió su penitencia de dos jornadas y regresó con ganas de volatilizar el partido. Y vaya si lo hizo, sobre todo con un salto descomunal al estilo Zamorano entre los centrales xerecistas. Los dos goles quedaron en anécdota, no así sus asistencias. Ya iba siendo hora de que apareciera cierto entendimiento entre las dos grandes estrellas. Kaká buscó al portugués y le encontró con la facilidad que permitió el rival más flojo de la Liga. Sin duda, va camino de ser la mejor noticia en la antesala de la Champions.

La historia es que el Madrid ha pasado con éxito el periodo de entreguerras. Aun con mucho escepticismo en su juego, sigue a rebufo del Barcelona, que tarde o temprano perderá y encenderá el campeonato. El martes espera el Olympique en Gerland, un estadio maldito para un equipo maldito en Europa, por lo menos en los últimos seis años. Eso sí, hay un matiz mayúsculo: este equipo intimida con la mejor versión del mejor futbolista del mundo (con permiso de Messi) y puede que también amague con el Kaká que asombró en Milan, pero sólo puede.

Por cierto, un par de apuntes más: Guti, el mismo que hace dos semanas se recreó con un taconazo estratosférico, no jugará en Francia por una pubalgia. Hasta aquí todo correcto. Lo que chirría es que ayer sufría un ‘leve esguince de tobillo’ (así consta en el parte médico oficial) y hoy es una dolencia en el pubis. Huele a chamusquina.

La buena nueva nos la trae Van Nistelrooy desde Alemania. Le han bastado tres partiditos para rentabilizar su fichaje por el Hamburgo, ¡qué pena que este pedazo goleador viniese al Madrid con treinta años!

El sustituto impensable de Ronaldo

Domingo, 24 Enero 2010

ruud.jpg

Verano de 2006. Ronaldo, el ‘gordito’, da sus últimos coletazos en el Real. Sabe que sus correrías por la noche madrileña no son muy del gusto del nuevo míster, Fabio Capello. Éste se había comprometido con el candidato Ramón Calderón, entonces un tipo aparentemente serio, siempre y cuando se cumplieran sus estrictas condiciones. Una de las más importantes era fichar un delantero centro con credenciales y que garantizara un buen número de goles. Pedja Mijatovic, el delfín de Calderón, se puso manos a la obra y se decantó por un repudiado de Ferguson, a quien el sir escocés había profetizado su ocaso profesional. Pero el director deportivo merengue sí creyó que Ruud Van Nistelrooy podía seguir pegando tiros en España. Y vaya sí lo hizo.

A Van Nistelrooy se le dio de maravilla la Premier (cien goles en ciento cincuenta partidos) y sus incursiones en la Champions eran puro entretenimiento (treinta y ocho golitos en casi cincuenta apariciones). Con tan extenso aval, el holandés intuía que sus treinta tacos no serían óbice para divertirse en España. Lo pensó y cumplió: en su primera temporada con el Madrid fue pichichi y jugador clave en la remontada impensable. Pero, además, su afabilidad y buen humor calaron en una afición que jamás imaginó un sustituto tan tempranero para Ronaldo. Precisamente, el brasileño tuvo que abandonar el club en enero de 2007 frustrado por su suplencia y porque tuvo que resignarse a que un coetáneo más comprometido con la causa le arrebatara el puesto con todo merecimiento.

Pero, claro, el inconveniente de fichar a un jugador en la treintena y utilizarlo dos veces por semana (Liga-Champions; Liga-Copa) es que se puede romper. Y Ruud no fue una excepción en su segundo año de merengue. Primero, el menisco, después el ligamento de la rodilla y más tarde el cartílago, abocaron al ariete holandés a una posible retirada. Aún así, Van Nistelrooy, obcecado en dejar atrás una lesión irreversible a su edad, ha seguido entrenando, pero sus comparecencias se cuentan con los dedos de una mano.

Ahora, con Higuaín, Benzema y Raúl, en menor medida, por delante, la aportación de Van Nistelrooy en Madrid ya no estaba en la onda de este equipo. Pero el Hamburgo le ha dado la última oportunidad de su vida, el último espaldarazo para una retirada dignísima en un Mundial, ¡Ánimo, Ruud!

 

Otra tomadura de pelo…¿cuántas van ya?

Mircoles, 11 Noviembre 2009

pellegrini1.jpg

Tomadura de pelo en toda regla. Ni el mítico Juanito estuvo por la labor de aparecerse en el Bernabeu ni los jugadores pusieron ganas, ¿para qué, verdad? Dentro de unos años nadie se acordaría de un 5-0 al Alcorcón (habrán pensado los blancos). Por lo tanto, mejor irse de la Copa ahora que desgastarse hasta octavos o cuartos allá por febrero, cuando Liga y Champions están calientes. Pellegrini no ha cambiado y continúa riéndose del madridismo con sus tácticas gilipollescas y, en definitiva, del sentido común.

No hay que hacer un cursillo de entrenador para darse cuenta de que deben jugar tíos de ataque para marcar cuatro o cinco goles. Pero claro, si pones a dos trotones en el epicentro del juego y pretendes que ambos lleven la batuta del concierto, es casi imposible que la musiquilla suene afinada. Pellegrini creyó ciegamente en Gago y Diarra (hay que estar loco) y éstos se descojonaron de su entrenador. No sé si Florentino o Valdano recomendarán las alineaciones al chileno, si  no es así, por lo menos que le obliguen a no poner a Gago. Argentinos expertos en dar estopa a diestro y siniestro los hay a montones, pero que además sepan tocar el baloncito no se cuentan ni con los dedos de una mano. Y por supuesto, Gago no está en ese reputado grupo.

Los experimentos con gaseosa que tanto gustan a Pellegrini dan mucho juego…periodístico. El chileno no escarmienta después de tantos sopapos. El ingenuo ingeniero creyó que sorprender con una alineación extravagante  desconcertaría al Alcorcón. Y resulta que al final los desconcertados fueron los ochenta mil aficionados que sí se habían conjurado con el espíritu de Juanito.  Lass se sale en el centro y corrió de lateral derecho; Arbeloa volvió a pifiarla en el otro lateral, puesto al que todavía no ha cogido el gustillo; Marcelo, que de interior izquierdo es de lo poquito que funciona en el Madrid, jugó una hora después; Van Nistelrooy sirve más de comparsa que otra cosa y para colmo, Xabi Alonso y Benzema, dos que sí debieron acudir,  contemplaron la vergüenza desde el palco.

Pues nada, el Alcorcón ha borrado de un plumazo el sueño eterno de Florentino, ése que sí ha logrado vivir Laporta. A partir de ahora, sólo queda rezar para que no se produzca otro cataclismo que convulsione este segundo proyecto imperial. Por de pronto, el auriga elegido ha estrellado la cuadriga a las primeras de cambio. Pero que haya calma, a Pellegrini aún le quedan dos oportunidades…o quizá no.    

Tiembla Europa…y Platini

Jueves, 27 Noviembre 2008

 barcelona_champions.jpg 

Cuatro de cuatro. Nuestro fútbol no sólo está al mejor nivel de selecciones sino también de clubes. Barça, Atlético, Real Madrid y Villarreal jugarán los fatídicos octavos de final de la Champions. Pero los enumero en este orden porque los azulgranas ya son primeros definitivamente y atléticos, casi. Mientras, merengues y villarrealenses tendrán que aguantarse con jugar la vuelta fuera de casa. Peligroso, sobre todo para el Real Madrid, que en cuatro años se metió como segundo y cayó a las primeras de cambio. Sin embargo, Europa podría deparar varias sorpresas como que Inter de Milan y Chelsea sean los grandes ogros que se enfrenten a otros primeros de grupo.

El Barça, por juego y eficacia, es el gran favorito, junto al Manchester United, para coronarse campeón. Anoche, el festival del equipo culé en Lisboa lo volvió a montar Messi. Al final, va a ser verdad aquello de que sin el argentino, el Barça pierde su arcabuz. Ver a este equipo es una maravilla, pero no porque vaya a marcar un puñado de goles sino porque sólo saber jugar al ataque. Y eso en el fútbol moderno de amarre, es una auténtica delicia.

El Atlético, por su parte, intentará seguir siendo la revelación y dar guerra todo lo que pueda. Evidentemente, no tiene la exigencia ganadora de Barça y Madrid. Por cierto, ayer los rojiblancos se sobrepusieron al estado desangelado del Calderón y Platini no pudo salirse con la suya. A la afición colchonera no la dejaron acudir a la grada pero los futbolistas supieron entender el mensaje de los suyos: ganar y punto. Sin embargo, más bien fue ganar, sufrir y punto. Da igual que haya o no afición, el sufrimiento no desaparece. Por eso, debe tener gracia ser del Atleti.

Del Madrid, ¿qué contar de nuevo? Volverá a enfrentarse a su vía crucis particular de los octavos en febrero. Esperemos que para entonces, haya llegado algún delantero que marque las diferencias; que la enfermería esté por lo menos medio vacía y que las oficinas del Bernabeu hayan sido ventiladas de esos aires enrarecidos con primas, devaneos presidenciales y escándalos de alcoba, o sea, de vestuario. Analizando la última jornada de Champions, parece obvio que el sustituto de Van Nistelrooy, el ‘elegido’, debería ser Karim Benzema. El ariete francés del Lyon lo hace todo bien y se ha ganado a pulso saltar a un grande. Madrid y Barça le pretenden, los primeros para salvar esta temporada y los culés para sustituir a Eto’o la próxima. Benzema vale para un roto o  un descosido y para erigir una leyenda.

Y por último, el Villarreal aspira a ser un émulo de aquel ‘SuperDepor’ que nos enamoró en los noventa. Su estrategia empresarial y deportiva es cuasi perfecta; sus jugadores se encarecen en el mercado europeo y su entrenador, Pellegrini, es un tío audaz que apuesta por el espectáculo. Al club castellonense sólo le falta la guinda, un título, el que sea, para no caer en el olvido. En ello está.     

“Es una racha de mierda”

Jueves, 6 Noviembre 2008

barrera_delpiero_es.jpg

“Es una racha de mierda”. Heinze fue breve y conciso para explicar qué le sucede al Real Madrid. Ya podrían tener otros compañeros la clarividencia del defensa argentino. El pesimismo merodea a un equipo que no juega ni a las tabas. Su fútbol es telegráfico, desordenado, lento y simplón. En definitiva, aburridísimo. Pero ese es el tributo que va a pagar muchas veces por tentar siempre a la suerte. El Madrid se mueve en el alambre; utiliza su martillo pilón de la pegada y a dormitar. Pero anoche el enemigo era el peor de los italianos, es decir, el mejor. A pesar de las vicisitudes que le han ocurrido a la Juventus en los últimos tiempos, su fútbol es el de toda la vida: desquiciante, ramplón y sufrido. Ganó al Madrid porque le sacó de sus casillas y valga la redundancia, enervó al mismísimo Casillas, que falló con estrépito en el segundo gol.

La táctica estuvo fenomenal”. Otra frase que quedará para la posteridad. Su autor, no podía ser otro, el incomprendido e incomprensible Bern Schuster. Cuando el sentido común le llamaba a reconocer la amplia variedad de errores que había cometido el Madrid, el entrenador alemán se volvió a poner la armadura y el yelmo para defenderse contra los dardos envenenados de los periodistas y por ende, de las preguntas que se hacen los aficionados y las preocupaciones que están en la calle. Precisamente la táctica de Schuster fue la clave para que el Madrid no supiera hincar el diente a la defensa transalpina. El alemán alineó dos bandos bien diferenciados: cuatro que defendían y seis que atacaban, cada uno de ellos haciendo la guerra por su cuenta. Y claro, con un estratega de retaguardia como la Juve, dejarle en evidencia es casi imposible. Raúl siguió aumentado su kilometraje sin balón; Van Nistelrooy acabó desesperado sin recibir ningún pase; Guti se acobardó y a Drenthe hay que meterle en la cabeza que a este deporte se juega con inteligencia y paciencia, no pasado de revoluciones.

Luego está Sergio Ramos. El sevillano ha perdido confianza pero las órdenes de su entrenador reafirman esas declaraciones en las que se quejaba de que se comía todos los marrones y  de que nadie le apoyaba en la banda derecha. Dos partidos le han dado la razón para que nos demos cuenta que sí, que es un llanero solitario en su carril. En ocasiones no llega arriba cuando el ataque lo precisa y si se desmelena, nadie le hace la cobertura abajo. Normal que Ramos eche de menos a Beckham. Mejor dicho, él y todos porque este equipo necesita entrenamientos intensivos de centros al área.

Aún es pronto para susurrar la palabra crisis pero dos derrotas consecutivos contra la peor Juventus de la última década da que pensar. Si por lo menos el Madrid perdiese muriendo en el campo y con ganas de agradar, aunque ni en ésas están. Al final, no pasará nada. Los merengues se clasificarán como segundos de grupo en diciembre y a vender otro pollino ciego y cojo de octavos de final. Claro que, tal estrategia se ha ido a pique a las primeras de cambio de las últimas cinco Champions. Ni en los despachos funciona la táctica. Que traigan ya a Kaká, Cristiano Ronaldo o a algún crack de diez mil millones, y entonces las cosas vendrán rodadas por sí solas.

El buen vecino del Madrid

Domingo, 19 Octubre 2008

aguirre_181008_es.jpg

Vaya por delante que el derbi de anoche fue bastante malo. No hubo fútbol y sí muchos despropósitos. Otra cosa es la emoción y el dramatismo que Atlético y Real imprimen a estos duelos. La pena es que en el Vicente Calderón el cuento se repite todos los años. Sería muy complicado, por no decir imposible, hallar una razón lógica por la que los rojiblancos salen siempre tan intimidados. Cierto es que el Madrid infunde respeto allá donde va, pero que su vecino tire los partidos a la basura a las primeras de cambio es insultante para el orgullo colchonero. Cada año las ilusiones atléticas se renuevan; cada vez que llega el derbi al Manzanares, los sufridos seguidores del Atleti confían en que, por pura cuestión de estadística, su equipo encuentre la criptonita para tumbar a su superpoderoso enemigo. Ese momento no ha llegado, habrá que esperar al derbi de la próxima Liga.

Desde que el Atlético dejó atrás sus dos añitos en el infierno,  la ocasión que se le presentaba ayer era la más propicia de esta década para mofarse del enemigo. El equipo lo está bordando en la Champions, el Madrid venía invertebrado por las ausencias de Guti, Diarra y Robben  y Agüero tenía la oportunidad de redimirse tras el correctivo que el Barça infligió a su equipo dos semanas atrás. Todo eso se borró de un plumazo en medio minuto, el tiempo que Van Nistelrooy empleó para dejar en evidencia a Leo Franco y su atontada defensa. Parece que Aguirre aún no se ha dado cuenta pero tiene que resolver el problema acuciante de la portería. Da igual que alterne entre Leo y Coupet, ambos son manojos de nervios y tan pronto pueden salvar un  mano a mano como pifiarla en jugadas absurdas. Y la irregularidad es el peor mal que se le puede achacar a un portero. La defensa también merece su escarmiento: el checo Ujfalusi no se enteró de la película; Pernía si no jugase aportaría lo mismo si no jugase y Heitinga, nombrado mejor jugador de Holanda en el pasado campeonato, es la evidencia de que la liga de los ‘tulipanes’ no se puede comparar ni con nuestra Segunda División. El penalti del zaguero holandés a su compatriota Drenthe es intolerable para la exigencia que se le presupone a cualquier futbolista rojiblanco en un derbi.

Aguirre tampoco se salva. Su táctica de alinear a cuatro trotones en el centro del campo fue el primer síntoma de su rendición. A Raúl García, Assunçao, Banega y Maniche no se les debe meter en la misma coctelera porque el resultado siempre será indigesto, exactamente lo que sucedió en el partido. Esta media podrá robar muchos balones en defensa pero si treinta metros más adelante regalan la pelota con un lacito, a eso se le llama hacer el canelo. Y visto que Gago aún está buscando sensaciones, Simao debía haber sido el elegido para maquinar el ataque de los locales desde el principio. El portugués se vació en la reanudación  y junto al Kun, fue el artífice de que la defensa del Madrid se empleara a fondo en la segunda parte con un Pepe imperial y ayudado por su buen escudero Cannavaro. Agüero estuvo desaparecido en combate y van de tres de tres los partidos en los que el delantero argentino está negado contra los blancos.

En fin, que el Madrid volvió a burlarse del Atlético con mucho pasotismo. Los merengues sestearon hasta el final y su presencia en el Calderón aburrió por la dejadez con la que encararon el derbi. Pero si el vecino te abre la puerta con educación y encima es detallista, no le vas a decir que no. Y ese vecino se porta demasiado bien con el Real. Otra vez será para el Atleti, aunque igual en otro deporte.  

Los galimatías de Schuster

Sbado, 4 Octubre 2008

Benditos rompecabezas los que tiene que afrontar Bern Schuster a partir de ahora. Mañana vuelve Sneijder contra el Español y su mister, ni corto ni perezoso, ha declarado esta mañana que Wesley jugará cuarenta y cinco minutos. Después de estar casi tres meses en el dique seco, no parece que el hábil centrocampista holandés necesite jugar tanto tiempo. Sneijder ha adelantado los plazos de su recuperación con tesón y coraje. Si el holandés hubiese sido Ronaldo, Ronaldinho o Robinho, la misma lesión habría requerido medio año. Éstos se lo toman con tranquilidad, cosas de brasileños. Pero el asunto estriba en el overbooking  de medios en el Real Madrid. Guti es el antojo de su entrenador, y todo indica que cuando reaparezca la semana que viene no será para ir al banquillo; Diarra es el trotón necesario para vertebrar al equipo, por tanto tampoco saldrá del campo; Van der Vaart se ha ido entonando en los últimos partidos y aporta pegada, cualidad compartido sólo con Sneijder; De la Red también quiere hacerse un hueco a codazos y de momento está aprovechando sus pocos minutos. Con este galimatías, la maestría de Schuster consistirá en saber dosificar a todos y mantenerlos satisfechos, ardua tarea. Y para más inri, falta Gago, que en el tramo final de la temporada pasada encandiló a Schuster.

Pero las rotaciones no se limitan a la medular. Mañana toca retocar la delantera. Raúl tendrá su enésima oportunidad, según sus detractores, de reafirmarse, también por enésima vez. El dilema de Schuster será sentar a Robben o a Higuaín. Lo lógico sería alinear al holandés y utilizar al argentino para añadir mordiente a la punta si las circunstancias lo exigen. Quien sí tiene la seguridad de que jugará cuando lo desee es Van Nistelrooy, el ‘rey midas’ del fútbol. Balón que toca, balón que enchufa. Van ‘The Man’ ostenta unos números contundentes: sesenta goles en ochenta partidos con el Madrid. Ni el ‘matador’ Hugo Sánchez fue tan efectivo.

Y para completar el círculo, Schuster no podrá quejarse. Contará con la bautizada ‘mejor defensa del mundo’ (así la calificó el propio alemán): Sergio Ramos, Cannavaro, Pepe y Heinze. Con este panorama, el Español debería llevarse un buen saco, mejor que sea elástico, para que quepan más balones por todos los goles que va a encajar. Sin embargo, sigo diciendo que este Madrid aún no ha lidiado con un miura. Sólo entonces, sabremos si el Madrid es fiable o su destino es lanzar una moneda al aire.