Blogs

El camino a las medallas: Grecia y China

A las 8.30 de la mañana del próximo 10 de agosto, la selección española comenzará el ilusionante reto de conseguir la segunda medalla olímpica para el baloncesto español. Una generación inigualable de jugadores nacionales optará a conseguir un metal continuando el brillante ciclo inaugurado hace dos años en el Mundial de Japón.

El primer rival de España será Grecia, selección a la que hemos derrotado en los dos últimos enfrentamientos pero que realmente es un equipo tremendamente competitivo. Hay dos factores que me gustaría señalar sobre este partido.  El primero es que tradicionalmente la selección helena suele ir de menos a más en su rendimiento en las grandes competiciones. Los griegos se crecen según se acercan los momentos de la verdad y suelen encontrar dificultades en aquellos partidos poco definitivos, en cualquier caso, la extraordinaria dureza del grupo les hará estar más advertidos y es posible que presenten un punto más de ritmo que los españoles después de haber disputado con brillantez el pre olímpico que les valió la clasificación para estos Juegos.

Grecia es una selección de primer nivel, sus jugadores están acostumbrados a partidos duros y exigentes y  el núcleo duro de la selección (Papaloukas, Diamantidis, Tsartsaris, Spanoulis, Fotsis) han metido a su selección entre los cuatro mejores tanto en el Mundial de Japón como en el Europeo de Madrid. Aunque el poderío de su juego exterior es más evidente, el termómetro de rendimiento de Grecia lo da la aportación de sus hombres interiores. Por eso, el partido ante Grecia será un partido de detalles, de no dejarnos deslumbrar por la brillantez de los Diamantidis, Spanoulis y Papaloukas y ser lo suficientemente sólidos en defensa para evitar que Tsartsaris y Schortsianitis anoten con fluidez cerca del aro. La ventaja de España pasa por una rotación más amplia, que permitirá mantener un ritmo alto de juego en el que los griegos parecen sentirse menos seguros.

China es otra cosa. Sólo una derrota en el primer partido ante Grecia podía añadir un componente de presión al combinado español que otorgara un punto de complicación al partido. En condiciones normales, ni el hecho de ser el equipo anfitrión es motivo suficiente para equiparar el potencial chino con el que atesora nuestro grupo de jugadores. La presencia de Yao Ming y  Yi Jianlan otorga intimidación y poderío anotador cerca del aro al conjunto asiático pero aún contando con que los dos superen los 20 puntos, resulta difícil  encontrar argumentos suficientes para derrotar  a España que debe evitar, eso sí, obsesionarse con los dos gigantes y dejar excesivo espacio para los tiradores chinos encabezados por Liu Wei.  

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

2 respuestas a “El camino a las medallas: Grecia y China”

  1. ascao dice:

    Habría que valorar un poco más a Grecia que tiene un quinteto titular que no tiene mucho que envidiar al de españa.

  2. pertuas dice:

    Decir que el quinteto de grecia tiene algo que ver con el de España es saber muy poco de baloncesto. Me estas comparando su juego interior con los hermanos gasol y felipelas (eresbobo) Reyes…

    Tsartsaris y Spanoulis no me parecen gran cosa, pero si Papoukas está enchudado…

Deja tu respuesta