Blogs

Jugó con fuego y Ricky lo salvó

Si alguien tenía alguna duda (aunque creo que no) de por qué Aíto García Reneses apostó por Ricky Rubio cuando tenía 14 años y le ha llevado a unos Juegos con 17, seguro que el partido contra China le ha disipado cualquier inquietud. El base del Joventut no realizó un grandísimo partido pero tuvo acciones de enorme influencia en el resultado final, cuando España lo pasapa peor, el más joven enseñó el camino a sus laureados compañeros.

No ha sido un buen partido de España, pero, la victoria, no sólo certifica prácticamente la clasificación a cuartos de final sino que demuestra la enorme capacidad de este equipo para solventar situaciones adversas.

Durante más de 30 minutos nos encontramos con una versión de España muy distinta de la esperada. Los nuestros no encontraron respuesta  al anárquico juego chino y se mostraron especialmente débiles en la defensa de los jugadores exteriores chinos que camparon a sus anchas durante la mayor parte del partido.

Los de Aíto se vieron sorprendidos y se mostraron especialmente erráticos en ataque donde sólo encontraron respuesta con continuidad en el enorme partido de Pau Gasol que va recobrando sensaciones y que literalmente sacó del campo a Yo Ming.

La victoria, importante y de mérito, por cómo se desarrolló el encuentro, no debe esconder alguna asignatura pendiente que tiene el equipo español y que, en mi opinión, serán fundamentales ante rivales de mayor entidad.
Al igual que en el partido ante Grecia, España hizo demasiado grande el campo en defensa y demasiado pequeño en ataque. En defensa tenemos problemas para evitar la progresión del jugador con balón aunque la respuesta colectiva del equipo en forma de ayudas es excelente. En nuestro ataque nos falta un punto de paciencia. Cuando las cosas iban mal sobraron botes y faltaron pases, algo que se invirtió por completo cuando los nuestros se pusieron por encima. En determinados momentos faltó movimiento cuando el balón estaba en el poste bajo. Además, sigo pensando que las rotaciones de Aíto, que otorgan de gran protagonismo a todo el grupo y mantienen una alta intensidad en el juego de la selección, dejan en evidencia a aquellos jugadores que han llegado en peor momento a estos juegos como Jorge Garbajosa y Juan Carlos Navarro que necesitan más continuidad para desarrollar su juego. Estoy convencido que, con el paso de los partidos irán adquiriendo ese punto de chispa necesario para responder inmediatamente a las exigencias del seleccionador.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , ,

Deja tu respuesta