Blogs

Crisis, pero no sólo económica

Ya sabéis que no soy un gran fan de la NBA, pero reconozco que ahora mismo miro con envidia el baloncesto americano. Los play offs son un acontecimiento de inigualable emoción, de alardes individuales y de los últimos reductos de orgullo de los grandes campeones.

Asumiendo como desproporcionado el modelo americano de 82 partidos en la Liga Regular, considero mucho más atractivo las series largas de los play offs a diferencia de la ACB donde las eliminatorias decisivas pasarán casi de puntillas. Con las estrellas españolas en la liga americana, los responsables de nuestro baloncesto deberían dar una vuelta a cómo hacer más atractivo un producto que no será inmune a la crisis.

La crisis está en todos los lados, pocos equipos de la ACB están al día en sus pagos, los contratos de imagen llevan meses sin abonarse y todavía no se sabe cuántos equipos descenderán y cuántos perderán la categoría por motivos económicos. Con todos estos ingredientes y sin un ladrillo al que agarrarse, urge imaginación para dar un nuevo impulso a nuestro deporte. La ACB siempre ha sido una competición modélica y una asociación envidiable e innovadora pero pierde pulso mediático por una liga que se desarrolla a miles de kilómetros de distancia.

Por si fuera poco, nada se sabe de cómo va a quedar la organización del baloncesto en las categorías inferiores. Parece intocable la Liga LEB Oro, consolidada y aceptada por público y patrocinadores de sus habituales equipos. Pero después de la LEB Oro todo queda a expensas de la supervivencia de los innumerables equipos que vagan por la LEB Plata, Bronce y EBA. El Circuito Sub 20 parece vivir sus últimos coletazos después de solo cuatro ediciones. De la tan hablada liga de filiales, nada de nada.

Es lógico que el baloncesto acuse la situación económica actual, pero no todos los problemas de nuestro baloncesto son económicos (dudo que la FEB tenga muchos problemas monetarios). Las cosas se hicieron bien en su momento, pero es necesario una revisión completa de modelos de competición, cupos de jugadores, competiciones para jóvenes y organización de las ligas no profesionales. Si no se afina, correremos el riesgo de girar demasiado la mirada al otro lado del atlántico y esperar cada verano cómo nuestros mejores jugadores se reunen para jugar en el combinado nacional.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Una respuesta a “Crisis, pero no sólo económica”

  1. juan dice:

    La ACB está muy mal vendida. Suelo leer que es la 2ª mejor liga del mundo (lo dudo, ¿cuántos campeones de Europa españoles ha habido en los últimos 10 años?) pero no veo publicidad de sus partidos ni mucho menos portadas en los periódicos. Recuerdo que cuando los derechos los tenía canal + lo anunciaban continuamente, como si cada partido fuera importante. TVE echa un partido semanal y le dedica una milésima parte del espacio que da a las motos. Aquí algo no se está haciendo bien.

Deja tu respuesta