Blogs

El rival más débil

Decía un entrenador con el que trabajé que el baloncesto tiene mucho que ver con buscar en cada momento las debilidades de la defensa de cada equipo y ajustar tus ataques para castigar el eslabón más frágil del oponente. Algo así como aquel concurso de televisión llamado “El rival más débil”.

Ago parecido han hecho los Lakers en el primer partido de la final. El partido no tenía buena pinta para los californianos en el primer cuarto, Orlando dominaba el ritmo del partido, Turkoglou castigaba sin parar a su defensor y Gasol no se encontraba cómodo en la pista. Howard no anotaba con fluidez pero no permitía canastas fáciles de sus defensores. En ese momento, Jackson dio entrada a Luke Walton,  un buen jugador de equipo que tampoco sería una estrella en Europa. Durante cinco ataques consecutivos, Jackson disfrazó al hijo del legendario Bill Walton de Kobe Bryant y le hizo la primera referencia ofensiva de su equipo. Buscó el rival más débil y le castigó en situaciones cercanas para poner a los Lakers con ventaja por primera vez en el partido mediado el segundo cuarto.

Lo que pasó después ya lo sabéis, exhibición de Bryant, buena aplicación defensiva de Gasol y bajada de brazos descomunal de Orlando dando demasiado pronto por perdido el partido. El baloncesto es un juego de detalles y de momentos y, aunque oiremos mucho tiempo hablar de la exhibición en este primer partido de Kobe Bryant, para mí el momento del partido fue cuando un secundario, Luke Walton, logró cambiar el rumbo de un partido con bastante mal aspecto para su equipo.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Una respuesta a “El rival más débil”

  1. Alberto dice:

    Muy guapo este analisis. Walton ha sido recientemente criticado en unos cuantos medios de comunicacion y la verdad es que no debe de ser nada dificil jugar toda la vida con la sombra de tu padre y compartiendo posicion con el jugador mas determinante de la NBA.

    ///El baloncesto es un juego de detalles y de momentos/// que gran frase

Deja tu respuesta