Blogs

Los parciales de enero

Acabó la primera vuelta de la ACB. En espera de la Copa del Rey es hora de echar un vistazo a lo que nos han deparado estos 17 primeros partidos por equipo en una competición que sigue sin llegar a la audiencia y que se agarra a su irrefutable prestigio para negar cambios necesarios que la revitalicen.

La Primera Vuelta ha confirmado que las distancias entre los mayores presupuestos y el resto se hacen mayores. Victorias como las de Xacobeo contra el Real Madrid son cada vez más ocasionales. El nivel medio de los jugadores ha descendido paulatinamente en los últimos años, escasean los verdaderos conocedores del juego. Dónde más se nota es en la posición de base donde cuesta agarrarse a jugadores sólidos, regulares y que sepan leer las necesidades de su grupo.

Si hablamos de equipos, merece destacarse la contundencia y autoridad del Regal Barcelona, probablemente el equipo más autoritario que haya conocido en una Liga Regular de la ACB. Falta por ver si ese dominio llegará a transformarse en títulos pero la sensación es que los de Xavi Pascual deben jugar rematadamente mal para mostrarse accesibles para cualquier equipo.

Muy positivas también las sensaciones de Cajasol, DKV Joventud y Powers Electronics Valencia que afrontaban años de reconstrucción y han sabido meterse holgadamente en la Copa del Rey igual que Asefa Estudiantes que después de un errático comienzo ha sabido encontrar una buena dinámica en su juego que le llevara hasta Bilbao.

Precisamente en Bilbao encontramos uno de los dos suspensos de esta primera parte de la competición. El Bizkaia Bilbao Basket navega en posiciones de descenso con una plantilla admirable que se ha visto desbordada por las expectativas que había generado. Su técnico, Txus Vidorreta,  ha presentado la dimisión después de un gran trabajo durante varios años. Toca encontrar un nuevo entrenador capaz de cambiar el chip de sus jugadores y decirles que el objetivo es salvar la categoría y no luchar por los Play Offs, parece sencillo pero no lo es. Hay jugadores capaces de llevar a un equipo a pelear por los títulos pero son incapaces de superar la presión de evitar un descenso.

Pero quizás lo más llamativo está sucediendo en Málaga. El proyecto de Unicaja no puede permitirse no clasificarse para la Copa del Rey. El equipo es irreconocible y no muestra las señas de identidad que históricamente han marcado el trabajo de Aíto y todos los jugadores parecen bastante peores de lo que son. Los mensajes que dejó el técnico madrileño después de su derrota en Vitoria aludiendo a la falta de ilusión y entrega de sus hombres hacen presagiar movimientos significativos en la plantilla andaluza.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , ,

Una respuesta a “Los parciales de enero”

  1. Roko Leni dice:

    Para mi que Unicaja lo va a tener muy claro. Aito a la calle con la mitad de la plantilla y llega Pepu con gente nueva.

Deja tu respuesta