Blogs

Ansiedad

Hace mucho tiempo que el Real Madrid es devorado por sus circunstancias (y no solo en la sección de baloncesto). Muchos años sin ser referencia en Europa, infinidad de jugadores que no logran identificarse con el club y una sensación de infinita presión que hace que en los momentos más trascendentes la tensión y ansiedad se apodere del grupo. El equipo se maneja con orgullo y arrojo en situaciones desesperadas y es capaz de competir al mejor nivel  en situaciones adversas pero es devorado por sus demonios cuando parece que tiene las cosas a favor. En momentos así hasta el aliento del público parece volverse en contra aumentando la precipitación y las malas decisiones del equipo.

Kaukenas-Navarro. Se impuso la lógica y Navarro superó ampliamente al escolta lituano. El internacional español fue decisivo en el encuentro por sus acciones en el primer cuarto. Kaukenas es un desastre,  a veces puede ser útil por su experiencia, su capacidad de penetración y su aceptable disposición defensiva pero es un decálogo constante de malas decisiones. Cuando el equipo requería pausa y buscar balones interiores que obligaran a cerrar la defensa azulgrana, el lituano se empeñó en acciones imposibles penalizadas con contraataques del rival. No volvió a jugar.

Que anote Tomic. El Barça estuvo muy inteligente en la defensa a Tomic. Hizo todo lo que pudo para que no recibiera cerca del aro y aunque el croata anotó en cantidad no se obsesionó con este hecho evitando conceder ayudas demasiado largas que posibilitaran tiros librados de los blancos.

¿Recursos?. Vaya por delante que Messina es un fenómeno pero me gustaría oir a todos los que se ensañaron con Joan Plaza decir algo de las variantes, si las hubo,  que empleó el técnico italiano para frenar  la oleada azulgrana. Gastar todos los tiempos muertos en apelar al corazón del equipo hubiera sido motivo de crítica desmesurada hace un año.

¿Y ahora?. Por ser coherente con todo lo que he mencionado, bien haría el Barça en cerrar la eliminatoria en Vistalegre porque el Madrid será más peligroso en un quinto partido con mucho menos que perder. Tácticamente quizás el Madrid se pueda atrever con alguna situación zonal o en intentar recuperar a un jugador como Velickovic que, incluso en la posición de “tres”, para frenar el agujero que genera Pete Mickeal,  puede ser de utilidad.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , ,

Deja tu respuesta