Blogs

Lo peor del “Caso Rudy”

Me planteaba el otro día cómo ha influido el respeto mediático a la hora de juzgar la trayectoria de nuestros jugadores en la NBA. Me explico, cuando Sergio Rodríguez se marchó a los Portland Trail Blazers se mezclaba la sensación agradable de ver a un compatriota jugando con y contra los mejores con muchos juicios de valor que consideraban prematura su marcha. No ocurrió esto en el caso de Rudy Fernández, consagrado como uno de los mejores jugadores europeos en el momento que decidió cruzar el charco.

Escribo esto porque siempre he tenido la sensación de que con Sergio Rodríguez han pesado más los aspectos negativos de su trayectoria (que los ha habido y muchos) que los positivos y que cuesta mucho más afrontar de una manera objetiva la realidad que está viviendo Rudy Fernández en la NBA en estas dos temporadas en los Blazers.

Lo cierto es que la realidad de Rudy Fernández en la liga norteamericana no es nada buena. Más allá de concursos de mates y anuncios dudo que la experiencia esté siendo tan enriquecedora como el excepcional jugador balear esperaba. Lo peor no es que juegue menos su segunda temporada que la primera, que su papel táctico en el equipo esté cada vez más limitado o que Rudy acuse un problema grave de confianza en el campo. La peor noticia de todas es que Fernández no es mejor jugador con 25 años que con 23.

A día de hoy Rudy Fernández practicamente no lanza de dos puntos, salvo en alguna acción aislada de contraataque y su papel ofensivo se limita a esperar en las esquinas opciones de lanzamiento de tres puntos. Es un especialista en el tiro con unos porcentajes malísimos, algo perfectamente entendible si valoramos la desesperación que debe producirle ver limitadas sus múltiples habilidades a una acción concreta del juego.

En estas circunstancias parece claro que la opción de un regreso a Europa es el mejor paso para que el internacional español siga progresando en su juego y vuelva a mostrarse como ese escolta todoterreno que convertía equipos buenos en serios aspirantes a los títulos. Mientras tanto, lo mejor es desearle un buen final de temporada, sin lesiones y permanecer atentos a ver si leemos o escuchamos alguna valoración que nos impida pensar que se analiza la trayectoria de nuestros jugadores en la NBA de la misma manera que asistimos a las retransmisiones de Fórmula 1.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: ,

2 respuestas a “Lo peor del “Caso Rudy””

  1. Rodri dice:

    Como asistimos a las retransmisiones de F1?? Buen articulo, hasta me gustaría que fueran más largos….

  2. juan dice:

    Rudy podría dar sopas con honda a casi todos sus compañeros. Si le tienen para lanzar triples que se vaya a otro equipo o vuelva para disfrutar de esto y ser el mejor en Europa, aunque gane menos y no den sus estadísticas cada día. Yo iría al Barça, que algún día se deben jubilar Basile y Navarro.

Deja tu respuesta