Blogs

Garbajosa y lo que no viene

Un tipo discreto, inteligente, de los que conviene escuchar cuando habla se ha convertido en protagonista de los Play Offs de la ACB. Jorge Garbajosa es muy responsable de que el Proyecto Messina no haya sufrido su revolcón más contundente. El jugador madrileño ha dado un paso al frente en un momento delicado reivindicando su papel en un equipo que empezaba a marginarle en la rotación en las últimas semanas.

Garbajosa es uno de los nombres que más circula entre los aficionados al baloncesto en la presente temporada. Su fichaje por el Real Madrid y su presencia en la selección española es motivo de debates y análisis constantes. Lo cierto es que estamos ante un jugador fundamental para entender el éxito del baloncesto español en los últimos años y una referencia táctica que ayudó a instaurar una forma de juego determinada en todo el basket continental. Porque ahora Garbajosa no goza de total unanimidad pero hace no mucho todos los equipos buscaban su Garbajosa particular, ese jugador que dotara de espacios a un pívot dominante y que supiera lanzar y pasar desde más allá de la línea de 6,25. El de Torrejón representaba el  ”cuatro” por excelencia, síntoma de un baloncesto dónde los espacios adquirieran mucha más importancia y dónde se explotara al máximo la capacidad de sumar de tres en tres de la mayoría de jugadores de los equipos.

Pero no solo me acuerdo de Garbajosa por su extraordinaria aportación en las dos victorias del Real Madrid frente al Cajasol sino también porque todos estamos empezando a elucubrar sobre la composición del equipo nacional en las próximas citas. La temporada del madrileño no invita a considerarle como uno de los fijos pero las alternativas a su presencia no parecen lo suficientemente sólidas y anticipan uno de los problemas a los que se puede enfrentar el baloncesto español en los próximos años y es la ausencia de relevos de garantías en las posiciones interiores para los Garbajosa, Felipe Reyes y Pau Gasol. En este sentido, probablemente habrá jugadores con más empuje físico que el jugador del Real Madrid pero no conviene despreciar el valor de la inteligencia y de la habilidad para saber lo que necesita el colectivo que representa Garbajosa. Es entendible que haya un cierto cansancio de determinadas caras pero no por ello se debe caer en la injusticia de menospreciar la aportación de algunos veteranos. Por todo ello y porque ninguna alternativa interior salvo Fran Vázquez parece derribar la puerta de la selección, Garbajosa, si el quiere, SÍ.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: ,

Deja tu respuesta