Blogs

El mensaje de Messina

Lamenta Messina que sus jugadores no sepan jugar con la presión de un marcador igualado en los minutos finales. Quizás no le falte razón pero suena mensaje de eliminatoria terminada, algo difícil de asumir cuando los dos partidos en Vitoria han sido tan igualados. Mientras, el “duro” Ivanovic sabe que aún queda mucho por jugar y lanza mensajes públicos de felicitaciones a sus jugadores que refuerzan la confianza del grupo ante los partidos que se avecinan.

Es raro lo que ocurre con Messina, parece un entrenador derrotado y superado. El monstruo del Real Madrid también le ha devorado. Su tono en las ruedas de prensa denota poca fe y confianza y no parece acorde con lo que han demostrado sus jugadores en estos dos partidos. Es cierto que no han ganado pero el equipo ha subido enormemente su rendimiento respecto a los cuartos de final y ha podido ganar perfectamente los dos partidos, no caben mensajes derrotistas que tienden a generar conflictos y desconfianza y es el momento de demostrar al grupo que se cree en ellos.

La pregunta es si realmente Messina cree en ellos, la respuesta por sus palabras y hechos es que NO. Aceptamos que Messina cree en Llull, en Tomic, más por su futuro que por su presente, en Prigioni, quizás porque no tiene otro y en Velickovic. En estas circunstancias parece difícil esperar una respuesta acertada en los momentos de presión por parte del grupo ya que la mayoría de los jugadores ha tenido un rol extremadamente variable durante el año lo que ha provocado una pérdida enorme de seguridad por parte de ellos que se hace más notoria en los momentos decisivos de los partidos.

Messina es un magnífico entrenador, que dará grandes éxitos al Real Madrid pero que no ha acabado de cogerle el aire al equipo esta temporada. Sus hechos así lo reconocen ya que parece en permanente búsqueda de la rotación adecuada. Si dirigiendo manifiestas dudas y fuera del campo las reconoces con declaraciones dónde cuestionas la capacidad del grupo en momentos decisivos estás empezando a abonar el camino de la próxima derrota, y esa será ya la definitiva.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Deja tu respuesta