Blogs

Lo que va de Japón a Turquía

Arranca España su preparación para el Campeonato del Mundo de Turquía y es irremediable echar un vistazo atrás para analizar como ha evolucionado nuesto baloncesto en estos cuatro años desde la anterior y exitosa cita mundialista hasta ahora donde nuestro equipo nacional sigue gozando de una extraordinaria salud.

Seleccionadores. Tres seleccionadores en cuatro años parecen demasiados, aunque es cierto que Scariolo parece destinado a dar estabilidad a un puesto porque es el que más afinidad tiene que con José Luis Sáez. Las marchas de Pepu y Aíto dejaron cierto poso amargo. Los métodos de Scariolo son muy distintos a los de los dos técnicos españoles, sus sesiones de entrenamiento son más exigentes y sus sistemas algo más rígidos pero el entrenador italiano es una auténtica garantía.

El núcleo duro. Navarro, Mumbrú, Calderón, Garbajosa y Pau Gasol son los verdaderos líderes del equipo. La de Gasol no iba a ser la única ausencia este verano en la selección pero el presidente de la Federación Española ha hecho un gran esfuerzo por asegurar la presencia de otros pesos pesados como Garbajosa y Navarro. Pau Gasol sigue haciendo historia en la NBA mientras que Navarro huyó de la liga americana desesperado por no estar en una franquicia ganadora.

La generación intermedia. Rudy Fernández y Marc Gasol tuvieron un papel fundamental en el éxito de Saitama de hace cuatro años. Ambos daban muy buenos minutos desde el banquillo  resultaron decisivos en momentos puntuales. Ahora están más consolidados aunque vienen de realidades muy distintas en la NBA. Mientras el prestigio de Marc Gasol aumenta sin parar, Rudy vive en las dudas propias de quien se siente con capacidad de hacer muchas cosas y le limitan a realizar solo una. Tengo gran curiosidad por ver cómo afronta Rudy el Mundial de Turquía y si es capaz de vencer la sombra que Portland ha hecho crecer sobre él.

Ricky y Llull. Desde Japón, y con el permiso del reincorporado Fran Vázquez, son las dos apariciones más brillantes de nuestro baloncesto. De Ricky Rubio ya sabíamos hace cuatro años que su futuro estaba destinado a ser un jugador determinante en el combinado nacional, entonces con 16 años ya jugaba en la ACB y su cabeza no apuntaba a un desvío prematuro del camino correcto. La aparición de Llull es más sorpresiva pero igual de contundente. El jugador balear representa  muchas de las cualidades del jugador moderno, versátil, atlético y completo en ambos lados de la pista. Si a esto le añades la pasión que desprende en todas sus acciones no es de extrañar que Scariolo aguante hasta el último momento para ver si puede viajar a Turquía y que se haya ganado el exigente corazón de Messina.

Carlos Jiménez y Sergio Rodríguez. Otros dos jugadores decisivos en el éxito del Campeonato del Mundo de Japón que no estarán en Turquía por diversos motivos. Carlos Jiménez puso punto final a su presencia en el equipo nacional hace dos años. El hecho de estar rodeado de grandes estrellas no debe cegarnos y dejar de valorar lo que ha significado Carlos Jiménez para nuestra Selección. Su carácter silencioso y altruista parece haber contagiado a los que debían haberle rendido un reconocimiento mucho más público. Sergio Rodríguez jugó el Europeo de Madrid después del Mundial de Japón y no ha vuelto a jugar con  España. El canario afronta una nueva etapa en su carrera que le definirá definitivamente como jugador. Los que creemos en él pensamos que está capacitado para llevar las riendas del Real Madrid y volver a hacerse hueco en España con capacidad para disputar el puesto de tú a tú a Calderón y Ricky Rubio.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

Deja tu respuesta