Blogs

Shaq y “Baby” Shaq

Ficha Shaquille O´Neal por los Celtics y suena algo raro, quizás porque los mejores años del futuro Sheriff  fueron en Los Lakers o porque todos nos habíamos hecho a la idea de su retirada.

La continuidad de O´Neal en la liga es representativa de varias realidades de la competición Norteamericana. La primera de ellas es su capacidad para encontrar utilidad a jugadores veteranos, algo de lo quizás deberíamos tomar nota en Europa, dónde somos tan dados a la jubilación anticipada. La exhuberancia física de la mayoría de los jugadores de la NBA explica su capacidad para perdurar más en el juego pero también la filosofía de las franquicias es mucho más abierta que en Europa.

 Por otro lado, no debemos olvidar la crisis de jugadores interiores que vive el baloncesto americano, verdadera fábrica de escoltas tiradores (que no metedores), saltarines  y de bases anotadores. Jugadores como Marc Gasol y Tiago Splitter no hubieran sido tan cotizados hace años, aún siendo brillantes jugadores como lo son. Es curioso, en Europa, el denominado “Baby Shaq“, Sofocles Schortsianitis, está siendo ofrecido a muchísimos equipos que están, de momento, descartando su contratación. Curioso cuando menos que nadie se atreva a dar el paso con un jugador que sintiéndose importante marca diferencias. Sus muchos kilos y sus altas exigencias explican este hecho. Quien apueste por él y sepa ganar su confianza hará un gran fichaje.

La respuesta a los Heat. La última arista del fichaje de Shaquille por los Celtics es el deseo de los actuales subcampeones de responder al trío mágico de Miami. En Florida pensarán que O´Neal no fue capaz de ayudar a Cleveland a ser campeón y en Boston se frotarán las manos pensando qué jugador de los Heat será capaz de defender al histórico pívot los 20 minutos que puede estar en el campo. La clave estará en que el equipo tenga la suficiente madurez e inteligencia para saber explotar a Shaquille los minutos que esté en campo. Bajo ese punto de vista Boston parece el mejor sitio posible y la última esperanza del “Perro Grande” de llenar una mano con anillos de campeón.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: ,

Deja tu respuesta