Blogs

¿Ya no somos tan buenos?

Habría que buscar, y mucho, en los archivos para encontrar una semana europea con tantas derrotas de equipos españoles. Gran Canaria, Real Madrid, Caja Laboral, Power Electronics y Regal Barcelona han mordido el polvo, en algún caso de manera sonrojante. ¿Casualidad?, ¿un mal día?, ¿cambio de tendencia?.

La realidad es que el nivel de la liga ACB sigue siendo bastante superior al de cualquier otra competición europea porque no hay ninguna otra liga que tenga tantos equipos de un nivel parecido pero tampoco es menos cierto que este año nuestros equipos no están mostrando una significativa autoridad contra los equipos continentales.

Pocos cambios en  Europa. El baloncesto europeo tampoco ha sido inmune a la famosa crisis. Los petrodólares rusos parecen haberse agotados y solo el Khimki y el CSKA aguantan el tipo aunque no parecen candidatos a grandes logros esta temporada. De los países del este, tenemos que prestar atención al baloncesto letón, polaco y ucraniano que buscan un club hegemónico que pueda representarles en la máxima competición con dignidad aprovechando la calidad de los jóvenes jugadores que tienen y que vendrán. De Italia, sigue sin haber noticias más allá de Siena. Duele ver a Bolonia y Treviso, dos santuarios del baloncesto lejos de sus mejores tiempos. Vienen buenos jugadores italianos en las categorías inferiores pero la LEGA  necesitará reforzarse para que sus estímulos diarios les ayuden más en su progreso. Del resto de países sigue destacando el bipolarismo griego (tan dañino para el resto de clubes y su competición) y el entusiasmo con el que se vive el deporte en Bélgica, país que ha mejorado sensiblemente el nivel de su competición doméstica y de su selección nacional en los últimos años. Por su parte, los clubes balcánicos siguen fabricando grandes talentos que no pueden aguantar mucho tiempo en sus filas por lo que costará encontrar en años un club de primera fila que luche verdaderamente por los títulos continentales.

Bajan los españoles. Visto lo visto, la respuesta a las reiteradas derrotas de los clubes españoles hay que buscarla en un descendo del rendimiento de todos ellos. El Regal Barcelona sigue siendo el máximo favorito para todas las competiciones que dispute pero aún no ha encontrado el nivel óptimo de juego que exhibió toda la pasada temporada (menos los tres últimos partidos), el Caja Laboral sigue añorando a Splitter mientras espera que Marcelinho Huertas, verdadero termómetro de su equipo actual, mejora sus prestaciones. El Power Electronics Valencia ha repetido errores clásicos de gestión. No quiere pagar a Spahija un contrato de entrenador de primer nivel por problemas presupuestarios, ficha a un entrenador con caché más bajo que afronta un calendario durísimo con muchos problemas de lesiones, le despide y se gasta más de lo que le hubiera costado mantener a Spahija en el despido del entrenador y en la contratación de Pesic. ¿Alguien tenía dudas de que esto iba a pasar?.

Y el Madrid. Lo del Real Madrid en Bélgica fue la versión 2.0 de la derrota en Alicante. El equipo tiene problemas serios, el primero de ellos es su nivel de acierto. Si analizamos el partido contra el Charleroi, los blancos lanzaron en posiciones cómodas muchísimas veces. No anotaron. Hay una evidente desconfianza en los jugadores que se manifiesta en cómo abusan del dribling, las numerosas fintas de tiro que realizan y los problemas en la circulación de balón. Todo ello liderando la ACB lo que da que pensar respecto a la fortaleza mental del grupo. Si con una buena dinámica de victorias, el equipo duda tanto….

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , ,

Deja tu respuesta