Blogs

Ahora, Vidal

Siempre he defendido a Messina, pero hubo varias cosas que me sorprendieron de su gestión. La más llamativa fue cómo utilizó o mejor dicho no utilizó a Sergi Vidal. La baja de Sergio Rodríguez y la lesión de Clay Tucker  hacen que Vidal pase de comparsa a necesario y que reflexionemos sobre por qué este jugador no ha sido relevante hasta ahora en el Real Madrid como lo fue en Vitoria con un técnico tan exigente como Dusko Ivanovic.

¿Por qué Grimau es útil en el Regal Barcelona y Vidal no puede aportar al Real Madrid?. Quizás la respuesta a esta pregunta nos llevaría a hablar del estilo de juego de ambos equipos.  Messina apostó porque su joven equipo jugara posesiones largas y usara el contraataque como arma esporádica y no como parte de un plan. De esta manera consiguió que el Real Madrid fuera de los equipos con menos pérdidas de balón de la competición pero que dependiera en exceso de su acierto en el lanzamiento exterior porque limitaba la opción de conseguir anotaciones en transiciones rápidas. Vidal, no encajaba en el plan. La principal virtud del jugador catalán es su capacidad para dividir en situaciones de transición, para usar sus explosivas piernas terminando contraataques. En media pista sus habilidades se ven reducidas porque no es un consumado tirador.

EL Real Madrid de Molin es una clara continuación del de Messina, es cierto que en los primeros partidos esbozó un mayor deseo de jugar en transición pero el partido de Málaga no siguió en  esa línea y apunta que en los partidos trascendentes, Molin no se atreve aún a “soltar” a sus jugadores. Le guste o no a Molin Sergi Vidal, lo cierto es que necesitará del escolta para superar al Power Electronics Valencia en los Play Offs de cuartos de final de la Euroliga. Para el jugador la situación no es tampoco fácil, después de una temporada “inactivo” le exigirán que ayude a que su equipo llegue dónde lleva sin estar 17 años. Vidal ha superado pruebas más difíciles y quizás estos partidos le ayuden a reencontrarse como jugador y demostrar que está preparado para ayudar a su equipo, no sería la primera vez que de la necesidad se ha sacado una virtud, aunque un estilo de juego más ambicioso y sin tanto temor al fallo ayudaría para la causa. El Real Madrid piensa demasiado en el fallo cuando juega y eso ya es fallar de por sí.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , ,

Deja tu respuesta