Blogs

Obradovic, Jackson y Molin

Hoy va de entrenadores, de tres técnicos que por uno u otro motivo no olvidarán este fin de semana.

Obradovic, y van ocho. Zeljko Obradovic es el gran triunfador, ganó media Final Four cuando su Panathinaikos eliminó al Regal Barcelona en los Play Offs de Cuartos de Final, y ha culminado el trabajo de forma extraordinaria. Curiosamente, la temporada que tenía la plantilla menos mediática de los últimos años es la que ha conseguido desarrollar un mejor baloncesto basado en una extraordinaria capacidad defensiva (qué control más brillante de las distancias defensivas sobre Pargo tan distinto al desarrollado por el Real Madrid) y en una distribuición perfecta de los roles ofensivos de sus jugadores que tienen la paciencia para saber que el lanzamiento oportuno les llegará y no hay que tener ansiedad por encontrarlo. Me irrita el Obradovic agresivo con los árbitros que intenta intimidarlos en cada jugada pero hay que reconocer las enormes cualidades de este técnico legendario, referencia de muchísimos entrenadores.

Enmanuel Molin no recordará esta Final Four de la Euroliga con la misma alegría que Obradovic. Su ilusión y buenísima predisposición sacó al Real Madrid de un apuro después de la dimisión de Messina. La realidad es que el técnico italiano no ha podido solventar las evidentes limitaciones de una plantilla en absoluto preparada para un reto como la Final Four de la Euroliga. Molin ha intentado subir un punto el ritmo del equipo pero se ha encontrado con las limitaciones que impone Prigioni en este sentido. Un equipo joven que juega ataca y defiende permanentemente en media pista es una contradicción evidente si además carece de tiradores fiables y de capacidad atlética para encontrar ventajas cerca del aro. El Real Madrid tiene un problema fácil de diagnosticar y difícil de solucionar. Necesita dos o tres jugadores del máximo nivel europeo, de esos que jugarían más de 25 minutos en cualquier equipo de Europa.

Phil Jackson, el técnico de los 11 anillos deja Los Angeles Lakers después de ser barrido por Dallas Mavericks por cuatro a cero en las semifinales de conferencia de la NBA. Seguro que no era el final esperado por Jackson pero lo cierto es que la temporada de los Lakers no barruntaba nada bueno, el equipo ha jugado durante todo el año con una falta de energía alarmante y ha dado la sensación de que cuando el nivel ha subido no han estado preparados para la máxima exigencia. Jackson es una leyenda, sin duda, pero tampoco su temporada ha sido buena, ha explotado su habitual tendencia a dejar que los problemas se resuelvan solos y no ha sabido encontrar respuesta táctica a la variedad defensiva y velocidad del juego de los Mavericks. Cambio de ciclo en los Lakers y el triángulo Gasol, Bynum, Odom en todas las quinielas para posibles cambios.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , , , ,

Deja tu respuesta