Blogs

Rudy: Punto de inflexión, o no…

Rudy Fernández en un partido con los Blazers

Que el fichaje de Rudy Fernández por el Real Madrid es un acierto no lo puede poner en duda nadie. Estamos hablando de uno de los mejores jugadores de Europa, con un juego capaz de llevar muchos aficionados a la grada y perfectamente preparado para liderar cualquier proyecto ganador. Sin duda, una noticia esperanzadora para los aficionados blancos que dudaban de la apuesta por la sección y que veían año tras año plantillas repletas de muy buenos jugadores pero alejados de la excelencia prometida.

La operación. La incorporación de Rudy es un acierto pero los condicionantes de su fichaje dejan varias incógnitas por resolver. La primera y más inmediata es qué sucederá con el equipo cuando Rudy tenga que volver a Dallas esta temporada. Un jugador de este nivel obliga a crear estructuras de juego que le hagan enormemente partícipes de ellas. La previsible marcha de Rudy esta temporada dejará al equipo sin su referente y nuevamente se pondrá a prueba la capacidad de reacción de los dirigentes madridistas. Es cierto que la situación contractual del jugador con Dallas imposibilitaba otra opción, quizás haber esperado un año hubiera parecido más lógico, pero entonces la competencia hubiera sido mucho mayor y el Real Madrid sabe que, ahora mismo, no es la  máxima referencia del baloncesto continental.

La otra duda que planea sobre el fichaje del internacional español es saber cuál es la cuantía de la penalización que debe abonar al Real Madrid en caso de que decida quedarse en la NBA. No es un detalle menor porque de este modo intuiríamos cuál es el verdadero compromiso de Rudy con el Real Madrid y cómo sería de costosa la operación para el club blanco en caso de que finalmente solo cuente con Rudy Fernández durante los meses que dure el “Lock out”. Debería inquietar a los seguidores blancos que de todos los aspectos del fichaje el único dato que no se haya filtrado sea ese.

El juego. Pero hablemos también de baloncesto porque lo cierto es que durante dos, tres o cuatro meses en el peor de los casos, Rudy Fernández jugará en el Real Madrid y eso es cosa seria. Para empezar el juego exterior con Carroll, Pocius, Suárez y el propio Rudy es de primerísimo nivel, sobre todo si Laso apuesta por un juego rápido como ha apuntado en sus declaraciones. Sin embargo, los primeros beneficiados de la incorporación de Rudy deben ser Mirotic y Tomic, aspirantes a estrellas y que deberán saber interpretar lo que supone jugar con un talentazo que asumirá muchas atenciones defensivas. Este es el reto de Laso y todos los jugadores, igual que sucede en el Barça con Navarro dónde muchos de sus compañeros han sabido parecer mejores porque la exigencia defensiva a la que obliga el escolta español les permite jugar con muchos más espacios. Si los compañeros de Rudy no se dejan intimidar por su llegada y se muestran hábiles en las posibilidades que va a generar serán capaces de competir de igual a igual con cualquiera, pero eso llevará trabajo y necesitará dosis de paciencia, una palabra que conjuga mal con Real Madrid.

Comparte este post:
  • Meneame
  • Facebook
  • Google
  • TwitThis

Tags: , , , ,

Una respuesta a “Rudy: Punto de inflexión, o no…”

  1. Jacobo Rivero dice:

    Sin olvidar la pareja que puede formar con Sergio, una replica de aquel juego Ricky-Rudy que maravilló en la Penya cuando lo que se necesitaba era velocidad en las transiciones, y que ya díó -con idénticos protagonistas- magnifico resultado en Japón. Un saludo.

Deja tu respuesta